martes, 8 de septiembre de 2015

Fwd: 8 de septiembre. Día de la Alfabetización. La escritura en nuestras vidas. / Julio Yovera: Luis Felipe. / 22 de septiembre: 100 años de la sustentación de la tesis de César Vallejo.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 8 de septiembre de 2015, 0:00
Asunto: 8 de septiembre. Día de la Alfabetización. La escritura en nuestras vidas. / Julio Yovera: Luis Felipe. / 22 de septiembre: 100 años de la sustentación de la tesis de César Vallejo.
Para:


 
 
 
 
 
 
 
    
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2015 AÑO
DE LA DEFENSA DE LA VIDA
Y DEL PLANETA TIERRA
 
SEPTIEMBRE, MES DE LA PRIMAVERA,
DE LOS DERECHOS CÍVICOS
DE LA MUJER, EL NIÑO Y LA FAMILIA
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
*****
 
PRÓXIMA ACTIVIDAD
 
22 DE SEPTIEMBRE
 
100 AÑOS
DE LA SUSTENTACIÓN
DE LA TESIS
DE CÉSAR VALLEJO
 
PANEL:
 
JORGE KISHIMOTO
FRANCISCO TÁVARA
DANILO SÁNCHEZ LIHÓN
 
ACTUACIÓN
ARTÍSTICA
 
FREDERIK SOTOMAYOR
 
(* Local y hora
por confirmar)
 
*****
 
HOMENAJE MUNDIAL
A LUIS DE LA PUENTE EN EL 50
ANIVERSARIO DE SU INMOLACIÓN
 
LUIS FELIPE
La finta verbosa
No es planta que dé fruto
Ni gota que cincele la piedra
Ni yunque que golpee el hierro,
Eso dijiste,
Y agregaste,
Vamos a subir al monte
A ver si podemos alcanzar las estrellas.
Vamos a subir al monte
Para que en las lágrimas
No sean tatuajes
En el rostro triste de la patria.
Y subiste con tus camaradas
Y no se te vio más, Comandante;
O se te ve más cerca.
Y eso que no sabemos dónde
Cerraron tus ojos y molieron tus huesos.
Pero, es verdad
Que sigues caminando
En pos de la esperanza, 
Quijote Guerrillero.
JULIO YOVERA B.
 
*****
 
8 DE SEPTIEMBRE
 
DÍA
DE LA
ALFABETIZACIÓN
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
 
LA ESCRITURA
EN NUESTRAS
VIDAS
 
Hombre, te amo
no porque bajaste de una estrella
sino porque nos distes
herramientas, medios, llaves
para abrir las puertas de la luz.
León Felipe
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
1. En el fondo
de nosotros
 
Escribir es importante porque informa a la mente, y no al revés. No escribimos porque las ideas bullen en nuestro cerebro, o porque tenemos ideas claras, precisas y nítidas que queremos expresar.
No. No es así. La escritura obra el prodigio de que con la punta de la pluma o el golpe acompasado de las teclas en la máquina de escribir o en el tablero adjunto a la computadora se realiza el milagro de que surgen mundos inéditos, imprevistos y  sorprendentes en primer lugar para la misma persona quien escribe.
Cuando escribimos recién descubrimos nuestras ideas y hasta recién configuramos allí nuestras emociones y sentimientos, como nuestras visiones acerca de la realidad concreta como imaginada.
Y tiene interés este hecho porque es como si le diéramos un cauce a aquello que si no lo tuviera así nunca lograría manifestarse ni nosotros conocerlo, ni siquiera presentirlo como tampoco conjeturarlo.
Y hasta ni siquiera atinaríamos a saber que teníamos esos pensamientos, o que ese mundo que se perfila con la escritura existía, sin que nosotros nos enterásemos ni percatásemos que habitaban en el fondo de nosotros mismos.
 
