domingo, 24 de julio de 2016

Fwd: 24 de julio. ¡Ya vivir las Fiestas Patrias! El circo de mi infancia. / 5 de agosto: Educar es amar. / Rubén Bareiro (Paraguay): Vallejo, la voz más alta.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 24 de julio de 2016, 10:19
Asunto: 24 de julio. ¡Ya vivir las Fiestas Patrias! El circo de mi infancia. / 5 de agosto: Educar es amar. / Rubén Bareiro (Paraguay): Vallejo, la voz más alta.
Para:


 
 
 
 
 


CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2016 AÑO
CONSTRUCCIÓN DE CONCIENCIA
Y CONCRECIÓN DE SOLUCIONES
 
JULIO, MES DEL MAESTRO;
DEL SANTUARIO HISTÓRICO
DE MACHU PICCHU; BATALLA
DE HUAMACHUCO, LEONCIO
PRADO Y FIESTAS PATRIAS
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
 
*****
 
VALLEJO, LA VOZ MÁS ALTA
César Vallejo significa para mí, en tanto escritor, como poeta y como crítico literario, la voz más alta de este siglo en la poesía latinoamericana. Considero que la dimensión inmensa de su palabra renovadora, gran revolucionario de la escritura poética en lengua española, se debe en gran medida a sus raíces andinas. Aunque no hablase el quechua, son sus orígenes los que le han permitido agregar ese componente profundo del aliento de sus antepasados. Por ello le tengo una profunda admiración, la de ser representante de "nuestra América", tierra de la que emana el ámbito de las culturas prehispánicas, que se funden con el hálito del castellano, crisol de lenguas, para concretar una obra poética ejemplar en la producción literaria de nuestro tiempo.
RUBÉN BAREIRO SAGUIER
(Paraguay)
 
*****
 
PRESENTACIÓN
DEL LIBRO:
 
LEER ES AMAR,
POR UNA PEDAGOGÍA
DEL BIEN, LA IDENTIDAD
Y LA TERNURA
 
DE
DANILO SÁNCHEZ LIHÓN
 
PANEL:
 
MARITZA OLÓRTEGUI
MARGARITA PAJARES
ERNESTO RÁEZ MENDIOLA
JULIO YOVERA BALLONA
 
VIERNES 5 DE AGOSTO, 2016
6.30 PM.
 
EDITORIAL BRUÑO
JR. ARICA 751. LIMA, PERÚ
 
Ingreso libre. Se agradece
su gentil asistencia
 
 
*****
 
24 DE JULIO
 
 
¡YA VIVIR
LAS FIESTAS
PATRIAS!
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
EL CIRCO
DE MI
INFANCIA
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
La carpa del circo siempre
cae.
Y todo es de nuevo un solar.
Y
todo de nuevo es posible.
B. Jodorowski
 
 
1. Aún
siendo así
 
A todo lo que he contado ya sobre la fiesta en mi pueblo quiero esta vez referir algo verdaderamente grandioso y que se presenta en estos días bajo sus tejados embelesados, y al pie de sus curahuas donde crecen malvas, clavelinas y enredaderas.
¿Qué es? Es cuando oímos el griterío de la gente, principalmente chiquillos, avisando que: ¡ha llegado el circo! ¡El circo! ¡El circo!  ¡El circo!
Y es cuando adelante y detrás ya hay una multitud desarrapada que rodean a hombre que hace desgañitarse a una corneta y a otro que agita un tambor ensayando extraer el mayor ritmo y sonido que, ¡eso sí!, alegran para siempre nuestros corazones
¡Ah, misterio! ¡Oh, prodigio! ¡Ah, asombro! ¡El mayor hechizo del mundo!
Circo cuyos integrantes desde las afueras del pueblo hacen su ingreso con sus vestidos chillones, subidos en unos zancos que sobrepasan la altura de los techos.
 
2. Perder
el sentido
 
Avanzan haciendo alharaca, aspavientos y asustando a los más chiquitos que en vez de salir a verlos entran despavoridos a sus casas.
Y desaparecen en los cuartos, escondiéndose miedosos y llorando debajo de las camas.
Pero, ¿por qué? ¡Por haber visto gigantones estrafalarios tan altos y empinados como las cumbreras de nuestras techumbres!
Eso sí, este circo, en vez de leones o elefantes, trae como sus figuras estelares: una cabra negra que salta. Un perro chusco que ladra y un pavo que se encrespa rascando sus alas en el suelo.
Y que, curiosamente, pese a que con esos animales lidiamos todos los días ahora nos entusiasman y fascinan a los niños hasta hacernos perder la cabeza.
Nos hacen delirar tanto hasta perder el sentido, cuando los aplaudimos en el escenario alzado a las afueras del pueblo sobre un campo húmedo que antes era verde.
 
