miércoles, 28 de septiembre de 2016

Fwd: 27 de septiembre. Día del Turismo. Tesoros son nuestros pueblos. / Capulí de octubre: Por el compromiso y la conciencia social.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 27 de septiembre de 2016, 15:57
Asunto: 27 de septiembre. Día del Turismo. Tesoros son nuestros pueblos. / Capulí de octubre: Por el compromiso y la conciencia social.
Para:


 
 
 
 
 


CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2016 AÑO
CONSTRUCCIÓN DE CONCIENCIA
Y CONCRECIÓN DE SOLUCIONES
 
SEPTIEMBRE, MES DE LA PRIMAVERA,
DE LOS DERECHOS CÍVICOS
DE LA MUJER, EL NIÑO Y LA FAMILIA
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
 
*****
 
PRÓXIMA ACTIVIDAD:
 
"¡ABISA A TODOS LOS COMPAÑEROS PRONTO!"
 
OCTUBRE
VI JORNADA:
POR EL COMPROMISO
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
 
CHEPÉN
VIERNES 21
 
TRUJILLO
VIERNES 21
 
SANTIAGO DE CHUCO
SÁBADO 22
 
SANTA CRUZ DE CHUCA
DOMINGO 23
 
PARTICIPACIONES
CONFIRMADAS
 
NARDA GARCÍA
EN MÚSICA
JAIME SÁNCHEZ LIHÓN
FOTOGRAFÍA
WILMER SICCHA
ORGANIZACIÓN
DANILO SÁNCHEZ LIHÓN
ORGANIZACIÓN
 
PANEL DE CONFERENCIAS:
"LA GESTA
DE LUIS FELIPE DE LA PUENTE"
 
"LA MÚSICA ANDINA
HIMNO DE VICTORIA"
NARDA GARCÍA
 
PRESENTACIÓN DEL LIBRO:
"SIMIENTE QUE BROTA
ES LUIS DE LA PUENTE"
DANILO SÁNCHEZ LIHÓN
 
EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA:
"TELÚRICA Y MAGNÉTICA
DE LA TIERRA DE CÉSAR VALLEJO"
JAIME SÁNCHEZ LIHÓN
 
*****
 
27 DE SEPTIEMBRE
 
 
DÍA
DEL
TURISMO
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
TESOROS
SON NUESTROS
PUEBLOS
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
1. Razón
de ser
 
Los pueblos son nuestro patrimonio y constituyen nuestra identidad más preciada.
Deben ser por eso inalienables.
Defender su fisonomía propia, original y genuina, es defender su esencia, su entraña y su alma, sin lo cual no somos nada.
No se puede por tanto derrumbar en ellos un muro, una ventana ni una teja, sino más bien salvarlos.
No se puede en ellos cambiar el nombre de sus calles sino ahondar más en su significado.
No se puede sustraer un azulejo sino hacer que luzca mejor, ni siquiera deshacer el mandoble de un balaustre sino sujetarse más de su empuñadura.
Ni siquiera una piedra puede ser menoscabada; y menos desgajado de cuajo un balcón o una ventana.
 
2. Son
blasones
 
¡Todas estas son presencias venerables, hieráticas y sagradas!
Hemos de conservar de ellos su estirpe de pueblos nobles, ilustres, de prestancia sin par; y de raigambre sin límites que se hunde en el confín del tiempo.
No eliminemos de ellos el aura, la época ni la historia impregnada en sus alas de pájaros porque allí son blasones.
No convirtamos los pueblos andinos en barriadas precarias ni azoradas, ni en la peor expresión de un suburbio, imitando construcciones foráneas.
No los troquemos en tugurios desalmados ni construyamos casas de lunas polarizadas como cubos inhumanos.
¡Esa es la consigna! ¡Ese debe ser el juramento!
 
3. Raíz
primigenia
 
Tampoco se trata de mimetizarse en el pasado.
No es el sentido inmovilizarse en una arcadia. No es el fin permanecer estáticos ni inertes.
Sería desquiciado no cambiar nada. ¡Al contrario!, cambiemos mucho y pronto.
En primer término, cambiemos la actitud indolente e ir a reconstruir nuestra casa nativa antes que se borren sus vestigios, su trazo y que se esfume su espíritu.
Inclinémonos reverentes a adorar donde estaba el pozo de agua y recoger sus piedras que están esparcidas por el suelo.
Volvamos a escuchar el trino del zorzal en el tejado y su mensaje de esperanza.
¡Y hay que mejorar!, que es el mejor cambio.
Hacer que todo luzca mejor, pero sin alterar la esencia ni la raíz sagrada y primigenia que nos da sentido frente al mundo.
 
