miércoles, 7 de enero de 2015

Georgette Marie Philippart Travers.

Georgette Marie Philippart Travers.

- "Nací un día de 1,908 en que si Dios no estaba enfermo por lo menos estaba de un pésimo humor. Tuve muy mala salud”. "Mi padre era dibujante; mi madre era modelista de vestidos. Me mandaron a Bretagne por la guerra".  
                                                 
- "El sufrimiento de los niños del mundo y los gatos es todo lo que tengo, todo lo que me preocupa. No llegó una sola tarjeta de Navidad a esta casa. Y una sola visita: la del veterinario".

- "Todo el que sufre de ver sufrir está dispuesto a comprender. La gente insensible al sufrimiento ajeno no puede llegar a ser revolucionaria nunca".

Caretas 2,010.


-Georgette Marie Philippart Travers, poeta y escritora que nació en París el 7 de enero de 1,908 y falleció el 4 de Diciembre de 1,984. Sus padres fueron Alexandre Jean Baptiste Philippart y Marie Travers, dos jovenzuelos que no se casaron ni convivieron. Georgette no llegó a conocer a su padre porque  se alistó en el ejército francés en 1,906. Por ese motivo adoptó el apellido Travers de su abuelo materno ya que su madre era menor de edad. 

-En 1,914 una tuberculosis le ataca los nódulos de sus extremidades inferiores. Ese mismo año estalla la primera guerra mundial y su padre muere tras recibir una grave herida en la batalla del Marne. A través de su carta testamentaria, oficializada en 1917, Alexandre reconoce a Georgette como su hija, quien adopta su apellido: Philippart.

-Georgette es enviada a Bretaña donde realizó  sus estudios primarios y los secundarios en el colegio Sevigné de Vitré, de la inspección académica de Rennes, los que culmina en 1,922. Luego viaja a París a trabajar en el oficio de costurera con su madre, quien junto con madame Virot y madame Lanvin, constituían el llamado “Grupo Real”, las damas que diseñaban exclusivamente los vestidos para las reinas de Europa. Viajó a Londres, para proseguir su formación educativa y vivió los días más felices de su vida. Realizó estudios de violoncelo, que junto con la guitarra era su instrumento más preciado. De vuelta en París en 1,924, continua sus estudios por la noche, recibiendo cursos de música y español. De día trabajaba como costurera en el pequeño taller de su madre. 

-En 1,925 a los 16 años Georgette conoce a Vallejo de 33 años. Marie Travers, la madre de Georgette, se opone al romance pues el poeta no ofrecía ninguna seguridad económica para su hija. Marie Travers falleció el 12 de noviembre de 1,928 y Georgette le compró una fosa con dos tumbas en el cementerio Montrouge. César Vallejo le brindó sus condolencias y le propone iniciar una vida juntos. Georgette no le responde todavía. Al año siguiente Georgette recibió la herencia completa de sus padres: 280,000 francos y empieza a convivir con Vallejo. Viajan de luna de miel por varios países de Europa. En cuanto a Henriette, la anterior pareja de Vallejo, se dice que se enojo muchísimo al saber que el poeta se había ido a vivir donde Georgette y fue a confrontar a su rival. Georgette le entregó una cuantiosa suma de dinero para que desapareciese de sus vidas. Henriette, una chica humilde y de escasa instrucción se fue pero años después volvería a convivir con Vallejo siendo un dolor de cabeza para Georgette.

-Juan Domingo Córdova, el biógrafo más fidedigno de César Vallejo en Europa precisa que Georgette aportó a la unión con César Vallejo“Doscientos ochenta mil francos en efectivo, producto de los ahorros de la madre... y además una reducida pensión del estado a las viudas y huérfanos de la guerra por muerte de su padre en el campo de batalla”… Y un departamento en el centro de París.

