viernes, 8 de abril de 2016

Fwd: 8 de abril. Día del Economista. ¿Vale dinero la lectura? / José Cardona López: En espacios primordiales de la vida de César Vallejo.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 8 de abril de 2016, 13:19
Asunto: 8 de abril. Día del Economista. ¿Vale dinero la lectura? / José Cardona López: En espacios primordiales de la vida de César Vallejo.
Para:


 
 
 
 
 
 
 
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2016 AÑO
CONSTRUCCIÓN DE CONCIENCIA
Y CONCRECIÓN DE SOLUCIONES
 
MARZO, MES DEL AGUA, DE LA MUJER,
LA POESÍA, EL TEATRO Y EL NACIMIENTO
DEL POETA UNIVERSAL CÉSAR VALLEJO
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
 
*****
 
EN ESPACIOS PRIMORDIALES
DE LA VIDA DE CÉSAR VALLEJO
El XVI Encuentro Internacional Itinerante, Capulí, Vallejo y su tierra, celebrado en Perú del 19 al 24 de mayo del año 2015, fue un viaje académico, literario, poético, espiritual y físico al centro de la vida y los versos de César Vallejo, uno de los poetas más importantes del mundo en el siglo XX y lo que va del XXI. Pero sobre todo, fue un viaje en el que unidos por los poemas siempre extraños y hermosos de Vallejo los participantes ascendimos a entender aún más el valor de la poesía y sus quehaceres con la humanidad.
Desde la primera jornada en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos las actividades marcaron su pauta principal: ponencias de críticos, académicos y especialistas vallejianos, recitales de poetas y escritores, y siempre con la participación de un público amable y generoso, representación de la comunidad en toda ciudad donde se celebró el XVI Capulí. Ya a partir de Trujillo y hasta terminar en Santiago de Chuco, cada vez el número de participantes, pero sobre todo de la comunidad, se hacía mayor; era como si la gente saliera a la calle ante el llamado de los versos de "Masa." En Trujillo fuimos muchos, en Huamachuco muchos más, y ya en Santiago de Chuco la cantidad fue doble, o triple. Y en cada ciudad la poesía de Vallejo siguió creciendo.
Si bien este camino de Santiago  se inició en Lima, para muchos que veníamos del extranjero comenzó en lugares como Andorra, Hungría, México, Inglaterra, Brasil, España, Francia, Estados Unidos, Argentina, Venezuela, Uruguay y Chile. Una vez cubiertas las actividades en la Universidad de San Marcos, el autobús cargado de académicos, críticos, poetas, médicos, escritores y artistas empezó a rodar hacia al norte. De Trujillo en adelante el autobús tuvo que medírsele a una carretera empinada que en medio de asombros de vértigo curveaba entrando en las montañas, superando altitudes quizá propias para cóndores, y al otro lado de las ventanillas una campana enorme de luz con un azul acabado de estrenar, sereno; un verde espeso, con su cuadrículas de cebada, trigo y alfalfa; al fondo montañas y montañas, algunas talladas en nieve. Y en el autobús todos los participantes compartiendo sus encuentros y hallazgos con Vallejo, con su poesía. Fue un Aula Rodante, como tan justamente la llamaron los organizadores de este XVI Capulí, porque también fue, claro está, un viaje de aprendizaje.
Este XVI Capulí, Vallejo y su tierra, tuvo sus festones en Huamachuco y Santiago de Chuco. Entre los espacios que fueron de Vallejo, su familia y amigos, saltaban las miradas de los miles de adultos, jóvenes y niños, sobre todo niños, dando la bienvenida a los participantes del encuentro. Con un arco de color, música, danza, sonrisa y palabras amables nos saludaron en ambas ciudades. Las ponencias y presentaciones de libros, con sus apuros de tiempo porque la palabra no quería darse una tregua, continuaban. Pero también continuaban los momentos de compartir con la comunidad, los del paladar dedicado a  sabores de platos auténticos de la región, y entrar luego a las noches con sus varillas de hielo, mientras seguíamos departiendo.
Y así, a golpe de horas y el frío, y de nuevo horas y el sol, entramos a la jornada esencial que fue la visita a la casa de Vallejo en Santiago de Chuco. La gente buscó su acomodo para escuchar testimonios, proclamas, poemas de Vallejo junto a un capulí y el poyo donde un día su hermano Miguel empezó a hacerle una falta sin fondo. Al otro lado del patio, desde la cocina, el horno con su silencio de reliquia nos testimoniaba que había sido el vientre estuoso para aquellos sus  bizcochos de yema. Estar en esos espacios fue, pues, una visita a tahona y vientre de buena parte de la vida de Vallejo, también a tahona y vientre de una de las poesías más hermosas y audaces jamás escrita.
Para mí, este XVI Capulí fue una gran experiencia académica, profesional y de vida. Antes de terminar quisiera destacar que en Huamachuco y Santiago de Chuco con mucha alegría vi y sentí circular una gran cantidad de libros, destacar también el grupo de artistas, cantantes, poetas, narradores, médicos, críticos y académicos que conocí. Agradezco al Dr. Danilo Sánchez Lihón y  a la Dra. Mara L. García  por haberme invitado a participar de este evento tan único, en el que también ascendí a mi  re-encuentro con las esencias andinas que tengo.
JOSÉ CARDONA-LÓPEZ
Profesor Titular de literatura hispanoamericana
Texas A&M International University
 
