lunes, 4 de abril de 2016

Fwd: 4 de abril. Estampa del mes de abril. El aroma penetrante del anís. / Felipe Oliva Alicea: Aún aturdido por la emociones experimentadas ante tanta divinidad espiritual.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 4 de abril de 2016, 9:54
Asunto: 4 de abril. Estampa del mes de abril. El aroma penetrante del anís. / Felipe Oliva Alicea: Aún aturdido por la emociones experimentadas ante tanta divinidad espiritual.
Para:


 
 
 
 
 
 
 
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2016 AÑO
CONSTRUCCIÓN DE CONCIENCIA
Y CONCRECIÓN DE SOLUCIONES
 
MARZO, MES DEL AGUA, DE LA MUJER,
LA POESÍA, EL TEATRO Y EL NACIMIENTO
DEL POETA UNIVERSAL CÉSAR VALLEJO
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
 
*****
 
AÚN ATURDIDO POR LAS EMOCIONES EXPERIMENTADAS
ANTE TANTA DIVINIDAD ESPIRITUAL Y PAISAJÍSTICA QUE
ME FUE CONCEDIDA EN CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Estimados Vallejianos,
Desde el corazón de mis entrañas lanzo estas palabras para felicitarlos  en esta nueva jornada de Capulí, Vallejo y su Tierra, en honor al César Supremo de la Tierra Andina.
Terráqueo, solidario, urgido de volver a abrazarlos, me adhiero plenamente  en la distancia a este evento que tanta luz y tanto amor me posibilitó en otro mayo peruano.
Solo quiero, a través de las venas de la hermandad, que alguien, cualquiera de los aldeanos a los que me acerqué para que quedara constancia  de mi presencia en el pequeño, hermosísimo e inmenso Santiago de Chuco, que pueda leer o decir esto:
Que yo postro mi pensamiento y mi humilde quehacer creativo al pie de la gran MASA viviente y poética que representa tan magno acontecimiento para los seguidores del amor entre los pueblos.
Que en cualquier minuto y lugar de la  celebración en honor al bardo universal, sepan que desde aquí, a no sé cuántos mares, vientos y soles de ustedes, hay un cubano, que aún aturdido por las emociones experimentadas ante tanta divinidad espiritual y paisajística, que me fue concedida en Capulí, Vallejo y su Tierra Natal  en el 2012, piensa y siente con emoción profunda en todos ustedes.
Con mis abrazos fraternos,
FELIPE J. OLIVA ALICEA
La Habana, Cuba
 
 
*****
 
4 DE ABRIL
 
 
ESTAMPA
DEL MES
DE ABRIL
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
EL AROMA
PENETRANTE
DEL ANÍS
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
1. Morir
de olvido
 
Abril es mes dulce porque hoy hemos salido contigo a las colinas húmedas y verdecidas donde estallan todas las flores de todos los matices y colores.
Desde donde se divisa la hondonada por donde luchan las neblinas para desenredarse de los abrojos y elevarse hacia el cielo azulino.
Desde aquí sentimos el vaho de la tierra que exuda por sus poros todas las plantas, los abejorros y manantiales.
Porque han calmado las tempestades y amainado las avalanchas de marzo. Y se han mitigado los cierzos y aplacado los barrizales interminables que nos detenían en los caminos.
Entonces desde las faldas de los cerros se extiende el aroma penetrante del anís por toda la comarca.
Que es cuando tus ojos, niña, se vuelven más claros, tus senos se abultan y tus labios se tornan carnosos.
Todo es anís en las nubes, en las piedras, en cada pliegue de nuestras ropas y hasta en los nevados lejanos y en sus picachos plancos.
 
2. Huele
así
 
Y como el anís todo es hondo, cristalino y transparente.
Anís que crece a nuestros pies como hierba silvestre y que se enreda hasta entre las pencas.
Que invade los campos y lo inunda todo con du fragancia
Y tú, para perennizar aún más el paisaje con este incienso, arrancas y ondeas esa rama con sus flores por encima de mis ojos, diciéndome:
– Para que nunca olvides ni tu tierra, ni tu pueblo, ni tu gente.
– ¿Y de ti?
– Y no te olvides de mí.
 Y luego exprimes uno solo de esos cogollos cargados de sus pequeñas flores blancas, de que se cubren los campos.
 – ¡Mira, se huele así, pero cerrando los ojos para que todo se vuelva fragancia! ¡Y para que ya nunca muramos de olvido! –Adviertes.
 
