viernes, 25 de diciembre de 2015

Fwd: 25 de diciembre. Día hondo, inmenso y conmovedor: La casa eterna.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 25 de diciembre de 2015, 8:56
Asunto: 25 de diciembre. Día hondo, inmenso y conmovedor: La casa eterna.
Para:


 
 
 
 
    
 
 
  
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2015 AÑO
DE LA DEFENSA DE LA VIDA
Y DEL PLANETA TIERRA
 
DICIEMBRE, MES DE LAS MONTAÑAS,
DE LOS DERECHOS DE LOS ANIMALES;
DE LOS MIGRANTES, Y DEL NACIMIENTO
DEL DIOS NIÑO EN LA NAVIDAD
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
 
*****
 
25 DE DICIEMBRE
 
 
DÍA HONDO,
INMENSO Y
CONMOVEDOR
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
 
LA
CASA
ETERNA
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
1. Sonreír
de sorpresa
 
– ¡No se vayan todavía! ¡Primero a tomar desayuno!
Armamos la mesa para los chiquillos recogiendo todas las sillas que están en las habitaciones de al lado y hasta de arriba. Pero para algunos solo quedan bancos y cajones arrumados.
Hay ñuñas fritas en el centro de la mesa, panes y bizcochos. Y se sirve el chocolate. Pero también las plantas aromáticas y mates del lugar: la panisara, el toronjil y la yerba luisa.
Nuestra mesa es la más bullanguera y revoltosa, desde donde reventamos algún cohete subrepticio que hace cacarear a las gallinas en el corral y sonreír de sorpresa a los mayores.
Han llegado mi abuela Rosa y mis tías Bety y Zarela, viniendo de la que llamamos "La casa de abajo", donde ellas viven.

2. Todos
Retornaremos
 
Mi madre aviva aún más el fogón restallante que invade con sus bocanadas de humo haciéndonos entrecerrar los ojos. Y van llegando los platos con frituras.
Mi padre tiene en la comisura de los labios y los ojos ese sello inconfundible de estar contento y hasta viviendo la mayor de las felicidades.
Pero todos ellos ya han muerto. Murió mi padre y todos mis tíos Solo sobrevive mi madre que ahora tiene 96 años.
Sin embargo para esta Navidad todos nos sentaremos de nuevo. Todos retornaremos para estar alrededor de la mesa.
Retornarán ellos porque saben quiénes somos y no nos olvidan.
Estará mi padre, muerto hace treinta años, en esa mesa de esa casa ya en ruinas y que felizmente mi hermano Jaime ha levantado de entre los escombros y cenizas.
 
3. Se mezclan
ilusiones y recuerdos
 
Y volvemos a juntarnos como hace años a tomar el desayuno con toda la familia reunida.
Ya han llegado sonrientes mis tías Bety y Zarela, con mi abuela Rosa.
Ya está sentada otra vez mi abuela Sofía con la comisura de sus labios extendidos de contento, con sus ojos y semblante enternecidos.
Aquí están mis tías Carmen y Miguelina que se afanan por cortar y servir algo.
El olor a café que toman los mayores invade el universo con su fuerte aroma.
Pero yo y mis hermanos pequeños preferimos el limoncillo o cedrón cuyo verde tenue y profundo impregna con su aroma el cielo y la tierra. Y sobre todo porque mezcla bien ilusiones y recuerdos.
 
4. Para salvar
el mundo
 
Por la ventana observo hacia afuera el cielo anubarrado y hacia adentro las recias paredes.
Ellas soportan las tempestades.
Pero me pregunto: ¿el shayape del nacimiento también extrañará la piedra donde ha crecido?
¿Le gustará y encontrará firme esta casa? ¿Y por qué es inevitable que yo llore?
Y mirando a todos entre mis lágrimas, más aún a quienes ya hace años que partieron pero que hoy han venido, ruego en silencio, que este instante recóndito de ternura no termine nunca, porque este día vuelven a estar con nosotros y sentarse a la misma mesa los seres queridos.
Ternura que quizá sea la última hebra o hilacha que quede para salvar el mundo y hacerlo imperecedero.
 
