sábado, 16 de abril de 2016

Fwd: 16 de abril. Día del silencio. El arte de escuchar. / Ángel Rama: El mayor poeta de la lengua española.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 16 de abril de 2016, 7:04
Asunto: 16 de abril. Día del silencio. El arte de escuchar. / Ángel Rama: El mayor poeta de la lengua española.
Para:


 
 
 
 
 
 
 
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2016 AÑO
CONSTRUCCIÓN DE CONCIENCIA
Y CONCRECIÓN DE SOLUCIONES
 
MARZO, MES DEL AGUA, DE LA MUJER,
LA POESÍA, EL TEATRO Y EL NACIMIENTO
DEL POETA UNIVERSAL CÉSAR VALLEJO
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
 
*****
 
EL MAYOR POETA
DE LA LENGUA ESPAÑOLA
La presencia
de la voz poética de César Vallejo
se registra por doquier. Curiosamente
no ahoga sino que vivifica,
abre caminos, inspira.
Allá por los años treinta,
en un brindis que se hizo famoso,
Lorca y Neruda chocaron sus copas
para saludar al mayor poeta
de la lengua española:
Rubén Darío.
Pienso que si esa cortesía
debiera repetirse entre dos futuros
grandes de la actualidad poética, el
nombre que debería pronunciarse –que yo
desearía que se pronunciara para decir
honradamente la verdad propia– es
el del peruano César Vallejo.
ÁNGEL RAMA
URUGUAY
 
*****
 
16 DE ABRIL
 
 
DÍA
DEL
SILENCIO
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
EL ARTE
DE
ESCUCHAR
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
1. Mirando
a los ojos
 
Escuchar es un aprendizaje mayor, arduo y hasta supremo; sino preguntémonos: ¿cómo es que el niño a muy tierna edad, casi paralelo a dar sus primeros pasos en la vida, también aprende a hablar? Y lo hace: ¿con qué recursos? ¿Con qué métodos? ¿O con qué planes y estrategias? Con ninguno. O mejor dicho, ¡con todos!
O, si queremos decirlo de mejor modo: lo hace con la actitud infalible, contundente y perfecta, a partir de la cual se desprenden todos los demás aprendizajes y dones, cual es: escuchando. Simple y llanamente lo hace escuchando, que es cómo alcanza a realizar el niño el aprendizaje más cabal, completo y exitoso, como es aprender  a hablar una lengua humana.
Y realiza de manera estupenda esta performance porque el niño es prodigioso en el arte de escuchar. Porque es un excelente y extraordinario decodificador oral. Porque mientras escucha analiza, clasifica, organiza y aplica mentalmente las estructuras profundas que va asimilando y que forman parte de la nomenclatura de una lengua. Hay una anécdota que cuenta lo siguiente:
 
2. Mundos
diferentes
 
Kabir envió a su hijo Kamal al campo cierto día a cortar un poco de hierba. Kamal se va y no vuelve. Llega la tarde y llega la noche y Kabir aguarda y las vacas que crían están hambrientas. ¿Dónde se ha ido Kamal? Entonces Kabir decide ir a buscarlo.
El sol se está poniendo, el viento sopla, la hierba ondula como las olas, y Kamal está ahí cimbreándose con la hierba. Todo el día se lo ha pasado así, y Kabir llega y le dice, «¿Te has vuelto loco Kamal? ¿Qué es lo que haces?»
De repente Kamal es traído de vuelta a un mundo diferente y dice, «¡Oh! me volví como la hierba. Me moví con ella, bailé con ella y olvidé el por qué había venido aquí. Dímelo ahora, ¿a qué vine?»
Kabir le dice, «¡A cortar hierba!»
Entonces Kamal se ríe y le contesta, «¿Cómo puede uno cortarse a sí mismo? Hoy no es posible. Volveré otra vez y lo probaré, pero no puedo prometerte nada porque he conocido una dimensión distinta. Un mundo diferente se ha abierto ante mí».
 
3. Para evitar
las guerras
 
¿Qué es lo que le ocurre en esta instancia a Kamal? La identificación plena, la empatía henchida y la totalidad. Entrar a otro cuerpo, sumirse en otra instancia, dejar de ser parcialidad para hacerse totalidad.
¿Se puede alcanzar todo esto sin concentración de los sentidos, sin inteligencia de la mente y sin meditación del alma y del espíritu? ¿Se puede transformar la vida sin consustanciación con lo creado y por crear? No.
Ahora bien, el niño para meditar no necesita apartarse a un lugar solitario ni agachar la cabeza ni arrodillarse ni juntar las manos en actitud piadosa. Él aprende a hablar y medita mirándonos a los ojos. El absorbe con empatía total mirándonos de frente y sin pestañear.
Él medita con nuestro cerebro, se introduce a nuestra manera de pensar. El escucha con el corazón, el alma y la conciencia del otro, práctica que si lo cultiváramos también los adultos serviría para evitar las peleas en el hogar y en la comunidad pero también la guerra entre los pueblos.
De allí que la mirada del niño sea tan directa, tan transparente, tan fija; y al fondo de todo lo que se puede alcanzar mirando llanamente a los ojos.
 
