lunes, 18 de julio de 2016

Fwd: 18 de julio. Feria del Libro. Un espacio conquistado a la ciudad. / Juan Toro: Estampa de la Fiesta del Apóstol, en Chuco.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 18 de julio de 2016, 20:23
Asunto: 18 de julio. Feria del Libro. Un espacio conquistado a la ciudad. / Juan Toro: Estampa de la Fiesta del Apóstol, en Chuco.
Para:


 
 
 
 
 


CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2016 AÑO
CONSTRUCCIÓN DE CONCIENCIA
Y CONCRECIÓN DE SOLUCIONES
 
JULIO, MES DEL MAESTRO;
DEL SANTUARIO HISTÓRICO
DE MACHU PICCHU; BATALLA
DE HUAMACHUCO, LEONCIO
PRADO Y FIESTAS PATRIAS
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
 
*****
 
ESTAMPA DE LA FIESTA
DEL APÓSTOL, EN CHUCO
  ¡Corre, cho! ¡Anda a la plaza! ¡Ha llegau una bandasa y está toca y toca! ¡Van a parar la bandera! Ya hay una barrica de chicha en la pila, la gente está toma y toma… Lo hubieras visto a ese Alma Calata. Está prendido como congosh en ese palazo. Está arreglando ese hilo paque jalen la bandera. ¡Array ese cho! Es de arranque. Siamarrau con un cincho sus patas y rapidito se ha subido hasta la punta. Y vieras ese palo se ha ido pallá y pacá. ¡Array!
Así decía mi mamita cuando aún era joven todavía… Ahora ya ni siquiera sale de casa.
 Mi padre, entre copas, escuchaba atentamente para luego soltar una prolongada carcajada y de allí expresar su opinión al respecto: el Alberto, carajo, año tras año sube a arreglar el cordel pa jalar la bandera como congosh. Esa es la de hombres. El otro di amos estau tomando unos grocitos en la culasho, y el Pata Gambá , lo dijo:
– Oye Alma Calata, ya estás viejo pa que estés subiendo a arreglar la bandera. ¡Te vayas a caer, cho! Y diay, ¡con quién tomamos. Quepué no te pagan. Déjalo que otro lo haga.
 Fue el momento oportuno para mi participación: ¿Y qué dijo Don Alberto?  Él nos miró y estando tuavía sano, ese cho dijo:
– Es verdad que me da un miedaso, pero cuando voy a la iglesia a decilo al apostolito que me cuide, él me dice que subayo nomás, que él me va ayudar. Me mira y se riye. Me hace llorar, y diay salgo sin miedo, y con una fuersaza, rapidito subo. Y voy a subir hasta que el apostolito me recoja…
Al decir esto se sirvió un vaso de gro y diay se puso a llorar…
JUAN TORO
 
*****
 
18 DE JULIO
 
 
FERIA
DEL
LIBRO
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
 
FERIAS
DEL LIBRO
POR DOQUIER
 
UN ESPACIO
CONQUISTADO
A LA CIUDAD
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
Palabras en la inauguración del Auditorio César Vallejo del Boulevard de la Cultura Quilca, actividad realizada el 4 de julio del año 2001 en la Feria del Libro Quilca.
 
1. A punta
de sacrificio
 
Me interesa mucho explicar primero por qué estoy aquí en este lugar que no es un salón literario cualquiera sino el espacio conquistado con denuedo y coraje a esta ciudad indolente y frecuentemente cruel.
Proyecto ya hecho realidad por ustedes, un grupo de personas sufridas pero imbuidas de valor y abnegadas que han involucrado a toda su familia para hincar una lanza en la cabeza del Leviatán de la apatía, de la indolencia y la ignorancia, hecho que trataré de relacionar a la trayectoria poética y vital de César Vallejo, cuyo nombre se ha escogido como epónimo para este flamante auditorio.
Ahora bien, yo quiero iniciar este saludo recordando entonces a César Vallejo y a su fulgurante "España Aparta de mí este cáliz" porque sintió y conoció ese mundo, de lo que es ser un marginado y perseguido y a punta de sacrificio ponerse al centro del avatar cultural. Y pese a que por su talento, por su personalidad, por su genio, pudo ser un áulico y favorito del sistema, prefirió el ostracismo y el abandono total antes de traicionar sus convicciones, su creencia y su fe.
 
2. Inesperadas
estrellas
 
Tiene que ver todo ello con el local que ahora inauguramos. Y para graficar lo que siento permítanme hacer alusión a que hace un año estuve aquí en este mismo lugar.
Fui invitado por Juan Benavente para presentar mi libro "Trompeta del juicio final", dedicado a resaltar la memoria de un poeta genial e igualmente irredento e inclaudicable, como fue Juan Ojeda.
Entonces era un canchón de paredes de ladrillo, tétrico y frío aunque se transformaba con la presencia de ustedes, en un auditorio tierno y amoroso.
Pero ahora tenemos ya local enlucido y con toldo que nos libra de la garúa, la humedad y el cierzo de la noche, aunque ya no deja ver el firmamento y las inesperadas estrellas que aparecen en el cielo de Lima algunas veces...
Pero podremos imaginarlas desde aquí o dar unos pasos y mirarlas, aunque escasean en este cielo las más de las veces encapotado y neblinoso.
 
