jueves, 17 de marzo de 2016

DANILO SANCHEZ LIHON: 16 de marzo. El orto de una raza. Nace César Vallejo en Chuco. / Alfred Asís: Feliz nacimiento, hermano del alma. / Hoy miércoles 16 de marzo, 6.30 pm. Cita de Honor. Ingreso libre.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 16 de marzo de 2016, 8:42
Asunto: 16 de marzo. El orto de una raza. Nace César Vallejo en Chuco. / Alfred Asís: Feliz nacimiento, hermano del alma. / Hoy miércoles 16 de marzo, 6.30 pm. Cita de Honor. Ingreso libre.
Para:




CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA

Construcción y forja de la utopía andina


2016 AÑO

CONSTRUCCIÓN DE CONCIENCIA

Y CONCRECIÓN DE SOLUCIONES


MARZO, MES DEL AGUA, DE LA MUJER,

LA POESÍA, EL TEATRO Y EL NACIMIENTO

DEL POETA UNIVERSAL CÉSAR VALLEJO


CAPULÍ ES

PODER CHUCO


SANTIAGO DE CHUCO

CAPITAL DE LA POESÍA

Y LA CONCIENCIA SOCIAL


*****


CÉSAR VALLEJO, FELIZ NACIMIENTO

HERMANO DEL ALMA

Es más válido, recordar cuando nació, es más válido recordar su primer estallido en letras e indignación. Es más válido que recordar cuándo murió...

Porque, recordar una pieza inhabitada de esperanzas, ajena a toda necesidad y menos una muestra de lujo, es dolor con el sabor a muerte no deseada

Porque, cuántos que le rodeaban, sólo le rodeaban y en nada sostenían la ilusión del Poeta.

 Veo tus manos, con ganas de extenderlas hacia tu bandera, pidiéndole que ella te abrace y te acune en esos días aciagos, desesperados y desgraciados.

Y siento esa pena ajena, que ya la hago mía, porque sé de tu destino, sé de tu furia y aliento que sin fuerzas apagaban el crisol de tu vida.

Feliz día Cesar, cuántos habrás tenido y cuántos habrás necesitado entre la selva oscura de vientos huracanados.

Cuántos aires de Chuco y risas de trujillanos que no te acompañaron.

Hoy, si te acompañamos César. No es tarde hermano, nunca es tarde para el alma y el espíritu y la fiesta espera. Ahí en mayo, en donde llenaremos tus callecitas bendecidas de las sierras, pegadas al cielo.

Allá vamos querido Poeta, a tu encuentro.

ALFRED ASÍS

Isla Negra. Chile


*****


PRÓXIMA ACTIVIDAD

DE CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA


NACE

CÉSAR VALLEJO


PANEL

DE EXPOSITORES:


CARLOS CASTILLO MENDOZA

EMILIO SÁNCHEZ LIHÓN

WALTER VÁSQUEZ VEJARANO


ACTUACIÓN

ARTÍSTICA:


YAMANDÚ ALTAMIRANO

MILAGROS FLORES*

FREDERIK SOTOMAYOR


CONDUCCIÓN


RAMÓN NORIEGA TORERO


MIÉRCOLES 16 DE MARZO

6.30 PM.


LOCAL

CENTRO CULTURAL

UNIVERSIDAD ALAS PERUANAS

Av. Cuba 301. Jesús María


Ingreso libre

Se agradece su gentil asistencia


*****


16 DE MARZO



EL ORTO

DE

UNA RAZA



FOLIOS

DE LA

UTOPÍA


NACE CÉSAR

VALLEJO

EN CHUCO



Danilo Sánchez Lihón



1. César Vallejo,

orígenes


Diversos acontecimientos marcan el natalicio de César Vallejo, ocurrido el 16 de marzo del año 1892, en Santiago Chuco, ciudad andina y ancestral del departamento de La Libertad, en la región norte del Perú.

El primero es que su madre, al traerlo al mundo, estuvo a punto de perder la vida, pues era su doceavo parto.

