viernes, 1 de enero de 2016

Fwd: 1 de enero. Ëpica de enero En la heroica vallejiana.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 1 de enero de 2016, 9:02
Asunto: 1 de enero. Ëpica de enero En la heroica vallejiana.
Para:


 
 
 
 
 
 
 
  
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2015 AÑO
DE LA DEFENSA DE LA VIDA
Y DEL PLANETA TIERRA
 
ENERO, MES DE LA DEFENSA DE LIMA
DEL NACIMIENTO DE ARGUEDAS, HERAUD
Y LOS PARADIGMAS DE MACHUPICCHU
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
 
 
*****
 
1 DE ENERO
 
 
ÉPICA
DE
ENERO
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
EN
LA HEROICA
VALLEJIANA
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
1. Dialéctica
de la vida
 
Enereida de César Vallejo, que significa épica de enero, y que está dedicado a este mes que hoy se inicia, es un poema que se ubica en el centro del espacio y tiempo como es el mundo cotidiano, cuando vivimos de una manera natural en el misterio y el milagro que nos rodea y sobre el cual habitamos, en la coyuntura y el vórtice de los opuestos y contrarios.
Entre el pasado y futuro.
En el año que fenece y el año que se inicia:
En el puente de generaciones, viejo y niño.
En la articulación de mundos: lo terreno e imperecedero.
En la juntura de lo instantáneo y duradero.
En el gozne de lo circunstancial e inextinguible.
Entre lo que se va y lo que se queda.
Entre lo definido y lo indefinido
Entre lo efímero e ilimitado.
Entre lo caduco e inmarcesible.
Entre el invierno y el sol.
 
2. Y ello,
¿qué es?
 
No es la madre que ha muerto y a la cual dedicó poemas y versos estremecedores, como estos:
"Hoy que hasta
tus puros huesos estarán harina
que no habrá en qué amasar
¡tierna dulcera de amor!.
Es el padre de quien algo nos inquieta, quien se prepara para una travesía, está viejo y él lo siente partir a cruzar o saltar el torrente. Es el padre que se va:
     Es tu amor que resonando va a la Eternidad.
Enero y el padre inauguran así una vida nueva, crean vida significativa. Engendran un nuevo período y una nueva progenie hacia el infinito.
Enero y el padre son el inicio de algo trascendente. Y ello, ¿qué es? Es el amor como esperanza. Es el amor que resonando va a la Eternidad. Porque no puede perderse el significado con que esta vida se vive, el significado de ser padre o ser hijo. He ahí un evangelio cotidiano, simple pero inmenso.
Y el futuro se puebla
de caravanas de inmortales rosas.
 
3. ¡Oh,
padre mío!
 
Pero he aquí el poema que lleva el título turbador de Enereida, vocablo rehecho en la fragua vallejiana y que significa: la heroica de enero. ¿No es genial? El título, pero aún más de lo que trata:
ENEREIDA
Mi padre, apenas,
en la mañana pajarina, pone
sus setentiocho años, sus setentiocho
ramos de invierno a solear.
El cementerio de Santiago, untado
en alegre año nuevo, está a la vista.
Cuántas veces sus pasos cortaron hacia él,
y tornaron de algún entierro humilde.
Hoy hace mucho tiempo que mi padre no sale!
Una broma de niños se desbanda.
Otras veces le hablaba a mi madre
de impresiones urbanas, de política;
y hoy, apoyado en su bastón ilustre
que sonara mejor en los años de la Gobernación,
mi padre está desconocido, frágil,
mi padre es una víspera.
Lleva, trae, abstraído, reliquias, cosas,
recuerdos, sugerencias.
La mañana apacible le acompaña
con sus alas blancas de hermana de la caridad.
Día eterno es éste, día ingenuo, infante,
coral, oracional;
se corona el tiempo de palomas,
y el futuro se puebla
de caravanas de inmortales rosas.
Padre, aún sigue todo despertando;
es enero que canta, es tu amor
que resonando va en la Eternidad.
Aún reirás de tus pequeñuelos,
y habrá bulla triunfal en los Vacíos.
Aún será año nuevo. Habrá empanadas;
y yo tendré hambre, cuando toque a misa
en el beato campanario
el buen ciego mélico con quien
departieron mis sílabas escolares y frescas,
mi inocencia rotunda.
Y cuando la mañana llena de gracia,
desde sus senos de tiempo,
que son dos renuncias, dos avances de amor
que se tienden y ruegan infinito, eterna vida,
cante, y eche a volar Verbos plurales,
jirones de tu ser,
a la borda de sus alas blancas
de hermana de la caridad, ¡oh, padre mío!
 
4. El amor es
lo que abre la puerta
 
¡Oh, epifanía! Esta vez sí la fe y el ánimo están inhiestos, sin resquicio de dudas, donde todo es pletórico y jubiloso.
Esta vez sin quejas ni amarguras. En donde a quien se hace triunfar es a la esperanza, que se encuentra sembrada en toda la poesía de César Vallejo.
Esperanza, partiendo dialécticamente de los opuestos, sin desconocer que la verdad se desliza entre dos o más orillas.
Esperanza que nos ilustra que es con el escudo del amor que se ingresa a lo Eterno, que es la unión de los contrarios.
Con el escudo o la lanza del cariño, que es cómo se traspasan barreras. Que es la vibración imperceptible del afecto lo que abre la puerta cerrada e inaccesible.
Compuesto de renuncias y de avances. Porque, por ejemplo, ¿qué es la veneración de parejas sino dos renuncias y exactamente dos avances hacia lo eterno?
 
