miércoles, 17 de junio de 2015

Fwd: 17 de junio. Día Vallejo en Puerto Callao: La mano en el aire. / Saúl, el niño que recita a Vallejo. / Tres convocatorias: Urgente el envío de ponencias para edición de la memoria del XVI Capulí.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 17 de junio de 2015, 8:48
Asunto: 17 de junio. Día Vallejo en Puerto Callao: La mano en el aire. / Saúl, el niño que recita a Vallejo. / Tres convocatorias: Urgente el envío de ponencias para edición de la memoria del XVI Capulí.
Para:


 
 
 
 
 
 
 
 
    
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2015 AÑO
DE LA DEFENSA DE LA VIDA
Y DEL PLANETA TIERRA
 
JUNIO, MES DE LOS NIÑOS,
DEL MEDIO AMBIENTE, DE LA GLORIA
DE ARICA Y DE LA IDENTIDAD ANDINA
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
*****
 
17 DE JUNIO
DÍA VALLEJO EN EL CALLAO
 
CONMEMORACIÓN DEL ADIÓS
Y EL REGRESO DE CÉSAR VALLEJO
 
El día 17 de junio Capulí, Vallejo y su Tierra conmemora el Día Vallejo en el Callao considerando que el 17 de junio del año 1923, hace 92 años, el autor de Trilce se embarcara rumbo a Europa para no regresar físicamente nunca más, aunque él mismo expresara que quien se va en verdad y definitivamente nunca en realidad se va.
En coordinación con la Dirección Desconcentrada del Callao del Ministerio de Cultura, con la colaboración de Mammalia Comunicación y Cultura, y convocando a todas las organizaciones culturales, la base de Capulí, Vallejo y su Tierra del Callao, dirigida por el periodista Manuel Chumo Gutiérrez desarrollará un programa que abarca cuatro instancias:
JORNADA 1: De 10.00 am. a 12 m. Mitin Poético en la Rada del Puerto Dársena del Callao, toque de clarín y entrega al mar de una ofrenda floral.
JORNADA 2. De 12:00 m. a 1:30 pm. Actuación solemne en el local de la Dirección Desconcentrada del Callao del Ministerio de Cultura. Conferencias y distinciones. Sede: Jr. Salaverry 208, Monumental Callao.
JORNADA 3: Almuerzo de confraternidad. Recital poético, proclamas y canciones. Local del Club Sport Boys. Jr. Pedro Ruiz 153. Calle del Teatro. Callao.
JORNADA 4: Caza de piedras y escritura de poemas en las playas de Chucuito y Cantolao. Actividad dirigida por Santiago Risso.
Ingreso libre.
Se agradece su gentil asistencia
 
 
*****
 
SAÚL, EL NIÑO QUE RECITA A VALLEJO,
PRESENTADO EN CAPULÍ
 
 
*****
 
HOY 17 DE JUNIO
 
 
DÍA VALLEJO
EN PUERTO
CALLAO
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
LA MANO
EN
EL AIRE
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
1. Regresando
siempre
 
Hoy 17 de junio es Día Vallejo en Puerto Callao, porque un día como hoy del año 1923 él estuvo aquí, en este sitio, de pie en el Muelle Dársena, en espera de abordar el barco Oroya que lo conduciría a Marsella, puerto francés sobre el mar Mediterráneo. 
Nunca como hoy día él estuvo consciente de que su iniciativa de viajar a Europa no era simplemente un viaje de visita, esporádico y circunstancial, sino que era un viaje sin retorno. Era viajar al infinito, y a la eternidad donde ahora mora y habitará por siempre, por los siglos de los siglos, amén.
Por eso hoy estamos aquí porque en este punto que el Callao tiene el privilegio de conservarlo tanto en su suelo físico como en su geografía anímica y espiritual, se juntan en este lugar el pasado, el presente y el futuro, es decir la infinidad que es lo que no tiene fin.
Porque aquí se convoca y se sintetiza la historia del Perú y del mundo, también por ser el Perú un epicentro y un eje geopolítico universal donde se conjugan las coordenadas del planeta. Y más aun tratándose de que aquí, en este punto, aquel atardecer del día 17 de junio se dividió aquella vida, como se juntan y cohesionan también en este punto y por él las coordenadas del mundo imperecedero. Aquí Vallejo se estremeció y dijo su último adiós a la tierra que amaba y que nunca olvidó. O que más bien: nunca dejó ni abandonó.
 
