miércoles, 3 de febrero de 2016

Fwd: 3 de febrero. La Virgen de la Candelaria. Leyenda de los Uros del altiplano. / Ángel Rama: El mayor poeta de la lengua española. / Prisión, libertad y égida moral en César Vallejo.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 3 de febrero de 2016, 8:45
Asunto: 3 de febrero. La Virgen de la Candelaria. Leyenda de los Uros del altiplano. / Ángel Rama: El mayor poeta de la lengua española. / Prisión, libertad y égida moral en César Vallejo.
Para:


 
 
 
 
 
 
 
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2015 AÑO
DE LA DEFENSA DE LA VIDA
Y DEL PLANETA TIERRA
 
FEBRERO, MES DE LOS HUMEDALES,
DE NUESTRAS LENGUAS NATIVAS, DE
RICARDO PALMA Y FEDERICO BARRETO
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
 
*****
 
EL MAYOR POETA
DE LA LENGUA ESPAÑOLA
La presencia
de la voz poética de César Vallejo
se registra por doquier. Curiosamente
no ahoga sino que vivifica,
abre caminos, inspira.
Allá por los años treinta,
en un brindis que se hizo famoso,
Lorca y Neruda chocaron sus copas
para saludar al mayor poeta
de la lengua española:
Rubén Darío.
Pienso que si esa cortesía
debiera repetirse entre dos futuros
grandes de la actualidad poética, el
nombre que debería pronunciarse –que yo
desearía que se pronunciara para decir
honradamente la verdad propia– es
el del peruano César Vallejo.
ÁNGEL RAMA
URUGUAY
 
*****
 
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Y
UNIVERSIDAD RICARDO PALMA
PANEL CONMEMORATIVO
EN EL DÍA DE LA LIBERTAD
DE CÉSAR VALLEJO
PRISIÓN, LIBERTAD
Y ÉGIDA MORAL
EN CÉSAR VALLEJO
EXPOSITORES
JORGE KISHIMOTO
Director del Centro de Documentación
e Investigación César Vallejo
IVÁN RODRÍGUEZ CHÁVEZ
Rector de la Universidad Ricardo Palma
DANILO SÁNCHEZ LIHÓN
Presidente del movimiento cultural
Capulí, Vallejo y su Tierra
FRANCISCO TÁVARA CÓRDOVA
Presidente
del Jurado Nacional de Elecciones
VIERNES 26 DE FEBRERO. 6.30 PM.
CENTRO CULTURAL CCORI WASI
UNIVERSIDAD RICARDO PALMA.
AV. AREQUIPA 5198, MIRAFLORES
Ingreso libre.
Se agradece su gentil asistencia
 
*****
 
3 DE FEBRERO
 
 
LA VIRGEN
DE LA
CANDELARIA
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
 
LEYENDA
DE LOS UROS
DEL ALTIPLANO
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
1. Déjala
en paz
 
– Inti, hermano, ¿por qué tu hija, La Aurora, no atiende mis reclamos, mis súplicas, mis ruegos; ni recibe las ofrendas que yo le hago amable y solícito cual si fuera una reina?
– Continúa. Estoy escuchándote.
– En cambio a los mortales más bien los quiere. ¡Y a mí me desdeña! ¿Por qué es tan indiferente a mis propuestas y al cariño que yo le profeso? ¡Al menos que se digne en recibir los regalos que le hago con tanto afecto y hasta devoción!
– Huari, voy a ser paciente contigo, porque mi hija ya ha puesto este asunto entre mis manos, del acoso en el cual la tienes y al cual tú la sometes. Voy a ser razonable y explicarte que los sentimientos y los afectos tienen correspondencia con el orden del universo. Sencillamente no son compatibles.
– ¿Qué?
– Tú eres de las profundidades de la tierra, del mundo oscuro y subterráneo. Mi hija La Aurora es del mundo de la luz, del Hanan Pacha. Entonces te pido, por favor, que la dejes en paz.
 
2. Rodaron
las piedras
 
– ¿Así también tú te atreves a hablar conmigo? ¿Vienes tú también con esos modales a dirigirte a mí?
– ¿Por qué? ¿De qué manera te falto u ofendo?
– ¡Con tu arrogancia! ¿Y me pides que la deje en paz a quien es soberbia y orgullosa? ¡A quién altanera prefiere brillar para los míseros mortales, quienes se debaten hundidos todo el día merodeando en el lago para atrapar algunos peces a fin de poder comer! Y que arañan la tierra, humillados, construyendo andenes para arrancarle frutos, ¿mientras yo le ofrezco los fabulosos tesoros que tengo al fondo de la tierra y que he prometido ponérselo a sus pies?
– Te pido, por favor, respetarla en sus decisiones.
– ¿Qué? ¿Me pides respetarla? ¿Me pides paz y respeto mientras soy despreciado de este modo? ¡Pues bien! ¡Se arrepentirán ambos de su actitud para conmigo! ¡Guerra han querido y guerra la tendrán!
Huari dio un portazo en las regiones celestiales que estremecieron la tierra en donde se sacudieron los cerros y rodaron las piedras. Y salió furioso.
 
