miércoles, 30 de diciembre de 2009

Rv: [socialismo_revolucionario] Chile - Las mentiras de los 12 puntos del acuerdo del PC con la Concertación.



--- El mié, 30/12/09, socialismo.revolucionario <socialismo.revolucionario@yahoo.com.ar> escribió:

De: socialismo.revolucionario <socialismo.revolucionario@yahoo.com.ar>
Asunto: [socialismo_revolucionario] Chile - Las mentiras de los 12 puntos del acuerdo del PC con la Concertación.
Para: socialismo_revolucionario@gruposyahoo.com.ar
Fecha: miércoles, 30 de diciembre, 2009 19:14

 

Correo Semanal n°271,            

Socialismo Revolucionario ,

Chile, 30 de diciembre de 2009

por un  Partido de los Trabajadores

____________ _________ _________ _________ ______

Las mentiras de los 12 puntos del acuerdo del PC con la Concertación.

 

Levamos 20 años de gobiernos de la Concertación, esto es bastante más de lo que duro la dictadura y prácticamente ninguna de las promesas programáticas que hicieron los partidos de la Concertación se han cumplido, tampoco se han cumplido las promesas que hizo Ricardo Lagos y la Michelle Bachelet en sus respectivas segundas vueltas para que los apoyara la izquierda, todo esto es muy fácil de comprobar.

 

Ahora vienen con el cuento de los 12 puntos.

 

Como mínimo habría que decir que son demasiado "ingenuos" y conociendo a los dirigentes del PC esto no es creíble, probablemente la verdad es que el "precio" que está dispuesto a pagar la Concertación es demasiado tentador, para que estén dispuestos a prestarse nuevamente para otra farsa de este tipo.

Si eventualmente Frei llegara a la presidencia, ninguno de los 12 puntos se van a hacer realidad, porque todo esto no es más que una farsa:

 

¿Una nueva Constitución política? Esta fue una promesa del programa de la Concertación del año 89, llevan 20 años y no han hecho nada por cambiarla realmente, además de unos cuantos cambios cosméticos y la firma.

¿Una educación pública de calidad? La Concertación lleva 20 años privatizando la educación pública, la actual ministra de educación, es una empresaria de la educación, que se la jugado a fondo por terminar de destruir lo poco que queda de la educación que todavía podría ser considerada pública.

¿Mejoramiento en la atención del sistema de salud público? La Concertación ha demostrado su incapacidad y su nula intención de mejorar algo tan esencial como la salud pública. Este tema junto con la educación, son temas en los que la Concertación se la jugado por una privatización cada vez mayor y en un traspaso de recursos públicos a los privados.

¿Ampliación de los derechos de los trabajadores? Esto fue parte de los cuatro puntos que se acordó para apoyar a Bachelet en la anterior segunda vuelta y también está en el programa de la Concertación del año 89 y seguimos con el código laboral de la dictadura.

¿Recuperación de la soberanía y el carácter nacional del agua? Eduardo Frei fue el que privatizo el agua en su anterior gobierno, sin lugar a duda, este debe ser el mejor chiste de los 12 puntos del acuerdo del PC y la Concertación.

¿Mayor respeto a los derechos humanos? Eduardo Frei nunca quiso recibir durante su anterior gobierno a las organizaciones de derechos humanos de los familiares de las víctimas de la dictadura y fue el que se la jugó a fondo por rescatar a Pinochet de Londres e impedir que fuera juzgado por las violaciones de los derechos humanos, en este punto la cosa deja de ser chistosa y adquiere características de tragedia para miles de chilenos que sufrieron los atropellos de los derechos humanos más elementales. En este punto es necesario aclararles a los dirigentes del PC que simplemente se les paso la mano.

 

Lo mismo ocurre con el resto de los 12 puntos, durante los últimos 20 años han hecho lo contrario de lo que hoy se están comprometiendo y esto lo hacen porque todos saben que esto no pasa de ser una farsa para justificar un llamado a votar Frei que a todas luces resulta impresentable.

 

La necesaria la unidad de "todos" los "progresistas" .

 

Presentar a Frei  como el máximo representante del "progresismo" , es por lo menos un insulto a la inteligencia ¿Quien no sabe? Que Eduardo Frei apoyo el golpe contra Salvador Allende, que él apoyo la dictadura, política y financieramente y que realizo el gobierno más reaccionario de la Concertación, terminando de pasar a los empresarios privados, lo que no había alcanzado a privatizar Pinochet.

 

Hay que impedir que la derecha llegue al gobierno!!

 

Otra mentira de toda esta farsa, la derecha lleva 36 años en el gobierno, primero con la dictadura y luego con la Concertación. La política de los acuerdos implementada por los gobiernos de la Concertación le ha garantizado a la derecha una importante cuota del poder.

La presidenta Michelle Bachelet acaba de nombrar a Rodrigo Vergara Montes como nuevo consejero del Banco Central ¿Quien es Rodrigo Vergara y que intereses representa? Vergara es un claro representante de la derecha, actual asesor de Sebastián Piñera y el ejemplo más reciente de la política de los acuerdos que tiene la Concertación con la derecha, esta es la forma en que ellos hacen la repartija de "sus" cuotas de poder y esto no sólo ocurre en el Banco Central, lo mismo ocurre en Televisión Nacional y en cuanta instancia de "poder" haya para repartir cargos, esto lo hacen para mantener sus "equilibrios" , el "binominalismo" no sólo se aplica en las elecciones, en la repartija de las cuotas de poder también funciona.

 

Otro ejemplo de la inclusión de representantes de la derecha se da incluso en los propios ministerios, como es el caso de la actual Ministra de Educación Mónica Jiménez, que claramente es una representante de la derecha en el actual gobierno, una empresaria privada de la educación, que está a la cabeza de la educación pública, es como poner al gato a cuidar la carnicería, un verdadero chiste de mal gusto.

 

 

La única alternativa es el voto nulo.

 

Si usted no quiere hacerse parte de esta farsa, la única opción que tiene es votar nulo en la segunda vuelta presidencial, Frei o Piñera no son alternativas reales, ambos son igual de reaccionarios y defienden los mismos intereses empresariales y de derecha, a lo más tienen pequeños matices, por supuesto nadie es exactamente igual al otro.

                                                  

Necesitamos construir un partido de los trabajadores.

 

Cada vez queda más claro que se hace fundamental y urgente construir un verdadero partido de los trabajadores, que defienda los intereses de los más pobres y explotados de este país, el Partido Comunista  y el Partido Socialista que alguna vez jugaron este rol hace mucho rato que ya no lo están haciendo y la falta de una política de la clase trabajadora es cada vez más evidente.

Los trabajadores, pobladores y pobres de nuestro país debemos tomar en nuestras manos la necesidad de construir una alternativa de clase y asumir la lucha por una sociedad socialista democrática, gestionada por nosotros mismos, sacando a la derecha, en todas sus versiones, del poder y a los burócratas que dicen defender nuestros intereses, pero que finalmente terminan haciendo acuerdos con ella.

 

Celso Calfullan

Socialismo Revolucionario.

 

Colabora con nuestro esfuerzo de información alternativa.  Reenvía nuestro mensaje a tus amigo/as.

Contáctate con nosotros a: srcitchile@gmail. com

Visítanos en http://correosemana l.blogspot. com (informativo cotidiano)

http://revistasocia lismorevoluciona rio.blogspot. com

http://juventudyluc ha.blogspot. com (sección de las luchas estudiantiles)

Para ver el contenido de todos los articulos de esta edicion vaya a:
http://correosemana l.blogspot. com/

Para suscribirse escribanos a: correo_semanal- subscribe@ gruposyahoo. com.ar

y para Cancelar suscripcion:

correo_semanal- unsubscribe@ gruposyahoo. com.ar

 

__._,_.___
.

__,_._,___

HOY EN TRUJILLO HOMENAJE A GEORGETTE VALLEJO



Fwd: KEYNES al servicio de la privatización en tiempos de crisis



---------- Mensaje reenviado ----------
De: Ricardo Melgar <melgarr@gmail.com>
Fecha: 30 de diciembre de 2009 12:55
Asunto: KEYNES al servicio de la privatización en tiempos de crisis
Para:


TRIBUNA: Enrique Gil Calvo

La privatización del keynesianismo

Enrique Gil Calvo 30/12/2009 EL PAIS
 
 
Si el año pasado estuvo marcado de principio a fin por el ominoso estallido de la crisis económica, cuya evidente inminencia tantos negacionistas se empeñaban en acallar, este año que ahora termina ha emstado presidido por la lucha contra la crisis. Una lucha que finalmente parece haberse visto coronada por el éxito, a juzgar por el rally alcista de las bolsas, que cierran el ejercicio con subidas estratosféricas desde los mínimos de marzo. Por lo tanto, si semejante interpretación fuera acertada, éste sería el mejor momento para empezar a pedir cuentas, exigiendo responsabilidades tanto a quienes permitieron que la crisis se formase como a los que se han beneficiado de su presunta resolución. El diagnóstico dominante en los medios sostiene que la crisis se formó porque, en ausencia de supervisión y control estatal, la irracional desregulación de los mercados financieros los condujo al desastre. Y en ese punto de inflexión, cuando la burbuja especulativa pinchó y los capitales huyeron en estampida presos de un ataque colectivo de pánico, la única solución posible fue regresar al viejo keynesianismo interventor, pasando los mercados a ser controlados directamente por los Estados, que para poder salvarlos tuvieron que inundarlos con masivas inyecciones de gasto público deficitario.

      La noticia en otros webs

      La salida de la crisis actual también puede significar el inicio diferido de la próxima
       
      En suma, el neoliberalismo sería el gran culpable, o al menos el principal causante, y el ya casi olvidado keynesianismo, teóricamente superado por aquél, habría sido la única salvación. Pero si esta interpretación oficial resulta paradójica, mucho más lo parece su traducción política. Pues ¿cómo se entiende, entonces, que los representantes socialdemócratas del keynesianismo pierdan todas las elecciones, saliendo derrotados como los grandes perdedores de la crisis, mientras los representantes conservadores del neoliberalismo quedan victoriosos, imponiendo por doquier su virtual hegemonía?
      Una posible explicación es que el keynesianismo aplicado hoy ya no es aquel keynesianismo público, progresivo y reformista que presidió la edad de oro de la socialdemocracia en los años sesenta, sino que se trata de un keynesianismo completamente distinto, por su carácter a la vez privado, conservador y reaccionario. Un keynesianismo de derechas, para entendernos, pues no beneficia a las rentas del trabajo sino a las rentas del capital. De ahí que haya logrado imponer una salida de la crisis de tipo restaurador, de acuerdo al célebre efecto Lampedusa: es preciso que todo cambie para que todo siga igual. Es la única conclusión que puede extraerse de la práctica de un keynesianismo estatal que privatiza los beneficios y socializa las pérdidas, contribuyendo no a reformar sino a restaurar la financiarización de la economía. Pero esta práctica dere-chista del keynesianismo privatizado, restaurador de la tasa de beneficios del gran capital, no es nueva en absoluto, pues ya la acometió mucho antes Hitler en los años treinta, y luego Reagan en los ochenta, que es precisamente cuando se sentaron las bases de la actual dominación financiera. Pues más allá del keynesianismo militarista que hoy inspira a Bush y también a Obama, haciendo del gasto en defensa el gran motor de la demanda agregada, la clave real de este nuevo keynesianismo financiero es hinchar la demanda mediante el endeudamiento crediticio.
      Como se sabe por lo menos desde Marx, la causa última de las crisis cíclicas del capitalismo es la sobreproducción, dado el exceso de capacidad instalada para la que no hay suficiente demanda natural o espontánea. Para enfrentarse a este exceso de producción, o a esta escasez de demanda, la solución keynesiana pública, puesta en práctica por la socialdemocracia en los sesenta, fue estimular fiscalmente la demanda agregada tanto por medio del gasto estatal como mediante una política de rentas que elevó sustancialmente el poder adquisitivo de las clases medias y asalariadas. La consecuencia fue la gran inflación, de la que se salió con la derrota política de la socialdemocracia y el ascenso imparable del neoliberalismo. Pero contra lo que parece, este último método de política económica también recurrió al keynesianismo, aunque ya no público sino privado. En efecto, para estimular la demanda agregada, en vez de recurrirse a la subvención estatal se recurrió al endeudamiento crediticio gestionado por la banca privada, y ello además con recortes salariales del poder adquisitivo, haciendo a las clases trabajadoras y medias muy dependientes del crédito bancario. Y el colmo de este keynesianismo privado llevado hasta sus últimas consecuencias por reducción al absurdo ha sido el caso de las hipotecas basura, catalizador en España o EE UU de la crisis actual: la última por el momento, hasta que se forme la próxima, dentro de una larga cadena de crisis crónicas (por parafrasear el título de mi último libro).
      El truco es bien conocido: se conceden créditos a los asalariados más insolventes (entre los que destacan los inmigrantes) y luego esos créditos se venden a los propietarios más solventes (los inversores especulativos), logrando que los capitalistas privados subvencionen la demanda agregada de los trabajadores hipotecados como deudores. Esta práctica de rizar el rizo fue la que formó la burbuja especulativa del endeudamiento insolvente, pues la liquidez así generada iba fluyendo a través de las redes financieras hacia los depósitos bancarios, donde se embalsaba en forma de enormes pantanos de créditos acumulados procedentes de sus cuencas hidrográficas. Pero cuando la masa crediticia empezó a rebosar, las presas de los pantanos no pudieron soportar la presión y comenzaron a resquebrajarse hasta que reventaron. En ese momento, toda la liquidez acumulada se precipitó al vacío, y en su caída libre los créditos acumulados se convirtieron en deudas imposibles de cobrar. Así fue como la avalancha de endeudamiento lo arrasó todo a su paso, inundando súbitamente los valles de la economía real, que quedaron asolados e improductivos durante mucho tiempo. Es entonces cuando la autoridad pública se vio obligada a intervenir al modo keynesiano, insuflando a fondo perdido liquidez estatal para tratar de suplir la sequía derivada del vaciado de los pantanos financieros. Pero de este modo, el insolvente endeudamiento privado se tradujo en una hipertrofia del deficitario endeudamiento público. De ahí que, en cuanto las presas bancarias han podido ser reconstruidas gracias al rescate estatal, el estímulo keynesiano ha comenzado a reducirse hasta cesar a corto plazo. Con lo cual se demuestra su naturaleza exclusivamente privada, puesto que sólo se ha dispuesto al servicio del capital bancario, abandonando a su suerte a las víctimas reales de la rotura de los pantanos: las pequeñas y medianas empresas, los autónomos, los desempleados...
      Y este carácter derechista, conservador y reaccionario del actual keynesianismo privatizado se demuestra también en su naturaleza procíclica, amplificadora de las desviaciones de la estabilidad, que en las fases alcistas del ciclo actúa como impulsora del auge desmedido, incentivando la exuberancia irracional de los mercados, mientras que con la llegada de la crisis sólo sabe impulsar el pánico colectivo. Así, las autoridades públicas han actuado en realidad como desestabilizadores automáticos, que primero no supieron evitar la formación de la crisis, luego la negaron cuando ya se estaba iniciando y finalmente la precipitaron y agudizaron con sus medidas de choque, extendiéndola y generalizándola por todo el conjunto de la economía real, penosamente gravada con el coste tributario de la deuda pública acumulada. De donde se deduce que la salida de la crisis actual también puede significar el inicio diferido de la próxima, cuando la economía se recupere y los créditos vuelvan a fluir hasta embalsarse como futura deuda insolvente.
      Enrique Gil Calvo es profesor titular de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid.
       