5. Une la vida
y la muerte
 
Enereida es por eso la aspiración a proyectar el sentido de la ternura de lo cotidiano a la eternidad, con todo lo familiar de que la vida está insuflada.
¿Y cómo es ese amor y sentimiento? Es el amor bondadoso de la vida natural y sencilla el que triunfa, es el amor esperanzado de lo inocente y candoroso.
Amor de hogar ligado a la infancia y al terruño.
Porque todo lo que se evoca se lo hace con un apego y una identificación profunda ligada a la tierra que está a nuestros pies y a la vista:
Cuántas veces sus pasos cortaron hacia él
y tornaron de algún entierro humilde.
Además del hogar es Santiago de Chuco desde su raíz, cogollo y flor quien le inspira este poema. Que ha sido escrito incluso mirando directa y fijamente el camino al cementerio del pueblo.
Un pueblo donde todo cobra significado, donde todo son líneas que se entrecruzan en una mano extendida. Donde el destino traza sus anagramas, sus códigos secretos y escribe extasiado sus temblorosos mensajes.
 
6. Desposorio
con la muerte
 
Es ese amor de Enereida el que traspasa barreras y llega a la eternidad, que une la vida y la muerte. Es amor esencialmente inocente; puro e ingenuo. Es amor rodeado de niños:
Una broma de niños se desbanda.
Es amor que se representa en la siguiente imagen de una limpidez conmovedora:
...a la borda de sus alas blancas
de hermana de la caridad, ¡oh, padre mío!
Es amor limpio, sencillo y en la tranquilidad, que está más allá de la pasión que arrebata y del fuego que fulmina. O del agua henchida en turbión o avalancha que inunda y en avasalla. O del viento hecho ciclón o vendaval que arrasa y dilapida.
Es amor de tierra hechizada, que hunde su raíz en la caridad que es la sabiduría suprema.
Donde el padre se prepara para viajar y unirse en ese desposorio con la muerte llevando el amor caritativo que es la dulzura decantada en los alambiques más acrisolados del ser.
 
7. Otro
don
 
Y crea hacia otro ámbito y dimensión un mundo diferente con la comprensión de esa alianza.
Amor que es lo único que puede prevalecer después de toda esta contingencia y catástrofe.
Como igual, es aquel que permanece después de todas las maravillas, milagros y portentos, por ver y por hacer.
Es el amor convertido en hermana de la caridad, en vaso de agua y en pedazo de pan, en leche y miel.
Amor después de todas las catástrofes, que hace al ser dulce, piadoso, y devoto. Amor de hermandad, de solidaridad que solo un genuino representante del mundo andino lo puede preconizar con autoridad, porque solo en aquel ámbito se plasmó y es vigente, cultura que lo acrisoló y lo hizo práctica social.
Otro don inherente a lo expuesto y que Enereida lo contiene es la ligazón a la infancia y a la ternura:
 
8. Digna
vergüenza
 
De ternura pegada a la cuna, a la leña, al humo de la cocina o del fogón. Y a la piedra tutelar de la puerta, o a la grada de la escalera, o al alero que nos cobija y consuela en la añoranza de la casa nativa.
Es ternura que no sé cómo se da en el mundo andino, que Vallejo trasunta.
Ternura que late en la hilacha de la frazada pobre, en el rebozo y el poncho de madre y padre que aún en el recuerdo nos abrigan y protegen.
Así:
Aún reirás de tus pequeñuelos.
Aún será año nuevo. Habrá empanadas
y yo tendré hambre.
Y eso sucede, ¡aunque ellos hayan muerto hace años y hace mucho tiempo!
Ternura que es una especie de renuncia, de tristeza y de digna vergüenza. Y confianza de que este es un mundo que da lugar a la dicha de sentir lo que queremos: "y yo tendré hambre", que solo quien pertenece a una cultura sublime como es la andina lo puede expresar.
 
9. Volver
a florecer
 
 
Don que es un tesoro. Un bien lamentablemente amenazado por un modelo de sociedad cruenta que se impone a sangre y fuego. Y por el mercado en acciones de compra y venta.
Por eso, hagamos que esa cultura que ofrece alternativas a ese avasallamiento  viva y no muera nunca, y prevalezcan dones como la ternura, como en este poema.
Donde el padre está desconocido, está ya en otra dimensión. Es parte ya, o pertenece, a otro mundo. Se lo siente leve y evanescente:
Mi padre está desconocido, frágil
mi padre es una víspera
Víspera que es lo que antecede a algo. El padre está en ese puente, o en esa cornisa, o en ese quicio desde donde se mira o se cruza hacia otra orilla, en ese anonadamiento que es la muerte.
Y eso es un misterio. Donde al final se toca un mundo atravesado por los dardos de lo incognoscible e incógnito.
Pero es enero, es el Año Nuevo frente a la vida vieja. Es el nacer de la vida. Es la vida que se renueva. Y donde todo vuelve a florecer. Y que es el sentido más hondo de la vida que a cada instante comienza de nuevo.
 
 
*****
 
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2016
 
LIMA:
MARTES 24
 
TRUJILLO:
MIÉRCOLES 25
 
OTUZCO
JUEVES 26
 
HUAMACHUCO
JUEVES 26
 
SANTIAGO DE CHUCO:
VIERNES 27
SÁBADO 28
 
CACHICADÁN
DOMINGO 29
 
TODO EN EL MES
DE MAYO, 2016
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.