jueves, 30 de junio de 2016

Fwd: 30 de junio. Cada quien recuerda su escuela. Mi ollita de barro. / Sábado 23 de julio. Caminata literaria: Los pasos de Vallejo en Lima.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 30 de junio de 2016, 8:11
Asunto: 30 de junio. Cada quien recuerda su escuela. Mi ollita de barro. / Sábado 23 de julio. Caminata literaria: Los pasos de Vallejo en Lima.
Para:


 
 
 
 
 


CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2016 AÑO
CONSTRUCCIÓN DE CONCIENCIA
Y CONCRECIÓN DE SOLUCIONES
 
JUNIO, MES DE LOS NIÑOS,
DEL MEDIO AMBIENTE, DE LA GLORIA
DE ARICA Y DE LA IDENTIDAD ANDINA
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
 
*****
 
PRÓXIMAS ACTIVIDADES
DE CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
CAMINATA LITERARIA
 
LOS PASOS
DE VALLEJO
EN LIMA
 
PASEO CULTURAL RECORRIENDO
LOS PRINCIPALES HITOS EN LA VIDA
DE CÉSAR VALLEJO EN LIMA
 
SÁBADO 23 DE JULIO. 3 PM.
LUGAR DE CONCENTRACIÓN:
CASA DE LA LITERATURA PERUANA.
 
RECORRIDO:
– CALLE ACEQUIA ALTA
– LIBRERÍA LA AURORA
– ANTIGUO DIARIO LA PRENSA
– CAFÉ PALAIS CONCERT
– CASA JOSÉ SANTOS CHOCANO
– INSTITUTO BARRÓS
– CASONA DE SAN MARCOS
EN EL PARQUE UNIVERSITARIO
 
TÉRMINO DEL PASEO: 6 PM.
CONDUCCIÓN:
DANILO SÁNCHEZ LIHÓN
 
DECLAMACIÓN DE POEMAS
FREDERIK SOTOMAYOR
 
SIN PAGO ALGUNO.A LA ORGANIZACIÓN
"VALLEJO ES EL PRINCIPIO Y EL FIN"
 
*****
 
30 DE JUNIO DE 1959
 
 
CADA QUIEN
RECUERDA
SU ESCUELA
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
MI OLLITA
DE
BARRO
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
1. En la palma
de la mano
 
Ahora que fui y visité mi escuela comprobé ¡cómo uno agranda tanto los espacios, las situaciones, los seres y los hechos de la infancia en el recuerdo!
Porque mi escuela en donde estudié mi Educación Primaria la veo ahora tan pequeñita que parece una ollita o un ¡cuenco de barro! Como esas piezas de alfarería que hacen mis coterráneos del pueblo de Mollepata, a quienes les decimos cariñosamente "Los mollejones".
En esa escuela cursé mis seis años de Educación Primaria desde "La transición". Y mucho tiempo más porque a ella iba acompañando a mi padre incluso en época de vacaciones, puesto que mi padre en ese centro educativo fue maestro por más de 46 años.
Y tal cual refiero, es un cuenco de barro también por lo desteñida y terrosa. Tan pequeña que parece que cupiera en la palma de la mano. Y tanto es así que un amigo periodista que fue conmigo, escribió un artículo que tituló: "La escuela más pequeñita que ha dado a los hombres más grandes".
Lo dijo en alusión a que allí estudió César Vallejo como Luis de la Puente Uceda, y muchos otros personajes ilustres de prestigio a nivel nacional e internacional.
 
2. Ese
tesoro
 
En los registros de la dirección del plantel cuando yo era niño figuraban las notas excelentes como alumno en todos los grados y años de estudio del genio universal de la poesía César Vallejo.
Y recuerdo que al igual que a todos mis compañeros, un día los maestros pusieron en nuestras manos la pipa de fumar del Coronel Leoncio Prado a fin de sentirla en nuestras palmas extendidas.
Fue en el tiempo en que ese tesoro fue traído hasta nuestro plantel por el Inspector de Educación de aquel entonces, profesor Eulogio Paredes Vega, procedente y natural de Huamachuco.
Ese vestigio quiso aquel maestro que permaneciese en aquel tiempo en nuestra escuela, en honor a que de ese plantel salió el contingente del Batallón Libres de Santiago de Chuco que peleó con bravura junto al taita Andrés Avelino Cáceres en la batalla de Huamachuco que tuviera lugar en las faldas del cerro Sazón de aquella provincia.
 