      ¡Revisa de un vistazo si tienes correos nuevos! Ingresa a tu Hotmail desde tu Messenger. ¡Pruébalo ahora!


      --
      Dr.Ricardo Melgar Bao
      melgarr@gmail.com
      Área de Antropología Social
      Centro INAH Morelos
      Matamoros 14, Colonia Acapatzingo, Cuernavaca, Morelos, México.62440.
      Teléfax (0052 777) 312 31 08



      --
      Luis Anamaría http://socialismoperuanoamauta.blogspot.com/
      http://centenariogeorgettevallejo.blogspot.com/
      http://socialismoperuano.blog.terra.com.pe/
      cel 993754274

      martes, 29 de diciembre de 2009

      FELIZ AÑO 2010 COMPAÑEROS ECUATORIANOS.

      PARA USTEDES COMPAÑEROS, NO PIENSEN QUE JULIO JARAMILLO ES SOLO DE ECUADOR YA TAMBIEN ES NUESTRO, ES LATINOAMERICANO......UN FUERTE ABRAZO..

      FELIZ AÑO COMPAÑEROS ARGENTINOS, URUGUAYOS.

      29 DE DICIEMBRE VALLEJO Y LA PRIMERA CELULA MARXISTA EN PARIS


      GEORGETTE VALLEJO
      (ALLA ELLOS ALLA ELLOS ALLA ELLOS, PG. 30)

      EL 28 DE DICIEMBRE DE 1928 HACE PUBLICA  SU DETERMINACION , FIRMA EL DOCUMENTO REDACTADO Y PUBLICADO POR VARIOS PERUANO MAS, ESTRE ESOS EUDOCIO RABINES, POR ENTONCES MARXISTA. QUE REPUDIA TERMINANTEMENTE AL PARTIDO APRISTA POR LA NUEVA ORIENTACION CONTRA  REVOLUCIONARIA QUE LE INSUFLAN LAS NUEVAS TEORIAS DE HAYA DE LA TORRE SU JEFE.
      EL MISMO DIA QUEDA CONSITITUIDA LA CELULA MARXISTA-LENINISTA PERUAN DE PARIS. COMPUESTA DE SEIS MIEMBROS ENTRE ELLOS VALLEJO



      ALBERTO AZNARAN ( PARTE EL I TOMO CESAR Y GEORGETTE PRIMER TOMO PROXIMO A PUBLICAR)

      29, Dic. César Vallejo, después de años de estudio y reuniones marxistas, va a formar parte de la primera Célula Comunista en Paris y se adhiere al Partido fundado por José Carlos Mariategui en el Perù; el Partido Socialista. «La célula queda constituida por los camaradas A. Bazàn, J. Paiva, J. Seoane, D. Tello y C. Vallejo, el compañero Ravines ha sido elegido Secretario General». Bueno, no està demás señalar que, el impetuoso y radical joven Eudocio de ese entoces era completamente opuesto a lo que devino después –pasàndose al otro bando- en sus últimos años de adultez y senectud.


      Esta primera Célula Comunista en Paris, también redacta y envía a Perù un texto de adhesiòn : « A los compañeros del Perù », y donde podemos leer « la Ideologìa que adoptamos es la del Marxismo y la del Leninismo militantes y revolucionarios, doctrina que aceptamos ìntegramente, en todos sus aspectos : filosòfico, polìtico y econòmico-social. Los métodos que sostenemos y propugnamos son del Socialismo Revolucionario Ortodoxo», seguido de un segundo texto: « Tesis sobre la acciòn por desarrollar en el Perù. (Realidad

      BLOG GEORGETTE VALLEJO

      LOS PUNTOS  PROGRAMATICOS QUE FLUYE DE  LA REUNION DE PARIS.
      1)EXPROPIACION SIN INDEMNIZACION, DE LOS LATIFUNDIOS; ENTREGA DE UNA PARTE DE LOS AYLLUS Y COMUNIDADES, PRESTANDO TODO EL CONTINGENTE DE LA TECNICA AGRICOLA MODERNA, REPARTICION DEL RESTO ENTROS COLONOS ARRENDATARIOS Y YANACONES.
      2) CONFISCACION DE LAS EMPRESAS EXTRANJERAS MINAS, INDUSTRIAS, BANCOS Y DE LAS EMPRESAS MAS IMPORTANTES DE LA BURGUESIA NACIONAL.
      3) DESCONOCIMIENTO DE LA DEUDA DEL ESTADO Y LIQUIDACION DE TODO EL CONTROL, POR PARTE DEL IMPERIALISMO
      4) JORNADA DE 8 HORAS, EN LA CIUDAD Y EN LAS DEPENDENCIAS AGRICOLAS DEL ESTADO Y ABOLICION DE TODA FORMA DE SERVIDUMBRE  O DE SEMIESCLAVITUD.
      5) ARMAMENTO INMEDIATO  DE LOS OBREROS Y CAMPESINOS  Y TRANSFORMACION DEL EJERCITO Y DE LA POLICIA EN MILICIA OBRERA Y CAMPESINA
      6) INSTAURACION  DE LOS MUNICIPIOS DE OBREROS, CAMPESINAOS Y SOLDADOS, EN LUGAR DE LA DOMINACION DE CLASE DE LOS GRANDES PROPITARIOS DE LA TIERRA Y DE LA IGLESIA.
      AL FINAL DEL DOCUMENTO SE TERMINA CON
      PROLETARIOS DE TODOS LOS PAISES UNIOS
      VIVA EL SOCIALISMO
      VIVA EL PARTIDO SOCIALISTA DEL PERU

      LOS PRINCIPIOS PROGRAMATICOS DEL PARTIDO SOCIALISTA SON LOS SIGUIENTES OCTUBRE DE 1928

      El programa debe ser una declaración doctrinal que afirme:

      1º- El carácter internacional de la economía contemporánea, que no consiente a ningún país evadirse a las corrientes de transformación surgida de las actuales condiciones de producción.
      2°-El carácter internacional del movimiento revolucionario del proletariado. El Partido Socialista adapta su praxis a las circunstancias concretas del país; pero obedece a una amplia visión de clase y las mismas circunstancias nacionales están subordinadas al ritmo de la historia mundial. La revolución de la independencia hace más de un siglo fue un movimiento solidario de tos los pueblos subyugados por España; la revolución socialista es un movimiento mancomunado de todos los pueblos oprimidos por el capitalismo. Si la revolución liberal, nacionalista por sus principios, no pudo ser actuada sin una estrecha unión entre los países sudamericanos, fácil es comprender la ley histórica que, en una época de más acentuada interdependencia y vinculación de las naciones, impone que la revolución social, internacionalista en sus principios, se opere con una coordinación mucho más disciplinada e intensa de los partidos proletarios. El manifiesto de Marx y Engels condensa el primer principio de la revolución proletaria en la frase histórica: “¡Proletarios de todos los países, uníos!".

      3º- El agudizamiento de las contradicciónes de la economía capitalista. El capitalismo se desarrolla en un pueblo semi-feudal como el nuestro, en instantes en que, llegado a la etapa de los monopolios y del imperialismo, toda la ideología liberal, correspondiente a la etapa de la libre concurrencia, ha cesado de ser válida. El imperialismo no consiente a ninguno de estos pueblos semi coloniales, que explota como mercado de su capital y sus mercaderías y como depósito de materias primas, un programa económico de nacionalización e industrialismo. Los obliga a la especialización, a la monocultura. (Petróleo, cobre, azúcar, algodón, en el Perú). Crisis que se derivan de esta rígida determinación de la producción nacional por factores del mercado mundial capitalista.

      4º- El capitalismo se encuentra m su estadio imperialista. Es el capitalismo de los monopolios, del capital financiero, de las guerras imperialistas por el acaparamiento de los mercados y de las fuentes de materias brotas. La praxis del socialismo marxista m este período es la del marxismo-leninismo. El marxismo-leninismo es el método revolucionario de la etapa del imperialismo y de los monopolios. El Partido Socialista del Perú, lo adopta como su método de lucha,

      5º- La economía pre-capitalista del Perú republicano que, por la ausencia de una clase burguesa vigorosa y por las condiciones nacionales e internacionales que han determinado el lento avance del país en la vía capitalista, no puede liberarse bajo el régimen burgués, enfeudado a los intereses imperialistas, coludido con la feudalidad gamonalista y clerical, de las taras y rezagos de la feudalidad colonial.

      El destino colonial del país reanuda su proceso. La emancipación de la economía del país es posible Únicamente por la acción de las masas proletarias, solidarias con la lucha anti-imperialista mundial. Sólo la acción proletaria puede estimular primero y realizar después las tareas de la revolución democrático-burguesa, que el régimen burgués es incompetente para desarrollar y cumplir.

      6º- El socialismo encuentra lo mismo en la subsistencia de las comunidades que en las grandes empresas agrícolas, los elementos de una solución socialista de la cuestión agraria, solución que tolerará en parte la explotación de la tierra por los pequeños agricultores ahí donde el yanaconazgo o la pequeña propiedad recomiendan dejar a la gestión individual, en tanto que se avanza en la gestión colectiva de la agricultura, las zonas donde ese género de explotación prevalece. Pero esto, lo mismo que el estímulo que se preste al libre resurgimiento del pueblo indígena, a la manifestación creadora de sus fuerzas y espíritus nativos, no significa en lo absoluto una romántica y anti-histórica tendencia de reconstrucción o resurrección del socialismo incaico, que correspondió a condiciones históricas completamente superadas, y del cual solo quedan, como factor aprovechable dentro de una técnica de producción perfectamente científica, los hábitos de cooperación y socialismo de los campesinos indígenas. El socialismo presupone la técnica, la ciencia, la etapa capitalistas, y no puede importar el menor retroceso en la adquisición de las conquistas de la civilización moderna, sino por el contrario la máxima y metódica aceleración de la incorporación de estas conquistas en la vida nacional.

      7º- Sólo el socialismo puede resolver el problema de una educación efectivamente democrática e igualitaria, en virtud de la cual cada miembro de la sociedad reciba toda la instrucción a que su capacidad le dé derecho. El régimen educacional socialista es el único que puede aplicar plena y sistemáticamente los principios de la escuela única, de la escuela del trabajo, de has comunidades escolares, y en general de todos los ideales de la pedagogía revolucionara contemporánea, incompatible con los privilegios de la escuela capitalista, que condena a las clases pobres a la inferioridad cultural y hace de la instrucción superior el monopolio de la riqueza.

      8º- Cumplida su etapa democrático-burguesa, la revolución deviene en sus objetivos y en su doctrina revolución proletaria. El partido del proletariado, capacitado por la lucha para el ejercicio del poder y el desarrollo de su propio programa, realiza en esta etapa las tareas de a organización y defensa del orden socialista.
      °- El Partido Socialista del Perú es la vanguardia del proletariado, la fuerza política que asume la tarea de su orientación y dirección en la lucha por la realización de sus ideales de clase.



      REIVINDICACIONES INMEDIATAS
      Reconocimiento amplio de la libertad de asociación, reunión y prensa obreras.
      Reconocimiento del derecho de huelga para todos los trabajadores.
      Abolición de la conscripción vial.
      Sustitución de la ley de la vagancia por los artículos que consideraban específicamente la cuestión de la vagancia en el anteproyecto del Código Penal puesto en vigor por el Estado, con la sola excepción de esos artículos, incompatibles con el espíritu y el criterio penal de la ley especial.
      Establecimiento de los Seguros Sociales y de la Asistencia Social del Estado
      Cumplimiento de las leyes de accidentes del trabajo, de protección del trabajo de las mujeres y menores, de la jornada de ocho horas en las faenas de la agricultura
      Asimilación del paludismo en los valles de la costa a la condición de enfermedad profesional con las consiguientes responsabilidades de asistencia para el hacendado.
      Establecimiento de la jornada de siete horas en las minas y en los trabajos insalubres, peligrosos y nocivos para la salud de los trabajadores.
      Obligación de las empresas mineras y petroleras de reconocer a sus trabajadores, de modo permanente y efectivo, todos los derechos que es garantizan las leyes del país.
      Aumento de los salarios en la industria, la agricultura, las minas, los transportes marítimos y terrestres y las islas guaneras, en proporción con el costo de la vida y con el derecho de los trabajadores a un tenor de vida más levado.
      Abolición efectiva de todo trabajo fosado o gratuito; y abolición o punición del régimen semi-esclavista en la montaña.