3. El viento
que sopla
 
Ya afuera, hablando consigo mismo, Huari resollaba diciendo:
– ¡Verán ambos! ¿Quién creen que es Huari el señor de las profundidades? ¡Ah! ¡Pero destruiré aquello que a ella más le duela en el alma, cuál es su pueblo preferido, los Uros!
– ¡Os! –Contesta el eco.
– Porque para ellos sí que brilla. ¡Para ellos sí que les dedica los celajes más espléndidos! ¡Amanece para ellos! A ellos les dedica sus mejores galas. Se viste con los mejores trajes y atuendos en los arreboles que cubren todo el cielo.
– ¡Helos! –Replica el eco.
Y ellos en adoración le llevan ofrendas y cánticos a la salida del sol en lo alto de los cerros. ¡Pero, verán!
– ¿Y qué harás? –Le pregunta el viento que sopla en la meseta en donde los Uros viven.
 
4. Asolan
la tierra
 
– ¡Ah! Enviaré cuatro plagas a los hombres y que acabarán con ellos, haciéndolos sucumbir a esta gente que amanece adorando al sol y que le rinde pleitesía a La Aurora. Enviaré cuatro plagas que terminarán devorando hasta el último guiñapo humano.
Y dicho y hecho. Así envió una Plaga de Hormigas que empezaron a devorar las espigas de los sembríos, y a desenterrar pisoteando los tubérculos cultivados con tanto esmero.
Y envió una Plaga de Sapos que con su chapoteo y con su larga lengua vibrante hicieron salpicar el agua nublando toda la comarca, haciendo que todo se oscurezca y reine una oscuridad completa.
Y envió una Plaga de Víboras que todo lo envenenaron, la arcilla y el agua, asolando la tierra.
Y envió una Plaga de Lagartos que  su misión era hacer que la gente sea como son ellos, que duermen en el barro y son indiferentes.
 
5. Los convirtió
en piedras
 
La Aurora un día al asomarse por la cumbre de los cerros vio con espanto que su pueblo ya casi destruido luchaba ardorosamente con las Cuatro Plagas.
– ¡Oh, Pachacamac! –Imploró–. ¿Qué ha sucedido? –Dijo–. ¿Cómo un pueblo tan próspero y feliz, el de los Uros, tan rico y laborioso ha caído en tan atroz miseria y estado de abandono volviéndose salvaje?
Y vio desde lo alto cómo hormigas, sapos, víboras y lagartos se habían posesionado y devoraban enseres, cultivos y gente. Y todo lo que encontraban de lo que antes era un pueblo feliz y magnánimo.
La Aurora entonces convertida en Ñusta Incaica bajó hasta la tierra y convirtió a las hormigas en los arenales. Y a las más voraces en las dunas del altiplano.
De los sapos hizo manantiales y ojos de agua que brotan. Pero a los más fieros, a los que se resistían a hacerse agua, los convirtió en piedras en la orilla de los ríos para que encaucen el agua y los ríos no se desborden.
 
6. Por otras
puertas
 
E incluso, a los más grandes y atroces los convirtió en rocas a la orilla de los torrentes.
A las víboras ondulantes las hizo cadenas de montañas divididas en pedazos y que se esparcen y se juntan en la meseta altoandina.
A los lagartos los convirtió en lagunas, hundiendo al más cruel e importante en el lago Titicaca.
Y ella misma quiso quedarse a vivir y vigilar las bocas de las minas por donde habían salido las cuatro plagas.
Volvió la vida feliz y durante mucho tiempo el pueblo fervoroso, ungido y laborioso adoró a La Aurora como la Virgen de La Candelaria del altiplano.
Pero Huari rencoroso, perverso y malvado empezó por otras puertas subterráneas a eructar andanadas de diablos.
Y a esperpentos que envician y corrompen a los Uros con borracheras y bacanales, dictándoles esta consigna:
 
7. En
el fondo
 
– Vayan. –Les dice–.  ¡Vayan y corrompan a la gente! A ellos los quiero indolentes, dominados por el vicio. Los quiero inconscientes, dispersos, borrachos.
Y salen las diabladas desde el fondo de los túneles, en comparsas que bailan en aparente homenaje a la Virgen de La Candelaria, a quien incluso le han cambiado de nombre para errar impunes, como Virgen de los Socavones.
Huari los disfraza, les enseña a bailar, les modela sus vestidos y sus máscaras ornamentales, no olvidándose de esculpir sapos, hormigas, víboras y lagartos de quienes se ufana. Y les estampa bordado en letra de oro su nombre, cuál es el de Huaricatos.
– ¡Vayan! Y sobre todo ustedes lagartos, corrompan a la gente. ¡Háganlos viciosos e indolentes!
Y los hace bailar en un carnaval interminable mientras él se refocila y divierte a sus anchas en el fondo de los socavones. Pero la aurora los despierta y les anuncia un nuevo día.
 
*****
 
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2016
 
LIMA:
MARTES 24
 
TRUJILLO:
MIÉRCOLES 25
 
OTUZCO
JUEVES 26
 
HUAMACHUCO
JUEVES 26
 
SANTIAGO DE CHUCO:
VIERNES 27
SÁBADO 28
 
CACHICADÁN
DOMINGO 29
 
TODO EN EL MES
DE MAYO, 2016
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.