jueves, 11 de febrero de 2016

Fwd: 10 de febrero. Muere María Rosa Sandóval, amada de César Vallejo. Tú no tienes Marías que se van! Dios mío, estoy llorando el ser que vivo. / Leopoldo Chiappo: Creció en Vallejo lo que salva, su poesía.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 10 de febrero de 2016, 13:56
Asunto: 10 de febrero. Muere María Rosa Sandóval, amada de César Vallejo. Tú no tienes Marías que se van! Dios mío, estoy llorando el ser que vivo. / Leopoldo Chiappo: Creció en Vallejo lo que salva, su poesía.
Para:


 
 
 
 
 
 
 
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2016 AÑO
CONSTRUCCIÓN DE CONCIENCIA
Y CONCRECIÓN DE SOLUCIONES
 
FEBRERO, MES DE LOS HUMEDALES,
DE NUESTRAS LENGUAS NATIVAS, DE
RICARDO PALMA Y FEDERICO BARRETO
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
 
*****
 
CRECIÓ
EN VALLEJO
LO QUE SALVA,
SU POESÍA
La vida de Vallejo es vida
permanentemente cargada de sentido.
Es fuego que se consume y quema, pero
que calienta e ilumina. Y esto es posible que
se desarrolle cuando hay una innata vocación
por la libertad y el rechazo a la rutina. En Vallejo
había el ímpetu espiritual, la osadía y la capacidad,
la intensidad de vida y la fuerza de un ser superior,
hecho para una vida abierta y creadora, una vida
entregada, una vida de amor, una vida de
creación que lo coloca entre los más
grandes poetas del siglo veinte, y
como Dante, entre las cumbres
de la humanidad.
Y por eso, como las aves
de altura, vivió siempre sobre
los abismos y suspendido en el riesgo.
En Vallejo se da el consumirse pero también el
consumarse. El poeta Friedrich Holderlin escribió:
"Pero allí donde está el peligro, crece lo que salva,
también". Es exacto, Vallejo vivió a la intemperie de la
vida, lejos de los invernaderos cómodos y protectores.
Él fue así en el estilo de vida de su personalidad:
el águila, pero también hombre tan dotado
de ternura que vivió en el peligro,
sucumbió en el peligro, pero allí
en el peligro creció en Vallejo
lo que salva, su poesía.
LEOPOLDO CHIAPPO
 
*****
 
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Y
UNIVERSIDAD RICARDO PALMA
PANEL CONMEMORATIVO
EN EL DÍA DE LA LIBERTAD
DE CÉSAR VALLEJO
PRISIÓN, LIBERTAD
Y ÉGIDA MORAL
EN CÉSAR VALLEJO
EXPOSITORES
JORGE KISHIMOTO
Director del Centro de Documentación
e Investigación César Vallejo
IVÁN RODRÍGUEZ CHÁVEZ
Rector de la Universidad Ricardo Palma
DANILO SÁNCHEZ LIHÓN
Presidente del movimiento cultural
Capulí, Vallejo y su Tierra
FRANCISCO TÁVARA CÓRDOVA
Presidente
del Jurado Nacional de Elecciones
VIERNES 26 DE FEBRERO. 6.30 PM.
CENTRO CULTURAL CCORI WASI
UNIVERSIDAD RICARDO PALMA.
AV. AREQUIPA 5198, MIRAFLORES
Ingreso libre.
Se agradece su gentil asistencia
 
*****
 
10 DE FEBRERO 1918
MUERE MARÍA ROSA SANDÓVAL
AMADA DE CÉSAR VALLEJO
 
 
TÚ NO TIENES
MARÍAS
QUE SE VAN!
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
 
DIOS MÍO,
ESTOY LLORANDO
EL SER QUE VIVO
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
1. Amor
fervoroso
 
