martes, 14 de febrero de 2017

Fwd: SAN VALENTIN


---------- Mensaje reenviado ----------
De: José Félix <josfeldam@gmail.com>
Fecha: 14 de febrero de 2017, 17:25
Asunto: SAN VALENTIN
Para:


                                                

SAN VALENTIN


                                                 "La amistad es un alma que habita en dos cuerpos, 

 un corazón que habita en dos almas"

Aristóteles


Existen diversas versiones acerca de la celebración del Día de los Enamorados y de la Amistad. Cesar Lévano, en el diario UNO publicado el 14.02.17, bajo el epígrafe San Valentín, invento de poeta,  hace referencia de que "Fue el clásico inglés Geoffrey Chaucer (1343-1480) quien llamó a la celebración en su poema Parlamento de los Pájaros, en el que señala que el Día de San Valentín es el Día de los Enamorados".

 En la antigua Roma se adoraba a Eros, Dios del Amor, denominado por los romanos como Cupido. La otra versión, a la que nos vamos a referir, data del siglo III, donde el cristianismo era perseguido y los jóvenes soldados prohibido de contraer matrimonio porque siendo solteros su rendimiento era mayor en los campos de batalla. Veamos:

 

E

l 14 de febrero, en  el mundo occidental, se celebra el Día de los Enamorados. Pero Ud. se ha preguntado ¿Por qué Día de los Enamorados? ¿Desde cuándo se celebra esta fecha y qué lo motivó?. Veamos en síntesis el proceso de su desarrollo procurando responder a las interrogantes.

 

La fiesta de San Valentín es una tradición cristiana que se ha ido extendiendo por todos los continentes. Consiste básicamente en el intercambio de flores, bombones y regalos entre las personas que se aman, propiciado desde 1848 por la dama inglesa Esther Bowland. Su origen se remonta al siglo III.

 

Claudio III, déspota y ambicioso  emperador romano, propició durante su gobierno una de las más duras persecuciones contra los cristianos. Muchos murieron por desobedecer sus órdenes. Llegó al extremo de prohibir, por Decreto, el matrimonio con los cristianos. A los que incumplieron con esta disposición legal, se les condenaba a la pena de muerte. Es así como sembró el terror durante su mandato imperial.

 

Por esa época, el obispo Valentín se rebeló contra la normativa de Claudio III. En forma secreta casó a muchas parejas. Al ser descubierto, fue detenido y llevado ante la presencia de Claudio III. El emperador intentó persuadirlo para que reniegue del cristianismo a cambio del indulto por desobedecer la orden imperial. Valentín no aceptó quebrantar sus principios. Fue entonces cuando Claudio muy molesto lo sentenció a muerte, pasando por tres actos: Palizas, pedradas y decapitación. Para el efecto fue tomado prisionero.

 

La leyenda da cuenta de que el carcelero Asterio solicitó permiso para traer a su hija Julia, ciega de nacimiento, para que sea instruida por Valentín, antes de ser ejecutado, dada la calidad de ser un hombre muy culto.  Valentín, al compartir momentos de enseñanza-aprendizaje, se enamoró locamente de su alumna Julia, mujer muy hermosa. El sacerdote con mucho agrado le narró cuentos aleccionadores, le enseñó Aritmética y le inculcó una fe profunda en Dios. Julia, por su parte, aprendió a ver el mundo a través de los ojos de Valentín, logrando tranquilidad espiritual. La fe de Julia se agigantó al lado de Valentín. Muchas tardes pasaron juntos platicando acerca de la vida.  En una de esas circunstancias, una intensa luz invadió la celda y Julia logró ver a su alrededor. Una prueba más de que la fe mueve montañas. Al siguiente día de este acontecimiento, 14 de febrero del 270,  Valentín fue ejecutado. Antes había dejado una emotiva carta a Julia, firmando "Tu Valentino".

 

Julia, cuenta la leyenda, plantó junto a la tumba de Valentín un árbol de almendros con flores rosadas. Hoy, el árbol es símbolo de amor y amistad franca y sincera.

 

El día de San Valentín se oficializó en el año 1969. De acuerdo al calendario católico se estableció el día 14 de febrero como recordatorio del Santo y mártir de los enamorados. En la actualidad se ha hecho extensivo como una fecha de reflexión para fortalecer los lazos de una amistad duradera, basada en nobles principios. (jfd-14.02.17)