*****
 
 
8 DE ABRIL
 
 
DÍA
DEL
ECONOMISTA
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
¿VALE
DINERO
LA LECTURA?
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
La lectura es el primero
y principal requisito
de toda ciudadanía
 
 
1. Dedicarse
a leer
 
La lectura: ¿Es una diversión? ¿Un pasatiempo? ¿Un aliño de la persona humana? ¿Es, meramente, un adorno de la personalidad?
¿Acaso es una sutileza del espíritu? ¿Un entretenimiento gratuito? No. No se reduce solo a eso.
La lectura tiene un valor económico excepcional y extraordinario. Es un rubro importante de la economía nacional. No solo porque orienta a las personas a una actividad de costo mínimo y resultados sorprendentes y hasta portentosos sino porque en ella se ahorra mucho en consumo de lo superfluo, como también por lo activa y dinamizadora que esta actividad resulta para tener una comunidad eficaz y productiva.
Porque, muchos pensarán, equivocadamente, de este modo: ¿Frente a tanta crisis, tanta carencia y limitación, es razonable dedicarse a leer?
Ante tamaña pobreza y miseria ¿no es insensatez pensar en la lectura como una actividad importante y significativa? ¿No se impone más bien que todo lo miremos radicalmente, con criterio económico y práctico?
 
2. Es una buena
inversión
 
Ante situaciones de grandes carencias, ¿no es comprensible más bien que se piense que nada más ajeno a la solución de dichos problemas que dedicarse a leer?
Y se dirá entonces: Quizá esté bien la lectura, pero para épocas de bienestar, de bonanza y de tranquilidad.
Está bien. Pero no para períodos en que todo tiene que verse con ojos de financistas, de buscadores de oro y de hacedores de tesoros.
Seamos más bien concretos, directos y calculadores y dejémonos de idealismos gratuitos y de complacencias del alma.
Al respecto, la respuesta es que no hay oposición y, al contrario, no hay mejor dedicación, en tales casos, que la lectura, porque es una buena inversión y hasta un buen negocio si es que queremos ser crudos con la expresión.
Porque ella tiene una enorme rentabilidad. Y repercute como una actividad de gran significación económica y una innegable influencia positiva en el desarrollo social.
 
3. Más
identidad
 
 Hay la idea errónea de que con la lectura no vamos a solucionar nuestros problemas sobre todo los de carácter económico, y por eso se la desecha, debido a que hemos convenido en suponer que no nos ayuda a ser ricos, ni a tener éxito, ni a triunfar en la vida, en el sentido de alcanzar poder real, razón por la cual también se la desestima.
Esta apreciación existe, subsiste y hasta es dominante en diversos sectores, pero es totalmente equivocada. Hay múltiples beneficios económicos que nos provee la lectura, siendo más bien ella la vía y puerta de entrada para el éxito en todo sentido.
Para mencionar algunos factores incluso de carácter cotidiano: con ella hay menos consumismo, menos dependencia y más autonomía, más identidad y menos fragilidad en relación a la confrontación con el mundo exterior.
Con la lectura hay una mejor utilización del tiempo libre y de manera más austera en cuanto a gastos de recursos; así como el afianzamiento de una personalidad capaz de desenvolverse de manera óptima, solucionando problemas de la manera más acertada en cualquier circunstancia que se presente.
 
