miércoles, 1 de enero de 2014

Re: 1 de enero, 2014. Primer día de la creación. El nacer del sol. / Plan Lector de Capulí, Vallejo y su Tierra. Folios de la Utopía.

Danilo feliz año un gran abrazo para tu persona, la familia y el movimiento CAPULI. Deseo sinceramente que este año, sea venturoso, que los objetivos trazados se cumplan, transmite a los compañeros del grupo CAPULI VALLEJO Y SU TIERRA por favor mi abrazo fraterno.
Ojala que con respecto a  Cesar Vallejo aparezcan nuevo biógrafos como Guillermo Rouillon lo realizo en la biografía de  Mariategui.. Igualmente nuevos cultores, declamadores, etc. 
Siempre agradecido deseando las  mejor para tu persona.  Desde aquí nuestro recuerdo sentido a dos patriarcas del vallejismo don  Cesar Vallejo Ynfante y el doctor Jorge Puccinelli.. 
un gran abrazo y salud 2014


El 1 de enero de 2014, 13:35, <dsanchezlihon@aol.com> escribió:
 

CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA

Construcción y forja de la utopía andina


2014 AÑO

DE LA BATALLA DE LA LECTURA Y

ESCRITURA POR LA CONSTRUCCIÓN

DE UN MUNDO MEJOR


ENERO, MES DE LA DEFENSA DE LIMA

DEL NACIMIENTO DE ARGUEDAS, HERAUD

Y LOS PARADIGMAS DE MACHUPICCHU


CAPULÍ ES

PODER CHUCO


*****


1 DE ENERO



PRIMER

DÍA DE LA

CREACIÓN



FOLIOS

DE LA

UTOPÍA



EL

NACER

DEL SOL



Danilo Sánchez Lihón



Como rojas lanzas

de una estrella que sangra.

Poesía quechua



1. Lo más

hermoso


Uno de los recuerdos más lejanos que yo tengo de mi infancia en Santiago de Chuco, es cuando en la mesa mi madre nos dice:

– Lo más hermoso en el mundo es la aurora.

Tan inquietante y contundente nos parece esa afirmación que volteamos buscando los ojos de papá para corroborarla:

– ¿Es cierto, papá?

– ¡Sí! ