viernes, 22 de enero de 2016

DANILO SANCHEZ LIHON : dia 22 de enero. Día del Ingeniero Químico. Un río muerto por la mina. / Hoy recital de Amelia Melgar. / Iván Rodríguez Chávez: Vallejo suministrará más de una razón para luchar.







CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA

Construcción y forja de la utopía andina


2015 AÑO

DE LA DEFENSA DE LA VIDA

Y DEL PLANETA TIERRA


ENERO, MES DE LA DEFENSA DE LIMA

DEL NACIMIENTO DE ARGUEDAS, HERAUD

Y LOS PARADIGMAS DE MACHUPICCHU


CAPULÍ ES

PODER CHUCO


SANTIAGO DE CHUCO

CAPITAL DE LA POESÍA

Y LA CONCIENCIA SOCIAL


*****


PRÓXIMAS ACTIVIDADES

DE CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA


HOY VIERNES

22 DE ENERO. 7.00 PM


PARTICIPACIÓN POÉTICA

AMELIA MELGAR


EN LOS VIERNES LITERARIOS

CENTRO CULTURAL SAVARÍN

JR. CAMANÁ 878. CERCADO DE LIMA


*****


VALLEJO

SUMINISTRARÁ MÁS

DE UNA RAZÓN PARA LUCHAR

A FAVOR DE LA JUSTICIA

Y LA HUMANIZACIÓN

La obra de nuestro poeta universal,

como muy pocas, trasciende el plano estético

porque en ella coexisten o se integran una diversidad

de elementos: políticos, éticos, sociales y filosóficos.

Encuentro que en la obra de Vallejo todas estas aristas

logran estar articuladas por una preocupación insistente

hacia el ser humano. En esta sociedad, donde la des-

humanización creciente y galopante insensibiliza

 y acelera la pérdida progresiva del ejercicio de los

valores, la lectura de la poesía, la narrativa, el

teatro o las crónicas de Vallejo suministrará

más de una razón para luchar a favor

de la justicia y la humanización.

La obra de Vallejo persigue ideales

universales. En ella se puede encontrar

un compromiso por fomentar la justicia, la libertad,

la igualdad y la dignidad de los hombres, entre otros

tópicos. Como creador explora las posibilidades del bien

común y critica los abusos del sistema político opresivo.

Sus versos, narraciones, personajes o historias siempre

se pronuncian contra la injusticia. Por ello, su obra no

es una manifestación neutra; tiene declaradamente

una vocación elevada y reivindicativa. No se niega

la autonomía artística, poro leemos en la obra de

Vallejo más de una crítica a los explotadores y

más de un llamado para que los explotados

combatan la injusticia.

IVÁN RODRÍGUEZ CHÁVEZ

Rector de la Universidad

Ricardo Palma


*****


22 DE ENERO


DÍA

DEL INGENIERO

QUÍMICO



FOLIOS

DE LA

UTOPÍA



UN RÍO

MUERTO

POR LA MINA


"El agua

en su sorda

antigüedad"

César Vallejo



Danilo Sánchez Lihón



1. Río

antes pródigo


El río Moche, antes fecundo y rozagante, cuyas aguas eran ricas en flora y fauna, de abundantes peces, adorado como Dios por dos grandes culturas que florecieron a su vera, mochicas y chimúes, deidad y río sagrado que prodigaba vida y sustento a sus habitantes que vivían a sus orillas, ahora es un río enfermo, pero más que eso: mortal porque mata la vida hasta 9 metros de tierra adentro a su paso.

Y todo esto, ¿desde cuándo?  Desde que son arrojados a su cauce los relaves de las minas de tungsteno, zinc, oro y plata de los socavones de Quiruvilca, a cargo de la Northern Mining Corporation durante muchas décadas. O la infecta a tal punto que sobreviven, por ejemplo, algunos peces que logran vivir conteniendo altas dosis de metales pesados en sus organismos, pero que consumidos por el ser humano resulta mortal.