2. Quedando
como raíces
 
Porque, por aquí no solo estuvo regresando siempre en las alas de la evocación y del recuerdo, sino desembarcando y desandando sus pasos, siguiendo sus huellas en el anhelo de volver a juntarse con su aire, su agua, su tierra y su fuego primigenios.
Aquí muchos han sentido que dejaban una vida e iniciaban otra. Aunque lejos y distantes del lugar donde nacieron pero con el cual se identifican y en el cual verdaderamente murieron y están enterrados. Pero en el caso del él no. Nunca se separó ni desgajó de aquí, tanto que lo sentimos que está presente en cada orilla, en cada cumbre y quebrada de su lar nativo.
Por eso este es un gozne, un umbral, el vano de una puerta; que en el caso de César Vallejo siempre nos planteará el dilema por un lado de quien se va y por otro de quién regresa y se queda. Nos hará siempre reflexionar de qué es aquello de nosotros que puede irse y qué de nosotros que jamás pudo trasplantarse a otro lugar, quedando aquí como raíces para perennemente.
Nos mantendrá en suspenso de quiénes se demoran en volver y de quiénes esperan sin moverse de la puerta. Porque este puerto no tiene la imagen de una puerta, pero en el fondo lo es, la más grande y esencial de las puertas porque por aquí se va y por aquí se llega de la tierra firme y del océano que aquí empieza.
 
3. El adiós
y el regreso
 
Desde aquí muchos peruanos salieron al destierro por querer corregir los males que aún nos hacen daño. Y aquí al volver reencontraban al país que amaban y fue motivo de sus desvelos.
Desde aquí, desde este punto, desde el Muelle Dársena de la Plaza Grau del Puerto Callao, al partir ya se empieza a recordar a la patria bien amada avizorando a su vez aquella otra soñada.
Pero también se empieza a imaginar mundos nuevos. Y al regresar se la vuelve a venerar con nuestra presencia temblorosa de adoración sobre su suelo.
Y es que en una despedida todo se separa, como a la vez todo se junta, convocándose al presente insospechado, al futuro por hacer y al pasado estupefacto por estar ya terminado.
Esa es la proeza del adiós y el regreso que es el tema que César Vallejo nos propone enfocar esta mañana del 17 de junio de cada año, aquí y ahora.
El adiós y el regreso porque ninguno que partió dejó de regresar, siquiera como fantasma merodeante de su casa y su terruño. O sino, envuelto en las gasas y tules de la añoranza, la melancolía o la nostalgia, pero entrando por aquí, porque por aquí se fueron.
 
4. También
hemos vuelto
 
Desde esta rada, en este sitio, en este límite de la patria en donde termina la tierra y empieza el agua, donde acaba la piedra y comienza el océano, se dice un adiós pero aletea al mismo tiempo el anhelo del retorno.
A este punto muchos retornaron físicamente, ¡pero cuántas veces más lo hicieron con su alma atribulada de no poder hacerlo! Y los pies, cuando volvieron y tocaron esta tierra ¿qué pulso y temblor sintieron?
¿Cerraron las huellas abiertas que dejaran esos mismos pies cuando partieron? Porque en una despedida todo se junta desde el futuro. Y en el regreso todo se convoca desde el pasado.
Por eso, este lugar es una cima o una cúspide, y el acontecimiento que conmemoramos es un hecho significativo no solo en la historia del Callao, y que Capulí, Vallejo y su Tierra al reverenciar esta efeméride, quiere ponerlo de relieve siempre, tanto en la historia del alma de nuestro pueblo, como en la intimidad de nosotros mismos.
Y siendo así lo será en la memoria de nuestros hijos, puesto que sentimos que por aquí cada uno de nosotros nos hemos ido y también hemos vuelto. Y que está aquí y permanecerá para el futuro siquiera la sombra nuestra que aquí vela y nos espera.
 