      Dotación a las comunidades de tierras de latifundios para la distribución entre sus miembros en proporción suficiente a sus necesidades.
      Expropiación, sin indemnización, a favor de las comunidades, de todos los fundos de conventos y congregaciones religiosas.
      Derecho de los yanaconas, arrendatarios, etc., que trabajen un terreno más de tres años consecutivos, a obtener la adjudicación definitiva del uso de sus parcelas, mediante anualidades no superiores al 60 por ciento del canon actual de arrendamiento.

      Rebaja, al menos en un 50 por ciento de este canon, para todos los que continúen en su condición de aparceros o arrendatarios.

      Adjudicación a las cooperativas y a los campesinos pobres de las tierras ganadas al cultivo por las obras agrícolas de irrigación.
      Mantenimiento en todas partes, de Los derechos reconocidos a los empleados por la ley respectiva. Reglamentación por una comisión paritaria, de los derechos de jubilación, en forma que no implique el menor menoscabo de los establecidos en la ley.
      Implantación del salario y sueldo mínimo.
      Ratificación de la libertad de cultos y enseñanza religiosa, al menos en los términos del artículo constitucional y consiguiente derogatoria del último decreto contra las escuelas no católicas.
      Gratuidad de la enseñanza en todos sus grados.



      Estas son las principales reivindicaciones por las cuales el Partido Socialista luchará de inmediato. Todas ellas corresponden a perentorias exigencias de la emancipación material e intelectual de las masas. Todas ellas tienen que ser activamente sostenidas por el proletariado y por los elementos conscientes de la clase media. La libertad del Partido para actuar pública y legalmente, al amparo de la Constitución y de las garantías que ésta acuerda a sus ciudadanos, para crear y difundir sin restricciones su prensa, para realizar sus congresos y debates, es un derecho reivindicado por el acto mismo de fundación pública de esta agrupación. Los grupos estrechamente ligados que se dirigen hoy al pueblo, por medio de este manifiesto, asumen resueltamente, con la conciencia de un deber y una responsabilidad histórica, la misión de defender y propagar sus principios y mantener y acrecentar su organización, a costa de cualquier sacrificio. Y las masas trabajadoras de la ciudad el campo y las minas y el campesinado indígena, cuyos intereses y aspiraciones representamos en la lucha política, sabrán apropiarse de estas reivindicaciones y de esta doctrina, combatir perseverante y esforzadamente por ellas y encontrar, a través de cada lucha, la vía que conduce a la victoria final del socialismo.




       

      FELIZ AÑO 2010

      PARA LOS FAMILIARES, AMIGOS, COLEGAS, COMPAÑEROS  LO MEJOR PARA USTEDES EN ESTE 2010 SE RENUEVEN VOTOS DE PROGRESO Y FELICIDAD PERSONAL Y COLECTIVA..

      domingo, 27 de diciembre de 2009

      ROBESPIERRE


      WIKIPEDIA
      Con aprecio para la compañera Katherine Massana que nos visita estos dias.


      Maximilien François Marie Isidore de Robespierre (Arras, 6 de mayo de 1758 – París, 28 de julio de 1794) fue un político francés (apodado «El Incorruptible» por su dedicación a la Revolución y por su resistencia a los sobornos) y uno de los más importantes líderes de la Revolución francesa. Fue uno de los miembros más influyentes del Comité de Salvación Pública, que gobernó de facto durante el periodo en el que los revolucionarios consolidaron su poder, etapa denominada sobre todo en la tradición anglosajona como Reinado del Terror. Robespierre fue guillotinado el 28 de julio de 1794 (10 de Termidor) junto a 21 de sus seguidores.





       Infancia y juventud

      Robespierre nació el 6 de mayo de 1758 en Arrás, hijo de François de Robespierre, abogado, y de Jacqueline-Marguerite Carraut, hija de un cervecero de Arrás; fue el mayor de cinco hermanos. El último de estos hermanos falleció al nacer y provocó la muerte de la madre poco después. Tras la muerte de su esposa, el padre abandonó a los hijos y se dedicó a vagar por el mundo, quedando aquellos a cargo de su abuelo y de sus tías. Robespierre, por edad, también tuvo que cuidar a sus hermanos. Poco después de su coronación, Luis XVI visitó el Liceo Louis-le-Grand donde Maximilien Robespierre (de 17 años) leyó un discurso en latín para el Rey cargado de loas y honores.



      Inicios en la política

      Robespierre decidió presentarse a las elecciones a los Estados Generales de abril de 1789, haciéndose conocido en su localidad por su panfleto Adresse à la nation artésienne. Si bien los principales terratenientes de la provincia se presentaron para la elección, el 26 de abril Robespierre fue elegido como el quinto diputado del Tercer Estado.



      Al reunirse los Estados Generales en Versalles el 5 de mayo de 1789, la pasión de Robespierre empezó a ser evidente. Mirabeau dijo de él: «Este joven hombre cree en lo que dice, va a llegar lejos». Ferviente partidario de las ideas de Rousseau, ya le empezaba a dar forma propia en sus discursos en la asamblea, que eran tachados de extremistas por la mayoría.



      Gran orador en la Asamblea Constituyente (se le registran unos 150 discursos hasta 1791), se fue perfilando como uno de los líderes del pequeño grupo de extrema izquierda denominado despectivamente por Mirabeau «Las treinta voces».



      Desde la época de los Estados Generales, Robespierre había participado en el club de «Los amigos de la Constitución», que al trasladar su recinto al edificio de los monjes jacobinos (dominicos) serían reconocidos como los «jacobinos». Rodeado de personas del origen social parecido, y al volverse cada vez más un club muy restringido, Robespierre fue ganando terreno hasta convertirse en el líder del movimiento en el verano de 1792.




      La fuga del rey y su detención en Varennes arruinó las posibilidades de una monarquía constitucional viable. Si bien Robespierre guardó aparente cautela, miles de manifestantes decidieron pedir la abdicación del rey en el Campo de Marte el 17 de julio de 1791, siendo dispersados a balazos por el batallón al mando de La Fayette. Los líderes de izquierda temieron por la reacción, Marat pasó a la clandestinidad, Danton a Inglaterra, Robespierre se mantuvo en París, refugiándose en la casa de Maurice Duplay, un ebanista que residía en Rue Saint-Honoré y simpatizante jacobino, reforzando su posición al mantenerse en París y con su club durante esta grave situación.



      El 30 de septiembre, en la disolución de la Asamblea Constituyente, Pétion y Robespierre, que gozaban de un tremendo apoyo popular, se convirtieron en dos de las figuras más representativas del momento.



       El Terror

      Denunció la guerra de Francia contra Austria (1792), por considerar que Francia no estaba preparada para un conflicto de tal magnitud. Formó parte de la Convención Nacional, que se eligió por sufragio universal, y en la que se sentó entre los montañeses, llamados así por tener sus escaños en la parte alta del hemiciclo de la Asamblea Nacional. El apoyo de los revolucionarios de París (los sans-culottes) en las asambleas de cada distrito y municipio de la región parisina, llevó a Robespierre al poder: primero como miembro de la Comuna revolucionaria (el ayuntamiento) que ostentaba el poder local; luego como representante de la ciudad en la Convención Nacional que asumió todos los poderes, y en la que Robespierre apareció como portavoz del partido radical de la Montaña (junto con Danton y Marat). Fue en este momento cuando Robespierre manifestó abiertamente su republicanismo. Luchó firmemente contra los girondinos, el grupo de diputados moderados procedentes de la región de Burdeos, la Gironda, grupo de carácter conservador que abogaba por un Estado descentralizado y se inclinaba por mantener la monarquía constitucional o, en todo caso, llevar a cabo una revolución moderada. Ya antes, Robespierre estaba en desacuerdo con los girondistas sobre la conveniencia de la guerra contra las monarquías europeas, que los girondistas defendían con el argumentos de llevar la libertad a los súbditos de los reyes. Robespierre estaba en contra, convencido de que "nadie quiere a los misioneros armados". Los girondinos constituían un grupo de presión político muy fuerte en la Asamblea Nacional pero al oponerse a la línea de firmeza republicana radical que representaban los jacobinos y tras su rechazo a la ejecución de Luis XVI (que consideraban excesiva), Robespierre no cesó de atacarlos salvajemente en sus discursos. Finalmente, en 1793, Robespierre, apoyado por unas masas populares convenientemente dirigidas, dio un golpe de Estado y desmanteló el grupo girondino, arrestando a todos los dirigentes principales que pudo capturar.


      La situación de la República en ese año de 1793 era de extrema gravedad, acosada en sus fronteras y con graves disturbios en su interior. Existía así mismo una seria desconfianza hacia el poder de los gobiernos y la línea política jacobina propugnaba que la Asamblea Nacional fuera el centro del poder político, siendo los ministros meros ejecutores de las políticas emanadas de la Asamblea, con lo que Robespierre controlaba de este modo todo el poder. El acoso sufrido por la República provocó la formación del llamado Comité de Salvación Pública dotado de poderes especiales pero que debía rendir cuentas ante la Asamblea mensualmente de sus decisiones y actividad. El 9 de Termidor del año I (27 de julio de 1793), Robespierre entró a formar parte del Comité de Salvación Pública y gracias a su prestigio se convirtió en el principal dirigente de la nueva república, el de la «dictadura jacobina» obligada a proponer y ejecutar medidas excepcionales que se consideraban indispensables para salvaguardar la República de las graves amenazas tanto internas (guerra civil en la región de Vendée) como externas.[cita requerida]



      Actuar en ejercicio de la Virtud, esto es, ejercerla individual y colectivamente, es una de las claves del pensamiento republicano de Robespierre; pero en los momentos históricos que atravesaba Francia y su nueva república democrático popular (la del periodo de dominio jacobino), el peligro que representaban los enemigos de la república era real: los legitimistas franceses, los expatriados franceses en Inglaterra o en los reinos alemanes y los conflictos constituían una amenaza. Robespierre consideraba que la República debía defenderse de forma contundente y rápida, arrebatando a sus enemigos la iniciativa, y a esa acción la denominaba el «Terror», esto es, según él, la aplicación inmediata de la justicia republicana al objeto de neutralizar a los enemigos de la República. De esta forma, el Terror, en el lenguaje republicano jacobino, es una acción en defensa de la Virtud, al objeto de defender el bien público, la República, estando obligado el Comité de Salvación Pública que asumía la defensa de ésta a dar cuenta pública de sus acciones. Desafortunadamente, la puesta en práctica de tales principios a manos de algunos "delegados en misión" (comisarios delegados en las provincias) condujo a ejecuciones en masa de todo sospechoso de ser contrarrevolucionario.



      El periodo del Terror supuso la muerte en la guillotina de miles de personas, muchas de ellas obreros y campesinos, pero sobre todo fue un símbolo de ruptura total con el pasado absolutista y la monarquía. Robespierre había sido un firme partidario de la abolición de la pena de muerte, pero su percepción se modificó al asumir la obligación de defender la República de sus enemigos, llegando a considerar que estaba justificada, siempre y cuando el ejecutado fuese un "enemigo".



      La dinámica de continuos enfrentamientos internos sometió a la República de Robespierre a una gran tensión. Robespierre jugaba un papel más o menos centrista en el gobierno revolucionario. Se enfrentó a los ultrarrevolucionarios (seguidores de Hébert) (24 de marzo de 1794), así como a los llamados «Indulgentes» agrupados en torno a Danton y Desmoulins (5 de abril de 1794). Actuando según el procedimiento habitual, la Comité de Salvación Pública procedió a eliminar a la oposición, tal y como se había hecho con los girondinos: Danton, Desmoulins y Hébert fueron detenidos, juzgados sumariamente y ejecutados en la guillotina.


      Maximiliano Robespierre trató entonces de imponer su ideal de república democrática y virtuosa. La propuesta republicana de Robespierre asumía los valores de la Ilustración y los desarrollaba políticamente en la práctica, coronándola espiritualmente con la institución del Culto al Ser Supremo, en realidad una concesión teísta frente a los sectores más abiertamente antirreligiosos. El sistema administrativo escogido fue el centralista, potenciando el francés como único idioma para la enseñanza, lo que a largo plazo supuso prácticamente la erradicación de las lenguas romances del sur, el bretón, y el vascuence.