-En enero del año 1,929 Georgette viajó con César Vallejo de luna de miel a Niza, a las playas del Mediterráneo, gira que se prolongó por varios países y ciudades europeas, viaje respaldado por los recursos económicos de Georgette
A pesar de que sus ideas políticas eran diferentes viajaron a Moscú, pasando antes por Bruselas, Berlín y Varsovia. Regresaron por Leningrado y siguieron la ruta de Kiev, Budapest, Viena, Berna, Roma, Niza. Y nuevamente de regresaron a París. Ella era una niña. Y él amaba la vida y estaba maravillado. Tanto es así que cometen locuras: se alojan en hoteles lujosos algunos de ellos en donde la habitación vale 500 dólares por noche.

-Al volver a París se instalaron en el departamento que ella tenía en el 19 rue Moliere, de cuatro habitaciones. Era un piso profuso en muebles, espejos, lámparas, armarios, cuadros de pintura y un piano donde Georgette interpretaba música clásica.  

-En octubre de 1,933, la pareja Vallejo dejó la rue Moliére y se aloja en el hotel Garibaldi Nº 41. Georgette trabajó en el Conservatorio Nacional de Artes y Oficios de París como “dama verificadora temporal”.

-El 11 de octubre de 1934, a las 11.15 a. m., luego de una convivencia de seis años, Georgette y César contraen matrimonio civil, en la Municipalidad del Distrito 15 de Paris y cristalizan el gran amor que se profesan. Fueron testigos Ismael Gonzáles de la Serna, pintor granadino, amigo de Federico García Lorca
 y su mujer, Susanne Putois. Al estallar la Guerrra Civil española, ambos ya marxistas, militaron y colaboraron en los Comités de Defensa de la República. Es un período muy prolífico para el poeta, además de poesía, escribe ensayos, obras de teatro, crónicas y relatos, entre otros textos que hacen de él un escritor total abarcando todos los géneros. También es un período de precariedad económica para la pareja peruana-francesa. En 1,937 ambos asisten, en representación del Perú, al Segundo Congreso Internacional de escritores Antifascistas.

-1,938, es un año marcado por el dolor y la impotencia para Georgette. Vallejo cae enfermo un 13 de marzo y muere el 15 de abril, a las 9.20 a. m., a los 46 años de edad. Georgette cede su tumba de Montrouge a César. Y a causa de esta irreparable pérdida, recuerda: “Cuando él murió, estuve ciega durante cuatro horas. Estuve loca”. 
Luego de la muerte de su esposo, Georgette conservó abnegadamente todos sus manuscritos, salvándolos de una segura desaparición durante los años de la ocupación alemana de París. 

-Georgette copia a máquina todas las obras del poeta, hasta entonces inéditas y las guarda. Busca ayuda en la Legación peruana en Francia, su intención era trasladar los restos de Vallejo a suelo peruano ante una probable invasión nazi. “Eso se verá en su momento”, le contestan, exactamente la misma respuesta es la que obtiene por parte de la familia del poeta en Perú, quienes incluso se comunicaron con la Legación peruana en el país de Napoleón para preguntar si efectivamente Georgette era la “mujer legítima” del poeta. Poco tiempo después, ante la inminente invasión alemana, Georgette Vallejo regresa a la Legación peruana en su país, esta vez llevaba consigo los ejemplares de la obra inédita de Cesar, que ella misma había copiado a máquina. Su intención era encargarla y en caso ella siga viva tras la invasión, pueda recuperar el material, de lo contrario, la Legación podría disponer de la obra. Tras ello cumplir con su objetivo se retira. Sin embargo, en este corto tiempo, ya los alemanes arrasaban parte de Francia, quemando bibliotecas y deshaciéndose de sus reservas de alimentos. 

-Georgette regresó a la Legación peruana en busca de unos documentos, sólo para darse con la sorpresa de que todos los diplomáticos habían escapado hacia Bordeaux. Encontró al portero, el español José, con quien Vallejo había construido una relación amical pese a la sorpresa de los demás. El portero le permite ingresar a Georgette en busca del documento y grande fue su sorpresa al encontrar en desorden la obra inédita de Vallejo tirada y mezclada en el desorden de las oficinas. “Ni siquiera olvidadas, al último momento, en la huida, en el cajón de algún mueble. No. Están aquí, tiradas, manchadas, sucias, inservibles”.

