martes, 9 de febrero de 2016

Fwd: 9 de febrero. Leer es hacer un mundo mejor. Motivación para la lectura. / Gerardo Diego. Poema: Valle Vallejo.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 9 de febrero de 2016, 9:09
Asunto: 9 de febrero. Leer es hacer un mundo mejor. Motivación para la lectura. / Gerardo Diego. Poema: Valle Vallejo.
Para:


 
 
 
 
 
 
 
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2016 AÑO
CONSTRUCCIÓN DE CONCIENCIA
Y CONCRECIÓN DE SOLUCIONES
 
FEBRERO, MES DE LOS HUMEDALES,
DE NUESTRAS LENGUAS NATIVAS, DE
RICARDO PALMA Y FEDERICO BARRETO
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
 
*****
 
VALLE VALLEJO
 
Albert Samain diría Vallejo dice
Gerardo Diego enmudecido dirá mañana
y por una sola vez Piedra de estupor
y madera dulce de establo querido amigo
hermano en la persecución gemela de los
sombreros desprendidos por la velocidad de los astros
 
Piedra de estupor y madera noble de establo
constituyen tu temeraria materia prima
anterior a los decretos del péndulo y a la
creación secular de las golondrinas
Naciste en un cementerio de palabras
una noche en que los esqueletos de todos los verbos intransitivos
proclamaban la huelga del te quiero para siempre siempre siempre
una noche en que la luna lloraba y reía y lloraba
y volvía a reír y a llorar
jugándose a sí misma a cara o cruz
Y salió cara y tú viviste entre nosotros
 
Desde aquella noche muchas palabras apenas nacidas fallecieron repentinamente
tales como Caricia Quizás Categoría Cuñado Cataclismo
Y otras nunca jamás oídas se alumbraron sobre la tierra,
así como Madre Mira Moribundo Melquisedec Milagro
y todas las terminadas en un rabo inocente
 
Vallejo tú vives rodeado de pájaros a gatas
en un mundo que está muerto requetemuerto y podrido
Vives tú con tus palabras muertas y vivas
Y gracias a que tú vives nosotros desahuciados acertamos a levantar los párpados
para ver el mundo tu mundo con la mula y
el hombre guillermosceundario y la tiernísima niña y
los cuchillos que duelen en el paladar
Porque el mundo existe y tú existes y nosotros probablemente
terminaremos por existir
si tú te empeñas y cantas y voceas
en tu valiente valle Vallejo
 
GERARDO DIEGO
ESPAÑA
 
*****
 
9 DE FEBRERO
 
 
LEER
ES HACER
UN MUNDO
MEJOR
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
 
MOTIVACIÓN
PARA
LA LECTURA
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
Para el analfabeto
a quien escribo.
César Vallejo
 
 
1. Lector
fascinado
 
Decir que debemos lograr que los niños sean grandes lectores antes de aprender a leer, puede parecer una broma o una tomadura de pelo; pero no es así; los niños mucho antes de ingresar al proceso de la alfabetización ya deben corretear o volar con su imaginación por los grandes espacios abiertos por la fantasía del hombre y que han quedado plasmados en las páginas de los libros.
Aún antes de saber leer los niños deben pasearse y holgar por los caminos, bosques y praderas que ha urdido la mente humana y que felizmente han sido registrados o codificados en escritura. Claro está que ello sólo será posible si el niño tiene un médium o un intérprete, para lo cual no debiera haber dificultad, pues para eso es que existen padres, hermanos mayores, abuelos y tíos; y, en general, adultos que tienen la responsabilidad y deben estar dispuestos a leerles los libros y textos escritos.
No debemos esperar que los niños deletreen las primeras letras del alfabeto para que recién ingresen a hacerse contertulios del mundo de los libros. Será muy tarde si eso ocurre para hacerlo un lector fascinado. Un niño será casi una causa perdida para la lectura gozosa si es que realiza su primera experiencia de contacto con los libros a través del texto escolar o de la cartilla del abecedario.
 