2. De subida
o de bajada
 
Queda mi escuela llamada Centro Viejo o Escuela Elemental de Varones 271, que así se llamaba el plantel al cual me vengo refiriendo, a dos cuadras más abajo de la Plaza de Armas, por una calle que baja empinada, que cuando yo era niño parecía un río de piedras que un ser todopoderoso hubiera derramado, como quien vacía un costal de papas, montículos donde nos tropezábamos cada vez que salíamos marchando de subida o de bajada en los días de los desfiles de Fiestas Patrias o para cualquier efeméride del calendario cívico.
Esa escuela, que aún queda en la recta del Cabildo, como se llamaba antes a esa calle que se inicia en el Palacio Municipal y baja abruptamente para luego extenderse en dirección del barrio Santa Rosa, ha cobijado en sus aulas a poetas, pintores, músicos, místicos, héroes y luchadores sociales.
Ojalá que la calle se siga llamando así: Calle del Cabildo, porque hay últimamente la tendencia descomedida con nuestros recuerdos, de cambiarles de nombres a las calles, plazas y barrios. ¿No se dan cuenta que al cambiarlas de nombres juegan cruelmente con las andanzas de nuestra pobre alma añorante, que pierde la orientación de sus pasos en las calles y esquinas, y por la confusión y el olvido que causan, lo cual es muy grave y penoso?
 
4. Del vaivén
de su badajo
 
El recuerdo más hermoso y conmovedor que guardo de su patio es que allí cantábamos a pulmón henchido y con el alma en un pináculo. Y ello, ¿no será la razón –digo yo– para que hayan surgido tantos hombres comprometidos y valientes? ¡Se deba posiblemente al hecho de que allí se entonaran mañana y tarde canciones!
Una vieja campana rajada aún pende amarrada con sogas gruesas y añosas que yo no sé cómo todavía la sostienen a una viga amarillenta y asombrada que pareciera temblequeante pero que se mantiene firme quizá por las voces de los niños que se arremolinan hacia abajo.
En esta viga cavan sus huecos esos moscardones negros que llevan en sus patas un minúsculo grano de oro que es la miel que elaboran a base de las flores translúcidas de los huertos cercanos. ¡Cuidado! ¡Tampoco vayan a desmontar ni a remplazar ni esa viga ni esa campana!, que desde cuando yo era niño, ya estaba rajada.
Razón por la cual quienes corremos a tocarla tenemos que dar los golpes suavemente como quien acaricia y despierta a un hada. ¡Muchas almas de niños, adultos y ancianos estuvieron y están todavía pendientes en la nostalgia del vaivén de ese badajo! ¡Y de sus sones que repican al fondo de nuestras almas añorantes y atribuladas!
 
4. Conmovidos
e ilusos
 
A los salones pasamos los niños en fila, cantando; subiendo a los corredores por unas gradas empinadas las cuales conocemos mucho más que nuestras propias manos, rostro, u ojos. Pues sabemos de cada una de sus grietas y rendijas, y de las salientes y rugosidades de las piedras en esas escalinatas empedradas.
Sabemos de sus ángulos y de sus pozuelos, de lo contrario ¡nos hubiéramos matado en una caída de la cual no pararíamos de rodar sino hasta el inicio de la primera grada de abajo, cayendo a la tierra parda del patio, porque es de tierra y no de cemento como lo han puesto ahora! Pero los más chiquitos, así como ponemos los pies, ponemos las manos para subirlas casi gateando. Y lo hacemos prolongando el canto iniciado en el patio, melodía que la seguimos cantando a todo pulmón, por los corredores y entrando así, con bocanadas de viento musical, a los salones. Ya de pie, frente a nuestras carpetas, no paramos de cantar.
Mientras los profesores nos escuchan y contemplan desde afuera para oír por qué ventanal salen las mejores cadencias y los más nítidos acordes. Desde el patio escuchan, ¡qué sección o Año de Estudios canta mejor! ¡Quién es el coro de voces más esperanzadas! ¡Y por qué puerta sale más nítido nuestro regocijo y los sones más altos y conmovidos! Y esos niños lo hacen así porque tienen posiblemente el alma más ilusa y encoruzcada!
 