Esas minas han causado la muerte entre muchas otras presencias, de un río antes pródigo y generoso, que hacía florecer las tierras por donde tenía su curso. Y en cuyo interior ahora no crece nada que pueda servir para alimentarse. La mina cuya profundidad reconocida del socavón se hunde hasta una hondura de espanto, ha engrosado las fortunas de empresas, instituciones, accionistas y países de otro hemisferio.


2. ¿Y qué

ha dejado?


Países que eran ricos y ahora lo son más, pero a costa del hambre, el desempleo y la miseria de pueblos enteros que antes vivían aquí. Y vivían bien. Además, y a ello se suma, el deterioro del medio ambiente en el entorno de esas minas, y en un radio muy amplio de acción.

Dejan ríos enfermos que no sirven ni siquiera para adorno. Tampoco para mirarlos ni tomarles fotografías, por ser paisajes deleznables y deprimentes. Sino, ¡helos aquí! Sus aguas se han tornado sanguinolentas, de apariencia rojiza, por las moléculas de óxido de fierro que acarrean en su torrente.

Estos relaves han teñido todas las piedras y arenillas de su cauce. Aquí está. Observemos el color óxido que tiene y que ha dañado el color natural que tenían las piedras al fondo de su torrente, impregnado ya no en cada guijarro sino hasta en las rocas que bordean el lecho por donde discurre su caudal.

Esta herrumbre configura una honda sensibilidad, cuál es la imagen de que el río está llorando sangre.


3. He aquí

el informe


Sino veamos: en el "Estudio de la calidad del agua del río Moche", de octubre de 2012, realizado en el marco de las prácticas del Diplomado Elaboración y Evaluación de Estudios de Impacto Ambiental de la Universidad de Trujillo, y que está publicado ampliamente en internet, cuyo informe final fuera redactado por los ingenieros Víctor Corcuera Cueva y Luís Sánchez Valdiviezo, se llega textualmente a las siguientes conclusiones:

"El análisis microbiológico del agua del río Moche en el valor obtenido de los sólidos totales disueltos (STD) no cumple con el estándar para la conservación del ambiente acuático (500 ppm). El valor obtenido de la DBO5 no cumple con el estándar para la conservación del ambiente acuático (<10 font="font" ppm="ppm">. El valor obtenido de cromo no cumple con el estándar para la conservación del ambiente acuático (0.05 ppm). El valor obtenido de arsénico no cumple con el estándar para la conservación del ambiente acuático (0,05 ppm). El valor obtenido de cadmio no cumple con el estándar para la conservación del ambiente acuático (0,004 ppm). Valores como el oxígeno disuelto y la DBO5, que son muy determinantes para la vida en un ambiente acuático, se encuentran fuera de los estándares de calidad del agua para la conservación del ambiente acuático. A su vez los valores de metales pesados como el cromo, arsénico y cadmio nos dan idea del tipo de efluentes que hoy se están vertiendo en el río.


4. ¡Cómo

no!


Pero es mucha peor su condición y su destino que solamente llorar sangre; porque eso supondría que está vivo.

Porque siquiera para llorar, primero por lo menos hay que vivir.

En el caso del río Moche, que era sagrado, está muerto. Es más, ahora representa lo macabro, configura la parca y lo siniestro, porque todo lo mata a su alrededor.

Hemos convertido a un Dios de vida, como era antes, en un verdugo, sicario y asesino, en un homicida, esperpento de muerte y acabamiento, como lo es ahora.

¿Y qué ha dejado la Northern Mining Corporation que desde fines del siglo XIX, ha explotado esos ricos yacimientos de mi provincia? ¡Nada!

¡O, sí! ¡Ha dejado! ¡Cómo no! Su presencia en nuestro suelo ha dejado como secuela un empobrecimiento calamitoso de la gente:

Silicosis en personas que mueren con los pulmones carcomidos y escupiendo sangre.

Y la contaminación atroz, salvaje e insalvable de aguas, aires y suelos.