Los gritos y sollozos de los parientes y personas que ayudaban en las labores de la casa eran tan intensos, gemebundos y desgarradores, que don Francisco de Paula tuvo que intervenir llamándoles severamente la atención, diciéndoles:

– ¡Dejen de llorar! ¡No ha muerto la señora! ¡Por qué entonces esos gritos, lamentos y alaridos! ¡A llorar y gemir a otra parte!

– ¡Es que nos conmueve tanto sufrimiento que está pasando la señora!

– ¡Pero su manera de comportarse la está causando mucho daño a ella y a la criatura! ¡Todo lo está escuchando la señora! ¡Y eso está haciendo que el parto se complique!


2. Tanto

es así


Y es que cuando César Vallejo nació, el 16 de marzo de 1892, su madre tenía exactamente 41 años y 8 meses, próxima a cumplir los 42 años, edad en que todo embarazo y alumbramiento para una mujer es muy difícil y de alto riesgo.

Pero también su padre, don Francisco de Paula ya era hombre provecto, al contar a esa fecha con 51 años y 11 meses de edad, es decir 52 años.

En realidad ya eran viejos ambos, con hijos mayores ya casados que les habían dado ya una fila numerosa de nietos.

Siendo que cuando César Vallejo nació también llegaban al mundo los hijos de sus hermanos mayores, como María Jesús y Víctor Clemente, tanto es así que Otilia, la hija de este, y el poeta tuvieron amores, al menos platónicos.


3. Gemidos

de tormento


Era medianoche de tempestad en que llovía intensamente con rayos y truenos. Una de las mujeres que se acurrucaban en el poyo de la casa tiritando comentó.

– ¡Qué niño será este que nace con tremenda tempestad!

A esto se suma el hecho de que Santiago de Chuco en aquella época no tenía servicios óptimos de salud, ni siquiera carretera para el traslado de vehículos motorizados a Trujillo para atender una emergencia.

Santiago de Chuco era un pueblo ensimismado, un enclave, un paraje y una comarca que se valía por sí misma

No tenía hospital, ni siquiera una Posta Médica. Tampoco había llegado la energía eléctrica. Las casas se alumbraban con lámparas, candiles y mecheros.

Un hecho conmovedor y dramático, coincidente con el nacimiento de aquel niño, es que aquella noche a unos metros del lecho de la parturienta, en la calle de la cual apenas la separa una pared de adobe, se escuchaban gemidos de tormento.


4. Quizá

por eso


A los quejidos agónicos de la madre que "se moría" y a los alaridos de los familiares, se mezclan los estampidos de los disparos de fusilería, las imprecaciones y los lamentos de afuera.

Algunas de aquellas balas motivadas por el enfrentamiento entre "Los rojos" partidarios de don Nicolás de Piérola, "El Califa", y "Los verdes" fanáticos de don Andrés Avelino Cáceres, "el brujo de los andes", que disputaban el poder presidencial, se incrustaron en las paredes y en el tejado.

A consecuencia de ello, apenas al otro lado de la pared en que nacía César Vallejo, moría en ese mismo instante un hombre producto de estos enfrentamientos.

Por eso, en él vida y muerte fueron espacios que siempre estuvieron indisolublemente ligados.

Y quizá por eso, quien nacía en esos momentos diría después, en unos de sus poemas:

Yo nací un día

que Dios estuvo enfermo,

grave.


5. Ferviente

misticismo


Aparte de estas circunstancias, hay dos aspectos significativos en la biografía del autor de "Los heraldos negros", cuales son: que sus dos abuelas mujeres fueron indígenas, naturales del lugar y de ancestros chucos, cultura pétrea, recóndita y mágica.

En cambio sus dos abuelos varones fueron ambos sacerdotes y españoles; de sotana bien puesta y atildada, y con bien asignada y delimitada parroquia cada uno de ellos; ambos muy respetados como clérigos de probada devoción, y con aureola de ferviente misticismo, quienes llegaron en misión evangelizadora hasta aquel lejano paraje.

Su padre, Francisco de Paula Vallejo Benites, fue hijo del sacerdote mercedario José Rufo Vallejo y de Justa Benites.

Y su madre, María de los Santos Mendoza, fue hija del sacerdote Joaquín de Mendoza y de la lugareña Natividad Gurrionero.


