miércoles, 27 de enero de 2016

DANILO SANCHEZ LIHON 27 de enero. Memoria y paz en el mundo andino. ¡Wífala, bandera arco iris! / Rafael Alberti: Así era Vallejo, un hombre sencillo y sincero.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 27 de enero de 2016, 16:42
Asunto: 27 de enero. Memoria y paz en el mundo andino. ¡Wífala, bandera arco iris! / Rafael Alberti: Así era Vallejo, un hombre sencillo y sincero.
Para:




CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA

Construcción y forja de la utopía andina


2015 AÑO

DE LA DEFENSA DE LA VIDA

Y DEL PLANETA TIERRA


ENERO, MES DE LA DEFENSA DE LIMA

DEL NACIMIENTO DE ARGUEDAS, HERAUD

Y LOS PARADIGMAS DE MACHUPICCHU


CAPULÍ ES

PODER CHUCO


SANTIAGO DE CHUCO

CAPITAL DE LA POESÍA

Y LA CONCIENCIA SOCIAL


*****


ASÍ ERA VALLEJO,

UN HOMBRE SENCILLO

Y SINCERO, AJENO A LAS

INTRIGAS LITERARIAS,

NADA VANO

Conocí a Vallejo en París el año 1931…

Vallejo era un ser adorable, silencioso, con una cara

de indio fantástica, muy extraña, y con un sombrero flexible

que no le pegaba ni llegaba y que más bien parecía le había caído desde

algún tejado… En París vivía pobremente, no tenía apenas nada, vivía como

un exiliado político. Aparte de poeta, Vallejo era muy conocido políticamente

dada su gran militancia comunista. Como estaba muy pobre, le insistí para que

viniera a España donde, en tiempo de la República, se podía vivir mejor, pues

todo era más barato que en París. Viajó a Madrid y se instaló en un barrio

obrero, llevando una vida muy sencilla, dedicado al estudio y a la escritura…

En aquella época yo había leído ya los Heraldos Negros, en alguna edición

peruana que ahora no recuerdo. Sabíamos todos lo grandísimo poeta

que era, sin calibrar todavía la enorme influencia que iba a tener

luego  en la poesía latinoamericana e, incluso, en

la poesía española. Trilce lo leí más tarde.

Recuerdo una vez que vino a nuestra casa

en el Paseo de Rosales, de Madrid, invitado a participar

en una reunión donde Unamuno iba a leernos su nueva obra de

teatro, el Hermano Juan. La lectura se hizo larga y pesada. Vallejo

se interesó más por una nana que don Miguel recitó al final, dedicada

a su nieto, que por el extenso borrador de teatro. Así era Vallejo, un hombre

sencillo y sincero, ajeno a las intrigas literarias, nada vano… El sentía una gran

preocupación por la guerra de España, temía que se perdiera la República. Su

amor por España era inusual entre los latinoamericanos. Y fue tan intenso que

empezó a escribir España, aparta de mí este cáliz, un libro extraordinario…

En dicha obra hay poemas geniales: es un Vallejo descarnado, un Vallejo

con una enorme personalidad… Sentí su muerte, acaecida

 un año antes de que acabara la guerra

que tanto había maldecido.

RAFAEL ALBERTI


*****


27 DE ENERO

DÍA DE LA MEMORIA


MEMORIA

Y PAZ EN

EL MUNDO

ANDINO


FOLIOS

DE LA

UTOPÍA


¡WÍFALA,

BANDERA

ARCO IRIS!



Danilo Sánchez Lihón



Yo busco en mí el triunfo

libre, universal, de la vida.

César Vallejo



1. Mayor

plenitud


El mundo andino que ha sido construido, cultivado y decantado pacientemente desde las culturas pre incas y también en la época incaica, hasta lograr su aparente naturalidad y hasta su sabio primitivismo, como por ejemplo de ser candorosa y matinal, que así lo fuimos al principio y lo conservaremos hasta el final, es la única alternativa que queda al mundo contemporáneo para salir del atolladero de la globalización y seguir las verdaderas rutas que nos hagan una humanidad digna de sobrevivir sobre la faz de la tierra.

Sin embargo, el despojo y la coerción con que se ha tratado al mundo andino, y se lo sigue tratando aún; la horrenda miseria que se ha impuesto sobre él, y de que es víctima, no han mellado su esencia. Tampoco la inmisericorde explotación con que se lo castiga, y de la cual somos cómplices, no han podido hasta ahora destruir esa insigne cultura ni quitarle un adarme de su bondad y ternura.