Mientras César Vallejo estudiaba en la Universidad Nacional de Trujillo y ya integraba el grupo de amigos intelectuales al cual se lo identifica ahora como el Grupo Norte, se conocieron con María Rosa Sandóval.
Según testimonia don Juan Espejo Azturrizaga, mantuvieron durante el año 1916 un amor romántico, devoto y espiritual.
Con enorme simpatía mutua y que fue motivo de mutua inspiración, y hasta un sentimiento de consagración.
Era hermana mayor de quien fuera luego otro destacado intelectual también integrante del Grupo Norte, como es Francisco Xandóval, ocho años menor que ella.
César Vallejo fue amado entrañablemente por esta joven idealista, sensitiva y amante de la poesía y del arte en general.
Quien al conocer al poeta quedó prendada de él y le deparó un amor fervoroso, reverente y sutil.
 
2. Un ventanal
de reja
 
María Rosa nació en Ascope, pueblito costero al norte de Trujillo perteneciente al departamento de La Libertad.
Se registra como fecha de su nacimiento el 7 de noviembre del año 1894, siendo dos años menor que César Vallejo.
Fueron sus padres don Álvaro Gabino Sandóval, Capitán del Ejército nacido en el Cuzco, y doña Manuela Bustamante y Castañeda, preceptora de Educación Primaria y cuyo lugar de origen era Trujillo.
Quedó huérfana de padre a los 9 años, y huérfana de madre a los 19 años.
Vivía María Rosa a una cuadra de la casa de huéspedes en donde se alojaba César Vallejo, en el Hotel El Arco.
El domicilio que ella ocupaba se sitúa en el Jr. Mariscal Orbegozo, antes calle de la Libertad 121, y que hace esquina con el jirón Zepita 513.
Tiene la casa un ventanal de reja que da a la iglesia de Santa Ana, y que según se cuenta era la ventana por la cual intercambiaban mensajes César Vallejo y su amada.
 
3. En su diario
íntimo
 
Se les vio muchas veces paseando a la pareja por la Ramada, el Óvalo, la Grama y por Mansiche, sobre todo al atardecer, cuando el cielo se ensangrienta en el crepúsculo.
En un acceso de tos le vino repentinamente un coágulo de sangre que manchó su pañuelo de muselina. En sucesivas consultas se le diagnosticó tuberculosis que en aquel tiempo era una enfermedad terminal.
Conocido por parte de ella cuál era su mal ya no se dejó ver por el poeta, ocultándose con uno y otro pretexto, hasta desaparecer rumbo a Otuzco donde murió el 10 de febrero del año 1818, cuando apenas frisaba los 24 años de edad.
Escribía poemas y anotaba en su diario íntimo impresiones a modo de semblanzas, perfiles y estados de alma, y lo hacía con mucho sentimiento y perfección en la estructura del texto.
Al morir de tisis pulmonar que era una enfermedad estigmatizada, quemaron todas sus pertenencias, sobre todo sus diarios, de los cuales se han recuperado milagrosamente solo algunas páginas en donde figuran textos como este, de su autoría:
 
4. Habrá
otros niños
 
Hoy me ha sorprendido verme desnuda, de cuerpo entero, en el espejo.
He visto mis hombros; mis brazos firmes y largos, mis dos senos. He mirado con atención mis muslos, fuselados y fuertes; el ángulo, en fino dombo de las caderas; el sexo, mis pies pequeños y ágiles.
En tanto, repaso el aire de mi frente, antigua y muda, vista todos los días.
Noto la expresión de mis ojos, son negros. Observo el cerco umbrío de las pestañas de donde pende el sueño…
Pero, con todo, hoy he sentido un terror extraño: no quería morir. Mi cuerpo es joven y desea nutrirse.
Yo amo. Yo amaba. Yo amaría. Conjugación del verbo: ¡amábamos, amábamos, amábamos!
Me siento tranquila. Pero mi cuerpo cederá mañana…
Quedarán los rosales. En el jardín, las rosas volverán a brotar.
Habrá otros niños y otros amantes. El día, el sol, el aire; todo estará lo mismo...
Pero ya será tarde, cuando el tiempo, el cuerpo, el sueño y los rosales se destiñan… Lloverá…
 
