domingo, 8 de diciembre de 2013

RAGARRO : GEORGETTE VALLEJO GRAN MUJER LUCHADORA


GEORGETTE VALLEJO
Gran Mujer Luchadora



GRACIAS al trabajo planificado y a través de centenario.georgett evallejo. blogspot. com, expresión virtual de la tenaz labor cultural mediante investigaciones y búsquedas, entrevistas y conversatorios, conferencias y debates en diferentes aulas y centros intelectuales y populares, Luis Miguel Anamaría y otros cultores de la literatura y arte con compromiso social lograron rescatar, para la memoria histórica del Socialismo Peruano y de la cultura universal, la figura casi olvidada de Georgette Phillipart de Vallejo (07.01.1908 – 04.12.1984)

            Nuestra cultura peruana en general, y nuestra cultura proletaria en particular le deben a Georgette el rescate de César Vallejo (06.06.1892 – 15.04.1938), el "orto de una nueva poesía en el Perú", como tempranamente lo calificara JCM. De no ser por la entrañable dedicación de su gran compañera, la obra poética, literaria, política de Vallejo no tendría ahora la difusión que tiene. Habría sido un olvidado más de los grandes peruanos que jalonan brillantemente nuestra cultura.

            Y la cultura peruana en general y la cultura proletaria en particular le deben a la labor del Centenario Georgette el rescate de esta gran luchadora. Como bien anotara Luís Miguel, el 2008 se caracterizó por dos grandes aniversarios: el Centenario de Georgette, 7 de enero, y el Aniversario 80 de la Creación Heroica de JCM, 7 de octubre. El 2008 fue así corolario de una preparación sistemática para esas dos grandes recordaciones. Sin trabajo previo y previsor, sin trabajo serio y perseverante, sin perspectiva de una meta definida, nada se puede lograr. Como bien resume el pueblo, todo éxito requiere de 5 % de suerte y 95 % de sudor.

            Apenas tenía 30 años Georgette cuando falleció Vallejo. Desde que se conocieron, siempre lo acompañó y cuidó tanto de su salud como de sus escritos. Al fallecer 46 años después, pudo bajar serena al sepulcro pues había dejado huella perdurable, la publicación de la obra de Vallejo, que atesoró en manuscritos, cuidó y ordenó hasta poder entregarla en manos de editores.

            Como albacea testamentaria de la obra de Vallejo, labor que voluntariamente acogió, radicó en nuestro país, que no conocía y donde no tenía cerca parientes suyos ni de Vallejo. Soportó, en las más difíciles condiciones, la soledad e incomprensión y hasta la burla y desdén de su entorno intelectual y residencial. Pero fue haciéndose conocida y se abrió camino en el medio cultural por su tenacidad y perseverancia en defensa, valoración y difusión de la obra vallejiana.

            A 30 años de fallecido Vallejo, Georgette logró la publicación de su Obra Poética Completa (Mosca Azul Editores, Lima, 1968, 457 págs., de las que las 102 finales traen sus Apuntes biográficos sobre César Vallejo), donde desde su nacimiento hasta su deceso, paso a paso narra y comenta, aclara y explica facetas de la vida y vicisitudes, dificultades y obra del Cholo Vallejo. Sólo después el aporte de Vallejo sería conocido más y más internacionalmente, alcanzando traducciones a diversos idiomas, entre ellos el ruso cuyos hablantes valoran grandemente su obra poética. Ni qué decir que es altamente valorado en España, con su famoso España, aparta de mí este cáliz, desgarradora expresión poética de la Guerra Civil Española.

            Georgette, con su vida austera y entrega total a la revolución social desbarata la falsa imagen que con torva intención circula acerca de la mujer francesa, que apenas es la de los centros nocturnos de diversión como el parisino Molino Rojo. La mujer francesa está dignamente representada por las trabajadoras de las fábricas textiles de Lyon, las primeras en ir a la huelga reclamando condiciones laborales dignas y de donde surgió la Unión Obrera de Flora Tristán, antes del Manifiesto Comunista. Está dignamente representada por las luchadoras de la Comuna de París. Ya Marx aclara, en su análisis de la Comuna que "Las cocottes (damiselas) habían reencontrado el rastro de sus protectores, fugitivos hombres de la familia, de la religión y, sobre todo, de la propiedad. En su lugar, volvían a salir a la superficie las auténticas mujeres de París, heroicas, nobles y abnegadas como las mujeres de la antigüedad"

            Auténtica mujer francesa, heroica, noble, abnegada fue también Georgette. Felizmente, ya hay biografía de ella y ya se conoce su poemario difundido por la red virtual en su Centenario.
            Que el Día Internacional de la Mujer sea también ocasión para mantener viva su memoria.


                                                                                                                      Ragarro
                                                                                                                      08.03.09


_