-En 1,939, Georgette inició la difusión de la vida y obra de César Vallejo. Publicó conjuntamente con Raúl Porras Barrenechea: Poemas Humanos, una de las obras póstumas que determinan el renombre universal de Vallejo como el poeta más humano de la tierra. 
                            “…Lo único que extrañaba de él, porque todo de él lo tenía –lo expresó así– eran sus pasos.”  Quedé casada con él, nunca me interesó otro hombre, a tal punto que, muerto él, me bastaba su mano y su mascarilla. Solo sentía que me faltaban sus pasos. Pero me dormía agarrada de su mano y no tenía la sensación de su muerte´. Entre Vallejo y yo, tácito era el acuerdo: no se pronunciaba nunca la palabra felicidad personal o conyugal; vivíamos por y para la revolución mundial.” 

-En 1,951 Georgette viajó al Perú tras las huellas de Vallejo. Llegó al puerto del Callao un domingo 6 de mayo de 1,951 y es recibida por Raúl Porras Barrenechea y Sebastián Salazar Bondy, entre otros. Un año después, el 4 de octubre de 1,952, emprende la soñada travesía y viaja a Santiago de Chuco para conocer la tierra que tanto añoraba el poeta. 
-El 5 de diciembre de 1,958, ante los intentos de repatriación de los restos del poeta, dictamina: “Yo, Georgette Philippart, viuda de César Vallejo, me opongo formalmente, bajo cualquier pretexto que sea, la apertura de mi fosa… donde reposan… los restos de mi esposo, Sr. César Vallejo. Esta tumba me pertenece y nadie puede abrirla en mi ausencia y sin mi autorización”.

-En abril de 1,964 Georgette publicó en Lima su obra poética:
 Masque de Chaux (Máscara de cal) a través de la UNMSM. Está dedicada a Vallejo y su madre. Georgette declaró: “Poemas, bien modestos. 30 están dedicados a Vallejo”… “Tú que has venido con tu dolor / y tus manos entreabiertas / sólo tus párpados hechos blanca ceniza / podían colmarse de tanta desgracia. / Agachada sobre tu cóncavo esqueleto / he sabido que yo te había amado / como deberían amar las piedras / y a la hora vencida de tu muerte / he levantado alto / y amado tu derrota”… “Tú mi vida /tú mi dolor / Toda mujer eternamente / mece un niño / He nevado tanto para que duermas /y llorado hasta disolver tu ataúd´. 

César Vallejo le dejó escrito en su poesía, aunque nunca se lo hizo saber, varias composiciones: …“De veras, cuando pienso / en lo que es la vida / no puedo evitar de decírselo a Georgette, / a fin de comer algo agradable y salir, / por la tarde, comprar un buen periódico, / guardar un día para cuando no haya, / una noche también, para cuando haya / (así se dice en el Perú ±me excuso); del mismo modo, sufro con gran cuidado, / a fin de no gritar o de llorar, ya que los ojos / poseen, independientemente de uno, sus pobrezas, / quiero decir, su oficio, algo / que resbala del alma y cae al alma…”.

-En 1967, colabora arduamente con el libro César Vallejo en idioma francés (edición P. Seghers, con la presentación de Américo Ferrari y escribió la biografía y seleccionó poemas. También publicó:
-Poemas humanos. Edición parisina de Les Editions des Presses Modernes, 1939. con el apoyo de Raúl Porras Barrenechea.

-Novelas y cuentos completos. Lima, Francisco Moncloa Editores y Georgette de Vallejo, 1,967. Abarca: Escalas melografiadas, Fabla salvaje, Sabiduría, El Tungsteno, Hacia el reino de los Sciris, Paco Yunque y cuentos inéditos (El niño del carrizo, Viaje alrededor del porvenir, Los dos soras y El vencedor).

-Obra poética completa. Edición con facsímiles. Lima, Francisco Moncloa Editores y Georgette de Vallejo, 1,968. Abarca: Los heraldos negros, Trilce, Poemas en prosa,Poemas humanos y España, aparta de mí este cáliz.