5. Cuando ella
está todo se colma
 
Hoy 25 de diciembre al despertar por la mañana el sol tiende su manto de oro alfombrando toda la casa.
Ya hay tintineo de cucharillas, tazas y platos en la cocina. Y el chasquido de la sartén donde se cuece alguna fritura.
En la cocina el ambiente es de fiesta. Las lenguas de fuego del fogón iluminan el iris de todas las pupilas.
Ya está sentada en la mesa la abuela Sofía, y cuando ella está todo se colma de una profunda dulzura y alegría.
Con los primos que han venido acordamos salir a explorar los alrededores.
Al salir al patio tengo que poner las manos en visera para librarme de la luz del sol y reconocer el violeta de las tejas, los anaranjados de las paredes, los azules y verdes de todas las presencias y las cosas.
 
 
 
6. Hoy día
no sienten miedo
 
Hoy día 25 de diciembre, es día hondo, inmenso y conmovedor porque ya ha nacido Dios.
Lo sienten y saben todos. Lo sentimos y sabemos  los seres humanos que hoy día comprendemos lo que es el bien. Y hasta nos esforzamos por hacernos buenos.
Lo sienten y saben los cerros, los ríos y los caminos al filo de los abismos que hoy día son dóciles, protectores y amables en sus talantes, de por sí temibles.
Lo sienten y saben los vientos que silban en sus zampoñas canciones tiernas de amor entre árboles y peñas. Y tocan más alegres que nunca sus castañuelas entre las piedras de los apriscos.
Lo sienten y saben pumas, toros y cervatillos de los potreros, que hoy día no sienten miedo ni venganza sino que intuyen que este mundo es bueno, incluso en el sacrificio por algo que ni siquiera importa tener claro cuál es su sentido.
 
7. Huertas
y jardines
 
Hoy es fiesta de Navidad.
Lo sienten y saben las aves del cielo que trinan con más ahínco en el tejado. Y con sus gorjeos hacen que las casas pobres se enjoyen con los más ricos arpegios.
Y con los atavíos que lucen los plumajes multicolores de sus alas.
Lo sienten y saben las ovejas, vacas y chivillos de las majadas que triscan y saltan de contentos cerca de sus dueños, sin explicarse el motivo que los regocija.
Lo sienten y saben los manantiales que hoy ofrecen su mejor agua. La misma que brota fresca y luego gorgotea cantarina regando huertas y jardines.
Lo saben las flores del campo y las aguas que rumorean en las acequias. Lo sienten y saben las libélulas que entonan con la mejor armonía su ronroneo misterioso entre las flores.
 
8. Oran
y velan
 
Lo sienten y saben los copos de neblina, que se elevan para ver aparecer los colores de las sementeras y del pueblo.
Y de las casas embelesadas con el blanco de sus muros y tapiales, como con el añil de sus puertas y balcones.
Los sienten y saben los hombres rudos y fríos que hoy –sin poder evitarlo– dedican su alma hacia los demás, sonríen y de ella entresacan, como de un horno caliente, el mejor pan.
Lo sienten y saben los hombres buenos que por saberlo viven la Navidad todos los días del año.
Y hoy más bien se entristecen que la Navidad, por ser tan bella, quizá no sea eterna. Y, entonces, oran y velan.
Y agradecen en silencio por el prodigio que nos brinda la creación.
 
 
*****
 
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2016
 
LIMA:
MARTES 24
 
TRUJILLO:
MIÉRCOLES 25
 
OTUZCO
JUEVES 26
 
HUAMACHUCO
JUEVES 26
 
SANTIAGO DE CHUCO:
VIERNES 27
SÁBADO 28
 
CACHICADÁN
DOMINGO 29
 
TODO EN EL MES
DE MAYO, 2016
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.