3. Tus
dos manos
 
Y, apenas inclinada, llevando en tus hombros tu leve rebozo de niña, frotas las hojas con sus capullos y haces que yo huela esa fragancia en el hueco de tus manos.
Y entonces allí, con los ojos cerrados, es donde me convenzo que se concentra todo: el antes, el ahora y el después.
Se juntan los valles profundos, los ríos caudalosos y serpenteantes como también los riscos lejanos con sus nieves eternas. Y tus ojos y mis ojos, y tus trenzas de niña tierna.
Allí, en el hueco de tus manos están contenidos juntos los soles extasiados, las lunas y las estrellas bogando serenas en lo alto del cielo.
Así como las penas, que ni se dicen ni se cuentan, sino que se quedan encerradas en un cuenco de plata, como este que han hecho ahora y para siempre tus dos manos que se curvan hacia mí.
 
4. Si lo callé
o se lo dije
 
Eso hiciste conmigo, para que yo nunca más me libre de ellas, ni en mis sueños ni en la vigilia. Y que arrastro lacerado sus cadenas por todos los senderos.
 Olor del anís que invade e inunda los campos, no como infusión o mate sino como brisa y latido que entresaca ese aroma de las colinas y bajíos donde el anís crece como hierba silvestre.
Y que yo lo recuerdo a pulmón abierto, lleno de tus gestos y tu falda que mece el viento. Brisa de anís que me embriagó con su aroma eterno hiriéndome de muerte desde el borde de la taza de tus manos doblegadas hacia mi frente.
Y ahora es lo único que estoy seguro llevaré de este a otros mundos, por donde camine con tus manos dobladas hacia mi corazón sangrante. Entonces era cierto que embruja y la demostración es esta pena.
Y aquello que sólo en aquel instante se pudo soñar y decir. Aquello que esperabas que yo diga. Y sufro en no saber si lo callé o te lo dije.
 
5. La soledad,
la lluvia, los caminos
 
Sufro en pensar que no podré decirlo nunca. Ahora que ha quedado confundido a la profundidad de ese momento, a la hondonada y al paisaje de la tarde. 
Por eso, abril es mes transido porque en él se celebra casi siempre la Semana Santa, atroz y compungida.
Porque en este mes Jesús otra vez es coronado de espinas. Y atravesado por Longinos con su lanza.
Y nosotros lo vivimos cada paso, porque lo vemos en la representación que se hace por las calles y en las procesiones lastimadas.
Es mes transido porque en esos días murió César Vallejo en París, muy lejos de su tierra, hecho que fue su mayor desamparo y lo agobió de pena.
A quien "le pegaban todos sin que él les haga nada; le daban duro con un palo y duro también con una soga".
Y "son testigos los días jueves y los huesos húmeros, la soledad, la lluvia, los caminos...".
 
6. Al fin
llegas
 
Abril finalmente es volver. Es regresar a las aulas. Es corretear en el patio y corredores de la escuela.
Es entrar a los salones húmedos y abrir de par en par las puertas a fin de que ingrese la vida.
Es recoger el sol que ha salido radiante por entre los picachos de la cordillera mostrándole nuestras manos inocentes.
Es trepar a un altozano y acariciar la teja más cercana diciéndole con el alma lo bien que se ha portado frente a los aguaceros, sin dejar de mirar las nubes que se apelotonan amenazantes.
Pero en esto quiero ceder la palabra a mi paisano, el poeta Inti Túpac, alma intensa y trémula, educador inspirado y, como yo, sufrido amante de su tierra.
Y quien en sus libros ya inhallables: como "Canto de Navidad", "Canta pajarillo" e "Inti Raymi", cultivó una literatura diáfana y encantada, de cedrón, yerba buena y toronjil, diciendo así:
 
7. Ven
junto a mí
 
PRIMOROSO ABRIL
Al fin, al fin llegas,
primoroso Abril...;
mis puertas abiertas
tengo para ti.
Cuántas flores traes,
¡cuántas!,... un sin fin...
perfumes qué suaves...!,
dicha de vivir...!
Pasa, pasa, pasa...
ven para reír.
tu carga,
Ven, siéntate aquí.
Febrero fue largo;
Marzo, ¡qué decir!;
el frío, muy malo;
constante el sufrir.
Más no esperé en vano...
¡Llegaste, por fin!
¡Cuánto sol, oh, cuánto
traes para mí...!
¡Qué trinos más dulces
vienen junto a ti;
cantares, runrunes...
todo lo feliz...
El río cantando
también viene aquí;
y el verdor del prado
más verde es por ti!
¡Ah! Ya no te vayas,
delicioso Abril...
a mi Escuela amada
vente junto a mí.
Allí jugaremos
riendo sin fin,...
sin fríos inviernos,
en fresco pensil.
 
 
*****
 
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2016
 
LIMA:
MARTES 24
 
TRUJILLO:
MIÉRCOLES 25
 
OTUZCO
JUEVES 26
 
HUAMACHUCO
JUEVES 26
 
SANTIAGO DE CHUCO:
VIERNES 27
SÁBADO 28
 
CACHICADÁN
DOMINGO 29
 
TODO EN EL MES
DE MAYO, 2016
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.