4. Pensamiento
e imaginación
 
La lectura obra el milagro de hacer que el hombre se relacione de modo mejor, con mayor equilibrio y creatividad en la realidad en la cual vive.
Produce un estado denominado psicogénesis mediante el cual se da nacimiento a ideas, conceptos y valores en terrenos con frecuencia áridos, estériles y baldíos.
Genera visión y despierta voluntades; visión para mirar con amplitud y profundidad, y voluntad para asumir retos hasta imbuidos de heroísmo, porque las historias contenidas y palpitantes en los textos, casi siempre nos prodigan la vivencia y el paradigma de tales hechos.
Es el pan, para el ámbito de la mente, la conciencia y el espíritu. Y así como el pan de harina, sal, agua y levadura es vital para el organismo biológico, el libro es pan para lo que el hombre es en cuanto pensamiento e imaginación.
Sólo que, a veces, prescindimos de este pan y entonces nos volvemos desnutridos de ideas, tuberculosos de espíritu, famélicos de conciencia social.
 
5. Vía
para el cambio
 
Y esta  es la carencia fundamental y el problema soterrado de las sociedades sumidas en la crisis en la época actual.
Porque, un hombre que piensa bien, que decide y resuelve bien los asuntos de la vida, consigue de modo mejor el otro pan hecho de harina de trigo.
El pan de la lectura es lo que debemos preocuparnos en conseguir que la gente consuma más, porque él mejora al ser humano integral y más en su capacidad de afrontar el mundo y sus desafíos.
Porque es la lectura la que nos dota de la habilidad para resolver los duros y arduos problemas que ahora es necesario solucionar, porque el ejercita nuestra mente para tales fines.
Pero la lectura es, además, una aventura, un riesgo y un asumir la vida a pulso y en vilo. Posibilita allí el desarrollo del ser integral del hombre, es fundamental para el progreso científico y tecnológico y es vía para el cambio y la transformación social.
 
6. Encarar
el desafío
 
En un país de hambrientos desperdiciar la lectura es como estar echando comida al río. ¿¿El maestro sabe que con la lectura se está jugando el destino del niño?
¿Que con su capacidad de usar el conocimiento contenido en los libros prácticamente se está condicionando su desarrollo y competitividad en el presente y futuro? Ninguna otra competencia es más decisiva, importante y valiosa. Con la lectura entonces se está decidiendo el destino de un país.
Porque ella nos hace más seres humanos, nos da la riqueza de tener ideas claras, sensatas y precisas. Nos da una mayor y mejor condición de vida. Promueve la autonomía, forma intelectualmente, despierta y estimula la imaginación, fomenta y educa la sensibilidad, cultiva la inteligencia, enriquece la expresión, estructura el pensamiento.
Nos ayuda a ser más verdaderos y más honestos. Porque lectura es alcanzar sentido, orientación y norte en la vida.  Nos ofrece alas para volar, fondo y esencia donde sostenernos, conocimiento del hombre y del mundo para situarnos y ubicarnos mejor.
 
7. Asidua
y constante
 
Se trata entonces de la lectura para triunfar, para superar adversidades, la lectura para salir de la crisis, para corregir los grandes problemas que nos acosan y para aliviar nuestro espíritu. Que es a lo que debemos aferrarnos ahora con todas nuestras fuerzas. Y no solo porque es la vía que aún no hemos recorrido, la única que está virgen, sino porque encierra todo: política, historia, arte, economía, turismo, recreación. Porque es inagotable, vasta y profunda.
Por todo ello es importante formar lectores en nuestra sociedad es trascendental, y hemos de hacerlo en los hogares, en las escuelas y en toda instancia que se presente propicia si queremos ser el país desarrollado que pretendemos ser.
Porque la lectura nos dota de los recursos humanos más calificados en las distintas áreas y campos del desempeño social y porque la consulta asidua y constante de textos nos permite acceder a las fuentes del conocimiento científico y humanístico en todas las áreas y los campos del saber.
Porque la lectura cumple con todo lo que hemos venido diciendo debe formar parte ineludible de todo plan de desarrollo personal, así como es eje fundamental en todo Plan de Desarrollo Estratégico Nacional, en toda sociedad que se propone encarar el desafío del presente y del futuro con eficacia y esperanza.
 
 
*****
 
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2016
 
LIMA:
MARTES 24
 
TRUJILLO:
MIÉRCOLES 25
 
OTUZCO
JUEVES 26
 
HUAMACHUCO
JUEVES 26
 
SANTIAGO DE CHUCO:
VIERNES 27
SÁBADO 28
 
CACHICADÁN
DOMINGO 29
 
TODO EN EL MES
DE MAYO, 2016
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.