      Robespierre, sometido a una continua presión y deseoso de aplicar su programa sin trabas, empezó a ausentarse de las reuniones formales del Comité de Salvación Pública; esto provocó una gran inquietud entre miembros de la Convención y del propio Comité incluso entre quienes habían sido hasta entonces partidarios del terror (Fouché, Barras, los diputados del Marais[cita requerida]), que temían, muy justificadamente, seguir los pasos de Danton y Hébert. La instauración del Gran Terror (Ley de Pradial, año II — 10 de junio de 1794), fue considerada innecesaria, ya que tras las victorias militares (Fleurus, 26 de junio de 1794) la Revolución ya estaba consolidada y no era preciso un régimen tan extremista. Pensando, no sin razón, que la continuidad de "El incorruptible" al frente del Comité de Salvación Pública implicaría que Robespierre estaba ahora decidido a limpiar la República de todo aquel que pudiera rivalizar con él en el liderazgo de la nación, por lo que comenzó a fraguarse un golpe de estado en el interior del propio poder revolucionario, cuya cúpula estaba repleta de girondinos no confesos, de jacobinos deseosos de vengar las muertes de Danton y Hébert, o simplemente de gente temerosa de ser acusada de traición y ajusticiada en consecuencia por el inflexible Robespierre.[cita requerida]




      Atentados contra Robespierre

      Maximilano Robespierre sufrió dos intentos de asesinato: el primero fue el de Cécile Renault el 23 de mayo de 1794. Inspirada por el ejemplo de Charlotte Corday, dejó su domicilio con dos cuchillos escondidos en el fondo de una cesta, y fue a casa de los Duplay. Al sospechar de ella Eléonore Duplay, no la dejó entrar y llamó a la guardia. Llevada ante el Comité de Salvación Pública, Cécile Renault negó haber intentado matar a Robespierre. A pesar de todo fue condenada a muerte y ejecutada el 17 de junio.



      El otro lo perpetró el realista Henri Admirat el 22 de junio de 1794. Henri Admirat persiguió a Maximilano Robespierre y, por una serie de casualidades, no logró encontrarlo y disparó dos veces a Jean-Marie Collot d'Herbois, un miembro de la Convención del que se decía que había llevado el asesinato al nivel de una de las bellas artes. Fue detenido y ejecutado en compañía de un grupo de personas a las que no conocía y a las que se acusó de conspirar con él.



      Golpe de estado termidoriano y ejecución de Robespierre

      El 8 de Termidor del año II (26 de julio de 1794), Robespierre pronunció un discurso extraño que se podía interpretar como un testamento político, pero también como aviso de que iba a denunciar ante la Convención a nuevos traidores a la revolución. Al día siguiente, apareció uno de sus colaboradores más estrechos, Saint-Just , para presentar un informe del Comité sin haberlo leído antes a los otros miembros del mismo. Aunque se trataba de una propuesta de conciliación, algunos diputados, aterrados ante la posibilidad de que fuera a reclamar la depuración dando nombres, comenzaron a dar gritos, impidiéndole seguir con el discurso. Un grupo de diputados fue especialmente activo en este sentido, ya que en los días anteriores habían planeado la caída de los robespierristas. Finalmente, después de que el centro le negara su apoyo, Robespierre fue acusado de dictadura y fue detenido junto con otros dos miembros del Comité, Saint-Just y Georges Couthon. El hermano de Robespierre, Augustin, junto con Philippe Le Bas, miembro del Comité de la Seguridad General, pidieron ser arrestados junto con ellos. Liberados de la cárcel por la Comuna de París, que les prestó apoyo, los robespierristas se refugiaron en el edificio del ayuntamiento, respaldados por un sector del ejército liderado por el general Hanriot. Esa misma noche, las tropas leales a la Convención, asaltaron el Hôtel de Ville, que se había ido vaciando a medida que pasaban las horas. El edificio, tras un tiroteo durante el cual Robespierre resultó herido de un disparo en la cabeza (no se sabe si fue autoinflingido o producto de la escaramuza), cayó en manos termidorianas. Al día siguiente, Robespierre fue conducido a la plaza de la Revolución (hoy plaza de la Concordia) en la que cientos de personas habían muerto durante los meses anteriores, y fue guillotinado junto a 21 de sus colaboradores, como Saint-Just , Georges Couthon o el general Hanriot. El cuerpo de Robespierre fue enterrado junto a los de los otros 21 condenados en una fosa común en el cementerio de Errancis, en la cual fue vertida cal viva, a fin de borrar todo rastro. Su caída acabó con el Terror y a la vez con el impulso democrático de la República.

      GEORGETTE VALLEJO ; ALLA ELLOS, ALLA ELLOS, ALLA ELLOS

      Con motivo a celebrarse, el 07 de enero del 2010 el ciento dos aniversario s del nacimiento del Georggette Vallejo, publicaremos por entregas la obra de Georgette Vallejo; Allá ellos, allá ellos, allá ellos. Este libro es un libro de combate de lucha, de debate.


      Un abrazo

      Blog Geogette Vallejo
      26/12/09



      Aunque no sea de importancia y consecuencias mayúsculas, siento la perdida de un recorte periodístico, fragmento de un articulo publicado por un amigo de la familia de Vallejo, que establecía los datos biográficos de “los DOCE hermanos Vallejo” y, asimismo, de los abuelos, padres y sobrinos.

      Al imprimirse la “ Obra poética completa” por “Mosca azul” (actualmente : “ Moscazul”), entregué a señor Abelardo Oquendo, director de la misma, el citado recorte del cual se iba a reproducir la fotostática en los “ Apuntes...” publicado al final de dicha edición. Pero el señor Abelardo Oquendo no se percato del interés que representaba ese recorte, notorio sin embargo, y olvido sencillamente u omitió deliberadamente, de hacerlo reproducir...

      En cuanto a la sorprendente misma omisión, repetida en la edición presente... a ésa se sustituyo la destrucción total del fragmento biográfico por caerse en la tina de los ácidos.

      No comentaré lamentable hecho, ni las inútiles explicaciones y disculpas no menos inútiles del señor Glicerio Pérez, fotograbador.

      Pienso que tan deplorables riesgos no se producen ni pueden producirse si se observa reglas y formas de trabajo debidamente ordenadas, estudiadas y seriamente aplicadas.

      Por ultimo, quizás ese fragmento biográfico hubiera ayudado a enseñar a los pretendidos biógrafos de Vallejo a no contradecir y desmentir al propio Vallejo.

      g.v.






      Duodécimo y ultimo hijo de la familia, César Abraham Vallejo nace en marzo en 1892 en Santiago de Chuco ( 3,115 metros de altitud), gran aldea más bien que pequeña ciudad del departamento de La Libertad, en la cordillera peruana.*


      1910

      Alumno notable, será muy brillante estudiante.
      Se va a Trujillo ( cuatro días de viaje a Caballo) y se inscribe en la Facultad de Filosofia y Letras de la Universidad de La Libertad.

      1911

      La intención de hacerse medico lo conduce a la capital. Pronto renuncia a la carrera y deja Lima. Lo encontramos de preceptor de los hijos de un hacendado del departamento de Huánuco.

      1912

      Entra como ayudante de cajero en la Hacienda “ Roma” (producción azucarera), de la que saldrá profundamente marcado. Y es que si joven Vallejo está favorecido por un trato reservado a los empleados superiores y un sueldo satisfactorio, no puede, sin embargo, no ver y no oír , cuando apenas aún apunta el alba, llegar los peones (cerca de 4000) al inmenso patio; ponerse en fila a medida que se les llama, y a partir para los campos de caña en la que se extenuarán hasta el sol poniente, con un puñado de arroz por todo alimento. Tampoco puede no saber todas estas pobres criaturas han sido salvajemente capturadas por siniestros “enganchadores”, y cobardemente retenidas por vida con el alcohol que, dominicalmente y deliberada intención, se les vende a crédito. Irrediablente endeudados, haciendose insolventes en pocas semanas- cubriendo rápidamente su deuda, un numero de años superior al que van a vivir- habrán los peones de garantizarla con esto que sólo les queda: sus hijos, nacidos o por nacer.
      Se comprende que el recuerdo de la hacienda “Roma” haya sido durable en un ser como Vallejo a quién alteraba la injusticia social.

      1913 –1914

      Ha renunciado a su empleo y retorna de nuevo a Trujillo. Con parte de los ahorros que trae, se inscribe por segunda vez en la Facultad y Letras. Consigue además un empleo de preceptor en el “Centro Escolar de Varones”. Aquel año publica sus primeros versos, de carácter didáctico, en el Boletín Cultural Infantil de ese Centro.

      1915

      Tercer año de Letras y simultáneamente el primero de Derecho. Deja su puesto en el Centro Escolar de Varones para trabajar en el Colegio Nacional de San Juan.

      En el mes de agosto muere su hermano Miguel compañero de juegos ( A mi hermano Miguel, LOS HERALDOS NEGROS)

      El primer éxito que obtiene Cesar Vallejo con su tesis EL ROMANTICISMO EN LA POESIA CASTELLANA es completo.

      Muy rápidamente es adoptado por los intelectuales y artistas quienes, muy activos y numerosos, forman un grupo inquieto, turbulento y audaz, cuya bohemia no es en Vallejo sino un hábito. Antenor Orrego, director de “La Reforma” y Eulogio Garrido director de “La Industria” encabezan el grupo, y de él forma parte también Victor Raúl Haya de la Torre, futuro fundador y jefe del partido político A.P.R.A

      Vallejo se impone pronto por el dinamismo y los rasgos humorísticos de sus fuerte personalidad de poeta y de autor que van a revelar dentro de poco tiempo sus primeras publicaciones en prosa.

      1916

      Segundo año de Derecho, colaboraciones en “ La Reforma” y “ La Industria”
      Vallejo entra en relación sentimental con Maria Rosa Sandoval; Joven atrayente, fina, culta, percibe la intensidad angustiada de sus poemas. Apenas principiado 1918, morirá María Rosa Sandoval, a la edad de 24 años, dejando “Diario y recuerdos” escrito en francés.
      “ Aldeana” aparece en Balnearios, revista de Lima, y, en octubre, el poeta Parra del Riego elogia a Vallejo en un artículo sobre el ambiente literario de Trujillo.

      1917

      Vallejo , que se ha aventurado a mandar un poema a la revista limeña “Variedades”, recibe la siguente contestación, de la que reproducimos unos párrafos.
      “ ...Nos remite usted un poema titulado. El poeta a sus amada, que en verdad le acredita a usted para el acordeón o la ocarina más que la poesía:

      Amada: en esta noche tu te has sacrificado
      Sobre los dos maderos curvados de mis besos
      Amada: y tu me has dicho que Jesús ha llorado
      Y que hay un viernes santo más dulce que mis besos.

      ¿ A que diablos llama usted los maderos curvados de sus besos? ¿Cómo hay que entender esos de crucifixión? .....
      Hasta el momento de largar a la canasta su mamarracho, no tenemos de usted otra idea sino la de deshonra de la colectividad trujillana, y de que si descubriera su nombre, el vecindario le echaría la lazo y lo amarraría en calidad de durmiente en la línea del ferrocarril...”

      La nota no esta firmada, traía una ilustración de las mas realistas. Por su parte ”La Industria” había publicado el mas hilarante artículo, titulado; “ La Justicia de Jehová”

      “ Ese hombre( Vallejo), señor, entona a la verde alfalfa, tal vez el instinto arranque de regresivo apetito familia....asegura con la mayor frescura que “las carretas van arrastrando una emoción de ayuno encadenado”
      Quiere también ser panadero y llevar en su corazón un horno....Quiere vivir tocando todas las puertas, y dice que sus huesos son ajenos y que él es un ladrón....”
      Firmado : J.V.P ( Julio Victor Pacheco)

      Amabilidades que Vallejo, divertido, acoge como elogios.
      Vallejo conoce a una joven, a la que llama “Mirto” Pero el corto idilio se rompe bruscamente a consecuencia de un incidente en el que Vallejo trata de hacer uso de un revolver cargado con una sola bala- como se verá luego- el que , por sorpredentemente circunstancia, se encasquilló en aquel preciso momento.

      En los últimos dias de diciembre, Vallejo se embarca para Lima, dejando en trujillo un vacio y un recuerdo profundo, mezclando con un sentimiento de frustración. Un cuaderno de poemas constituye todo su equipaje.

      1918
      Llegada gris y solitaria a Lima. En febrero escribirá :
      “…Pensaba partir de aquí y aborrecí esta vida, y sentí como un deseo de desarraigarm, de no estar, de no rozarme con nada, de escurrirme, de espiritualizarme totalmente acaso…”
      Rehusando toda idea de economiza, los pocos recursos traídos de Trujillo rápidamente se van agotando. No obstante, un tanto conocido ya – en enero ha tenido una entrevista con Abraham Valdelomar: en febrero, con José María Eguren y, en marzo, con Gonzales Prada- entra en contacto con las pocas revistas ( entre estas “Nuestra Epoca” que dirige José Carlos Mariátegui) y diarios que hay por entonces en Lima, en los que logra publicar algunos poemas y artículos. Por suerte, trabaja además, de preceptor de enseñanza primaria en el colegio Barros, establecimiento privado.
      Julio: muerte de Gonzales Prada, a quién Vallejo ha visitado varias veces, y fue el hombre que, en el Perú, más le impresionó , guardándole recuerdo y admiración imborrable a todo lo largo de su vida, y no es obra menor de Gonzáles Prada haber tenido y dejado un discípulo como Vallejo.
      Agosto: en Santiago de Chuco muere su madre, de 68 años de edad, sin poder Vallejo atenderla en sus últimas horas. Poemas no a “su” madre, sino a “la” madre, una, universal.
      Aunque impreso ya su primer libro de versos queda estancado largos meses en la imprenta en espera del prólogo que le ha ofrecido el poeta Abraham Valdelomar, por entonces muy en boga, quien ha elogiado en un reportaje concedido a la “Reforma” de Trujillo al gran poeta Cesar Vallejo, poeta de la ternura, para su bello y raro libro de versos”.
      Es sin embargo sin prólogo que aparece finalmente Los heraldos negros, no en 1918 como lo indica el mismo libro sino en Julio de 1919, a consecuencias del prologo vanamente esperado.
      Contrariamente a lo que se ha publicado demasiado a menudo.
      “ …lo mas importantes diarios de Lima, y algunos de provincias por lo menos, comentaron en forma comprensiva estimulantes y aun entusiasta, por órganos de prestigiosos escritores( sic.), el libro primogénito del poeta. Se ofrecian testimonios probatorios de esta afirmación”
      Según expresa Alcides Spelucin, amigo trujillano de Vallejo.
      Por otra parte, entre estos diarios de provincias figuran “La reforma” y “la Industria “ en que los que aparecieron las vibrantes criticas de Antenor Orrego, el amigo mas nombrado por Vallejo, con el de Eulogio Garrido.

