martes, 6 de diciembre de 2016

JOSE LUIS AYALA : CONVOCATORIA MINISTRO DE EDUCACIÓN EN EL PERU

CONVOCATORIA
MINISTRO DE EDUCACIÓN DEL PERÚ
Vista la evidente incomodidad, molestia, desagrado, fastidio y disgusto del actual señor Ministro de Educación, que es sin duda un calificado experto en economía, comercio, lobbies y finanzas. Pero que ha sido tildado de desconocer una adecuada planificación y ejecución de un sistema educativo peruano por varios miembros del Congreso Nacional, por lo que es posible sea censurado o no. Se pone en conocimiento de docentes interesados en actividad, cesantes y jubilados, que se ha visto por conveniente convocar la participación de educadores, intelectuales e investigadores sociales, que posean méritos para ocupar la plaza de Ministro de Educación del Perú.
El primer requisito fundamental consiste en que deberá proponer un nuevo sistema educativo peruano para el siglo XXI, de acuerdo a la realidad social, política, económica, diversidad cultural e impacto de la globalización sesgada. La propuesta deberá ser sustentada desde una visión integral con bases ideológicas propias, preferentemente desde la riqueza de la cosmopercepción andino-amazónica.
Deberá propiciar a la vez el rescate de saberes ancestrales como uso de la cibernética y física cuántica. De modo que la posmodernidad sea asimilada teniendo en cuenta la historia social, memoria colectiva, usos y costumbres ancestrales. Así como propiciar la preservación y defensa de la biodiversidad de la naturaleza. Se trata de un derecho de las futuras generaciones a heredar el patrimonio y riqueza natural, que servirá para el desarrollo de una vida colectiva digna.
Esta propuesta será debatida con participación de los más calificados intelectuales, escritores, ensayistas y docentes de todos los niveles en cada región. Teniendo en cuenta que se trata de reconocer la realidad y riqueza cultural, el nuevo sistema educativo peruano deberá ser una creación novedosa, plural, interdisciplinaria y resultado de un debate nacional.
En otras palabras, el candidato a Ministro de Educación, deberá ser líder de una acción histórica sin precedentes, para establecer un distinto como nuevo sistema educativo. Deberá liderar una interacción humana permanente e inteligente, a fin de movilizar las fuerzas renovadoras para un siglo de desafíos constantes.
El desastroso como ajeno sistema educativo peruano, ha sido dirigido, supervisado, asesorado e implementado por organismo multinacionales, de acuerdo a los intereses económicos y acumulación de capital. Tanto el Fondo Monetario Internacional como el Banco Mundial, a través de sus expertos, han impuesto criterios económicos frenando los cambios sociales que deberían haberse producido en el Perú.
Los presidentes del Perú en complicidad con entidades internacionales al servicio del sistema de empobrecimiento y depredación de nuestros recursos naturales, así como participación y complicidad de agrupaciones políticas derechistas, han aceptado no solo una permanente como grosera injerencia intelectual, política e ideológica en el sistema educativo. Sino que además han determinado los cursos que deben llevar los estudiantes, eliminando asignaciones como historia y educación cívica, fuentes de formación de ciudadanos con memoria social, valores humanos, cívicos, éticos y morales.
El letal sistema de despersonalización, enajenación, anti cultura y anti valores, de modo constante y persistente, ha deformado a muchas generaciones que es preciso reeducar. Se trata de una tarea en la que deberán participar los medios de comunicación social, padres de familia, comunidades y entidades políticas para movilizar al pueblo debidamente organizado´
Es importante que el postulante a Ministro de Educación, diseñe una política para la cultura y una cultura para la política. Siendo la educación un proceso esencialmente ideológico, es determinante señale qué clase de educación propone para superar una educación de corte colonial, que ha primado especialmente desde la imposición de la Constitución Política de 1993.
La propuesta de una novísima política cultural en coherencia con la nueva realidad social, política, económica, cultural y educativa del Perú, impone necesariamente la modificación de artículos como 13º, 14º, 15º, 16º, 17º, 18º, 19º, 20º y 21º de la Constitución Política. Frente a esta realidad casi imposible de superar, será una nueva Asamblea Constituyente que se encargue de ese hecho.
Teniendo en cuenta que el artículo 124º de la Constitución Política, señala taxativamente: “Para ser ministro de Estado, se requiere ser peruano por nacimiento, ciudadano en ejercicio y haber y haber cumplido veinticinco años de edad. Los miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional pueden ser ministros”. Todo ciudadano en consecuencia puede aspirar a este cargo público, sin embargo, es fundamental observar los siguientes requisitos.
Primero: Tener experiencia pedagógica como docente de aula no menos de diez años en el nivel de educación primaria, secundaria y universidad. Así como estudios de especialización en una universidad del país o el extranjero. Haber cursado estudios de ciencias sociales, publicado artículos o ensayos sobre educación como textos en referencia al tema.
Segundo: Es fundamental acompañar un currículum esencial y señale los trabajos realizados en referencia a una investigación personal o grupal en relación a la realidad nacional educativa. Un ministro de educación culto, no puede desconocer la geografía, climas, temporadas de sembríos y cosechas de cada región. Menos las culturas, idiosincrasia e idiomas que conforman el corpus plural cultural del Perú.