5. Expuestos
al infinito
 
Los salones tienen aroma de tierra húmeda como aquella en que se siembra, y olor de adobes rancios y nobles. Y en las carpetas de recio eucalipto aún se siente el perfume del viento y de los bosques cercanos. En ellas escarbamos las figuras y anagramas fijados desde antaño. Los trazos remarcados con tinta indeleble que aunque ya han sido raspados y lijados permanecen aún legibles. Y ello, porque ha entrado la tinta muy adentro, con la intención de quedarse para siempre el espíritu de quienes las tatuaron, ¿aferrándose a qué? Quizá solo al día, a la hora y a la emoción con que fueron grabadas.
Y también, sin duda, son señales quedadas ahí por la complicidad de la fibra de la madera que se dejó suavemente horadar. ¡Porque es cómplice y vibra ante la intensidad del sentimiento de eternizar el temblor de la mano del niño que lo hiciera! Marcas que la madera no quiere olvidar y que llora por todo lo que guarda.
¡Y que entiende! Porque antes ha sido árbol, entonces sabe lo que es sufrir la vida. ¡Porque se conmueve por todo lo que es y ha sido! Y vibran nogales o eucaliptos ¡por haber estado expuestos como nosotros al infinito! ¡Árboles quienes ahora se acercan para recordar! ¡Árboles quienes se extienden fingiendo ser únicamente carpetas!
 
7. El trazo
indeleble
 
Marcas más que inmutables encubridoras en su registro misterioso del paso de los años. ¡Se apiadan de los niños que allí fueron, que aquí se sentaron y quisieron morar para siempre, con sus señas e iniciales inscritas en estas tablas enternecidas! ¡Y entre estos muros ahora silenciosos!
Aquí están las manchas y muescas que sin duda dejó César Vallejo, entrelazadas con algún nombre de muchacha llamada Rita en las iniciales casi ilegibles, mejor aún pero indescifrables. También, de los estremecidos poetas de mi pueblo como son Santiago y Julio Pereda Hidalgo. Más allá, de los hermanos Abraham y Felipe Arias Larreta. ¡Heraldo, el primero de ellos, del sentimiento cholo! Y compositor de yaravíes y serranitas, el segundo.
Están los primeros trazos del vigía y centinela de la alborada que vendrá, como es el guerrillero Luis de la Puente Uceda, líder popular y héroe del socialismo en el Perú, América y el mundo. Está el trazo indeleble de tantos otros niños y jóvenes que en el lugar donde estuvieron o estén, saben muy bien que lucharon y luchan denodada y desinteresadamente porque prevalezca el bien sobre la faz de la tierra; y en el universo entero.
En esta escuela, en su patio rodeado de geranios, rosas y claveles, festoneado por el borde de los tejados que recortan el azul del cielo, donde bogan las nubes blancas, estaremos siempre.
 
 
*****
 
Los textos anteriores pueden ser
reproducidos, publicados y difundidos
citando autor y fuente
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
393-5196 / 99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.
 

 
 
 

 

lunes, 27 de junio de 2016

Fwd: 27 de junio. Vive César Vallejo Ynfantes. Miembro pleno de Capulí. / Próximas actividades.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 27 de junio de 2016, 1:01
Asunto: 27 de junio. Vive César Vallejo Ynfantes. Miembro pleno de Capulí. / Próximas actividades.
Para:


 
 
 
 
 


CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2016 AÑO
CONSTRUCCIÓN DE CONCIENCIA
Y CONCRECIÓN DE SOLUCIONES
 
JUNIO, MES DE LOS NIÑOS,
DEL MEDIO AMBIENTE, DE LA GLORIA
DE ARICA Y DE LA IDENTIDAD ANDINA
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
 