3. Tres
olores
 
Pero quiero comentarles que cuando ingresé lo que me sorprendió favorablemente era el olor de lo nuevo, el olor de las inauguraciones y de la esperanza.
El olor de las ilusiones buenas, amables y sanas; del traje nuevo y de fiesta; del barrer y acomodar vitrinas, del cepillar y pintar letreros.
Es un olor a amanecer de los tiempos nuevos; de apostar a que ha de irnos bien, a estrujarle el pecho al porvenir para palparle el corazón.
Es un cuarto olor, el de las inauguraciones -como se trata hoy en día- que quiero agregar a esos otros tres olores esenciales del universo del libro.
Porque tres olores caracterizan al libro original:
El primero el de la mujer en el estro del amor, el segundo el de la tierra cuando llueve y el tercero el olor de la tinta fresca de imprenta.
 
4. Libro
guerrero
 
Pero el cuarto olor al que quiero referirme hoy, y agregar a esos tres olores legendarios, es el olor del ensueño, de la quimera y utopía.
Y que se hace patente en las inauguraciones, en los bautizos, cuando nos lanzamos a hacer otras cosas nuevas y más promisorias.
Ese olor que ahora ustedes nos lo muestran y ofrecen; y que es el que yo quisiera que reine y prospere en la literatura, en el arte y en el libro de mi país, de nuestro querido país.
No el olor abombado y rancio que tienen muchos locales vinculados al mundo académico, sino el olor fresco y nuevo de la ilusión que es el que reina aquí hoy en día.
Y para hacer el vínculo de lo que hoy se inaugura con el nombre del patrono de este local, como es el auditorio César Vallejo, quisiera referir lo siguiente:
Cómo el libro España Aparta de mí este cáliz" fue un libro guerrero en el frente de batalla del río Ebro, en las colinas de Montserrat en la Cataluña española.
 
5. Pujantes
y victoriosos
 
Porque no hay ejemplo más insigne de cómo se debe editar un libro y de todo lo que un libro debe ser, que ilustrar con la historia de cómo se editó el libro "España, aparta de mí este cáliz", de César Vallejo
Donde el libro se hizo con papel fabricado por los milicianos en el frente de guerra, en plena trinchera, juntando retazos de sus camisas ensangrentadas.
Con los algodones heroicos de sus heridas; con las fotografías de sus familias y seres amados.
Donde todo lo pusieron al centro para fabricar el papel que sostuviese el aliento de ese verbo. Y así como ellos murieron para renacer de nuevo, así el libro cayó ensangrentado.
Sufrió el mismo estrago que sus compañeros milicianos víctimas de los balazos y de las bombas para renacer pujantes y victoriosos hoy en día.
El libro fue un militante que estuvo en la frontera, puesto ahí, convocado y con un arma en la mano florecida.
 
6. Codo
a codo
 
Porque Vallejo creía que el arte tenía que luchar por el hombre y no a la inversa.
Por eso, le dolió mucho que cayeran muertos varios milicianos por defender los tesoros del Museo del Duque de Alba.
Protestó y dijo que esas vidas eran valiosas. Que debería haber sucedido lo contrario:
Que si los cuadros, si los personajes allí pintados, que si las esculturas allí representadas y coleccionadas fueran verdaderas y auténticas tendrían que cobrar vida y salir a luchar en defensa del hombre real, concreto y palpitante; y cobrar vida y salir a defenderlo.
Si eso no ocurría entonces no valía la pena ni siquiera cuidarlos ni desvivirse por ellos.
Lo extraordinario de estas ideas es que sus poemas sí estuvieron en el frente de guerra y combatieron codo a codo con los milicianos de España.
 
7. Pleno
de esperanza
 
Y es que un libro para ser verdadero, como lo es "España, aparta de mí este cáliz" de César Vallejo, tiene que defender en primerísimo lugar la vida.
Tiene que defender asimismo el profundo olor de la sangre temblorosa y palpitante, y el olor de la sangre popular, firme y pujante, sin escondrijos, tapujos ni reveses; sin cálculos, claudicaciones ni conveniencias.
Un libro para ser verdadero tiene que defender la libertad irrestricta, y cuyo límite ni siquiera lo ataja la muerte, ya que incluso siguen siendo libres más allá de ella.
Tiene que defender lo que somos: una cultura entrañable, tierna y pletórica. Y no tiene que rendirse ni a las convenciones ni a las apariencias, ni a los áulicos ni a los que medran al pie del sistema.
Un libro para ser verdadero tiene que ser un sembrío de esperanzas. Él mismo tiene que ser un hortelano de esperanza, en cada niño, en cada joven, en cada hombre y mujer del universo.
Tal y como es este auditorio que hoy inauguramos, y que yo encuentro vital, popular, libre, entrañable y pleno de esperanza.
 
*****
 
Los textos anteriores pueden ser
reproducidos, publicados y difundidos
citando autor y fuente
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
 
  *****
 
CONVOCATORIA
 
XVIII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2017
 
LIMA:
 LUNES 22
 
TRUJILLO:
 MARTES 23
 
GUADALUPE
MIÉRCOLES 24
 
CHEPÉN
MIÉRCOLES 24
 
OTUZCO
 JUEVES 25
 
HUAMACHUCO
 JUEVES 25
 
SANTIAGO DE CHUCO:
 VIERNES 26
 SÁBADO 27
 
CACHICADÁN
 DOMINGO 28
 
ANGASMARCA
DOMINGO 28
 
TODO EN EL MES
 DE MAYO DEL AÑO 2017
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
393-5196 / 99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.