      Pese a su luto, Vallejo conoce a “Otilia” y se prenda de ella.
      En septiembre, muere el fundador y director del Colegio Barrós.
      Los miembros docentes del establecimiento ( emparentado uno de ellos con Otilia) solicitan y logran obtener licencia para asegurar su funcionamiento, bajo la dirección de Cesar Vallejo, quién muy cortés, ha redactado la petición , pero no posee la más mínima virtud en materia de cuentas y dirección económica. En poco tiempo, la situación colectiva- en la que se encuentran mezclados: dinero para repartir, funciones respectivas, intimidades de orden privadísimo, violencias y reproches recíprocos pues Vallejo se niega al matrimonio – se complica y va agravándose hasta quedar desmembrada la empresa. Otilia abandona la ciudad* Vallejo se ve obligado a desocupar el alojamiento que su función de director le otorga en el colegio, Es además el tiempo de las vacaciones, circunstancia en la que no ha pensado Vallejo que se encuentra sin empleo, sin techo, y completamente desprovisto de dinero. Depresión y angustia bien naturales**. Un amigo, León Guzmán, fraternalmente lo acoge en su casa.

      1919-1920
      El 15 de septiembre consigue un puesto en el Colegio Nacional Nuestra Señora de Guadalupe, donde enseña hasta marzo de 1923.
      “ El 3 de noviembre – nos refiere Juan Espejo- en el atardecer aparecio en mi casa César, en un estado de agitación y de angustía, repitiendo en forma insistente esta frase : ¡Abraham Valdelomar ha muerto! ….¡Abraham Valdelomar ha muerto!...así dice la pizarra de “La Prensa” . Su estado emocional era intenso y sólo comparables alos momentos que siguieron al recibir la noticia del fallecimiento de su madre, pero mientras ésta le llevó a un estado de llanto y de abandono, la noticia del fallecimiento del Valdelomar, que él tanto estimaba, le produjo un estado de agitación dolorosa, Un tanto calmado, se sentó en la mesa del comedor y escribió : “Abraham Valdelomar ha muerto….”.

      Vallejo resuelve irse a Europa, pero no sin volver a ver a los suyos y la tumba de su madre. Parte para Santiago de Chuco. Llega sólo para verse mezclado en un sangriento conflicto que generado en incendio. En un arrojo muy propio de él, se dirige como conciliador a los lugares del drama: su sola presencia le denuncia al juicio de las autoridades, parciales e incompetentes. Acusado como incendiario con diecinueve más, es buscado y finalmente detenido el 6 de noviembre de 1920 en la pequeña casa de campo de Antenor Orrego. Pese a las numerosas campañas en contra de la detención de Vallejo organizadas en Lima y en varias ciudades del país por escritores, artistas, intelectuales, estudiantes y amigos, no será liberado sino el 26 de febrero del año siguiente: 112 días de cárcel.
      “Aquella noche ( la de su liberación) –nos informa Juan Espejo – no hubo en sus labias un solo reproche ni una queja ni una frase que delatara odiosidad contra sus detractores….”
      Aún se insiste y se publica que su cárcel le afectó a Vallejo y hasta le “destrozo” a todo lo largo de su vida y obra. No. Una vez en París, y a respetable distancia de aquellos jueces que Vallejo ya no reconoce, ni la toma en cuenta. Pero, por inquietarle posibles consecuencias para su familia, sigue Vallejo escribiendo a su abogado, con firme interés pero con fingido respeto por el asunto. Vallejo recién liberado de una clamorosa injusticia, recién también acaba de aprender y comprender que “ Todos somos cómplices” No se siente irremisiblemente perseguido, sabe que su caso no es ni aislado, ni personal.

      En el poema “ el momento mas grave de la vida, leemos, entre los demás versos, los siguientes:
      “ Y otro dijo:
      - El momento más grave de mi vida fue mi prisión en una cárcel del Perú.
      Y el último hombre dijo:
      - El momento más grave de mi vida no ha llegado todavía “
      Este último hombre es Vallejo.

      La Munipalidad de Trujillo ha convocado a un concurso con ocasión de la Proclamación de la Independencia Nacional. En diciembre Vallejo, que no ha cesado de leer y escribir en sus celda, se lleva el segundo premio: 500 soles, ( el primero ha sido declarado desierto)


      1921
      En noviembre, se lee en la revista madrileña “Cosmopolita” citado por primera vez en Europa, por Alberto Guillén, el nombre de Cesar Vallejo.
      En el curso del mismo mes. “Entre Nous” organiza un concurso de cuentos. Vallejo que ha presentado “Mas alla de la vida y de la muerte” gana el primer premio. El cuento será publicado en Junio de 1922 por “Variedades”, con tres ilustraciones y un retrato del autor, publicación que reviste las características de una verdadera rehabilitación.


      1922

      El premio ganado permite a Vallejo editar su segundo libro de versos muchos de los cuales han sido escritos en la carcel de Trujillo. TRILCE aparece en el momento mismo en que Chocano culmina-según sus propios términos- como el “ Walt Whitman del Sur”. Un solo testimonio a favor : el del autor del prólogo: el entrañable y visionario Antenor Orrego .

      Pero, por otra parte, se puede leer:
      “ Contrariamente a lo que alguien habría expresado, “ Trilce” fue recibido con desconcierto por unos y con una hostilidad cerril por otros- escribe L.A. Sánchez, en Mundial. Y he aquí, ahora, a un poeta brujo. A un poeta, con cuyo libro lucho en vano, cada línea me desconcierta más, cada página aumentó mi asombro. Por qué ha escrito “Trilce” Vallejo?

      Y en otro de sus párrafos:
      “...después de haber gustado el sabor de la prisión, por obra de una calumnia infame, después de haberse emborrachado de exotismo, de amargura y de vino, César Vallejo ha lanzado un libro incompresible, y estrambótico: “Trilce”.
      Y vuelve a preguntarse,
      “ Porque qué habrá escrito “Trilce” Vallejo?”
      Años mas tarde, el mismo Vallejo dira imperturbable : "Trilce cayo en el mas completo vacio ....














      Pero, por otra parte se puede leer:

      “ contrariamente a lo que alguien habría expresado “Trilce” fue recibido con desconcierto por unos y con una hostilidad cerrill por otros- escribe L.A. Sánchez, en Mundial. Y he aquí, ahora, a un poeta brujo. A un poeta, cuyo libro lucho en vano, cada linea me desconcierta más, cada página aumento mi asombro. Por qué ha escrito “Trilce” Vallejo?

      Y en otro de sus párrafos:
      “ ....después de haber gustado el sabor de la prisión, por obra de una calumnia infame, después de haberse emborrachado de exotismo, de amargura y de vino, Cesar Vallejo ha lanzado un libro incomprensible y estrambótico: “ Trilce”.

      Y vuelve a preguntarse,
      “ Por qué habrá escrito “Trilce” Vallejo”

      Años más tarde, el mismo Vallejo dirá imperturbable : “Trilce cayó en el mas completo vació”. “Pero .....querrán interrogar. (sic) El ya comprende y contesta: “Ello no me ha sorprendido ni afectado” Sorprendentes, casi anormales, eran su apacible abstracción, su total ausencia de rencor. Y es que Vallejo, al dedicar su libro, ya había expresado: “ Me siento superior a mi libro”

      40 años después se renovarán publicaciones no menos cómicas, como las, por ejemplo, del Aula Córdova, y no sabemos si es simplemente divertido o verdaderamente necesario recordar aquí los siguientes comentarios ( ciertos fragmentos los subrayamos intencionalmente) del libro ya mencionado “ Valoración de Vallejo” – sin que sepamos si debemos entender “Valoración” o “ Desvaloración “:

      “ Poemas Humanos no fueron seleccionados ni publicados por su autor”

      Vallejo no ha dejado ni una sola obra ( verso o prosa) que no estuviera prácticamente terminada e, inclusive, repetidamente revisada-aunque de seguir viviendo, Vallejo posiblemente las hubiera revisado nuevamente, ampliado o reducido o hasta transformado.
      Lo único que quedó en apuntes, es el libro que proyectaba sobre la guerra civil de España, y “ Charlot contra Chaplin” obra ésta meditada, a la fecha de su muerte, desde hacía más de dos años.

      “ Los poemas fueron inscritos entre el 3 de septiembre y el 8 de diciembre de 1937: los no fechados deben ser de la misma época”
      Hubiéramos pensado – a riesgo de repetirnos- que lo más lógico y de más sentido crítico era suponer que los poemas no fechados justamente habían sido más bien escritos en años anteriores y no en los 3 meses consabidos. Aclararemos, de una vez por todas, que el último poema de Vallejo es del 21 de noviembre del 1937.




      “ Sólo podemos responsabilizar a un autor de la obra publicada por él o por su voluntad expresa. No todo lo que escribe un poeta puede ser dado a conocer... Estas páginas nos muestran un Vallejo tan al desnudo que no sabemos si hubiera sido de su agrado verse así exhibido en público”.

      Vallejo- como todo autor- deseaba publicar en todo momento y en particular desde 1929. Por ende, es obvio decir que, en 1938, Vallejo deseaba “expresamente” publicar cualquiera de sus obras inéditas y, especialmente, sus poemas. Todo lo que Vallejo ha escrito era, en su concepto y propósito, para ser “dado a conocer”. Lo que Vallejo pensó que no podía ser dado a conocer, no lo escribió. En Vallejo, no hay un Vallejo desnudable y un Vallejo no desnudable. Vallejo es su obra y su obra es él. Lo que no hubiera sido “del agrado del autor Vallejo” no es verse “ así exhibido tan al desnudo en publico” sino ¡verse exhibido en un desnudo que no fue jamás el suyo!

      “ Los poemas fueron escritos durante tres meses y nos permiten seguir, día a día, el proceso espiritual que Vallejo sufre en este lapso.”

      Puesto que “ Poemas en Prosa” y “ Poemas en Prosa” abarcan un lapso de unos 14 años ( con interrupción de cerca de 3 años: 1922/30/31), se entiende que el proceso espiritual de Vallejo hubo se extenderse durante este mismo lapso. Nos explicamos difícilmente salvo que Vallejo hubieses sido no se sabe qué veleta, qué proceso espiritual se puede seguir, día a día, en un tiempo relámpago de ¡3 meses! Implicándose además que Vallejo, vacío entonces de toda evolución de 1923/24 a septiembre de 1937, hubiera permanecido exento de todo proceso espiritual durante 14 años.

      “ Después de un abandono de 15 años...Quince años más tarde, incitado por la guerra de España, vuelve a la poesía activamente.... la fecha de los poemas indica que en sus mayoría son el producto de un momento de inspiración. Vallejo los dejó así , tales como nacieron. La desesperación y el presentimiento de la muerte cercana infunden al poeta una urgencia que le impide volver sobre lo andado. No tiene tiempo para poetizar pulidamente”.

      Notemos que “ es incitado por la guerra de España que Vallejo vuelva a la poesía y
      ¡activamente! Agreguemos que este pretendido despertar tiene lugar más de un año después de un año después de producirse dicha guerra civil.
      Según el autor de estos comentarios los poemas de Vallejo no son “ pulidos”. No es, en todo caso, el presentimiento de su muerte inminente o cercana que impide a Vallejo “poetizar pulidamente” ( ver al respecto pág. 116).
      Por otra parte, nos resistimos el deseo de reproducir estos siguientes párrafos aunque fuera de tema:

      “ Pero en el caso de Vallejo, el entusiasmos y la inspiración no vienen juntos, tomados, tomados de la mano; por esto “España, aparta de mi este cáliz no supera a la circunstancia que lo genero; no pasa de ser un libro de ocasión... y la ocasión suele ser el peor enemigo del poeta, cuando éste, con impaciencia, se precipita sobre el papel, violentando a sus musa...Pero creyéndose inspirado, abandona el control del momento poético, de los recursos que suscitan a esa rara flor, a la vez poderosa y frágil, que es la poesía... Se nota el esfuerzo desmesurado por sacudir al lector. Creo que “ España, aparta de mi este cáliz” es el libro menor de Vallejo. Considerándolo literariamente, apenas podemos paragonarlos con las poesías de Miguel Hernández, de Antonio Machado o de Pablo Neruda.

      Vallejo, refiriéndose objetivamente a la obra de arte ante los hechos, expresaba humildemente. “ Todo es pálido al lado de la realidad”. Si en la presencia circunstancia consideramos que se trata nada menos que de la tragedia española, convendría que el autor de “Valoración de Vallejo” se preguntara al menos quién, ante tal circunstancia, y por genial que fuera, hubiera podido superarla, y hasta se preguntara ante todo si es superable semejante circunstancia.

      No comentaremos más el “ producto” de tan “activa” , “pulida” y “poetizada” “inspiración” que le habrá sido sugerido al profesor “Yurkievitch por la misma “musa” de Alfred de Musset.