*****
 
PRÓXIMAS ACTIVIDADES
DE CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
PRESENTACIÓN
DE LA NOVELA INFANTIL
 
"ALMENDRA Y ALONDRA
EN SAN NICOLÁS"
DE MARITZA OLÓRTEGUI
 
COMENTARIOS A CARGO DE:
DANILO SÁNCHEZ LIHÓN
 
SÁBADO 2 DE JULIO: 4:00 PM
 
FERIA DEL LIBRO DE SAN BORJA:
EN EL PARQUE DE LA FELICIDAD.
AV. PASEO DEL BOSQUE
CON AV.SAN BORJA SUR
 
INGRESO LIBRE, SE AGRADECE
SU GENTIL ASISTENCIA
 
*****
 
PRÓXIMA REUNIÓN
DE CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
SÁBADO 2 DE JULIO. 5 PM.
 
REUNIÓN PREVIA EN LA FERIA
DEL LIBRO DE SAN BORJA
EN EL PARQUE DE LA FELICIDAD
AV. PASEO DEL BOSQUE
CON AV.SAN BORJA SUR
 
*****
 
27 DE JUNIO
 
 
VIVE
CÉSAR VALLEJO
YNFANTES
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
MIEMBRO
PLENO
DE CAPULÍ
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
1. Un pan
a la boca
 
Don César Vallejo Ynfantes, integrante nato y pleno de Capulí, Vallejo y su Tierra, lamentablemente nos dejó el 27 de junio del año 2012 cuando contaba 84 años de edad.
Pero nos legó una herencia invalorable: el ejemplo de ser un hombre que se desvive por los demás: generoso, pan bueno, desprendido de los bienes materiales.
Él, cuando tenía algún dinero y había un hombre que lo necesitaba se acercaba y lo daba todo.
Su esposa le hacía el reparo:
– Tú eres zonzo, porque ese hombre con el dinero que le has dado y que a nosotros nos hace falta, irá a emborracharse.
– Y, ¿por qué juzgas de ese modo? ¿Cómo sabes que no lo necesita para llevarse un pan de comida a la boca? –Le reclama.
Idéntico era don Néstor, su padre. E igual su hermano César, el poeta.
 
2. Es
idéntico
 
Así, el primero se privaba de todo por comprarle al segundo camisas.
Sin embargo, al verle un día en el afán por enjuagar y planchar la única camisa que tenía y venía usando de continuo, le pregunta:
– César, ¿y dónde están las camisas que hace unos días te acabo de comprar? –Y la respuesta es:
–- Las necesitaban Antenor (Orrego), Julio (Esquerre), Eulogio (Garrido). A ellos en verdad les urgía más que a mí, y las repartí.
Es decir, ya las había regalado. Y por completo.
El poeta en realidad se deshacía de todo. Nunca acumuló algo, porque nada consideró suyo. No tuvo un predio, ni un mueble, ni siquiera un objeto propio.
Nada que estimase de su pertenencia. De todo se desprendía. Obsequiaba todo aquello que le daban y que consideraba que era indispensable para los demás.
Idéntico es don César Vallejo Ynfantes.
 
3. Un nudo
en la garganta
 
Y, asimismo, como su célebre tío, es sentimental. No puede dejar de llorar cuando recita "Piedra negra sobre una piedra blanca". Cuando leyó ese poema por primera vez se le estremeció el alma, al sentir la miseria y la orfandad con que vivió aquel ser querido.
Le conmovió el hecho de ¡cómo pudo haber sufrido tanto ese hombre que, además, era su sangre!
Hasta ahora, se le remece el alma al imaginar su orfandad en París, su desamparo, y el rictus infantil, de candor e ingenuidad que esboza cuando dice:
César Vallejo ha muerto, le pegaban
todos sin que él les haga nada;
le daban duro con un palo y duro
también con una soga; son testigos
los días jueves y los huesos húmeros,
la soledad, la lluvia, los caminos...
De allí que cuando él recita esos versos se le estruja el corazón y al final se le hace un nudo en la garganta. Lo siente como que ello le hubiera ocurrido a su padre o le fuera a ocurrir a su hijo.
 
