martes, 21 de julio de 2015

Fwd: 22 de julio. El flautista de Hamelín. ¿Enigma o consigna? / La huella del Apóstol Santiago. / Invitación de Honor: 22 de julio. 6:30 pm. Presentación de "Simiente que brota es Luis de la Puente".


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 21 de julio de 2015, 22:18
Asunto: 22 de julio. El flautista de Hamelín. ¿Enigma o consigna? / La huella del Apóstol Santiago. / Invitación de Honor: 22 de julio. 6:30 pm. Presentación de "Simiente que brota es Luis de la Puente".
Para:


 
 
 
 
 
 
   
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2015 AÑO
DE LA DEFENSA DE LA VIDA
Y DEL PLANETA TIERRA
 
JULIO, MES DEL MAESTRO;
DEL SANTUARIO HISTÓRICO
DE MACHU PICCHU; BATALLA
DE HUAMACHUCO, LEONCIO
PRADO Y FIESTAS PATRIAS
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
*****
 
LA HUELLA DEL APÓSTOL SANTIAGO
En Santiago de Chuco, en la falda del cerro Huacapongo y cerca de las cuevas que se abren a la vera del camino, hay una laja que la lluvia y el trajinar de personas y animales miran y saludan con reverencia sacándose el sombrero y diciendo sentidas oraciones.
Es una piedra rojiza que registra la huella del casco del caballo del Apóstol Santiago, Patrón de nuestro pueblo. Huella perfecta, nítida y redondeada, con la marca de la herradura de diamante y los clavos de oro.
Se cuenta que como venía apurado a su fiesta de julio su caballo resbaló, pero él en su divina providencia hizo que en vez de resbalar más bien hunda su casco en la roca y quede grabada su huella para siempre.
Es tan precisa y exacta que no puede haber sido grabada sino al galope para haber horadado la roca del camino. Allí no se empoza la lluvia, ni se anida la tierra, ni osa acumularse el polvo, ni se arrima ni esconden las hojuelas de los árboles.
Allí tampoco se arremolinan ni esconden las poñas ni los tallos de las espigas, ni se atreve a posarse el polvo del sendero. Es una huella intocada y reluce diáfana para aliento y consuelo del peregrino que al pasar por allí se persigna, y se saca en salutación el sombrero.
Pero yo quisiera solamente señalar un detalle: que esa huella no sale sino que vuelve y entra a nuestro pueblo. Destacar que esa huella está en dirección del retorno, de la entrada y no del adiós o de la partida.
¡Que seguir esa huella es volver siempre volver a nuestro pueblo! Que la devoción a nuestro Apóstol no es errar por los caminos sino retornar a los patios y corredores que hemos colmado de nuestros juegos cuando niños. Que culminar un destino es retornar a nuestra tierra.
Danilo Sánchez Lihón
 
*****
 
INVITACIÓN
DE HONOR
 
MIÉRCOLES 22 DE JULIO
6.30 PM.
 
PRESENTACIÓN EN LIMA
DEL LIBRO
"SIMIENTE QUE BROTA
ES LUIS DE LA PUENTE"
 
DE DANILO SÁN CHEZ LIHÓN
 
PANEL DE PRESENTACIÓN:
 
MARÍA EUGENIA DE LA PUENTE
ADOLFO LIZARZABURU
RAMÓN NORIEGA TORERO
JULIO YOVERA BALLONA
 
ACTUACIÓN ARTÍSTICA:
FREDERIK SOTOMAYOR
 
"Simiente que brota es Luis de la Puente",
de Danilo Sánchez Lihón es un conjunto
de relatos y reflexiones cuyo eje central es
la vida y obra del guerrillero legendario
Luis de la Puente Uceda, quien nació, se crio,
creció y se formó en Santiago de chuco,
Tierra de César Vallejo, y de quien se recoge
en esta obra su humano latido, el de un hombre
cuya grandeza es haber encarnado valores
que constituyen un paradigma para los seres
humanos de todos los tiempos y latitudes.
Si Vallejo es el sentimiento y la visión, Luis
de la Puente Uceda es la acción en pos
de la utopía andina por reconstruir y proyectar
hacia cada instante de nuestras vidas, en
el presente y hacia el porvenir.
 