      En relación con lo expuesto, citamos esta referencia a un estudio de Giovanni Meo Zilio: “ Stile e Poesía in Cesare Vallejo”, Padua 1965, de la Revista Nacional de Cultura, de Caracas, Nº 172:
      a) “ ...penetrando en profundidad un punto cualquiera de su obra, se pueden encontrar las “constantes” estilísticas de toda la producción literaria del autor. Escoge Meo Zilio el “Himno a los voluntarios de la República” por considerarlos el más significativo de los cantos que componen el último libro de Vallejo: “ España, aparta de mí este cáliz” ya que la postrera producción del poeta- insiste- representa su madurez espiritual y, al mismo tiempo, resume a grandes rasgos toda la obra anterior”.
      Y este fragmento de un artículo publicado en el A.B.C de Madrid, del 10 de junio de 1967:
      b) “...La estatura del poeta Vallejo crece por dias a los ojos del mundo . Si hoy se realizará una encuesta, sea en América sea en España, para saber a quién se tiene allá y acá por el poeta más representativo, puede que apareciese algún sufragio para Dario, para Lugenes, para López Velarde, para Barba Jacob, para Borges, para Huidobro, para Neruda, y puede hasta para Chocano, Pero en consesus general, aplastante, proveniente de todas las zonas de la sensibilidad y de la composición social, recaería en diputar a Cesar Vallejo...”
      Una entrevista con Dario Puccini, mucho más reciente:
      c) “...Vallejo demuestra de que Antonio Gramsci tuvo razón cuando dijo de que la poesía; sólo la vida crea poesía. Vallejo vivió. Es decir fue un hombre hundido en la vida humana de su tiempo. Su vitalidad le permite estar hoy a la vanguardia de la lírica contemporánea. Su vitalismo unido a su ideología social nueva, explican su vigencia. Vallejo fue un adelantado no sólo a un tiempo castellano, sino a un tiempo mundial”.
      d) El criterio, que está extendiéndose, de Cohem: “ ...es, Vallejo, posiblemente el poeta del siglo”.


      1923

      Aparición de ESCALAS MELOGRAFIADAS y de FABLA SALVAJE. En Junio, Vallejo, que proyecta su evasión desde 1920 y, más particularmente, desde la edición de TRILCE, se embarca para Europa. Una moneda de 500 soles- un aguila de oro- prendida en una esquina de su pañuelo. Va con él Julio Galvez, sobrino de Antenor Orrego.

      Ignorando el idioma sin recursos de ninguna suerte, sin relaciones, sin perspectivas próximas o lejanas, Vallejo llega en julio a París un viernes 13.

      Durante dos años, vivirá días extremadamente duros, hasta escapando de la muerte a consecuencia de una hemorragia consecutiva a una intervención quirúrgica:
      “ Que es verdad que sufrí en aquel hospital que queda al lado...”
      Se lee: la miseria de Vallejo! El hambre de Vallejo! La única camisa de Vallejo que lavaba y planchaba de noche su abnegada esposa: Sus pobres manos!- sin mencionar más. Todo esto es literatura muy gastada y aún así la falsa. Ante la falta de dinero, Vallejo sufre por supuesto, pero no cede

      ¡ Qué iba a naufragar por tan miserable extremidad! El sufrimiento de Vallejo es ante todo, el de sus semejantes, sintiéndose impotente ante la sensiblería hipócrita, la flacida compasión cristiana, propias del burgués de toda escala. Al recordar “aquel hospital” no recuerda lo suyo. Recuerda una sala de espera...Los enfermos están esperando al interno del servicio...Traen en camilla a un hombre cubierto de sangre.
      ¿Hemorragia interna?...¿ Accidente de trabajo?...Se espera al interno...los minutos pasan...En esto, brucamente el hombre arroja por la boca una gruesa cantidad de sangre. El interno no asoma...Como los demás, el hombre espera ... aparentemente con calma...El interno no llega...Y, otra vez el hombre arroja sangre y sangre hasta que, enderezándose como puede, los ojos locos, busca recuperar su sangre lamiendo sus manos, sus brazos, la sábana y, en un paroxismo de desesperación se esfuerza violentamente por recogerla hasta el mismo suelo....De aquel hospital en el que también ha sufrido, guarda Vallejo el recuerdo de este hombre, de esa concreción sublevante de la injusticia social.

      1924
      En marzo, sobreviene en Santiago de Chuco, la muerte de su padre, a los 84 años de edad.
      Apenas menos angustiosos seran los rigores que sufren Vallejo y Galvez cuando el escultor Max Jiménez, de Costa Rica, les deja su taller de la calle Vercingetorix...
      A fines de setiembre conoce, entre otros, a Vicente Huidobro y a Juan Larrea
      Vallejo que ha emprendido la traducción al español de una obra del General Magin, la termina en diciembre. El dinero recibido no sirve más que para pagar deudas.

      1925
      A principios de 1925, Vallejo tiene la oportunidad de conocer a Maurice de Waleffe, Presidente de “ La Prensa Latina”, hombre de gran afabilidad, quién le facilita la obtención de la carta de periodista que le permite extender sus relaciones.
      Entra en contacto y posa para el escultor José de Creeft, que expone tres perfiles de su modelo, “clou” del Salón del año.

      Conoce a Juan Gris, estableciéndose entre ambos una grata amistad que tajará, en 1927, la muerte prematura del pintor, a la edad de 40 años.

      Mas tarde conoce al hijo del Jongkind, y a Waldo Franck y al azar de los años, de cerca o de paso, a Marcel Ayme, Lipchitz, Unamuno, A. Artaud, C. Cassou, J. Copau. J. Supervielle, Torres Bodet, J.L. Barrault, Ch. Dullin, R. Desnos, Moussinac, T. Tzara, B. Crémieux, R. Blech, C. Aveline, Ehrenbourg, V. Coutuerier, Portinari, Cernuda, Buñuel, Crevel, Crommelynck, entre otros, entrevistando además personalidades como Gosset, Maiakovski, Reinhardt, Meyerhold y varias más como lo indica su labor periodística.

      En mayo se funda en París, en la Avenida de la Opera, “ los Grandes Periódicos Ibero- Americanos” gran empresa que dirige Alejandro Sux, en la que entra Vallejo como secretario.

      Poco después, tiene lugar la Exposición de las Artes Decorativas. Es cuando Vallejo inicia para la revista limeña “Mundial” una serie de artículos y, al año siguiente, otra para
      “Variedades”, también de Lima.

      Con el objeto de estar alojado cerca de su empleo se muda al hotel Richelieu, sito en la calle Moliere, primera transversal de la Avenida de la Opera, y a una cuadra de la Comedia Francesa.

      En octubre, Pablo Abril de Vivero le obtiene una beca en Madrid ( unas 300 posetas mensuales) y Vallejo viaja por primera vez a España.

      1926

      En el café de la Régence, frente a la Comedia Francesa, conoce a Henriette Maisse, quien viene a vivir con él, y de la que separará en oct. del 28, en víspera de su primer viaje a la Unión Soviética

      En Julio, aparece el primer número de “Favorables” pequeña revista que emprende y financia Juan Larrea, y que se muere en su segundo número. Vallejo colabora en este (sic) empresa con más buena voluntad que real entusiasmo. Obvio, es agregar que más de 25 años después, y hasta hoy Juan Larrea se felicita de haber, una vez más ayudado a Vallejo, abriéndole las páginas de su mínima revista.

      Por asegurada que esté su situación material- muy relativamente ya que son dos ahora – Vallejo experimenta un estado persistente de inestabilidad y de descontento de sí mismo cuya causa no reside en su temperamento , en extremo angustiado y apenas diferenciable en realidad del estado de crisis permanente a grado variable, sino en alguna laguna personal de orden moral.

      Vallejo, quien como periodista tiene entrada a los teatros, con ciertos, exposiciones, y frecuenta por lo demás los cafés en boga, exclama en el primer semestre de 1927: “Tout ca n´est ni moi ni mi vie! ( Todo esto no es ni yo ni mi vida)

      1927
      Sería difícil admitir que, en aquella época, Vallejo, quién va a tener 35 años aún se busca y se busca para si solo. No.
      En abril, renuncia a su empleo de secretario de “Los Grandes Periódicos Ibero – Americanos”
      En setiembre, renuncia a su beca del gobierno español, escribiendo a Pablo Abril: “Tengo 34 años y me avergüenza vivir todavía becado”

      Vallejo reflexiona, se interroga ¿ Hacía dónde va? ¿ Cuál es su contribución a la vida de los hombres? Inquietud indefinida y primeros síntomas de la profunda crisis que pronto le afectará gravemente ( 1927/28). Crisis moral y de conciencia indubitablemente, ya es a raíz de ella que Vallejo entrevé haber detectado la causa de su agudo malestar: el alejamiento y la ignorancia de los problemas que más atormentan a la humanidad avasallada y sufrida en la cual vive. No obstante, se resiste a ver en el marxismo la solución a tan numerosos males, secularmente pretendidos insolubles, e irremediables, aunque, por otra parte, sospecha y presiente que un sistema enteramente nuevo, y no por azar unánimemente rechazado por los explotadores y los prepotentes, ha de implicar necesariamente e ineluctablemente algún mejoramiento por primera vez real, palpable, fundamental para las masas trabajadoras y frustradas. Y Vallejo, empieza a estudiar la realidad social y el fenómeno marxista: asiste a charlas y reuniones en las que se exponen y discuten problemas socio-económicos, lee folletos y libros que tratan de la lucha de clases, de la organización socialista del trabajo, se interesa en los autores y en los filmes soviéticos, y asiste, entre otros, a la presentación de “El acorazado Potemkin” que le revela una dimensión desconocida de este mundo.

      1928

      El año no se abre con gratas perspectivas. Con una lucidez conforme a su ética, Vallejo mismo ha destruido el mínimo de seguridad tan duramente conseguido. Apenas han transcurrido 22 meses de tregua....y, plenamente consciente, vuelve a entrar en la total incertidumbre material con lo que implica, y , esa vez, no por nueve años sino hasta su muerte:

      El 18 de abril, escribe a Pablo Abril:

      “ ...A medida que vivo y me enseña la vida...voy aclarándome muchas ideas y muchos sentimientos de las cosas y de los hombres de América. Me parece

      que hay la necesidad de una sola gran cólera y de un terrible impulso destructor de todo lo que existe en esos lugares. Hay que destruir y destruirse así mismo. Eso no puede continuar; no debe continuar. Puesto que no hay hombres dirigentes con quienes contar, necesario es, por lo menos, unirse en un apretado haz de gente heridas e indignadas, y reventar, haciendo trizas todo cuanto nos rodea o está a nuestro alcance. Y, sobre todo, hay que destruirse a sí mismo ( que subraya Vallejo) y, después, lo demás. Sin el sacrificio previo de uno mismo, no hay salud posible”.

      Como lo leemos, Vallejo no anduvo nunca lejos del marxismo(*)
      Pronto muy seriamente enfermo, tiene que retirarse a los alrededores inmediatos a París ( Ris Orangis), a fines de junio, para poder restablecerse, físicamente, al menos.

      Transcurre el verano. Más o menos está repuesto en víspera de otoño.
      Ha recibido cincuenta libras, suma que otorga el Perú a todo peruano deseoso de regresar a su país. Provisto ya de un mínimo de conocimiento marxistas, Vallejo viaja de frente a la Unión Soviética ( octubre 1928), guardando la secreta esperanza de fijarse en Moscú
      Es necesario, aclarar aquí, de paso, que Vallejo – contrariamente a ciertas aserciones – no tienen intención de volver al Perú; pero ya leninista, no vacila en pedir su pasaje de regreso, lo que no representa cincuenta libras que no recuerdan al tren blindado de Lenin.

      (*)El 16 de noviembre del 1929, Antenor Orrego escribirá a Vallejo:
      “ Yo contaba siempre que, tarde o temprano, tú tendrías que alistarte en las filas de los hombres que en este momento histórico trabajan por una transformación radical de la humanidad”



      El 19 de octubre, día de su partida, escribe a Pablo Abril;

      “ ... Me doy cuenta de que mi rol en la vida no es éste ni aquél y que aún no he hallado mi camino...Quizá en Rusia lo halle ya que en este otro lado del mundo donde vivo, las cosas se mueven por resortes más o menos semejantes a las enmohecidas tuercas de América” ....( subrayado mío)

      Y el 29, de Moscú mismo:
      “ No creo que podré quedarme en Moscú. Lo del idioma es terrible. Volveré a París dentro de pocos días y de allí le escribiré”.

      El 13 de noviembre está de vuelta en París.
      Primero apuntes y observaciones:
      No disimula el impacto que le ha causado la realidad bolchevique que – confiesa- de la que había dudado, digamos, por entero. Entre otros puntos por ejemplo, variablemente debatidos, Vallejo que jugaba que la belleza de la mujer de la sociedad burguesa es mucho mas nociva que constructiva, quedó muy impresionado por la mujer soviética “ toda dedicada al trabajo social, sin el menor índice de flirt, o intención sexual en la mirada”.

      Aunque bastante fuera del tema: leo en el más apreciable de los trabajos sobre Vallejo las siguientes líneas que demuestran y confirman una vez más, cuan perniciosos son los datos incompletos, inexactos y hasta falsos de quienes afirman irresponsablemente:

      “ ...No cabe duda, pues de las exigencias de la carne debieron ser preocupación constante, en la mente vallejiana. Corroboran el hecho los biógrafos, quienes nos aseguran que para Vallejo....etc “ ( que subrayo)
      “ Las exigencias de la carne” ( a las que habrá de agregar las “exigencias de la bebida, las “exigencias” de la droga, y no sabemos cuántas otras “ exigencias” más)

      Vallejo era de un ascetismo que envidiaría un monje. No lo iban a sospechar, obvio es decirlo, éstos que se titulan sus biógrafos ( a mil leguas a París o recién nacidos) , quienes le escarban hasta en “sus “ calzones y le descubren y miden en la medida y categorías de “sus” mentes y propias exigencias fálicas.

      En el “motivo sexual” Vallejo-obra, las “exigencias de la carne” son sensiblemente ajenas, no pudiendo ésas asimilarse y menos unificarse con lo pasional, y así lo expresa claramente Vallejo, en ciertos poemas de Los Heraldos Negros.

