domingo, 27 de marzo de 2016

Fwd: 27 de marzo. Nace Juan Ojeda. Esencia y presencia en su poesía. / Enrique González: Vi la mano de Vallejo en su Capulí. / Próximas actividades.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 27 de marzo de 2016, 14:47
Asunto: 27 de marzo. Nace Juan Ojeda. Esencia y presencia en su poesía. / Enrique González: Vi la mano de Vallejo en su Capulí. / Próximas actividades.
Para:


 
 
 
 
 
 
 
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2016 AÑO
CONSTRUCCIÓN DE CONCIENCIA
Y CONCRECIÓN DE SOLUCIONES
 
MARZO, MES DEL AGUA, DE LA MUJER,
LA POESÍA, EL TEATRO Y EL NACIMIENTO
DEL POETA UNIVERSAL CÉSAR VALLEJO
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
 
*****
 
VI LA MANO DE VALLEJO EN SU CAPULÍ
Tuve la suerte de llegar a Santiago de Chuco para el XV Capulí, envuelto en el espíritu Vallejiano, rodeado de seres que comulgan y vive Vallejo vivo en sí y en cada acto. Sus organizadores pregonan al mundo su presencia en esas callecitas de subidas y bajadas, en cada carita del pueblo que nos observa y se sienten protagonistas de este mes inmenso para todos.
Vi la mano de Vallejo en su Capulí, su obra viva y quieta en el patio, vi el eucaliptus en la tumba de sus padres, también sus pasos en la ciudad; sentí esa presencia en cada globo que se alzó al universo, le acompañó y siguió sus tareas pergeñando sueños de poéticas nuevas en lo eterno.
Sentí el remanso de su obra presente y la influencia que le inyecta este movimiento cultural al lugar y la significación gozosa para los santiaguinos que esperan estas jornadas con devoción y anhelan la próxima.  
Descubrí  cuánto de inmenso es Vallejo y como es el esfuerzo desde Danilo Sánchez Lihón,  Mara García, César Alva,  Alfred Asís, más el aporte invalorable y sustantivo de Luis Sánchez Rivas en Trujillo, y del Comité de Capulí, Vallejo y su Tierra en Santiago de Chuco, haciendo que Vallejo esté y siga vivo y seguirá vivo y presente si la obra sigue y continúa en el tiempo.
Felicito y agradezco la Resolución de Gobernación número 035-2014 por el cual se me otorgó el Laurel Piedra Negra sobre Piedra Blanca. Distinción que honraré con celo por donde transiten mis pasos en esta y otras vidas.
ENRIQUE GONZÁLEZ ARIAS
Uruguay
Embajador Universal de la Cultura y de la Paz
 
*****
 
PRÓXIMAS ACTIVIDADES
DE CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
NACE
EL HÉROE
 
HOMENAJE
A LUIS DE LA PUENTE UCEDA
EL DÍA DE SU NATALICIO
 
VIERNES 1 DE ABRIL, 6:30 PM.
CASA DE NADIA PODLESKIS
 
ÁGAPE FRATERNAL
 
MANCO CÁPAC 440, INT: B
MAGDALENA DEL MAR
 
*****
 
CELEBRACIÓN DEL DÍA MUNDIAL
DEL LIBRO INFANTIL Y JUVENIL
 
MENSAJE
ALUSIVO A LA EFEMÉRIDE:
ERNESTO RÁEZ MENDIOLA
 
– PRESENTACIÓN DEL LIBRO
"FRANCISCO IZQUIERDO RÍOS
TRADUCTOR DE AVES"
DE  DANILO SÁNCHEZ LIHÓN
 
PANEL:
MARITZA OLÓRTEGUI
ROBERTO ROSARIO VIDAL
 
– INFORMES Y COORDINACIÓN
DE ACTIVIDADES DE LITERATURA
INFANTIL Y JUVENIL
 
SÁBADO 2 DE ABRIL, 2016,
6 PM. HORA EXACTA
 
EDITORIAL BRUÑO.
JR. ARICA 751. BREÑA
AL COSTADO
DEL COLEGIO LA SALLE
 
Ingreso libre
Se agradece su gentil asistencia
 
*****
 
27 DE MARZO
 
 
NACE
JUAN
OJEDA
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
ESENCIA
Y PRESENCIA
EN SU POESÍA
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
Así es que no acogen ya los dioses
ni nuestras plegarías rituales
ni la llama de nuestros holocaustos.
Sófocles
 