2. Espejo
mental
 
Pero, además, es fundamental esta práctica porque sobre el soporte de la lengua escrita se apoya toda la compleja construcción de las sociedades modernas.
Es en las ringleras y angarillas de la escritura en donde están depositados los inventos, los hechos, la fe y la historia en general, latente o ya palpitante:
Y tener la herramienta de la escritura es poseer la llave maestra para poder sustentar lo que sentimos y pensamos, así como para valiéndonos de la lectura acceder a esa gran riqueza en beneficio del desarrollo individual y social de los hombres y que se contiene en todo tipo de documentos.
La escritura es un espejo mental, es la imagen del alma en la página en blanco. Es la capacidad del hombre de descubrirse, de prodigarse, de ser en el mundo. ¡y de amar!
Las letras nos dictan nuestros pensamientos. Son los códigos o los claves que abren los amaneceres y mediodía de nuestro cerebro y de nuestro ser.
 
3. Construir
un mundo
 
Pero la escritura no sólo es un don individual sino un bien colectivo; y como tal hay que salvaguardaría, cuidarla, y hacerla florecer.
Es un servicio y una habilidad que en su dimensión más básica es imperioso tenerla siempre alerta, dispuesta y solícita; para lo cual vale formar a las personas para su pleno ejercicio de manera a la vez funcional y creativa.
Porque todos participamos de la escritura como usuarios pero también debemos hacerlo como autores, constructores y creadores de lenguaje, incluso en la penumbra del sueño, la ilusión y la ficción artística.
La escritura es la posibilidad de liberación que tiene el hombre de toda la potencialidad de su ser; razón por la cual es básico haberla domeñado y saber blandirla y tener la capacidad para expresar a través de ella nuestras ideas, convicciones y propuestas.
Y hasta es de rigor para concretar nuestras promesas personales y de grupo, actividad necesaria en un mundo en donde prevalecen tantas hegemonías y es cardinal anteponer la nuestra y construir un mundo más equilibrado.
 
4. El mañana
y el después
 
En tal sentido es imprescindible considerar lo decisivo que es guiar y orientar bien el proceso de la alfabetización que abarca las fases de la codificación y decodificación del signo lingüístico en el proceso de la escritura y la lectura  que es habilidad elemental y punto de partida para el dominio de otros aprendizajes.
De allí que enseñar a leer apropiadamente es la contribución más grande que un maestro puede donar a un niño, proceso que ha de ser asumido con generosidad y hasta devoción de ser auténticos maestros.
En donde hay una etapa artesanal por así decirlo, de principio y comienzo y que como tal es la que consecuentemente tiene un valor estructural, sin cuyo dominio no es posible construir las etapas subsiguientes como la de redacción y de expresión creativa.
Es la parte literal, si se quiere pensar así ordinaria y mecánica, el Nudo Gordiano. Comparémosla a construir el cimiento en la edificación de una casa, que como tal no tiene la vistosidad de cuándo ya después se pueden ver los salones y pasadizos, las puertas y balcones, los aleros y remates; ni mucho menos el decorado de las paredes que lucen y encandilan, pero que ampara y sostiene la casa.
Quizá no tiene encanto pero su valía es particular, de ver lo hondo y proyectivo a que alcanzan a proyectarse sus ejes, de preparar lo simple pero fundamental, la de presentir a esas anchas avenidas del mañana y el después.
 