MIÉRCOLES 22 DE JULIO. 6.30 PM.
Malecón de La Marina 644. Miraflores.
Frente al Parque María Reiche
 
*****
 
22 DE JULIO 1284
 
 
EL
FLAUTISTA
DE HAMELÍN
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
¿ENIGMA
O
CONSIGNA?
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
1. Insólito
y fascinante
 
El día 22 de julio para unos, y el 26 de junio para otros, es el Día del Flautista de Hamelín, nombre del pueblo alemán en donde ocurrieron los sucesos que la leyenda relata, y que en el fondo pone de relieve el mundo encantado y mágico que constituye una de las tres hebras de que estamos hechos los seres humanos.
Pero, a su vez, donde se relieva el plano de lo moral con que se desenvuelven los acontecimientos de nuestras vidas, se estructuran las situaciones y se ordenan las cosas. Y que faltando a ellas ocurren los hechos lamentables que esta historia recrea. Porque entre los muchos significados de este episodio está, por un lado, el poder de atracción del arte, como en este caso la música emitida a través de la flauta de aquel personaje legendario, insólito y fascinante que es el flautista.
Pero donde también ocurre una desgracia, por el incumplimiento y la falta a la palabra empeñada de parte de los representantes de la ciudad, al considerar que había sido muy fácil desaparecer a los ratones que ellos no pudieron lograr por más esfuerzos y empeño que pusieron, incumpliendo el compromiso pactado de pagarle al flautista  100 monedas de oro.
 
2. Un mensaje
nuevo
 
El texto que sustenta este argumento tiene el carácter de leyenda pero también de crónica histórica, puesto que el pueblo es real y el tiempo en que ocurrieran los hechos es preciso.
Existen además registros históricos documentados que dan cuenta de este suceso, que incluye la desaparición de 130 niños, vértice en que mundo mágico y objetivo se juntan y colisionan.
Incluso ahora está prohibido cantar o interpretar música en la calle Bungelosenstrasse de Hamelín, sitio donde se ha ubicado que el flautista se detuvo para urdir su pócima o encantamiento que en este caso fue una tonada musical.
Existe el temor de que algo igualmente aciago pudiera ocurrir por la magia de algún taumaturgo venido quizá desde nuestros países. De algún flautista redivivo de los andes, que les conturbe con algún mensaje nuevo.
Por demás indispensable en estos tiempos azarosos y a la vez funestos, de sus vidas aparentemente  tranquilas pero en realidad faltas de sustancia y de un contenido trascendente.
 
3. Apariencia
estrafalaria
 
Porque la historia de El Flautista de Hamelín narra que en el año 1284 invadieron oleadas de ratones aquel pueblo, tantos que no había dónde poner los pies sin pisarlos, ni dónde colgar un sombrero sin tocarlas escuchando su chillido de fastidio y su ronroneo de protesta.
Las calles eran ríos de ratones, una avalancha de color parduzco de roedores que devoraban todo a su paso, no dejando sitio para el tránsito de los habitantes en aquel lugar antes acogedor y apacible, donde hasta los objetos cotidianos les servían de albergue a estos agitados e inquietos animales.
¿Qué hacer? Todo se había intentado y nada había dado los resultados esperados. Y los ratones seguían llegando a raudales. ¡Y nadie sabía ahora cómo solucionar tan grave problema!
Cuando se había perdido toda iniciativa y esperanza apareció providencialmente, ¡no se sabe cómo ni de dónde!, un flautista de aspecto distraído, vestido de ropa de colores vistosos y estallantes, de apariencia estrafalaria, esmirriado de talle y destartalado de contextura, que interpretaba tonadas en su precario instrumento.
 