 
1. De par
en par
 
Lo primero que se percibe y observa en la obra de Juan Ojeda, reunida en "Arte de navegar" es un anhelo totalizador, en donde los poemas trasiegan y trasvasan universos complejos y concepciones sistemáticas de la realidad.
En ellos se plasman interpretaciones orgánicas del mundo a fin de poderlo conocer, eventualmente también desconocer y, sobre todo, cambiar.
Y esta es una diferencia notable que se puede establecer acerca de su poesía y aquella otra del contexto en donde se escriben poemas "instantes", optando Juan por escribir poemas desde fuera del tiempo, contemplándolos allá, al fondo, abarcándolo todo con mayor sabiduría.
Este desprendimiento del tiempo es el signo de que las portadas a las vastas moradas para él se habían abierto de par en par.
Así como otro signo es haber dejado la lírica para hacer poesía dramática, que es distinto también a hacer teatro; porque aquella es cuando la palabra se construye sobre antagónicos y, a veces, tratando de unir factores irreconciliables, con la esencia misma cruzada de contrarios en un diálogo desgarrado.
 
2. Vivir
o morir
 
En donde hay un estado de extrañamiento inicial y luego se erige y funda un nuevo ser, como si fuese un puente o estela que se alza hacia el firmamento sobre un orden meditado con mucha paciencia, sobre estructuras complejas para lograr las cuales se ha debido vivir mucho, padecer otro tanto, y luego también dejado de vivir, o morir ineludiblemente.
Su poesía es hecha en base a un lenguaje atemporal, no circunstancial ni fáctico, sin anclaje en la anécdota. Es poesía que sobrevuela la historia y también se sumerge en ella hasta hacerse inhallable.
No se refiere a las cosas sino que transpone más bien todo lo eventual, efímero y deleznable. Sin consentir ni permitirse ingresar a lo coloquial, a lo coyuntural y mundano. Su lenguaje es coherente con el mundo que asume y que sólo él lo representa a plenitud: solemne, hierático y sin piedad.
Su verbo y su talante, su tono y su postura son baldazos de agua fría, completamente helada y distinta y hasta contraria a la moda, a los usos y costumbres de la época:
Funesto el mar de eternos elementos, morada del linaje humano:
Oscuras cuevas, huesos de marsopa, obstinados helechos crecen interminables en las ribas…
 
3. Problema
arduo
 
O bien:
Allí el paciente cuervo ha tiempo
Malicia la carroña. Estos son nuestros dominios: los pedruscos
Resecos, las raíces podridas y la tierra estéril. Dime
Difiere del estilo de la cofradía y no es que se salga de madre por querer incomodar, ni por querer alcanzar exprofeso ese efecto, sino porque así lo imponía su denso mundo interior que trasegaba a duras penas hacia afuera.
De allí que cada gesto suyo era una auténtica expresión de arte y, más concretamente, de poesía.
Cada palabra que pronunciaba no era de valor inmediato sino tallada en roca marmórea, que provenía desde un fondo muy arduo y apuntaba a un mundo por edificar en razón de principios más valederos y eternos.
A todo eso él, lamentablemente, le agregó después –casi al final de su vida y a consecuencia de lo cual se produjo su temprana muerte– una dosis fatal de autodestrución.
Y es porque Juan se planteó el problema, arduo e irresoluble, acerca de la esencia y el significado de la realidad, pero desde una dimensión metafísica, ni siquiera artística, histórica, social, didáctica o religiosa.
 
4. Ausencia
y espanto
 
Sino más bien óntica y descarnadamente mental, sin anclajes ni apoyaturas, en una caída libre por los abismos del ser y la búsqueda de un sentido de todo aquello tan inquietante, intrincado y hasta nefasto, ausente o definitivamente carente de explicación sin el andamiaje de una fe.
Él se pregunta acerca de la realidad: ¿qué es ella? ¿Cómo se explica? ¿Adónde va? ¿Qué encierra detrás? ¿Qué la sustenta?
Problema para él obsesivo, compulsivo y, finalmente, su frío e implacable delirio. Y su tragedia, puesto que la realidad que tanto lo subyuga, la observa y mira desvencijada, sufrida y hueca, tiene que concluir negándola, restándole valor y, consecuentemente, aboliéndose él mismo como parte inherente de dicha realidad.
Su mirada acerca de esa realidad es general, vasta y panorámica, como la de una conciencia que se eleva, abarcándola en toda su complejidad y dimensión. Y acerca de ella sólo testimonia ruinas, pavor; dioses que han sucumbido, ausencia y espanto.
 