Tercero: Debe necesariamente conocer y hablar quechua, aymara, como tener una visión mínima de lenguas y culturas de la Amazonía Peruana. Deberá tener una presencia nítida en el proceso de descentralización administrativa del Estado deformado, como consecuencia de una letal improvisación política administrativa.
Cuatro: Las acciones oficiales del Ministerio de Educación, deberán ser necesariamente coordinadas con los Ministerios de Cultura, Relaciones Exteriores, De la mujer y Poblaciones Vulnerables, Economía, etc., etc. El Ministerio de Educación deberá dejar de ser una isla ideal de burócratas y convertirse, en un ente estatal protagonista de la historia cultural del siglo XXI.
Cuarto: Debe impedir la desaparición como extinción de culturas ancestrales y lenguas de la Amazonía, defender la cultura y lengua jaqaru en franca extinción. Cuando desaparece una cultura, la nación pierde parte de la memoria colectiva, desaparecen conocimientos heredados, usos, costumbres y saberes ancestrales. Una cultura no puede sustituir a otra, se trata entonces de una ineludible responsabilidad histórica.
Quinto: Crear la Biblioteca Pedagógica Peruana, de modo que en cada centro educativito haya por los menos tres cientos libros al servicio del sistema educativo. Crear la Editora Pedagógica Peruana, encargada de publicar libros creados por docentes de todos los niveles. Publicar una revista de carácter pedagógico para divulgar las metas alcanzadas, como para recoger las propuestas pedagógicas de docentes en actividad.
Sexto: Proponer un nuevo sistema educativo como una distinta pedagogía de carácter descolonizante, libertaria y humanista, de acuerdo a la realidad social del siglo XXI. Se trata de un desafío ineludible para construir una sociedad con niños inteligentes, solidarios y fraternos; jóvenes competitivos, lectores, cultos y trabajadores. Proponer una distinta Ley de Educación Universitaria, sustentar el cierre definitivo de algunas de ellas con discutible calidad y formación profesional.
Sétimo: Ampliar el horario de clases en los niveles primaria y secundaria, organizar campeonatos de deportes, concursos de coros, alentar el desarrollo del teatro peruano, cine, danzas, ajedrez, etc., etc. Crear la Orquesta Sinfónica Magisterial. Auspiciar Concursos Nacionales de Literatura en distintos idiomas. Establecer un Sistema de Becas para Docentes Peruanos, tanto en universidades nacionales como extranjeras en educación y ciencias sociales.
Octavo: Crear el Premio Nacional de Ensayo sobre Educación, para docentes y científicos sociales que propongan la renovación e innovación del sistema colonial educativo peruano. Se trata de estimular la investigación y creación de una auténtica educación peruana liberadora. Puede ser una creación personal como colectiva dada la naturaleza de la obra innovadora.
Noveno: Participar en el debate para que los docentes de primaria, secundaria y universidades, alcancen a tener un sueldo básico de por lo menos de seis mil soles mensuales. Si los maestros peruanos ganan de acuerdo al costo de vida y tienen derecho a vivir dignamente, entonces si ganan bien, trabajan y producirán mejor.
Décimo: Renunciar al suelo más otros reintegros que alcanza la cifra de cuarenta mil soles mensuales. Lo que en un año resulta la astronómica cifra de quinientos veinte mil soles (más un sueldo como aguinaldo). Mientras que la remuneración de un docente jubilado de primaria y secundaria, significa solo mil soles como promedio. El suelo del ministro será de quince mil soles mensuales.
Décimo primero: Con ocasión del Bicentenario de la Independencia Nacional, el Ministro de Educación, deberá coordinar acciones con entidades tanto nacionales como extranjeras para repatriar los restos humanos de Fernando Túpac Amaru Bastidas (Madrid), Juan Bautista Túpac Amaru (Buenos Aires), José Fermín de Sata y Busy (Cartagena de Indias) y del Dr. Juan Basilio Catacora Heredia (La Paz, Bolivia). Así como propiciar la construcción de un mausoleo en la Plaza de Armas de Cusco, para albergar los restos de José Gabriel Túpac Amaru II, Micaela Bastidas como de todos los compañeros de la gesta libertadora tupacamarista.
Décimo segundo: Organizar y publicar libros que conformen la Biblioteca del Bicentenario de la Independencia. De modo que las bibliotecas públicas, comunales, escuelas, colegios y universidades, puedan disponer de por lo menos dos cientos libros en referencia a esa fecha. Una comisión de historiadores se hará cargo de seleccionar los textos que servirán para cimentar la memoria social peruana.
Décimo tercero: Organizar Certámenes Regionales de Historia, con ocasión del Bicentenario de la Independencia. Hasta ahora la historia oficial del Perú se ha escrito con criterio limeño centrista, academicista y establecido una versión oficial falsa que deber ser necesariamente revisada. En otras palabras, la idea es propiciar se rescriba la Historia del Perú del el eje a la periferia y viceversa.
La documentación respectiva podrá ser presentada ante la entidad correspondiente.
Lima, 5 de diciembre del año 2016.
(Versión de José Luis Ayala).