5. Asumiendo
una causa
 
Ahora, con esta celebración que hacemos, César Vallejo se suma a José Gálvez y a Miguel Grau con quienes el Callao se identifica tanto. Se suma y completa una fórmula de amor al Perú transido, que es necesario e ineludible alentar.
¿En qué medida se comparan, se asemejan y se hacen uno estos tres héroes? En varios aspectos: amaron al Perú entrañablemente. Los tres dieron su vida por la causa que defendían. El primero luchando en la torre de la Merced para consolidar nuestra libertad frente a España, el 2 de mayo de 1866.
Miguel Grau, manteniendo durante seis meses a la escuadra chilena acobardada en su codicia, hasta caer gloriosamente en Angamos el 8 de octubre del año 1879, dándonos el ejemplo de su heroísmo sin par, sin perder para nada sino al contrario, ganando esencias humanas de altruismo, de generosidad y de nobleza.
Y César Vallejo defendiendo la esencia de lo que somos, porque frente al mundo de la globalización tenemos su emblema  y su insignia acrisolada en contra de todo lucro y alienación, puesto que él ha hecho visible y palpable nuestra identidad. ¡Y nos la muestra hermosa! Con quien alcanzamos universalidad, sin renunciar a lo propio. Luchando en París por el bien del hombre, pero sin enajenarse, asumiendo la causa de la humanidad pero siendo autóctono y auténtico.
 
6. El mismo
vaso de sangre
 
Y uno de los primeros mensajes y significados que quisiera recoger aquí del viaje de Vallejo a Europa, es que hay un signo familiar en su partida, hecho que no es muy común ni frecuente encontrarlo entre los intelectuales, quienes descartan o alejan totalmente a la familia de sus vidas. Era domingo. La nave El Oroya partía a las cinco de la tarde. Y estuvo aquí, en este lugar para despedirlo su hermano Néstor quien vino especialmente  con ese fin desde Huamachuco solo obedeciendo al llamado de la sangre y del cariño. De Trujillo a la capital en aquel tiempo se venía por mar y el viaje duraba de cuatro a cinco días. E igual de peripecias se sufría en el viaje de Huamachuco a Trujillo y viceversa. Pero tenía que estar él, el hermano con quien César Vallejo estudió en la Universidad, con quien compartieron la pensión y con quien más intimidad tuvo, a quien prodigó entrañable e inmenso respeto y cariño.
El hijo mayor de ese hermano, don César Vallejo Ynfantes siempre estuvo aquí antes de su partida de este mundo ocurrida el 27 de junio del año 2012, en este homenaje que Capulí, Vallejo y su Tierra lo realiza de manera infaltable desde hace muchos años. Sin embargo sentimos que está ahora presente con nosotros, al conmemorar 92 años en que su padre estuviera en este mismo lugar dándole el último adiós al poeta. ¿No es extraordinario? ¿No es significativo y produce estremecimiento que el mismo vaso de sangre enhiesta y cariñosa que lo abrazara fuerte y trémulamente aquel día nos haya acompañado hasta hace poco y sintamos que está aquí hoy, en su mismo lugar en la fila?
 