5. Sólo
la verdad
 
De allí que la suya sea una poesía monda, lata, pelada; incolora, insabora e insalubre. Opaca y bronca, donde es imposible encontrar una sonrisa o una flor; menos una caricia, un gesto de perdón o de consuelo, tampoco un aroma, un hechizo o una ilusión.
Son sus claves el saber oscuro, el desquiciamiento, la alienación, y no solo del hombre como individuo sino como especie y, sobre todo, vacío, caída y derrumbamiento de lo sagrado.
Los suyos son temas gravísimos, constituyendo una materia enloquecedora en sí misma, porque es caer en el espanto inmóvil. El suyo fue el atrevimiento de inmiscuirse en temas y asuntos que competen a naturalezas y esencias de dioses, es decir divinas. Y Juan no era ni Dios ni divino.
O son asuntos en donde pueden posar los ojos seres que primero se imbuyen y protegen detrás de una fe que íes sirve de plataforma de defensa y punto de apoyo, que no era el caso que lo tuviera Juan; o son cuestiones que afrontan las almas que se insuflan antes de compasión y piedad religiosas, virtudes que estaban lejos del implacable racionalismo y del anhelo de saber la verdad y sólo la verdad, monda y lironda; sin velos ni tapujos, como lo quería y lo exigía Juan.
 
6. Ya
se han ido
 
De allí que él devenga en un pesimismo pavoroso y en un desencanto atroz; desánimo, frustración del mundo y abominación de la existencia que le abrieron la tapa del pozo sin fondo de la muerte, y nos puso de pie ante su catafalco aquel amanecer de noviembre del año 1974, habiendo escrito:
"Nada poseemos fuera de lo erróneo"
Y luego:
Escarbamos
Las anchas tierras con manos seguras
Y nada hay allí que nos consuele".
Él no encuentra nada digno de aprecio, de valor o crédito, cuando todo ante sus ojos fenece, se desmorona y es corrupto. El sentido mismo es endeble, quebradizo y ahora yace roto. Hasta Dios abomina de su creación, ya no existe: estuvo aquí, peregrinó por este lugar, pero según él ha huido
En todo momento Juan también hace explícita la idea de que ha agotado todos los conocimientos, las sensaciones, las experiencias, las expectativas, siendo para él éste un mundo acabado porque ha ingresado al recinto de la esencia, a la clave y al código del universo y allí sólo encuentra que quienes estuvieron en el timón de la nave están arruinados, han claudicado y ya se han ido.
 
7. El tiempo
futuro
 
De allí que diga:
Tal vez somos un don abolido por el nacimiento.
El suyo fue pues un gigantesco apocalipsis, una catástrofe existencial y cósmica en donde sólo al final se vislumbra una tenue e incierta esperanza, cuál es la infancia.
Colocando al final de su libro "Arte de navegar" aquel hermosísimo poema titulado Elogio de la infancia, donde concluye, tanto el poema como el libro, así:
Porque la tierra, niño, te cobijará
en sus dones eternos, porque ya se avecina
la edad de una historia fecunda: mira, mira estas ruinas.
Luego caminemos hacia los montes fértiles.
Pero también la otra esperanza de Juan es la instauración, aquí, de una patria socialista, en donde impere la fraternidad y la justicia social, anhelo que siempre alentara. De ahí que su ciclo vital en el ámbito de su creación se inicie con el poema que dedicara al guerrillero caído: Javier Heraud, titulado: "Ardiente sombra". Y termine con el poema dedicado a Salvador Allende Epístola dialéctica, que cierran el arco por donde ha de orientarse la marcha del hombre en el tiempo futuro.
 
 
*****
 
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2016
 
LIMA:
MARTES 24
 
TRUJILLO:
MIÉRCOLES 25
 
OTUZCO
JUEVES 26
 
HUAMACHUCO
JUEVES 26
 
SANTIAGO DE CHUCO:
VIERNES 27
SÁBADO 28
 
CACHICADÁN
DOMINGO 29
 
TODO EN EL MES
DE MAYO, 2016
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.