5. Incontable

en la lejanía


Ha dejado cárcavas, huecos, cascajos, relaves, montículos de chatarra, colinas y valles depravados por los basurales químicos.

Solo una vez, debido a tanta insistencia y gestión, porque queríamos tener un colegio hermoso y era abogado de la mina un profesor nuestro, le pedimos una donación a la compañía minera.

La Northern envió, como nunca lo había hecho, los tableros de basquetbol para la cancha del Colegio Santiago el Mayor, que recién lo habíamos fundado.

Pero, ¿a costa de qué? De todos nuestros bosques que fueron talados para proveerles de madera, a fin de empotrar la mina, para que no se derrumben las galerías por dentro.

A costa de ello, terminó por contaminar todos los campos en donde antes era estupenda y abundante la ganadería.

Cualquier vehículo tenía que andar sorteando en la carretera a las ovejas, cabras y guanacos, que por allí cruzaban.

Y a las piaras de ganado vacuno que invadían los senderos, y cuyo número en cabezas se perdía incontable en la lejanía, detrás del horizonte.


6. Parajes

ya inservibles


Ahora no hay nada. En todo el trayecto no se encuentra ningún rebaño. Todo es yermo, páramo y desierto; porque todos los suelos están contaminados de plomo.

El ichu de las alturas, o paja brava, era antes largo, consistente y de un verde luminoso, con el cual techábamos nuestras casas y hasta hacíamos escobas y colchones.

Ahora no. No crece sino unos centímetros, que ni siquiera al ganado le da el gusto de mordisquearlo.

Y son campos que la gente abandona migrando a las ciudades, a ensanchar y hacer inacabable las filas de desempleados en los perímetros de indigencia y miseria en la capital del departamento o de la república.

Y se abandonan grandes extensiones de terrenos y parajes porque ya son inservibles, habiendo sido antes fértiles.

Y se enrumba la gente a los centros urbanos, donde al no encontrar trabajo, para sobrevivir delinquen; y hacen de su vida y de la vida de los otros un calvario.


7. Amor

al poyo


Este es el diagnóstico. Pero ahora ha ocurrido algo peor: No solo se han concedido más licencias y prerrogativas a las compañías mineras, sino que les han vendido indiscriminadamente las aguas de lagunas y manantiales.

Aquellas fuentes de agua para el aprovisionamiento del pueblo, aquellas que eran para el uso de las casas de los habitantes de estos y los otros caseríos, ahora están cercadas por alambres de púas.

Por eso ahora la defensa del agua no es solo del líquido para consumirlo, sino que es amor a nuestra tierra, al pozo propio y también al comunal. A la vida individual y colectiva. Es el respeto y veneración por la naturaleza.

Es también amor al patio, a la grada, a la escalera de nuestra casa nativa. Amor al poyo, al umbral de la puerta, a la piedra en donde yacen pétalos de flores.

Al brocal en cuya superficie suspiran las voces de nuestros antepasados difuntos a los cuales no podemos abandonar y mucho menos traicionar.

Por eso, defendamos el agua de todos los engendros y esperpentos de muerte. Y al defenderla así defendamos la vida.



*****


El texto anterior puede ser

reproducido, publicado y difundido

citando autor y fuente


Teléfonos: 420-3343 y 602-3988





Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:

Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com

Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com

Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe


Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es


*****


CONVOCATORIA


XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL

CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA


TELÚRICA DE MAYO, 2016


LIMA:

MARTES 24


TRUJILLO:

MIÉRCOLES 25


OTUZCO

JUEVES 26


HUAMACHUCO

JUEVES 26


SANTIAGO DE CHUCO:

VIERNES 27

SÁBADO 28


CACHICADÁN

DOMINGO 29


TODO EN EL MES

DE MAYO, 2016


*****


PÁGINA WEB

HACER CLIC AQUÍ:




DIRECCIÓN EN FACEBOOK

HACER CLIC AQUÍ:




*****


Teléfonos Capulí:

420-3343 y 602-3988

99773-9575





Si no desea seguir recibiendo estos envíos

le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.