4. Y
todo esto
 
Aquel saber escuchar del niño para hablar es el que nosotros debemos tratar de intuir cómo es y luego aplicar en todos nuestros procesos de aprendizaje. Desarrollar las capacidades de escuchar y hablar propias de la lengua oral es también preparar las condiciones más propicias para que se produzcan las de leer y escribir que son propias de la lengua escrita.
Una buena comunicación, un adecuado desarrollo del área de la comunicación integral es el cimiento para edificar una adecuada y promisoria conducta lectora. Por eso, antes y más que enseñar a leer y escribir hay que enseñar a escuchar y a hablar, a expresarse bien, a tener ideas claras y precisas.
Marshall McLujan advertía que la «Galaxia Gutenberg», en donde había sido casi omnímodo el poder de la letra escrita, o de la imprenta, llegaba a su fin. Y que ingresábamos a una etapa mítica, de aldea global, retomando una percepción y relación con la realidad de una cultura preliteral, en donde la voz, la palabra oral volvía a adquirir plenitud y poder, y todo esto en verdad constituye una buena noticia.
 
5. Más
luz
 
Escuchar es procesar y someter todo a la rueda de un molino interior que tritura cada brizna en unos alambiques supremos a fin de extraer de aquella agua bebida un vino nuevo puesto en odres que celebren la boda que a cada instante es la vida cuando nos presenta el milagro de la creación y de nosotros continuar existiendo.
Supone también tener dentro de nuestro ser esos alambiques y un fuego propicio para procesar convenientemente lo captado. Y en donde todo lo que ingresa se reanima inmediatamente bajo una forma diferente y más sabia todavía, en donde todo adquiere más encanto y más luz.
Lo que antes tenía cuernos y podía ser la luna en su cuarto menguante, ahora es la cuna de un recién nacido o desde donde se balancea el columpio un ángel. El arte de escuchar como el de leer o como el Arte de Ver nunca son en su grado superior de carácter sensorial.
 
6. Sabiendo
escuchar
 
Escuchar es entonces un largo proceso de reconocimiento exterior en diversos planos y de procesamiento interior en diversos alambiques donde participan todas las facultades y dones de que estamos dotados los seres humanos, para producir una síntesis como un vino nuevo en odres nuevos.
Oír es una facultad innata, sensorial y perceptiva. En su sentido más lato es una función mecánica. En cambio escuchar es un largo aprendizaje.
Es un arte y como todo arte implica dominios, talentos y arduos aprendizajes hasta el punto de constituir una sabiduría. Hay muchos hombres que pueden decir cosas buenas, pero pocos son las que la saben escuchar.
¡Cómo evitarlas las guerras? Con el entendimiento. ¿De qué manera ponemos las bases para que los conflictos aminoren o ya desatados se disipen sobre la faz de la tierra? Sabiendo escuchar.
 
7. Para
gobernar mejor
 
Por eso el mejor gobierno que ha existido es el de la nobleza cuzqueña en nuestra cultura primigenia y ancestral, pero que para gobernar bien tuvieron que agrandarse las orejas y abrirlas más aún, y no tanto sus bocas, al punto de recibir como apelativo el de «orejones».
Hay un significado profundo en estos hechos antropológicos, porque ellos alcanzaron a civilizar a los demás hombres y pueblos en la más vasta extensión que haya tenido un reino sobre la faz del planeta. Y cuando más se extendían más se agrandaban las orejas a tal punto que este rasgo llegó a considerarse como un signo de distinción. Y cuando ya no podían oír más por sí mismos idearon un tipo de funcionarios que eran los oidores del reino.
Hay aquí una enseñanza que debemos recoger cual es que mientras más nos elevemos en dignidad, ampliemos más nuestra capacidad de oír y atender lo que anhelan expresarnos las personas a las cuales nos debemos; y mucho más si se trata de las personas a quienes hemos aceptado representar escuchan do mejor lo que la gente siente, piensa y anhela. Tengamos más oído a la opinión del colectivo social afinando nuestra percepción, y todo esto a fin de gobernar mejor.
 
 
*****
 
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2016
 
LIMA:
MARTES 24
 
TRUJILLO:
MIÉRCOLES 25
 
OTUZCO
JUEVES 26
 
HUAMACHUCO
JUEVES 26
 
SANTIAGO DE CHUCO:
VIERNES 27
SÁBADO 28
 
CACHICADÁN
DOMINGO 29
 
TODO EN EL MES
DE MAYO, 2016
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.