      En mis nueve años de unión con Vallejo, fiel por naturaleza en lo mas absoluto, pude convencerme, aunque sólo después de su muerte, que ninguna mujer había realmente en su destino, sino en proporción de su necesidad esencial para el desarrollo de su obra. Sólo existía “ la dominante” entre las característica de su ser, al concretarse su ideología. Marxista.
      Regresado de la Unión Soviética, y de nuevo radicado en París, Vallejo , primero, va a poner orden de su vida y en sus originales, los que tiene reunidos bajo un titulo “Código Civil”.
      Son unas 45 páginas muy aproximadamente, de diferentes formatos: algunas ya entonces en mal estado por el tiempo transcurrido.
      Estas páginas, Vallejo las ha escrito entre julio de 1923, fecha de su llegada a París, y noviembre de 1928, sin descartar que haya podido iniciarlas ya en Lima, es decir, antes de embarcarse para Europa.

      Al recordar que, a su arribo a Paris, Vallejo carece de absolutamente de todo, podríamos pensar que, en semejante circunstancias, y por optimista que fuera, él se haya visto en los imposibilidad material de escribir. Sin embargo, HACIA EL REINO DE LOS SCIRIS, fechado por el mismo : 1924-1928, nos indica que ni siquiera en 1924 Vallejo ha dejado de escribir.
      El fólder, que lleva el único título de “Código Civil” encierra tres obras independientes ; dos en prosa, la primera HACIA EL REINO DE LOS SCIRIS ya mencionada, y la que Vallejo titulará CONTRA EL SECRETO PROFESIONAL. La tercera obra son catorce poemas en prosa que integrarán POEMAS EN PROSA..
      ( Catorce en la Edición Original, de París, Julio de 1939, por omisión inevitable de
      “ En el momento en que el tensita....” que, a la publicación de los versos póstumos de Vallejo, no figuraba en el conjunto de los poemas en prosa dejados en prosa dejado por el autor).

      Es sólo mas tarde que advertí en CONTRA EL SECRETO PROFESIONAL, una nota manuscrita indicando “pasado en verso” encontrado inclusive el manuscrito correspondiente,( reproducido en O.P.C 1968)
      POEMAS EN PROSA, he tomado la libertad de agregar al publicar O.P.C tres poemas de la misma época y la misma etapa.
      “ Me estoy riendo....” ( julio, 1926)
      “ He aquí que hoy saludo.....” ( octubre 1926)
      “ Lomo de las sagradas escrituras...” ( noviembre 1927)

      “ Alturas y pelos “ versión ulterior de “ Actitud de excelencia” aunque publicado en 1927, ha sido colocado por Vallejo mismo en POEMAS HUMANOS.
      En cuanto al título “Código Civil” es lógico, creo, suponer que Vallejo tuvo sus motivos para suprimirlo definitivamente (*)
      (*)En algún comentario se lee :
      “...Georgette incurre en una grave contradicción....sostiene:
      “ En Madrid ( en 1931)
      Vallejo tenía a mano Código civil...en otro, declara que los originales de Código civil “ hasta hoy existen”....” en su mismo estado de entonces” ( que subrayo)
      “ Grave contradicción”
      No existen los originales de: hacia el Reino de los Sciris?
      No existen los originales de: Poemas en Prosa?
      No existen los originales de : Contra el secreto profesional? ( y hasta reproducidos los originales de estas dos últimas obras en O.P.C)


      De Fuerbacha a Marx








































      Los tres párrafos de “Contra el secreto profesional” que Vallejo “ pasa en verso” y coloca en “poemas en Prosa” – lo que el Sr. Coiné se permite censurar, exclamando furibundo: “ Y por qué Vallejo pasa en verso lo que fue escrito en prosa?” ( ¡...?)



      En cuanto al fólder, no sé en que momento Vallejo lo extravió voluntariamente o lo destruyó.
      Hemos visto que Vallejo y Haya de la Torre estaban ligados por aquellos tiempos de Trujillo y en cierta medida por esa misma amistad, en el partido político que Haya ha fundado y dirige. A su regreso de la Unión Soviética, surge inevitablemente ante Vallejo el paralelo entre las dos realidades sociales, y es tan revelador e impresionante que Vallejo corta todo vínculo con el aprismo. El 28 de diciembre de 1928 hace pública su determinación: firma el DOCUMENTO redactado y publicado por varios peruanos más, entre esos Eudocio Rabines por entonces marxista, QUE REPUDIA TERMINANTEMENTE AL PARTIDO APRISTA POR LA NUEVA ORIENTACIÓN CONTRARREVOLUCIONARIA QUE LE INSUFLAN LAS NUEVAS TEORÍAS DE HAYA DE LA TORRE SU JEFE (*)

      El mismo día queda constituida la célula marxista- leninista peruana de París, compuesta de seis miembros, entre ellos Vallejo.

      Anteriormente, desde el 7 de octubre, JOSE CARLOS MARIATEGUI HA CONSTITUIDO EN EL PERU EL PARTIDO COMUNISTA PERUANO.

      Al abrirse 1929, se inscribe, con HACIA EL REINO DE LOS SCIRIS, CONTRA EL SECRETO PROFESIONAL, POEMAS EN PROSA, quedando más o menos definitivos POEMAS EN PROSA. Pero, ante todo, medita su nueva orientación. Ha establecido una correspondencia con la V.O.S.K de Moscú. Fuente de documentación internacional. Mensual cuando no semanalmente, se dirige a la librería “L´Humantité “ del mismo nombre del diario marxista, y vuelve con un mes de lectura, mas exactamente de arduo estudio.
      En julio, viaja a Bretaña...










      (*) El 14 de octubre de 1929, José Carlos Mariategui escribe a Vallejo: “...Sé que Haya, en más de una carta, atribuye a rivalidades personales toda la desaprobación de su rumbo oportunista y caudillesco en que hemos coincidido los elementos más responsables y autorizados de nuestro movimiento. A un obrero, Manuel Zerpa, le escribio acusándonos de “divisionismo”. El obrero, con seguro instinto de clase...”



















      FOTO

      César Vallejo en Moscú en Octubre
      De 1929 2do viaje












      FOTO
      Vallejo en Niza, en nov. De 1929
      Itinerario de regreso de Moscú a
      París, segundo viaje a la Unión
      Soviética.












      1938

      Cuando en Junio de 1923, Vallejo se embarca para el viejo continente, le preguntan por cuánto tiempo se va. Vacilando por intuitivo acierto contesta:
      - No sé .....por mucho tiempo....15 años por los menos.

      Al salir del Perú, Vallejo no obedece a un rencor personal ni huye de algún peligro, aunque esto se haya afirmado sin fundamento. Es por vuelo natural que Vallejo se siente impulsado hacia otras fronteras. Si nace Vallejo en Santiago de Chuco, no se ha de olvidar que en sus venas corre la sangre de dos abuelos españoles y españoles fue fundado su pueblo natal. Un pintor peruano, Sabogal, me decía una vez: Vallejo, como Gracilazo, no es sólo peruano ni mucho menos. Voy a escribir algo aclarando esto”.

      Al llegar a París, Vallejo no sufre del cambio ambiental y espiritual. Pronto no concibe otro lugar para vivir y trabajar teniendo Vallejo el derecho inajenable de vivir donde se desarrollará más su facultad creativa. Ineluctable era su arribo a Europa. Demasiado poderosas eran sus raíces ancestrales para que no crecieran sin límites apenas transplantada, haciéndose hasta imposible su retorno al Perú.


      Al respecto, el director del Aula informa:
      “ De cuando en cuando, Vallejo pensaba regresar al Perú, salvarse por la huida como en ocasiones previas, Pero se lo impedía algo....siempre algo lo mantenía a su columna.
      ( “columna” que nos recuerda : “ algo así como el alfiler que inmoviliza a la mariposa...” ).

      “ Y cuando ya no quedaba impedimento real, se lo estorbaba la nimiedad de un sueño. Porque su mujer, quién contribuyó no poco en la modulación de su suerte, había tenido hacia 1929 un sueño en el que había visto a Vallejo, caído y ensangrentados en una revuelta callejera en Lima, agonizante. Fue este elemento irracional que a Vallejo, muy supersticioso, se le interpuso siempre que pretendió volver sus pasos al Perú.
      Lo deplorable es que se conozca a Vallejo a través de descabellados informes de esta categoría e índole.
      No sabemos a la salvación y huida de quién se refiere, agregando para colmo, “como en ocasiones previas”. La vida de Vallejo en sus aspectos capitales es ya suficientemente conocida para que sepamos al menos que jamás adoptó la “huida” como medio de salvación, no habiendo además tratado de salvarse
      ¿ Tales aserciones son siquiera coherentes cuando ya está enterado y advertido Vallejo, que en el Perú, lo espera “un suplemento de investigación “ en relación con los acontecimientos de Santiago de Chuco por los que él ha sufrido inicuamente 112 días de cárcel? Vallejo, por su misma inocencia, está tanto menos dispuesto a responder a este suplemento de información por cuanto el hombre nuevo que ya se ha perfilado en París se niega a comparecer ante tribunales y jueces que ya por entonces no reconoce.



      Veamos la “nimiedad” del sueño que, en la mente del director del Aula, cobra sin embargo singulares proporciones. Y semejantes a este “sueño” sin importancia son los hechos y acontecimientos de la vida cotidiana de Vallejo....Por lo tanto , no merecen más que la borrosa memoria que de ellos guarda el Sr. Larrea.

      En 1924/25 ( no en 1929) por circunstancias banales aquí sin importancia, una señora me dice la suerte. Relato estrictamente lo esencial, es decir sólo aquello que iba más tarde a relacionarse con Vallejo.
      “ viene de lejos, - dice -, Ya ha cruzado los mares. Un hombre feo...pero un ser luminoso. Será usted siempre la primera en su mente”. ( Luego de un cierto silencio) . “ Veamos la segunda parte de su vida..”

      En el acto he comprendido, pero fingiendo interpretarla mal, interrumpo:

      “Cómo ¿ un divorcio?
      “ No, - contesta ella- usted enviuda”

      Ella vacila como quien sufre un ligero vértigo:
      “ ...es decir....veo .....veo como una revolución...”

      insisto:
      “ ¿ Será aquí?
      “Si...aquí – confirma-

      Al salir, había olvidado una última pregunta:
      “ ¿ Cuándo será”

      Hasta que se cumpliera la predicción de esta señora, no me dejó tregua alguna, sino y sólo cuando, al ser expulsado de Francia, nos fuimos a España.

      Ante todo, vemos una predicción no es un “sueño”. Luego en ningún momento veo a Vallejo caído, ensangrentado y agonizante, ni calle alguna de Lima, ciudad en la que aún no había pensado en mí vida. Además constatamos que, en está predicción, no es en Lima, sino precisamente en París que va a morir Vallejo.
      No obstante, tanto por tratarse al fin y al cabo de una predicción ( la que racionalmente debía aportarse debía apartar por completo de mi) como por no influir en las encrucijadas de su destino, no expresaba a Vallejo la angustia de mi deseo, presentándolo sólo como una diversas perspectivas que él pudiera enfocar para su futuro.
      Fue entonces que empecé a sospechar y comprender poco a poco que , en realidad y en definitiva, Vallejo rehuía su regreso al Perú.

      Cuando el 11 de febrero del 1932, Vallejo sale de España y regresa a París, renaciendo mi temor y mi angustia, un día le digo: “ Diriase como si no quisieras volver al Perú. ¿ Por qué dime? Serio, lentamente contesta: “ sabes ...esa risita de Lima”. No dijo más, pero aunque no pudiera yo ni suponer lo que significa esa “risita de Lima” comprendí que aquella “risita” cuyo recuerdo remontaba a más de diez años atrás, sobreviviendo en él con todo su veneno, según veía constituía uno de los motivos esenciales de su oculta pero bien decidida resolución de no volver al Perú.(*)

      De regreso en el Perú, no hubieran faltado motivos y hasta pretextos para enjaularlo de nuevo. ¿ Acaso se hubiera callado ante la revolución de Cuba? ¿ Ante la cárcel y la persecución de Hugo Blanco y de quienes lucharon por la misma causa? ¿ Hubiera callado ante los asesinatos de Javier Heraud, Lobaton, de la Puente Uceda, Guevara, cuyos nombres, algún día, no lo dudemos, habremos de levantar en alto, si sobrevive esta humanidad?
      Que Vallejo, haya ocultado su resolución de quedarse en Europa y que haya hasta dejado entender y escrito lo contrario, es cuestión suya y suyas sus razones, las que el director de Aula pretende naturalmente asemejar a “influencias de su mujer” a un elemento “irracional” como lo es la “nimiedad de un sueño de ella” ( elemento no en materia de oráculos más de una vez hicieron sonreír a Vallejo. Ha de confesar lealmente que él ignoraba, no menos que quienquiera, que Vallejo, secretamente no tenía intención de volver a su país, sólo reconocer que las razones de la que se vale Vallejo para justificar su no –regreso al Perú, son fútiles “pretextos” los que, por ser justamente y sólo pretextos, reediten en Vallejo, y en su destino el mismo impedimento.
      A principio de 1937, Vallejo quién, a consecuencia de su primer viaje a España sufre gran angustia al presentir el desastre español, manifiesta cierta intención de volver al Perú. ( Sólo ansía subconscientemente alejarse de este desastre) . Empero, al iniciar la primeras gestiones para ello, no es en vano ni por azar que él pone como condición al regreso proyectado la de poder trabajar libremente. Y al mismo tiempo me participa
      ”Desde luego, este viaje no puede realizarse antes de 8 o 10 meses mínimo. Este regreso tiene que ser preparado literariamente. Además, tú comprendes, tampoco podemos irnos mientras dure la guerra civil de España.”
      Vemos cómo Vallejo, primero se reserva una puerta de salida que le permite al menos postergar aquel retorno y, luego, cómo toma sus precauciones de antemano, imponiendo él “su” condición, la única evidentemente, inaceptable: no vamos a admitir, en efecto , que Vallejo confía en que el gobierno peruano le va a contestar; “conforme ¡Venga usted a hacer la revolución en el Perú!” Llega la contestación la que es desde luego sin alternativa: O una vida sin política o sus ideas revolucionarias marxistas. Pero una vez más él escribe a J.L, “ se me puso a escoger entre el gobierno y mis ideas. Naturalmente opte por mis ideas. Resultado: ya no puedo volver al Perú ¡Que te parece!” Exclamación en la que finge creer el Sr. Larrea y que, por supuesto, explota en el acto diciendo : Fue cuando me parece estaba en relación con sus viejos amigos apristas ¿Por qué , si le “parece” formula él una vez más meras suposiciones? Debe aclararse que Vallejo no tenía “amigos” apristas y –menos durante la guerra de España- sino relaciones apristas con quienes no veía.