Si ha ocurrido así, como dice un yaraví ayacuchano, "entonces ya ni la muerte podrá matarnos". Porque el genocidio más infame de toda la historia de la humanidad se descargó sobre este mundo. Así como es legendaria y de gesta su resistencia heroica, que ha logrado conservar aún las lenguas primigenias. Y en esa dimensión será su florecimiento futuro, como la más grande victoria que podremos conseguir para el Perú y el mundo; y que es la utopía que anima y alienta al movimiento cultural Capulí, Vallejo y su Tierra.


2. Capacidad

de pervivir


Se alcanzó en la mayoría de las expresiones un refinamiento vasto y profundo, y en lo esencial; como ocurrió en el habla y en la oralidad, que se la cuidó conscientemente, con serenidad y armonía supremas. Como también, por ejemplo, en cómo era el trato y el significado, el señorío y la distinción de los nombres comunes y corrientes, no solo de los dignatarios, y la ternura de los apelativos como Quispe, el iluminado y brillante, o Huamán, el elevado y excelso.

Quiero decir con esto que en este plano, como en muchos otros, nuestra cultura es el resultado de un proceso muy arduo de síntesis, de perfeccionamiento y depuración. Es decir, no surgió por generación espontánea ni casualmente, sino que es un producto cultural que abarca procesos de elaboración en lo educativo y social, en lo artístico y científico, en lo religioso y moral, así como también y lógicamente en lo cotidiano, casero y familiar.

Es un modelo prolijo y sutil el de esta cultura que evidencia y revela una visión muy profunda, original y refinada de las cosas, plena de sabiduría y acendrada virtud.  Cuyo estamento y estatuto es el de una expresión ingenua ni silvestre aunque lo parezca, residiendo en ello su capacidad de pervivir, no siendo ni endeble ni bárbara. El mundo andino es una acumulación quintaesenciada de experiencia y pensamiento, que por el hecho de no haber quedado registrada en escritura pareciera carecer de valor, y ni siquiera existir.


3. Revalorización

de la oralidad


Ello se debe a que tenemos el defecto, muy europeo por cierto, de que si no se muestra algo tangible, como puede ser en último caso el registro en código de escritura de algo, entonces concluimos que aquello no es serio ni es confiable ni verdadero. Tratamos de convencernos de que de ese modo no es funcional, y que al contrario: es vacuo, nulo e inconsistente. Y lo que se proponga siendo así no existe.

Pero observemos en cambio lo siguiente: en la ciencia incaica no hay escritura, situación que ha motivado una injusta apreciación, cuál es que no hay tradición científica en nuestra cultura ancestral. Sin embargo las evidencias son innegables. Allí tenemos los portentos en todo tipo de ingenierías que demandan y suponen investigaciones previas, incluso en el ámbito de la astronomía. Por esta razón es muy importante, en dicha perspectiva, la revalorización de la oralidad.

Porque a falta de esa apreciación se encasilla en el prejuicio de creer que los antiguos peruanos no tuvieron ciencia; siendo dicho conocimiento, en manos de los incas, el más avanzado del mundo en todo orden de cosas. Si no, ¿cómo entonces se puede explicar, por ejemplo, la construcción de Machu Picchu enterrado por más de 500 años y no se registró siquiera un atoro, ni una inundación, ni un derrumbe, ni un deterioro en sus cañerías internas y externas?


4. Este

fruto


Y si no, ¿cómo explicar los portentos que se alcanzaron a realizar aquí en las industrias alimentarias, por ejemplo? ¿Cómo considerar las evidencias que aún ahora nos asombran hasta en sus mínimos detalles, como en la topografía a través de los andenes?

Realizaciones que suponen un dominio absoluto de los procesos hasta de ciencias recientemente descubiertas, como la genética en relación a la agricultura y a sus productos.

Si no, ¿cómo explicarse también los logros conseguidos en ingeniería hidráulica, construcción de edificios, conservación de alimentos, trepanación del cerebro, la amplia gama de medicinas, ingeniería de puentes y caminos, a tal punto de haber procesado cromosómicamente creaciones como la papa?

Este fruto, teniendo como base y punto de partida un tubérculo venenoso, se lo trasformó científicamente en uno de los principales alimentos de la humanidad actual.

Modelo, por lo demás, completamente distinto a la ciencia occidental que con los productos transgénicos más bien daña y pervierte, en este caso la papa, quitándole sus valores nutritivos.


