sábado, 2 de enero de 2016

Fwd: 2 de enero. La razón moral. El bien que recibo y debo legar.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 2 de enero de 2016, 10:50
Asunto: 2 de enero. La razón moral. El bien que recibo y debo legar.
Para:



 
 
 
 
 
 
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2015 AÑO
DE LA DEFENSA DE LA VIDA
Y DEL PLANETA TIERRA
 
ENERO, MES DE LA DEFENSA DE LIMA
DEL NACIMIENTO DE ARGUEDAS, HERAUD
Y LOS PARADIGMAS DE MACHUPICCHU
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
 
 
*****
 
2 DE ENERO
 
 
LA
RAZÓN
MORAL
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
 
 
EL BIEN
QUE RECIBO
Y DEBO LEGAR
 
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
1. Aprieto
un botón
 
Muevo un botón y una luz se enciende. Es la energía que muchos han puesto su empeño para producirla y para que llegue desde muy lejos hasta el rincón de esta posada donde pergeño estas líneas.
¿Cuántas vidas humanas ha costado el esfuerzo heroico de conducirla hasta donde yo me beneficio y me sirvo de ella escribiendo este texto que ojalá lo primero que haga es que el primero que redima sea a mí mismo?
Los cables de alta tensión para llegar hasta aquí suben y bajan cumbres y hondonadas que costaron el esfuerzo y el tesón sacrificado de miles de hombres.
¿Acaso al viajar por los caminos no he visto cómo las torres que se erigen para sostener los cables de alta tensión que transportan la energía suben por terrenos abruptos donde muchos debieron haber perdido la vida?
 
2. Arriesgaron
la vida
 
Pero antes, aquellos que experimentaron en la investigación probando cada elemento para hacer posible que la luz encienda, muchos resultaron y quemados y hubieron laboratorios que explotaron y ardieron en llamas.
Y, después, construir la hidroeléctrica de donde viene esta luz y que se enclava en roquedales abruptos y temibles.
¿No ha costado el sacrificio tenaz de contingentes de hombres llevando en los hombros herramientas, implementos y materiales?
¿Y el esfuerzo sobrehumano para hacer las bases de cemento, los soportes de fierro y las instalaciones colgados y en vilo sobre y bajo el aire de las torres?
¿Compensaba totalmente solo la paga, que casi siempre para obreros y empleados fue escasa y hasta en niveles de miseria?
Los hombres que la construyeron, ¿acaso no arriesgaron la vida?
 
3. Diversos
senderos
 
Sin embargo, yo sin ensuciarme las manos aprieto un botón y la luz fluye sin parpadear límpida, tersa y brillante.
Giro una llave y el agua salta clara y a borbotones en el caño de mi habitación.
Brota transparente, ufana de servir y ser útil; pura y núbil como una doncella.
Para conducirla hasta el lugar donde me refresca y sirve ha debido prodigarse talento, altruismo; renuncias y sudor de muchos seres humanos entusiastas y creyentes.
La represa que capta el líquido y la conduce por acequias precisas, exclusas que nivelan y reparten el agua hacia diversos atajos y senderos.
 
4. En lo alto
de las cumbres
 
Y lo hacen ya sea por canales o tuberías exactas. ¿Cuánto sacrificio de seres humanos ha demandado?
Muchos en su transcurso vigilan los cauces. Y el reservorio de agua día y noche es custodiado por rondas sucesivas.
Y es tratada la masa líquida a fin de garantizar que sea completamente salubre.
¿Puedo yo desperdiciarla evitando así que llegue a tantas otras personas que la necesitan en pueblos que se extienden en los arenales?
Asentamientos humanos que ingresan a los desiertos, o se erigen al borde de los acantilados,
O bien pueblos que suben con el aliento entrecortado por las cumbres de los cerros escarpados.
Desdibujadas chocitas en lo alto de las cumbres en donde la vida entona su canto de esperanza.
 
5. ¿Escucho
tu voz?
 
Timbra el teléfono y luego escucho tu voz que me dice:
– ¿Cómo amaneciste, amor mío?
– Bien. Aquí, pensando en todos ustedes.
– Ay, amor, te queremos tanto.
– Todos, ¿bien?
– Sí, extrañándote. Y tú, ahorita ¿qué estás haciendo?
– Preparándome para salir a tomar desayuno.
– Abrígate amor. No te vayas a enfermar. ¿Cómo estás de la garganta? ¿Se te quitó esa tos? ¿Cuándo vienes? ¡Te extrañamos mucho!
Este portento de comunicación me basta para utilizarla con solo estirar el brazo, hacer que avance la mano hacia la mesa del velador  y levantar el auricular de esta maravilla tecnológica.
 
6. Cuántos
sacos de arena
 
Pero, ¿qué he hecho yo hasta ahora para merecerla? Ni un grumo de esfuerzo todavía he aportado en nada para detentar este bien.
Y, sin embargo, sin él ¿cómo escuchar tu voz, hallarnos a estas horas y poder enlazarnos estando tan lejos?
¿Cómo pedirte perdón por todos mis olvidos y decirte que te quiero y que recién contigo mi vida tiene sentido, amor mío?
Hay hombres que han consagrado días y noches de desvelo hasta el desprendimiento de donar su propia felicidad a fin de esclarecer su funcionamiento y ponerlo a disposición del prójimo.
¿Por qué creer que sin más lo merezco?
¿De qué manera soy leal con ese esfuerzo que me legan a cada instante las generaciones anteriores?
 
7. Al servicio
de los demás
 
¿De qué manera cumplo y correspondo con los demás?
Y, ¿qué hacer para recompensar tantos dones que se me ofrecen y llegan hasta mí? ¡Y a manos llenas!
Todo ello a mí no me está costando nada. Yo que me sirvo de estos privilegios y tantos otros, como si fuera natural que estén aquí.
¿Cómo ser agradecido por lo mucho que se nos ha ofrendado? ¿Y lo inmenso que se nos ha facilitado?
Debemos buscar recompensar este enorme servicio, y puesto para bien de nuestras vidas. Pero, ¿cómo?
En primer lugar, reconociendo este legado, apreciando esta heredad y conservando este patrimonio, en consideración a que estos son bienes sociales que pertenecen a todos.
Y, en segundo lugar, legando otros, aquello que nuestra vida consagrada alcance a idear, construir y ponerlos al servicio de los demás.
 
 
*****
 
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2016
 
LIMA:
MARTES 24
 
TRUJILLO:
MIÉRCOLES 25
 
OTUZCO
JUEVES 26
 
HUAMACHUCO
JUEVES 26
 
SANTIAGO DE CHUCO:
VIERNES 27
SÁBADO 28
 
CACHICADÁN
DOMINGO 29
 
TODO EN EL MES
DE MAYO, 2016
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.