2. Su fondo
y su clave
 
Si así aconteciese es probable que ya no sería posible recuperar a dicho niño para la lectura asidua y placentera; o dicho de otro modo: si es que recién el niño tuvo contacto con los libros en el Primer Grado de Educación Primaria será lamentable y triste, puesto que es de suponer que esos libros serán los textos o materiales escolares, circunstancia que será una limitación muy seria para poder despertar en él el amor por los libros.
Más bien el niño debe gustar, conocer y deleitarse con los libros aún antes de saber descifrar sus letras. Antes de esta instancia que es dura él debe tener la experiencia de que los libros dan placer, que son gratos, que son varitas mágicas que abren mundos encantados, poblados de seres y de historietas fascinantes, de situaciones comunes pero intensas, o bien de experiencias extraordinarias.
Y todo ello mucho antes de ingresar por el portón de la escuela. Mucho antes de poder desarrollar la relación libro-currículum o programa de estudios, la persona humana debe haber sentido en su fondo y en su clave el hechizo que tiene la palabra escrita de encerrar mundos extremadamente atrayentes, encantadores y significativos.
 
3. Afición
al libro
 
El niño debe incorporar el hábito de uso y afición al libro antes de su experiencia escolar y estudiantil, porque si lo hace recién cuando ingresa a la escuela relacionará lectura a tareas escolares, a lecciones en el aula y a trabajo forzado.
Y eso no es bueno que esta asociación ocurra ni se establezca, porque si las tareas escolares resultan dificultosas –hecho que casi siempre sucede– vinculará esta misma sensación para con el libro.
En el desarrollo del comportamiento lector de los niños se ha demostrado que los siguientes factores son los decisivos en la fase de la motivación y en el orden que se enumera a continuación:
1. La relación del libro y la lectura con el deleite y el placer.
2. La cantidad de libros con que el niño logra relacionarse.
3. La vinculación del libro con el juego.
4. La capacidad de desarrollo del niño con en el lenguaje.
5. La inteligencia.
6. La vocación y dedicación de los padres, incluida aquí la posición económica en la cual se ubica el hogar.
 
4. Libros
y placer
 
Para que haya una actitud motivada hacia la lectura de parte de niños, jóvenes y adultos, ésta debe relacionarse a experiencias de agrado y de placer; asociación y vínculo que debe cultivarse con imaginación y suma paciencia. Para ello, debe haber una ligazón de la lectura con el mundo afectivo: con lo grato y emocionante; de ahí que, por ejemplo, se aconseja a la madre hojearle un libro al niño cuando lo acuna en sus brazos, logrando que él asocie siempre la acción de leer a esa relación tan estrecha, cálida y entrañable.
A los libros hay que concebirlos como alternativas o vías terrenales para hacer posible la felicidad, para alcanzar una vida intensa y orientada hacia lo excelso y sublime; hecho que parece obvio pensarlo así pero que no acontece de ese modo sino que al contrario, siempre estamos imponiendo la noción de lectura, como también de libro y biblioteca, como si fueran obligaciones coercitivas y trabajos penosos a realizar, quitándole aquello que los hacen más atractivos, cuál es su capacidad de recreación y esparcimiento.
El niño ha de relacionar el libro con lo más querido para él, como es su habitación, su hogar: sus hermanos y sus padres. Inclusive, y pasando a otro plano, debemos tener y alentar una noción mucho más liberada respecto a la biblioteca, dejando de concebirla como ese ente arcaico, rígido y solemne, perdido en el tiempo, en donde se hace silencio y donde se establece a rajatabla la disciplina y la formalidad.
 