5. De Trujillo
a Santiago de Chuco
 
María Rosa presintió como en clarividencia tres condiciones en su relación con César Vallejo.
Por un lado su grandeza, excelsitud y trascendencia.
En segundo lugar que su vida iba a ser de inmolación, de sufrimiento constante y profundo dolor.
Y tercero, por lo cual lloró y se lamentó amargamente, que ella no iba a estar para ayudarlo, cuidarlo y compartir su vida con él como ella lo anhelaba.
"La vida se me acaba y pronto" –Le dijo.
Ella estuvo convencida de su grandeza y desapareció de él cuando supo que la enfermedad que tenía era tuberculosis.
Juan Espejo Azturrizaga y Teodoro Rivero Ayllón, connotados vallejistas ambos, uno de ellos testigo providencial y de excepción, y el otro discípulo y amigo de Francisco Xandóval, heredero y legatario de su biblioteca y archivo personal, atribuyen que fue inspirado por María Rosa Sandóval el poema "Verano", escrito cuando él viajó de Trujillo a Santiago de Chuco, en diciembre del año 1916.
 
6. Ya
no llores
 
VERANO
Verano, ya me voy. Y me dan pena
las manitas sumisas de tus tardes.
Llegas devotamente; llegas viejo;
y ya no encontrarás en mi alma a nadie.
Verano! y pasarás por mis balcones
con gran rosario de amatistas y oros,
como un obispo triste que llegara
de lejos a buscar y bendecir
los rotos aros de unos muertos novios.
Verano, ya me voy. Allá, en setiembre
tengo una rosa que te encargo mucho;
la regarás de agua bendita todos
los días de pecado y de sepulcro.
Si a fuerza de llorar el mausoleo,
con luz de fe su mármol aletea,
levanta en alto tu responso, y pide
a Dios que siga para siempre muerta.
Todo ha de ser ya tarde;
y tú no encontrarás en mi alma a nadie.
Ya no llores, Verano! En aquel surco
muere una rosa que renace mucho...
 
7. Nuevo
evangelio
 
Federico Esquerre, amigo entrañable de César Vallejo a quien encarga informarle sobre la salud de María Rosa, le escribe a Lima dándole la noticia de su muerte. César Vallejo escribe "Los dados eternos":
Dios mío, estoy llorando el ser que vivo;
me pesa haber tomádote tu pan;
pero este pobre barro pensativo
no es costra fermentada en tu costado:
¡tú no tienes Marías que se van!
Dios mío, si tú hubieras sido hombre,
hoy supieras ser Dios;
pero tú, que estuviste siempre bien,
no sientes nada de tu creación.
¡Y el hombre sí te sufre: el Dios es él!
Hoy que en mis ojos brujos hay candelas,
como en un condenado,
Dios mío, prenderás todas tus velas,
y jugaremos con el viejo dado…
Poema desgarrado, estremecedor y profundo; donde el "barro pensativo" que es el hombre, y lo femenino y el sentimiento de pareja se plasma en la metáfora "costra fermentada en tu costado", junto con el estupendo verso que la alude a ella: "¡tú no tienes Marías que se van!", es uno de los reproches más conmovidos y estremecedores que se han hecho a Dios puesto que parten de lo cotidiano. Y en donde el postulado trascendental es que lo que nos da verdadera dimensión superior es el sufrimiento, que nos unge como dioses; y no el éxito, ni el triunfo sino el dolor. Y con ello se esboza el nuevo evangelio vallejiano de la solidaridad humana universal.
 
 
 
*****
 
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2016
 
LIMA:
MARTES 24
 
TRUJILLO:
MIÉRCOLES 25
 
OTUZCO
JUEVES 26
 
HUAMACHUCO
JUEVES 26
 
SANTIAGO DE CHUCO:
VIERNES 27
SÁBADO 28
 
CACHICADÁN
DOMINGO 29
 
TODO EN EL MES
DE MAYO, 2016
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.