      (*) En otra oportunidad recordará el “ manoseo” de Lima, no menos enigmático para mi por entonces. Manoseo del que ni muerto se librará Vallejo.



      A fines de 1937, le sondeo : “Dime, Vallejo, si te propusieran una gran situación social y económica, con una gloria de éstas ...muy relativa, como sabes; y una situación aún más difícil que la que tenemos ahora, con la posteridad...lo que se llama la posteridad ¿Cuál escogerías tu?
      - ¡ Pero la posteridad!
      Insisto : ¿ Aceptarías, digamos, la miseria con la posteridad?
      - ¡no se pregunta! – contesta Vallejo.
      Por último, no influí, adrede o que sepa, en el destino de Vallejo. Si hubo una mujer que se preocupará por dejar entera libertad a su cónyuge, creo haber sido esa mujer. Hasta respeto a sus versos, los que sólo en parte entendía, media con verdadera angustia mis palabras. Un día entre otros, Vallejo me lee “Cae aguas de revólveres lavados...” aún sin título, y, extrañamente insiste “¿ Que te parece?” . Aún mas cohibida yo por la seriedad de su expresión – vive por entonces su mayor soledad- le digo con gran tristeza: “ Dime, Vallejo ¿ tu poema responde profundamente a lo que has ansiado expresar? ¿ Sientes hondamente que te satisface? “si” contesta, triste a sus vez. “Esto necesitaba saber porque, si para mi es un gran poema, ante ha de satisfacerte a ti tu poema. Creo ....que sólo tú puedes juzgarlo”,
      Años después, la revista de Don Angélico Surchamps, marzo de 1951, publicaba:

      “El mejor juez de su obra, es el artista mismo: sólo él mismo puede pronuciarse sobre las bellezas y los defectos que encierra su obra en virtud de la inspiración a la que él obedeció al creer y realizarla” ( San Juan Chrysosteme – hacia 380)

      * * *

      En relación a lo anteriormente expresado, leemos en el siguiente comentario del Sr. Coyné:

      “ El documento de 1928 que aduce el articulista está claro pero no esta menos comprobado que Vallejo sin embargo conservó precauciones con sus amigos de Trujillo, la mayoría convertidos al aprismos, pues el último acto político – 1928/1938 – fue su intervención a favor de aquellos que perseguía la dictadura de Benavides” ( subrayados míos)

      Yo, el articulista, habo observar que antes de escribir que Vallejo, pese a su ruptura con el APRA, publicada el 28 de diciembre de 1928, había firmado una protesta dirigida a Benavides pidiendo que cesaran las persecuciones contra los apristas, es imprescindible aclarar en qué condiciones. Antes y durante la II Guerra Mundial, por ejemplo, no hubo ni pudo haber marxista o ultra –marxista que no firmaran o no hubieran firmado protestas dirigidas a Hitler! (Una firma, en ciertos casos- y todos los sabemos – que es más, feliz o infelizmente, que una intervención muy diluida...) “Calificar de último acto político” de Vallejo una firma no es serio y apenas de buena fe. Vallejo había cortado toda relación con Haya de la Torre ( raíz y cabeza). No le vio a su paso por Europa ni volvió a verlo jamás, y aunque no pudo probarse, no es menos indudable que de haberse presentado una revolución, es a tiros que Vallejo marxista, se hubiera vuelto a encontrar con sus “buenos –viejos – amigos-apristas”. “ Así son las revoluciones” y es Vallejo que habla. Que el Sr. Coyné, ser anormal, sin moral, sin ética, sin religión definida, sino las que acomoda al desorden de su vida, guarde para él mismo las “precauciones” que en su impudor fabrica y pretende atribuir a Vallejo. Que derrame su incontinencia epistolar, de ocioso, en terreno literario; mas que retenga sus insultantes inepcias en el dominio político –biográfico.

      Contrariamente a lo que afirma y publica nuestro virulento reaccionario “vallejiano”, nuestro cuarto era el único refugio de Vallejo donde pudiera él, en toda libertad y todo momento, desahogarse y expresarse acerca de gentes y hechos.

      * * *

      Es menester recordar que en la creencia de que, por una parte POEMAS EN PROSA , fuera posterior a POEMA HUMANOS y, por otra que ambos hubieran sido escritas entre el 3 de setiembre y el 8 de diciembre de 1937, se ha deducido que Vallejo “presentía su muerte cercana hasta inminente”. Según los ejemplo ya citados : en “Las ventanas se han estremecido...” Vallejo se encuentra en víspera de morir. En “ buen sentido” uno e sus monólogos finales. Y “cuatro conciencias ...”uno de los últimos poemas de Vallejo, en estado semidelirante y a quién no le queda sino el definitivo partir”

      Restablecidas las fechas respectivas de las etapas de POEMAS EN PROSA (1923/24-1929) y de POEMAS HUMANOS ( oct.31 o feb. 32 –21 de nov. de 1937)
      Habría que concluir entonces que Vallejo, desde 1924 hasta 1937, es decir casi durante 14 años, no sólo ha dejado de ser poeta- como ya lo hemos hecho observar- sino además, ha presentido durante el mismo lapso su muerte, cercana y hasta inminente...

      Muy sorprendentes resultan estos datos si se sabe que Vallejo tenía el sentimiento de que iba a vivir mucho, enseñando como prueba medio en serio medio en broma, su impresionante línea de vida o citando una frase de su tío Daniel : “ No creas, mocito, la vida es larga ....!muy larga! (*)

      (*) Convendría preguntarse si, al analizar profundamente el hecho siguiente se llegaría a la conclusión de que Vallejo vivía efectivamente pensando constantemente en su muerte, obsesionado por su cercanía y hasta por su inminencia.

      En Roma, ante las catacumbas, y aprovechando la ocasión, nos justamente a unos 8 ó 10 turistas deseosos de visitarlas. El guía es, naturalmente un monje. Nos entrega a cada uno 3 pequeños cirios y el grupo se pone en marcha...En qué momento, cómo y de dónde salió la misteriosa atracción, sólo recuerdo haber oído: “ Vamos mejor por aquí” y pocos instantes después, Vallejo y yo, sin pronunciar palabra, caminábamos solos, en una galería desierta, a la vez quizás absortos, ligeros, asombrados, pensativos (¿en qué pensaremos?), cuando de pronto un monje ensimismado avanzaba en nuestra dirección. Al vernos pareció haberse clavado en el suelo. “Que hacen por aquí” pudo por fin articular ( en italiano creo poder asegurar). Sin contestar, lo mirábamos como una sombra. El también nos miraba, nos miraba con una mirada tan singular, tan indefinible que, en toda mi vida, no encuentro otra en algo semejante y de tal intensidad. Sin embargo, casi de inmediato, sin insistir, tajante, del gesto nos ordeno seguirlo. Minutos después, nos deponía debajo de la salida; enseñándonos afuera la luz del día nos invitó de la mano a salir, y su mirada más indefinible que nunca nos siguió hasta que hubiéramos desaparecido de su vista.

      Debo agregar que ninguna palabra entre Vallejo y yo, nunca comento o siquiera menciono lo ocurrido, intensificando el enigma que siempre planeaba sobre Vallejo.


      Para Vallejo, la muerte no representaba un momento determinado y limitado, cercano o lejano. Para Vallejo, la muerte es permanente como la vida. Y es así como él vive conjuntamente una y otra. Asimilar la muerte prematura de Vallejo a la muerte permanentemente, presente en sus poemas, que vive Vallejo como vive su vida, es esencialmente erróneo.
      No cree Vallejo su muerte cercana o inminente, ni tampoco le viene a la mente en ningún momento que no le queda más que el “definitivo partir” como muy errónea e inconscientemente escribe el director del Aula.
      No la presiente siquiera en 1938. En los últimos días de febrero o sea un mes y medio antes de morir, Vallejo dice a su alumna, una egipcia a quién dicta clases de lengua y literatura castellana “nada ha terminado, (se refiere a España). ¡Queda aún mucho que decir! ¡Queda aún mucho que hacer! Además... estoy joven todavía, soy fuerte. Mi mujer ...!una niña! Quiero tener un hijo. Yo quiero que tengamos un hijo”. Palabras desconcertantes si se sabe que en todo momento él se ha negado a tener familia mas no tergiversables, que demuestran netamente que Vallejo, está lejos de presentir su muerte y el “ definitivo partir ...” Vallejo, al contrario, ya se orienta hacia una labor mayor, renovada, ardua y larga.

      En estos mismos días, me dice en tono contenido, no sin algo de amenaza: “Por ahora, sólo cabe aguantar y callar, pero ....espera que todo esto termine ( el drama español) ...! Entonces! ....” Se entiende que Vallejo no proyecta callarse.

      En ningún momento se ha aportado nuclearmente de la línea marxista –leninista, la que, en vida de Lenin, implicaba innegablemente a Trosky.

      Y roedor es el silencio que ha de observar Vallejo, impotente ante el genocidio de Stalin, desde tiempo atrás tramado. La gigantesca derrota del pueblo rojo español es la de todos los proletarios del mundo, y la frustración de la revolución mundial, ¿ por cuánto tiempo?
      Vallejo, a quién no le será dado ver levantarse y crecer a escala universal, históricamente sin precedente, el más extraordinario fenómeno político –social que encarnará , poco tiempo después de sus muerte, la milenaria sabiduría de MAO TSE TUNG, medita ...e infinitamente sólo está Vallejo.

      Desde cierto tiempo ya, Vallejo sufre de fatiga general que él lamentablemente no toma en consideración. El primero de febrero el radiólogo. Dr. Garcia Calderon, compatriota suyo, le toma una radiografía de los pulmones. ( Esputos con muy ligera reacción inflamatoria. Flora microbiana banal BK, cero) Vallejo queda completamente tranquilizado. Los días se suceden hasta que llega el 13 de marzo un domingo...

      Al terminar de almorzar, Vallejo se tiende contra su costumbre “un momento- dice- a descansar un poco” ...Queda tendido.
      Al día siguiente, tiene fiebre ...carece de apetito ...amigos médicos, compatriotas suyos le visitan, recetándole una que otra pastilla, sin llegar a tratarlo propiamente. Cuando le expreso que Vallejo esta mucho mas grave de lo que ellos creen, interiormente se impacientan. Paternalmente, el Dr. Max Arias Schreiber, entre ellos, exclama: “ Nunca se hubiera visto morir a un hombre que sólo está cansado.

      Alertado por el Dr. R. Porras Barrenechea, por entonces delegado del Perú ante la Sociedad de las Naciones, el ministro F. Garcia Calderon gestiona el traslado de su compatriota a una clínica y propone su médico, el Dr. Lejard, quien acepta tratar a Vallejo- quién visiblemente no le cae bien – sólo por no perder su prestigio a los ojos de su eminente paciente. Considerando que ello lo compromete, Vallejo durante dos día declina dicho traslado, y Lejard quién será su único medico ejecutivo, siempre apurado como entre dos compromisos más urgentes, y cuya incapacidad se hará más palpable a medida que corren las horas, tampoco atribuye mayor gravedad al estado de Vallejo. El jueves 24 de marzo Vallejo es trasladado a la Clinica Arago. Cuando llega el Dr. Lejard, no estoy: he tenido que regresar a nuestro cuarto para recoger la obras de Vallejo que no hemos traído.
      Francisco Garcia Calderón viene a visitar a Vallejo. Circula entonces el rumos de que “Vallejo se ha vendido a los Garcia Calderón”.

      Tendido en su último lecho, no habrá quien se sienta lo suficientemente garantizado por la “genialidad” de Vallejo, la que nacerá póstuma, como para arriesgar 2 ó 3000 francos antiguos para salvarle la vida.

      Al día siguiente, Lejard no aparece....Pasa al segundo día nadie. Y Vallejo dice:
      ”Los médicos son duros, vanidosos, cobardes ,crueles, vindicativos...” Desesperada, al tercer día doy parte al Dr. Arias Schereiber de este inconcebible comportamiento. Dado el tiempo transcurrido y demasiado tarde invadido por una serie inquietud Arias Schereiber exclama, indignado : “ ¡ Cuatro días sin ver a un enfermo que necesita de una y hasta de dos visitas diarias. ¿ No será que el gobierno quiere deshacerse de Vallejo?”.

      ¡ Cuatro días enteros desaparece Lejard!

      COINCCEl 29 de marzo, son aproximadamente las tres de la tarde. Vallejo me mira, intensa su expresión, dice : “Escribe” y dicta :
      “ Cualquiera que sea la causa que tenga que defender ante Dios más allá de la muerte, tengo un defensor : Dios”
      CONTINUARA ......