4. El amor
colectivo
 
Quizá otros lo vivan como imágenes y metáforas, como algo que aconteció a un prójimo. Él lo siente como un miembro de su hogar, como que le ocurriera a un ser de su casa, como realmente lo es. Y cada referencia es como un carbón ardiente que lacera su carne.
Es, de otro lado, don César Vallejo Ynfantes, un creyente fervoroso, quien desempeña ahora el cargo de Vicepresidente de la «Legión de María» y se consagra a la edición del Boletín de su parroquia.
Entonces, desde el fondo de su fe sencilla cree que así como Jesús se reencarnó en el medioevo italiano en San Francisco de Asís, lo cual significó un retorno fundamental a las fuentes primigenias de la prédica del maestro del Gólgota, así y del mismo modo cree que en los tiempos modernos Cristo se reencarna en César Vallejo.
Y esto para rescatar el mensaje del amor colectivo, de la solidaridad y de la identificación con los humildes, siendo César Vallejo para él la reencarnación de Cristo en una dimensión social.
 
5. Baila
huaynos,
 
Ernesto More dejó escrito que el pasaje más conmovedor que escuchó relatar a César Vallejo fue cuando este le refirió que su anhelo mayor en el mundo fue ser estandartero del Apóstol Santiago el Mayor, en su pueblo natal de Santiago de Chuco.
Por eso ahora en Capulí Vallejo y su Tierra hemos instituido el estandarte Vallejo, que es él, representando a su tío quien lo porta, como estandartero que en las festividades del mes de julio en Santiago de Chuco va con él en la procesión; y que es el único emblema que se ha permitido que desfile delante del estandarte del Apóstol.
Con dicho propósito viajó en contra de todos los pronósticos médicos, a participar en este evento que se realizó en Santiago de Chuco, en el año 2004. Durante el viaje, y a cada vuelta de loma en la subida de la cordillera, le preguntábamos cómo se sentía.
Sonriendo su respuesta era que cada vez se iba sintiendo mejor, hasta el punto de que ahora, cada vez que viaja con nosotros, baila incluso huaynitos, a sus ochentaitantos años de edad. Y en plena Plaza de Armas del pueblo.
 
6. El porta
estandarte
 
Desde esa fecha es infaltable en toda actividad que organizamos y cuando de tramontar la cordillera se trata.
Él porta nuestro estandarte. Y escuchemos lo que él refiere:
«Cuando tomé el estandarte en Santiago de Chuco, en el Capulí del 2004, yo iba tan enternecido que las lágrimas inundaban mi rostro que al cegarme la vista trataba de no tropezarme en las piedras.
Felizmente nadie me veía porque disimulaba detrás del pendón. Recorrí la plaza con emoción infinita mezclada de nostalgia por el poeta que no pudo regresar a su tierra, pero era como si yo ahora fuera él.
Sentía que en mí se reencarnaba, porque Santiago de Chuco es mi tierra. Yo me crie en Santiago, aunque no regresaba desde hacía 50 años a él.
Veía en lontananza la cordillera blanca y mi alma trascendía esas nieves eternas hacia la región celestial».
Para quienes militamos en Capulí, Vallejo y su Tierra es un orgullo que el portaestandarte del movimiento sea él.
 
7. Nunca
mueren
 
Porque es él quien porta nuestra enseña en toda ocasión en que se valora y releva la obra del autor de los Poemas Humanos. Y es él un ser tierno, con un conocimiento profundo de la vida y el alma humana. Distinguido, fino y de un alma vasta y profunda, tal si fuera un buen y genial poema de su invalorable tío.
Su anhelo a futuro es que cuando muera –le decimos que seres como él nunca morirán– sea enterrado en Santiago de Chuco, al pie de sus abuelos, Francisco de Paula y María de los Santos Mendoza Gurreonero.
De allí que pide que cuando deje este mundo se cave una fosa al pie del lugar santo donde reposan sus abuelos en Santiago de Chuco. Y ello para poder musitar –nos dice– cuando esté dentro, "Los pasos lejanos" pero cambiando así, según es su libertad, capricho y –creo yo– su soberano derecho:
Mi abuelo duerme. Su semblante augusto
figura un apacible corazón;
está ahora tan dulce...
si hay algo en él muy cerca, ése ahora soy yo.
 