-Contra el secreto profesional. Lima. Mosca Azul, 1,973.

-El arte y la revolución, Lima, Mosca Azul, 1,973.

-Teatro completo. Lima, Universidad Católica del Perú, 1,979. 2 tomos. Prólogo, traducción y notas de Enrique Ballón Aguirre. Comprende 4 piezas teatrales: Entre las dos orillas corre el río, Lockout, Colacho hermanos y La piedra cansada.

-Obra poética completa. Edición con facsímiles. Caracas. Biblioteca Ayacucho, 1,979. Prólogo, traducción y notas de Enrique Ballón Aguirre.

Pablo. C. Bellido comenta: “El monumento ya está hecho. Ha demorado dos años concebirlo. Georgette, su viuda, lo ha moldeado milímetro a milímetro, ella ha dirigido el trabajo, con amor, lo ha diagramado página por página muchas veces”.
-En Lima, Georgette empezó una incesante lucha por hacer respetar la vida y la obra de Vallejo. Su celo al respecto es muchas veces incomprendido. Su mal carácter y sus arrebatos hizo que se la considerase una persona intratable. Rechaza con dignidad el ofrecimiento del conocido editor Juan Mejía Baca quien le propuso 30,000 soles por toda la producción de Vallejo. Critica la actitud del poeta español Juan Larrea, autoproclamado vallejista o “estudioso de Vallejo”, quien en 1,957 visitó Lima, georgette comentó: “Quien no escribió una línea sobre Vallejo cuando vivía, se convierte luego en su más empeñoso interprete”.

-Muy recordado es también su enfrentamiento con otro poeta español, Gerardo Diego, quien se presentó en la Universidad de San Marcos para disertar sobre Vallejo 1,964. Dicho poeta tuvo la indelicadeza de decir que Vallejo se había muerto debiéndole algunas pesetas, lo que hizo que Georgette reaccionara airada y en defensa de la memoria de su esposo.

-En 1,965 rechazó todo intento de musicalizar los poemas de Vallejo. En 1,966 el gobierno peruano le reduce drásticamente su pensión, que dejará de otorgarle en 1,968.

-En 1,967 editó y publicó toda la narrativa del poeta: César Vallejo. Novelas y cuentos completos. En 1,968 edita y publica la Obra poética completa (edición facsimilar). En octubre de 1,969 le gana un juicio a la Editorial Losada, por haber publicado sin su autorización Poemas humanos y España, aparta de mi este cáliz.

-Impidió la repatriación de los restos de Vallejo con buenas razones y dijo: “Porque en su tierra le dieron de palos, lo maltrataron y yo soy obediente a su voluntad.”

-Durante un evento público Georgette le dio una bofetada al editor Carlos Milla Batres, debido a que éste incumplió su promesa de publicar una foto de Vallejo en la carátula del “Homenaje internacional” al poeta consagrado por la revista “Visión del Perú”. En lugar de la foto, Milla Batres colocó un óleo de Macedonio de la Torre, con una representación irreconocible del poeta, al menos para el común del público.

-El 3 de abril de 1970, Georgette cumplió uno de los sueños más caros de César Vallejo: descanso eterno en el cementerio de Montparnasse. La casa de pompas fúnebres “Manonvillar” traslada sus restos mortales desde el cementerio de Montrouge al de Montparnasse (12º División, 4º Línea del Norte, Nº 7) y Georgette firma: “Para que se cumpliera el deseo de Vallejo y el mío”, y en la tumba el epitafio: “He nevado tanto, para que duermas”

-En 1,978 Georgette sufrió un accidente en su casa a los 70 años de edad. Rueda por las escaleras de su casa y las consecuencias son funestas: hemiplejía parcial, accidente cerebro vascular y arteriosclerosis senil del cual no pudo recuperarse a causa de un derrame cerebral. Publicó su máxima obra: Vallejo: Allá ellos, allá ellos, allá ellos.
    "Yo siempre estoy sola, con Vallejo o sin Vallejo", le confió alguna vez a Ernesto More, amigo íntimo del poeta. Según Danilo Sánchez León, presidente de la Asociación CulturalCapulí, Vallejo y su tierra, decía que nunca –ni antes ni después de Vallejo– había conocido a un hombre. 