4. Tangibles
los sueños
 
Nuestros pueblos encierran un tesoro invalorable. ¿Cuál es él?
¡Ser diferentes! Ser originales. ¡Y tener alma! ¡No la matemos, deformándola!
O dejando que cualquier intruso o avenido la corrompan.
Los tejados, las puertas, el artesonado de los balcones, el empedrado de las calles, no pueden ni deben ser derruidos, reemplazados ni cambiados por ladrillos, fierros, latas, vidrios ni cemento.
Los nuestros son pueblos testimonios, documentos del espíritu, constancias del alma, testimonios sagrados, códices sublimes.
Son mástiles en el alba. Verdaderos prodigios; no los hagamos pocilgas.
En sus aleros permanecen tangibles los sueños y moran en sus cumbreras los duendes benignos de nuestra infancia, ángeles candorosos con sus quenas y tamboriles.
 
5. Afiancemos
nuestro canto
 
Todo en ellos es maravilla, éxtasis y utopía. No los convirtamos en cubiles, guaridas o cuchitriles.
Porque, adoptando lo que no somos nos convertimos en indigentes y míseros.
Imitando lo de afuera nos volvemos desheredados y esclavos. Imitando es aceptamos ser ladrones infames, porque es no valorar lo nuestro.
En cambio afirmando lo propio y afianzando nuestro canto, seremos señores y dueños de nuestro destino.
Por eso: deploremos esos edificios que parecen cubos superpuestos y barriles de ácidos, aceites y venenos.
Deploremos esas rejas en las ventanas que parecen cárceles.
 
6. A manos
llenas
 
Deploremos que en vez de las puertas de madera se estén poniendo rollos de lata corrugada y planchas de calamina que van convirtiendo las casas en tabucos y las casonas en ferreterías.
En donde terminamos convertidos en chatarra.
Deploremos la dejadez de permitir que las calles se muestren de cualquier manera.
De pensar que la apariencia de una esquina no es importante cuando en ellas ocurren las citas de amor más sublimes. ¡Y donde ocurren las serenatas!
Si no tuviéramos identidad tendríamos que emprender una búsqueda apasionada y fervorosa por siquiera avizorarla.
Pero si la tenemos que no se nos derrame a manos llenas por entre los dedos. No la destruyamos.
 
7. Tumba digna
y apacible
 
Hay un tema pendiente en nuestras vidas cuál es el de retornar a nuestros pueblos de origen y encontrar allí abandonado pero aún no perdido.
Sin eso no somos nada. Sin eso para qué seguir gastando saliva
Es más: sin eso no podemos morir, sería cobardía.
Sería quedarnos a deambular por siempre y como almas desconsoladas ni siquiera en las calles sino sumidos bajo la neblina.
Y en pena, sin que reconozcamos ni sintamos nada, y sin que ninguna sea nuestra calle.
Olvidarnos sería no tener tumba digna y apacible.
Sería ser parias no en la vida que es efímera sino en la muerte infinita.
Mucho peor que cualquier forma y expresión que se conozca de ser parias en esta breve pausa que son los días sobre la tierra.
Ser parias en la muerte, ¡eso es lo terrible! Y ello ocurre si no se vuelve allí donde se ha nacido.
 
 
*****
 
Los textos anteriores pueden ser
reproducidos, publicados y difundidos
citando autor y fuente
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
 
  *****
 
CONVOCATORIA
 
XVIII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2017
 
LIMA:
 LUNES 22
 
TRUJILLO:
 MARTES 23
 
GUADALUPE
MIÉRCOLES 24
 
CHEPÉN
MIÉRCOLES 24
 
OTUZCO
 JUEVES 25
 
HUAMACHUCO
 JUEVES 25
 
SANTIAGO DE CHUCO:
 VIERNES 26
 SÁBADO 27
 
CACHICADÁN
 DOMINGO 28
 
ANGASMARCA
DOMINGO 28
 
TODO EN EL MES
 DE MAYO DEL AÑO 2017
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
393-5196 / 99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.