 
*****
 
Los textos anteriores pueden ser
reproducidos, publicados y difundidos
citando autor y fuente
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
393-5196 / 99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.
 

 
 
 

 

sábado, 25 de junio de 2016

Fwd: Nouveau livre: la propagande d’Israël par Ilan Pappé (Newsletter 16.6.2016) Réf : 101495


---------- Forwarded message ----------
From: Investig'Action - Michel Collon <no-reply@investigaction.org>
Date: 2016-06-16 10:53 GMT-05:00
Subject: Nouveau livre: la propagande d'Israël par Ilan Pappé (Newsletter 16.6.2016) Réf : 101495
To: luismiguel1952@gmail.com


 
 
 
Nouveau livre: la propagande d'Israël par Ilan Pappé
Michel Collon - Emmanuel Wathelet
 
Comment puis-je aider les Palestiniens à obtenir enfin leurs droits ?
 
Quand vous discutez d'Israël pour convaincre un hésitant, bien souvent vous vous retrouvez face à des arguments en réalité façonnés par des experts en com'.
 
 
Ilan Pappe est Israélien et il a vécu longtemps en Israël. Il connaît la machine de l'intérieur. Aujourd'hui, il expose la manipulation orchestrée de l'Histoire, mais aussi la propagande au quotidien : cinéma, théâtre, médias, l'instrumentalisation de l'Holocauste… Comment se fabriquent les arguments. Comment fonctionnent les réseaux internationaux de lobbying et les moyens financiers énormes investis pour « redorer » l'image d'Israël à l'étranger.
 
 
Ce livre est indispensable pour que votre interlocuteur puisse vraiment penser par lui-même. Et pour défaire un appareil de propagande extrêmement puissant qui reporte sans cesse la paix.
 
 
 
Achetez La Propagande d'Israël par Ilan Pappé dans notre boutique
 
 
 
Table des matières
 
Introduction. Le débat autour d'Israël en tant que concept
 
Première partie. Israël, un concept savant et fictif
 
Chap. 1 : L'histoire « objective » du pays et du peuple
 
Chap 2 : L'étranger devenu terroriste : le Palestinien
dans la pensée sioniste
 
Chap. 3 : La guerre de 1948 par le texte et par l'image
 
Deuxième partie. L'apogée du post-sionisme en Israël
 
Chap. 4 : Les pionniers
 
Chap. 5 : Reconnaissance de la catastrophe palestinienne :
la réécriture de la guerre de 1948
 
Chap. 6 : L'apparition d'un milieu intellectuel
post-sioniste, 1990-2000
 
Chap. 7 : Comment toucher un point sensible
de la société : le souvenir de l'Holocauste en Israël
 
Chap. 8 : Le concept d'Israël et des Juifs arabes
 
Chap. 9 : L'importance culturelle du post-sionisme
 
Chap. 10 : Le post-sionisme sur la scène et à l'écran
 
Chap. 11 : Le triomphe du néo-sionisme
 
Chap 12 : Les nouveaux historiens néo-sionistes
 
Épilogue. Brand Israel ou la marque « Israël » en 2013
 
 
 
Ilan Pappé est un historien israélien en exil. En Angleterre. il est professeur d'histoire. Il dirige aussi le Centre Européen pour les Études Palestiniennes et co-dirige le Centre pour les Études Ethno-Politiques, à l'Université d'Exeter.
chaque pays, comme à l'échelle internationale, il y a toujours eu dans l'Histoire des dominants et des dominés. Chaque peuple se subdivise en une minorité de privilégiés et une masse plus ou moins soumise.
 
 
                                            Commander le livre
 
 
 
 
Pour nous soutenir financièrement, c'est par ici. Pour acheter nos livres et films, c'est par là. Merci d'avance !
 