4. No quedando
ni una sola
 
Aquel personaje manifestó que podía hacer desalojar a las ratas que habían invadido la ciudad y que cubrían como una piel plomiza y cenicienta en todo lo que se posaran los ojos. Y se comprometió a solucionar este inconveniente por la suma de 100 monedas de oro.
Las autoridades del pueblo incluyendo el alcalde le aseguraron que en caso de ver cumplida su promesa le pagarían la cantidad solicitada en el acto y sin demora.
Y empezó entonces a interpretar una música mágica y a caminar tranquilamente por las calles tocando su instrumento. Detrás los ratones lo seguían como halados por una fuerza invisible, extasiadas e inatajables. Cruzó el río y ellos por seguir su melodía se fueron arrojando a las aguas subyugados, no quedando ni uno solo de estos escrutadores e imprevisibles roedores.
Pero solo se dice que desaparecieron, de lo contrario el río Weser, donde ocurrieron estos hechos, se hubiera atorado en algún sitio el discurrir de su cauce, puesto que eran miríadas de seres que se movían. Pero los habitantes de Hamelín, visto que el problema estaba solucionado, dijeron:
 
5. Y todos
hechizados
 
– ¿Sólo por tocar una tonada insulsa 100 monedas de oro? ¡No! De ninguna manera. ¡Imposible pagar esa suma! ¿Qué se ha creído este tipo?
– Además, ¿de dónde viene? ¿Quién es? ¡Hay que investigarlo! ¿Cuáles son sus antecedentes, sus títulos, sus recomendaciones?
– Que diga, ¿quién lo respalda y a quién representa?
– ¡Que se largue! ¡Fuera de aquí! ¡Vete! –Vociferan.
En el fondo esta actitud es la incomprensión y el desprecio que siempre ha existido por el extraño, por el extranjero y por el arte; más lamentable si es que eso se produce por quienes ocupan cargos públicos y son autoridades. El flautista reclamó invocando el acuerdo al cual habían arribado y habían convenido formalmente. ¡Pero no! Al contrario, se burlaron e hicieron mofa de él.
Y lo trataron con sorna y con desprecio, como se maltrata a los que son de otros lugares, y a los músicos y a los poetas, quienes al final son quienes fundan o inauguran órdenes nuevos. ¡Cómo este en el cual vivimos que en algún momento fue un mundo nuevo!
 
6. Un enigma
irresoluto
 
Entonces el flautista regresó otro día y empezó a entonar otra melodía mágica que levantó de sus camas solo a los niños, despertándolos en los lechos donde dormían, quienes se dirigieron hacia él todos hechizados, y que empezaron a seguirlo.
Los niños desaparecieron sin saber tampoco el sitio por donde se esfumaron, aunque se dice que fue por una cueva. Solo dos, uno que era ciego y otro lisiado de una pierna, al quedarse rezagados no pudieron irse con ellos. Y no porque se resistieran a ir con él, sino porque no pudieron alcanzarlo.
Lo cierto es que los restantes nunca más fueron habidos hasta ahora, sin que nadie sepa cómo, hasta el día de hoy cómo desaparecieron, días en que todavía se los busca sin poder encontrarlos. De esto hace 731 años, puesto que ocurrió un 22 de julio, dicen unos y, otros, el 26 de junio del año 1284, fechas que la historia ha registrado con prolijidad, minucia y asombro.
Vértice además este en que mundo objetivo y fantástico se unen, se confunden y traban sus dedos, constituyendo juntos un enigma irresoluto.
 
*****
 
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2016
 
LIMA:
MARTES 24
 
TRUJILLO:
MIÉRCOLES 25
 
OTUZCO
JUEVES 26
 
HUAMACHUCO
JUEVES 26
 
SANTIAGO DE CHUCO:
VIERNES 27
SÁBADO 28
Y DOMINGO 29
 
TODO EN EL MES
DE MAYO, 2016
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber
                                        
 
 

 
 
 

 




--