5. Departir
con ellos
 
En los países desarrollados se fabrican "libros desechables", "libros para el jardín"; "libros flotantes para la  tina o bañera", a fin de que el niño juegue libremente con ellos, hasta tal punto de estar hechos algunos para que sean rotos y destruidos, acostumbrándolos así a tener un trato muy familiar con ellos. También ocurre muchas veces, y vale comentarlo porque interviene mucho en la relación lector infantil y libro, que aquello que desde nuestra posición de mayores hemos decidido que es inválido e inútil, para los niños adquiere la dimensión de lo atractivo y sugerente, principalmente porque pueden actuar con libertad y con propiedad frente a aquello que desechamos.
Hagamos sino la prueba de darles un libro más o menos apto para su edad, con figuras, colores, letras grandes y encuadernación fuerte, de carátula luminosa y colorida; diciéndoles que es suyo, que pasa a ser de su propiedad total y absoluta, que pueden hacer con él lo que quieran. Es seguro que harán algo que para nosotros quizá este fuera de nuestros esquemas, pero para ellos significará una fórmula de apropiación. Cuando pongan sus marcas, recién entonces adquirirá para ellos la dimensión de lo inapreciable, la categoría de tesoro o juguete, que es lo mismo a hacerlo de su plena posesión, con lo que queremos remarcar que no solamente es necesario poner los libros a su alcance sino que debemos darles la plena libertad para relacionarse y departir con ellos.
 
6. Ambientes
llenos de libros
 
Asimismo, tiene mucha importancia en el fomento de hábitos de lectura, condicionar para los niños ambientes llenos de libros, tantos en el hogar, en la escuela como también entre las relaciones sociales. Los materiales de lectura deben estar al alcance de las personas para que los tomen en cualquier momento y descubran por sí mismas su magia, su encanto y su valor.
Es bien sabido el proverbio que dice: "Ninguna cosa puede amarse si no se la conoce", razón por la cual los encuentros con los libros deben darse en todas partes, en distintos niveles y bajo múltiples formas.
Libros de diverso tipo deben esparcirse en todos los lugares por donde están los niños, en sitios y en horas inesperadas, como seres vivos que son. Y quienes en cualquier momento se miran profundamente a los ojos y se enamoran.
Es pues del conocimiento, del contacto y luego del amor y la posesión, de donde surgen esas uniones felices y matrimonios cabales, con hijos que son otros tantos libros hechos y derechos. Hay entonces que sembrar y regar libros en los lugares donde están los niños y, sobre todo, libros ilustrados para lo más pequeños que recién comienzan.
 
7. Verdad
y revelación
 
Si hacemos de la lectura, del libro y la biblioteca presencias amables, avanzaremos en lograr que ella no sea privilegio de algunas personas ni de élites minoritarias, sino prácticas mucho más abiertas, comunitarias y populares.
Inclusive, cuando un niño o joven leen algo divertido y placentero adoptamos el prejuicio, desde nuestra posición tiesa y formal, de creer que están perdiendo el tiempo; apareciendo entonces la censura o el no tomar en cuenta tal divertimento como una actitud constructiva y de la mayor trascendencia. Y es que hemos caído en el error de concebir que sólo nos educamos o trabajamos cuando hacemos algo duro, fastidioso y desagradable. No apreciamos que también trabaja el niño jugando, el adolescente encontrándose a sí mismo, el joven sintiendo fruición por un descubrimiento, o el profesional gozando en transformar lo ya conocido anhelando crear un mundo mejor.
Leer es conversar con uno mismo, es un dialogo íntimo, comparable con el rezo y la oración. No es la soledad, sino una honda confidencia con el propio yo y los demás, porque podemos estar muchas veces solos y pensando en nosotros, pero la lectura es mucho más porque nos descubre, nos revela nuestros propios secretos, nos enfrenta en un conocimiento descarnado de nosotros mismos, cotejando nuestra vida con los significados que nos ofrece el texto que de ser así se convierte en el mundo pero como verdad y revelación.
 
 
*****
 
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2016
 
LIMA:
MARTES 24
 
TRUJILLO:
MIÉRCOLES 25
 
OTUZCO
JUEVES 26
 
HUAMACHUCO
JUEVES 26
 
SANTIAGO DE CHUCO:
VIERNES 27
SÁBADO 28
 
CACHICADÁN
DOMINGO 29
 
TODO EN EL MES
DE MAYO, 2016
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.