6. Claves

de significación


Ambos progenitores del poeta nacieron en Santiago de Chuco, el primero en 1840 y la segunda en 1850; y es en dicha villa en donde contrajeron matrimonio en el año 1869.

Tan pronto se casaron vivieron en la calle Colón N° 96, de propiedad de doña María de los Santos, la madre del poeta, a tres cuadras y media de la Plaza de Armas, y apenas a media cuadra del mercado de abastos del pueblo, casa en donde nacieron todos los hijos de esta familia numerosa.

César Vallejo, por eso, es el producto de dos culturas, mundos y actitudes ante la vida. La indígena peruana y la hispana española.

 Son importantes estos antecedentes familiares porque caracterizan la poesía del autor de los Poemas humanos y nos dan claves de enorme significación y trascendencia para entender su concepción del mundo y de la vida.


7. Yo

me adhiero!


César Abraham fue el último de doce hermanos, y como tal el "shulca", a quien se lo engríe y se lo mima, el mismo que de niño ya ordenaba a su numerosa familia de hermanos en grupos de a cuatro: "los viejos", "los mayores" y los "pequeños"; estos últimos integrados por: Águeda, Natividad, Miguel y, el último, él:

Aguedita, Nativa y Miguel?

Llamo, busco al tanteo en la oscuridad.

No me vayan a haber dejado solo,

y el único recluso sea yo.

En donde se siente el enraizamiento con lo oriundo, telúrico y popular, que determina esa adhesión tan grande que tiene a su tierra, a su país y a su gente, que lo hacen exclamar después:

¡Sierra de mi Perú,

Perú del mundo

y Perú al pie del orbe; yo me adhiero!


8. Enclavaron

sus huesos


Esta actitud deriva indudablemente de su raigambre indígena, actitud de afincarse y crecer identificados con la tierra de origen, que le viene por la línea de sus abuelas, en una cadena genética afincada siglo tras siglo en el lugar.

Este ancestro explica esa fuerza natural, primigenia e instintiva de identificación con todo lo que es aborigen, elemento germinal que sustenta el linaje femenino de su progenie familiar.

Pero, de otro lado, en él se hace presente la otra vertiente cultural, metafísica e idealista, que es el legado de sus abuelos que fueron ambos españoles.

Quienes para venir y llegar hasta aquí cruzaron un océano temible y anchuroso y enclavaron para siempre sus huesos en ese lugar.

Pero, además, porque ambos eran clérigos, y por ese canal le llega prístina la vena mística y sobrenatural.


9. Ponte

el sol


¿Pensarían acaso, siquiera por asomo de duda o certeza, que a partir de ellos se procrearía un niño con las dotes, el designio y el genio que César Vallejo alcanzó a tener?

Hay, por eso, también en la obra de César Vallejo, ese hálito litúrgico y espiritual; aquella vena de religiosidad en el sentido de un sentimiento trágico de la vida.

Caudal que se funde y mezcla con esa otra vertiente raigal, terrígena y auroral de sus abuelas de sangre nativa, que le hacen decir:

Ya va a venir el día, ponte el alma. ...

Ya va a venir el día, ponte el cuerpo. ...

Ya va a venir el día;

la mañana, el mar, el meteoro, van

en pos de tu cansancio, con banderas, ...

ya va a venir el día, ponte el sol.



*****


El texto anterior puede ser

reproducido, publicado y difundido

citando autor y fuente


Teléfonos: 420-3343 y 602-3988





Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:

Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com

Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com

Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe


Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es


*****


CONVOCATORIA


XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL

CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA


TELÚRICA DE MAYO, 2016


LIMA:

MARTES 24


TRUJILLO:

MIÉRCOLES 25


OTUZCO

JUEVES 26


HUAMACHUCO

JUEVES 26


SANTIAGO DE CHUCO:

VIERNES 27

SÁBADO 28


CACHICADÁN

DOMINGO 29


TODO EN EL MES

DE MAYO, 2016


*****


PÁGINA WEB

HACER CLIC AQUÍ:




DIRECCIÓN EN FACEBOOK

HACER CLIC AQUÍ:




*****


Teléfonos Capulí:

420-3343 y 602-3988

99773-9575





Si no desea seguir recibiendo estos envíos

le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.