5. Ejes

de gobierno


Además, los Incas no es que desconocieran la codificación de la palabra en grafías. Ahí están para testimoniarlo los "quilcas". Sino que, analizando el peligro que la escritura acarreaba en la deformación de las costumbres y actitudes humanas, ¡y hasta en el de las cosas!, la descartaron de su proceso de desarrollo social y cultural.

No es entonces que ellos desconocieran la escritura sino que la desestimaron y obviaron por desligar las ideas de la realidad y de la vida natural, con el consecuente peligro de la enajenación del conocimiento por un grupo de poder, de otro lado por la deformación de su uso, la consecuencia de ello y la perversión de la vida, que ha sido y es el peligro mayor.

Este rechazo a la escritura y su valorización de lo oral es coincidente, además y paradójicamente, con la posición respecto a ello de los dos grandes maestros de la cultura occidental y universal que advirtieron del peligro de la escritura.

Ellos son Sócrates y Jesús, quienes se le opusieron, advirtiendo acerca de las nefastas consecuencias de la letra y su aplicación, solo que en el incario lo que era pensado como bueno no constituían ni quedaban como advertencias y voces aisladas sino que se hacía de ello ejes de gobierno y política de Estado.


6. Y

se lucra


Hay información acerca de esta toma de decisiones, acerca de la aceptación o rechazo de la escritura, que ella ocurrió en la época del reinado del Inca Túpac Cauri, que es cuando se descarta del uso en la vida diaria de la palabra escrita, entre otras consideraciones para evitar que la ciencia construya un mundo paralelo al de la realidad cotidiana.

Pero, más aún: a fin de que no se erija como un mundo contradictorio al bien común; y tornándose oscura, críptica, y sobre todo confrontada con la vida auténtica, deformándola y corrompiéndola al quedar en manos de una élite. Y es más: que se volviera propiedad de unos cuantos, como ha ocurrido con la ciencia occidental, hasta ahora.

Los Incas desestimaron la escritura en aras de la vida, por su lealtad a la vida misma, para mantenerla incorruptible y evitar lo que nos acontece ahora, en que el conocimiento contenido en ella, y la ciencia misma se la ha distorsionado como privilegio y propiedad privada.

Y se lucra con ella, habiendo quedado atrapada en ese esquema que antepone fines utilitarios como condición ineludible para afrontar problemas básicos inherentes incluso a los Derechos Humanos, como es el de la salud.


7. Herencia

gloriosa


Ahora bien, cabe señalar que al advertir estos hechos no se trata de preconizar una vuelta o un retorno al pasado, sino ser conscientes de estos asuntos y sus actuales condicionamientos para encontrarles una debida orientación a los diversos elementos culturales, y a fin de solucionar los desafíos del presente.

Panorama en el cual el mundo andino viene a ser una acumulación de experiencias, una manera de conceptuar la vida que corrigió a tiempo deformaciones con el objetivo de no perder espontaneidad y correspondencia plena y justa con la vida.

Ese frescor, esa manera resuelta y coherente de insertarse con el mundo natural, vendría a ser la decantación de un proceso histórico arduo y complejo en donde primaron para su debida preponderancia principios morales. De lo que se trata ahora es de cómo volver a conectar con dicha tradición y modelo de desarrollo cultural.

Mundo andino que felizmente nos pertenece y tenemos en dicha cultura una herencia gloriosa, y un destino acrisolado por cumplir, cuya conformación y estructura se enraíza totalmente con la realidad natural, geográfica y ambiental en donde dicha cultura alcanzó a desarrollarse.

Su aparente naturalidad es arte, su sencillez es ciencia, su candor es sabiduría, producto de una elaborada decantación de la experiencia sobre la faz de la tierra, y hasta cósmica.



*****


El texto anterior puede ser

reproducido, publicado y difundido

citando autor y fuente


Teléfonos: 420-3343 y 602-3988





Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:

Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com

Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com

Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe


Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es


*****


CONVOCATORIA


XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL

CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA


TELÚRICA DE MAYO, 2016


LIMA:

MARTES 24


TRUJILLO:

MIÉRCOLES 25


OTUZCO

JUEVES 26


HUAMACHUCO

JUEVES 26


SANTIAGO DE CHUCO:

VIERNES 27

SÁBADO 28


CACHICADÁN

DOMINGO 29


TODO EN EL MES

DE MAYO, 2016


*****


PÁGINA WEB

HACER CLIC AQUÍ:




DIRECCIÓN EN FACEBOOK

HACER CLIC AQUÍ:




*****


Teléfonos Capulí:

420-3343 y 602-3988

99773-9575





Si no desea seguir recibiendo estos envíos

le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.