5. Nuestra
sangre
 
Esta fase mecánica del trazo o la grafía es indispensable asumirla con todas las dotes que puede darnos nuestro instinto de maestros para no quedar atrapados en sus rejillas ni barrotes siendo un aprendizaje que es ineludible hacerlo.
Proceso en el cual todas las palabras que escribimos primero tienen que convencerlos por su forma y por su esencia. Solo siendo así podrán hacernos seres libres del pleno dominio y adquisición de la magia que encierra el escribir.
Palabras que hay que delectarlas, hacer que alumbren nítidas cualquiera sea la función y la ubicación que ellas tengan. Que son puentes que hay que cruzar para saltar a la escritura ya no de letra, ni de las formas, ni de las manchas visibles de tinta sino con esencial emoción de lo mejor que hay en nuestro destino.
Porque la letra al contrario de lo que es trazo, o mancha, o tinta es resquicio por donde nos arrojamos a nuestros infinitos inferiores o puertas por donde nos arriesgamos a la gran aventura suprema de crear y aspirar a un mundo mejor.
Porque para que la letra deje de ser opaca y se vuelva luz, para que deje de ser marca y se vuelva transparencia hay que convertirla en nuestro pálpito, en nuestro aliento y en nuestra sangre.
 
6. Fortalecer
el corazón
 
Ya que es por la escritura por donde nos internamos en el ser de manera original y absolutamente dichosa, siendo entonces indefectible que esta etapa de cimiento y de aprendizaje formal se realice a cabalidad y plenitud.
Deberá entonces ser una experiencia de enseñanza aprendizaje que sea "cordial", adjetivo calificativo que ya no es frecuente encontrarlo ni en los textos ni en el habla cotidiana.
Cordial en el sentido y la medida de enseñar el maestro a hacer las cosas del modo más óptimo posible.
Y ello en aspectos aparentemente sencillos y domésticos pero que son claves para el trabajo en el aula, reclamación dirigida fervientemente al maestro de tiza y pizarra.
Enseñanza "cordial" en el sentido en que define el diccionario a este adjetivo, como aquello que "tiene la virtud para fortalecer el corazón".
Que contenga esmero, paciencia y comprensión.
 
7. Puertas
de la luz
 
Práctica de enseñanza aprendizaje que ha de ser buena no solo en cuanto a "calidad superior", sino buena en el sentido de amable, afectuosa, atenta  y dispuesta a ayudar.
Buena en el sentido de bondad. Porque la mayoría de actitudes con las cuales actuamos ante los niños muestran y hasta ostentan superioridad, mando y jerarquía. Esforzándose los maestros, inclusive a propósito, para aparentar ser importantes y hasta inalcanzables.
Entonces de repente tales maestros son buenos en el sentido de excelencia pero no son buenos en bondad, en el sentido de propiciar la horizontalidad y no ponerse arriba para que los miremos asombrados, sorprendidos o extasiados, sino puestos a nuestro lado para adoptarlos como amigos, confidentes y hombro en el cual podemos recostar y apoyar nuestra frente.
El maestro que enseñe a leer ha de contener esa rara combinación de excelencia académica como de bondad en el corazón. Es aquel de quien podemos decir los versos de León Felipe: "Hombre, te amo / no porque bajaste de una estrella / sino porque nos distes / herramientas, medios, llaves / para abrir las puertas de la luz".
 
 
*****
 
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
HOMENAJE
MUNDIAL
 
A LOS 50 AÑOS
DE SU INMOLACIÓN:
 
HÉROE DEL PUEBLO,
DIRIGENTE VISIONARIO,
BUEN CHUCO, DEVOTO DEL
APÓSTOL SANTIAGO, PAISANO
EJEMPLAR, Y HOMBRE HONESTO
 
LUIS FELIPE DE LA PUENTE UCEDA
 
2015: 22 DE OCTUBRE EN TRUJILLO
23-24 DE OCTUBRE EN SU TIERRA
NATAL, SANTIAGO DE CHUCO,
25 DE OCTUBRE EN JULCÁN
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2016
 
LIMA:
MARTES 24
 
TRUJILLO:
MIÉRCOLES 25
 
OTUZCO
JUEVES 26
 
HUAMACHUCO
JUEVES 26
 
SANTIAGO DE CHUCO:
VIERNES 27
SÁBADO 28
Y DOMINGO 29
 
TODO EN EL MES
DE MAYO, 2016
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.
                         
 

 
 
 

 




--