7. Un pasaje
evangélico
 
Pero hay otro signo, en el viaje de César Vallejo a Europa, cuál es el de la amistad, al haber estado aquí presente para darle el adiós aquella tarde un amigo suyo: el bueno y entrañable, Crisólogo Quesada, a quien apodaban "El gordo". Aquel era una especie de protector, tutor y ángel guardián de César Vallejo, quien lo había tomado bajo su tutela a ese niño indefenso y desvalido. Quien lo rescató del forzado matrimonio al cual ya lo habían sometido los familiares de Otilia Villanueva, quien había salido embarazada de la relación con el poeta. Aquí estuvo Crisólogo, a quien no se le escapaba la evidencia de que nunca más volvería a ver a ese hombre puro, candoroso y dolido de los males que flagelan a este mundo. En cierta manera, y para él un vidente, un iluminado y un profeta.
El viaje lo hace César Vallejo a su vez con un amigo devoto y sacrificado a la causa que él encarna, y que es Julio Gálvez Orrego, quien había cambiado su pasaje de primera clase por dos de tercera para hacer, sin pensarlo ni proponérselo, de esta experiencia un trance evangélico. El signo pues de la familia y la amistad sobre el telón del infinito y de la eternidad es el escudo y emblema de este acto. Que se grafica de modo intenso e indeleble en el hecho de sumarse en él aspectos cotidianos con otros de naturaleza ecuménica. Y que hacen de este día una doble vertiente dialéctica y consumada, como son los hechos que han convertido a César Vallejo en un ícono de adhesiones fervientes, en un poeta de culto y en el paradigma humano cuya significación se acrecienta como la sombra del sol cuando su frente aquí declina.
 
 
*****
 
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
 
*****
 
CONVOCATORIA:
EDICIÓN DE LA MEMORIA
DEL XVI CAPULÍ
 
Envío de ponencias nacionales
e internacionales
 
SOLO PARA QUIENES PARTICIPARON
EN CAPULÍ XVI DEL AÑO 2015
 
ENVIAR SUS PONENCIAS
Y OBRA CREATIVA SOBRE CÉSAR VALLEJO
QUE IMPARTIERON DURANTE ESTE
ENCUENTRO INTERNACIONAL
 
FECHA LÍMITE
DE RECEPCIÓN DE TRABAJOS:
25 DE JUNIO DE 2015
 
EXTENSIÓN:
Ponencias: 15 páginas máximo
(Formato A4, Times New Roman, Tamaño 12,
a 1.5 espacio incluyendo bibliografía).
Obra creativa: 2-3 poemas
Fotografías: Milton Jaime Sánchez Lihón
Reseña completa del evento:
Danilo Sánchez Lihón
Enviar el material a Dra. Mara L. García
Brigham Young University
 
Después de la fecha límite
no se recibirán trabajos
 
*****
 
REUNIÓN DE COORDINACIÓN
HOMENAJE MUNDIAL
A LUIS DE LA PUENTE UCEDA
 
EN EL CINCUENTENARIO
DE SU INMOLACIÓN
 
SE INVITA A TODAS LAS PERSONAS
E INSTITUCIONES INTERESADAS
 
SÁBADO 4 DE JULIO 4 PM.
HOTEL COLONIAL
JR. INDEPENDENCIA 618
TRUJILLO
 
6 PM.
CONFERENCIA DE PRENSA
 
7 PM.
PRESENTACIÓN DEL LIBRO
 
"HÉROE DEL PUEBLO"
DE DANILO SÁNCHEZ LIHÓN
 
LOCAL ANTIGUO DEL HISTÓRICO
COLEGIO NACIONAL SAN JUAN
JR. INDEPENDENCIA 627
TRUJILLO
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
A 50 AÑOS DE SU INMOLACIÓN:
 
HOMENAJE MUNDIAL A
LUIS DE LA PUENTE UCEDA
 
HÉROE, DEVOTO DEL APÓSTOL,
DIRIGENTE, BUEN CHUCO,
PAISANO, HOMBRE HONESTO
 
23 AL 25 DE OCTUBRE DEL AÑO 2015, EN
SANTIAGO DE CHUCO, SU TIERRA NATAL
 
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2016
 
LIMA:
MARTES 24
 
TRUJILLO:
MIÉRCOLES 25
 
HUAMACHUCO
JUEVES 26
 
SANTIAGO DE CHUCO:
VIERNES 27
SÁBADO 28
Y DOMINGO 29
 
TODO EN EL MES
DE MAYO, 2016
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber
                              
 

 
 
 

 




--