 
 

 

Visiter Investig'Action
www.investigaction.net
Faire un don en ligne
Nous contacter
secretariat@investigaction.net

Sent to ref 101495 - luismiguel1952@gmail.com
Pour vous désinscrire, cliquez ici
 
 

viernes, 24 de junio de 2016

Carlos Gardel - Adios Muchachos -Tango

Fwd: 24 de junio. Día del Campesino. Fiambre en su morral. / O eres solución o eres problema.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 24 de junio de 2016, 17:52
Asunto: 24 de junio. Día del Campesino. Fiambre en su morral. / O eres solución o eres problema.
Para:


 
 
 
 
 


CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2016 AÑO
CONSTRUCCIÓN DE CONCIENCIA
Y CONCRECIÓN DE SOLUCIONES
 
JUNIO, MES DE LOS NIÑOS,
DEL MEDIO AMBIENTE, DE LA GLORIA
DE ARICA Y DE LA IDENTIDAD ANDINA
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
 
*****
 
O ERES SOLUCIÓN
O ERES PROBLEMA
El hombre solo, confinado y separado del mundo no existe, pero suponiendo que pudiera vivir aislado de los demás, eso lo haría desconocer una dimensión importante para ser íntegro y dichoso, que es la vida en común, en solidaridad con los demás seres humanos.
La vida en común se organiza a través de las instituciones y se traduce en un orden con principios y conductas que debemos asumir, estimando el bien común, el cual pertenece y sirve a todos.
Porque nadie es solamente por sí mismo sino en función del conjunto social y tanto nos afecta lo que somos individualmente como lo que es nuestro medio ambiente, el mundo que nos rodea y en el cual habitamos.
Razón por la cual debemos cuidarlo, reconociendo que la calidad y condición de los recursos materiales y económicos derivan y son una consecuencia de lo que es la persona humana en su interior y en su formación integral.
De allí que el valor de una nación no es otro que la calidad de los hombres que la componen. Y tú estás al centro de dicha situación, entonces en vez de sentirse espectador actúa.
Porque los problemas empiezan a solucionarse no cuando los condenamos, sino cuando decidimos hacer algo para resolverlos, y si no somos parte de la solución entonces somos parte del problema.
DANILO SÁNCHEZ LIHÓN
 
*****
 
24 DE JUNIO
 
 
DÍA
DEL
CAMPESINO
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
FIAMBRE
EN SU
MORRAL
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
1. Frutos
de la tierra
 
En la escuela de mi pueblo en donde curso la Educación Primaria hay compañeros de aula que venimos de la ciudad y otros del campo en donde viven y que traen en su morral su fiambre que les servirá de almuerzo en la pausa del mediodía, mientras esperan el horario de la tarde.
Fiambre que nos convidan y que frecuentemente lo canjeamos en parte con panes o bizcochos, algunos de yema o chancay, o con pasteles y empanadas que extraemos de nuestras casas y les llevamos.
Pero, ¿qué compone el fiambre de un estudiante del campo, aparte de algo especial que por timidez no nos muestran? Salvo que a un compañero se le atragante un huesillo en su garganta.
Entonces sabemos que han traído ¡truchas fritas! O un costillar de cordero, o una pierna con su cadera ¡de rico cuy chactado!
 
2. Presunción
y deleite
 
Pero además su yantar de mediodía, que despilfarran con nosotros, consiste en sabrosa cancha, escogida y tostada en callana con cuchara de palo. La misma que se pasa a puñados entre carpeta y carpeta, manjar que sabe a luz, a verdor, a viento, como a dulzura de lomas, quebradas y puquiales.
Otra bolsa es de trigo tostado, ¡Y no cualquier trigo sino el trigo centeno!, medio azulado y que antes –eso lo sabemos todos– ha sido leche y miel. ¿Cuándo? ¡Cómo que cuándo! ¡Cuando aún está reventón en las espigas! De allí que contenga ese sabor a ubre y a panal de miel cuando lo masticamos soberbios y ufanos y entrecerrando los ojos.
Desde chiquillos ya sabemos arrojar un puñado volando a la boca, sin que un solo grano golpee en los dientes o nos caiga en la cara. ¿Qué cómo lo hacemos? No sé. El puñado entra justo golpeando suavemente la lengua y el paladar para ser luego molido con presunción y deleite.
 