3. Y es
por esta proeza
 
Pero aun siendo así, resulta extraordinario porque la cabra salta por un aro de fuego.
El perro se empina sobre su cabeza sacudiendo en el aire unos pompones con sus patas como si fueran manos.
Y el pavo se da de volantines, lo que nos hace desternillarnos de risa.
Ya en la función, el hombre que vende las entradas es el mismo que camina por la cuerda tendida en lo alto del escenario.
¡Y es el mismo que toca la trompeta, el clarinete, el saxofón y el bombo de la orquesta!
¡Pero lo que más nos conmueve a los niños es que la linda, esbelta y agraciada señora que se balancea en el trapecio como una sirena esté casi desnuda en tanto frío serrano!
Y es por esta proeza, y no por otra, por la cual la aplaudimos a rabiar. Aunque también por calentarnos las manos en este frío atroz y con el aire que chifla por la carpa destartalada.
 
4. Hondos
suspiros
 
Pero además, porque es la mamá de aquella luz radiante que brilla y fulgura en todos los circos del mundo: cuál es una niña linda como un sueño que también junto a la señora se columpia en el trapecio,
Ella se llama ¡Débora! Porque ha pasado hace un momento por nuestros asientos colocándonos una escarapela que a quien no tiene para pagarle le pincha la vuelve a sacar y le pincha en el pecho con la punta del alfiler, dolor y punzada mil veces preferible a que no nos mire ni nos tenga en cuenta con sus ojos verdes
Tiene la piel del pan y los ojos de esmeralda como las lagunas cristalinas y apenas agitadas de nuestras punas y cordilleras. Y los labios rojos como dos bolsitas de sangre que de un momento a otro se fueran a reventar, temblorosas bajo su aliento.
Dejando nuestros corazones estrujados cuando salta de una cuerda a otra en el aire, donde siempre es un milagro que llegue a cogerse de los trapecios altísimos, quizá más por el aliento que le alcanzan nuestros hondos suspiros.
 
5. El hecho
de estar vivos
 
Pero haciendo ahora la cuenta, ese circo en realidad no era sino una sola familia, con sus animales domésticos.
Y una carpa que debió ser sólo un poquito más grande que un conjunto de sábanas o frazadas cogidas y tiradas por los bordes y sujetas por las puntas.
Pero como todo lo que ocurre en el reino de la infancia, es para nosotros lo más grande y magnífico que jamás pueda haber existir sobre la faz de la tierra.
Y sus proezas tratamos de imitarlas durante todo el año hasta su nuevo regreso.
La fiesta de mi pueblo así ha comenzado. A la cual muchos retornan desde lejos por la fuerza de la añoranza, de la nostalgia y de los recuerdos.
En donde las personas se alegran sin saber por qué ni de qué, ¡quizá solo de estar vivos!
 
6. Las tejas
extasiadas
 
Y se extasían en lo que fue y también en lo que no fue. Pero que aquí lo miran en esos retazos de cielo que vislumbra al borde de los aleros.
A la cual volver siempre es una manera de preguntarle a la tierra de origen por lo que somos, hemos sido y seremos. Y una manera de exorcizar la muerte.
La fiesta de mi tierra tan llena de misterios, como de retazos de clarines que nos llegan por lo alto de los muros donde crecen las malvas, las clavelinas y las enredaderas, es en el fondo fiesta pero a la vez con mucho de pena.
Que se desenvuelve al pie de ese paisaje de plantas desveladas que se mecen encima de las pircas ¡con sus flores de mostazas gualdas sobresaliendo de entre alfiles y geranios!
Y las tejas extasiadas que siempre esperan para esta fecha nuestro regreso.
 
7. En este
universo
 
Y en suma, y por otro lado: ¿qué es el circo en esencia en ese solar ya escondido de la infancia? Quizás el don de arrobarse, de buscar lo extraordinario y heroico en nuestras vidas.
¡La capacidad de admirar, de reverenciar y adorar! De asumir que todo es asombro, maravilla y prodigio. Es creer en el portento de que bajo una carpa que deja trasparentar el cielo estrellado, se desplieguen todos los hechizos, malabares y sueños.
Es la dicha de gozar de la magia de la creación. Es creer, no importa en algo que apenas salte, corra o vuele, intuyendo que esos hechos son en realidad grandiosos. Es creer en el embrujo, en el milagro, en que hay algo más allá y al fondo de todo lo aparente y casero.
Es creer en la ilusión, y en que todo es posible sobre la faz de la tierra, y en este universo al cual le debemos tanto. Y a esta vida tan generosa y lastimada.
 
*****
 
Los textos anteriores pueden ser
reproducidos, publicados y difundidos
citando autor y fuente
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
 
  *****
 
CONVOCATORIA
 
XVIII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2017
 
LIMA:
 LUNES 22
 
TRUJILLO:
 MARTES 23
 
GUADALUPE
MIÉRCOLES 24
 
CHEPÉN
MIÉRCOLES 24
 
OTUZCO
 JUEVES 25
 
HUAMACHUCO
 JUEVES 25
 
SANTIAGO DE CHUCO:
 VIERNES 26
 SÁBADO 27
 
CACHICADÁN
 DOMINGO 28
 
ANGASMARCA
DOMINGO 28
 
TODO EN EL MES
 DE MAYO DEL AÑO 2017
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
393-5196 / 99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.