-Georgette estaba sola, su única compañía era Rosa Espinoza, empleada de su hogar que aún la sobrevive en el elefantiásico y blanco edificio Marsano. Ella se encargaba de darle el atún mezclado con pan a sus 17 gatos –animales que le provocaron un tropezón en el 79, en un accidente que paralizó su hemisferio derecho y precipitó sus lesiones cerebrales–. 

-También la ayudaba a administrar los mil francos mensuales de la Sociedad de Beneficencia Francesa, dinero que solía prestar a amistades que nunca más regresaban. Según César Vallejo Ynfantes, sobrino del poeta, Georgette era conocida como la loca del edificio. Según Rosa, Georgette nunca recibió de buena gana a su sobrino. Sólo recibía a Fernando de Szyszlo, César Miró, Luis Jaime Cisneros y Delfina Paredes. A César Calvo tenía que sacárselo de encima. "La señora Georgette odiaba a los hombres", afirma Rosa. "Deja a tu esposo y quédate conmigo a tiempo completo, me dijo la señora. Pero yo escogí a mi familia. Ella tuvo razón: mi esposo me abandonó hace poco". Vallejo Ynfantes afirma que era intratable, que echaba a todos de su casa y casi no admitía visitas. Años atrás, a Octavio Paz le había parecido muy linda. A Pablo Neruda, insoportable. Su rutina de ermitaño se hacía a base de café, sedantes, pescado, noticias por la radio, papa sancochada y golpes en la máquina de escribir. Así pudo expiarse su poemario Máscara de cal (1979) y la autobiografía Allá ellos, allá ellos, allá ellos (1978), donde les respondió a sus múltiples enemigos que la acusaron de quemar obras del vate y de impedir que sea repatriado al Perú.

-Georgette y sus últimos días eran arrastrados en una silla de madera. Del Hospital Militar a su casa y de su casa al Hospital Militar. Sin silla de ruedas, sin dinero. Cuando se desplomaba, la volvían a sentar; cuando se desmoronaba, recogían sus pedazos. Ella sólo podía insultar y maldecir en francés, y repetir –como una súplica, un conjuro– el nombre de quien la había confinado a ese destino peruano y miserable.
-El 3 de diciembre de 1,984 Georgette fue internada en la Clínica Maison de Santé, entra en coma a las 5 p.m.Tenía paralizado medio cuerpo y sufría complicaciones respiratorias, renales y un edema pulmonar. Sus últimas horas las pasó bajo una carpa de oxígeno. Falleció en la madrugada del 4 de diciembre.
-Georgette sólo cumplió la voluntad de su esposo. Viajó al Perú y rescató al poeta del ostracismo publicando sus manuscritos de Poemas Humanos. Quiso conocer Lima, que Herman Melville había definido como 'la ciudad más triste y extraña'. Cuando juntó el dinero para poder volver a Francia con su madre (mediante la mano amiga del artista Gastón Garreaud), prefirió trasladar el cadáver del poeta del cementerio Moutrouge al de Montparnasse, como era su voluntad. Finalmente, se mantuvo viuda desde los 30 hasta su muerte, a los 76 años, el 4 de diciembre de 1,984 en la Maison de Santé. 


Ahora, la poeta Carmen Gómez de la Torre –a quien Georgette le prologó el poemarioAusencia– y la señora Rosa Espinoza reclaman que se cumpla esta vez con su última voluntad. Cuentan que ella siempre quiso que sus restos descansen junto a su madre y su esposo en su natal Francia.

DATOS OBTENIDOS PRINCIPALMENTE POR LA INVESTIGACION Y TESTIMONIO DEL POETA E INVESTIGADOR ALBERTO AZNARAN, DANILO SANCHEZ LIHON, MAX SILVA, RECOPILADOS POR MIGUEL PACHAS ALMEYDA, EN EL LIBRO AL FIN DE LA BATALLA.