3. Ataviada
de amarillo
 
Una variante es la "pelona" que es un híbrido entre el trigo y la cebada y que tiene la cáscara medio abierta y desflorada, no como el trigo cuya envoltura es dura y lisa, con cáscara dorada, o de color cobre cuando se lo tuesta.
Ni es tampoco como la cebada blanda y que termina en puntas. La pelona es oblonga, con la camisa del pecho abierta, provocativa y generosa en la entrega para ser comida.
Otro manjar que traen son las habas, que las hay de diferentes clases. Constituyen un manjar aquellas provenientes de las chacras de mi compañero de carpeta Javier Mendocilla, quien vive por las pampas de Muycan.
Éstas son las "habas niñas": redondas, pequeñas y con su cáscara bien pegada a su pulpa, tanto que hay  que romperla y luego pelarla con los dientes, pero que abierta se ofrece suave, ataviada de amarillo "yema de huevo".
 
4. En panca
de choclo
 
Las "habas niñas" son del tamaño de la uña del dedo meñique, las que como su nombre lo indica nunca dejan de ser tiernas y suaves, las cuales saborearlas es como probar el manjar que degustan los dioses en su mesa.
Es decir: ¡una delicia! Es como coger los vestidos a una niña en el juego, el rozar de nuestras manos o como el primer beso.
De otro temple y espíritu son las "habas verdes" que las traen a veces envueltas en panca de choclo, porque éstas si son húmedas y mojan en el morral los cuadernos haciendo festones en sus letras azules y rojas y extendiendo afuera de sus bordes los colores de los mapas.
Comerlas es como engullirse un huerto con todos sus árboles, frutos, flores y hasta acequias: es decir una mezcolanza de hojas, greda, agua, y trinos.
 
5. Mantel
primoroso
 
¡Todo puede caber en el aroma y el sabor de las habas verdes, y es tarea imposible, incluso para la poesía misma, describirlas!
Y las traen empapadas, rezumando agua bien sea de la lluvia o bien sea de los manantiales y puquios.
De las otras, llamadas habas "tushas", no hablaré aquí porque más de una encía me ha sangrado por no resistir la tentación de trozar su cáscara con los dientes  aunque sea a escondidas, con las cuales hay que padecer un poco por las aristas de su envoltura que nos hincan con sus mil cuchillos.
Más bien, recordaré la harina de cebada, de trigo y linaza –los tres productos del campo molidos juntos– que los traen envuelta en un mantel primoroso enjuagado en el agua cristalina de algún arroyo.
 
6. Al sol
en el tejado
 
Desde allí y a ciegas vamos sacando con las manos, haciendo de ella una cuchara impertinente que se hunde en esa gleba celestial.
El sabor de ambrosía de aquel compuesto lo da la sacarina, propia del trigo, por un lado.
Por el otro el vuelo astral de la cebada.
Pero la clave es el puntito de anís que le pone la linaza extraída del lino.
Este último a veces tostado y molido por separado después de secarlo al sol en el tejado.
Y en donde la mitad lo comen los jilgueros y la otra mitad se lo junta para, agarrado a dos manos, dejarlo en la callana y oír la reventazón de los más húmedos.
 
7. Con toda
mi alma
 
Por último, mencionaré que en el morral de los estudiantes del campo hay un manjar de los dioses del Olimpo que he dejado para el final.
Este preparado es el "cadul". Más de uno se preguntará: ¿qué es él? Y yo responderé, con la boca anhelante, es el choclo tostado en callana, que es como leche tostada.
Que vale lo mismo a decir: maíz que todavía no está seco pero que nosotros, siempre hambrientos, pedimos que se lo tueste.
Es entonces como un choclo tostado. Choclo pero ya casi cancha. Que si hay dioses que gusten en el cielo de las comidas, yo les aseguro – ¡con toda mi alma!– que ellos deben de tener como manjar preferido ¡el "cadul"!
 
 
*****
 
Los textos anteriores pueden ser
reproducidos, publicados y difundidos
citando autor y fuente
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
393-5196 / 99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.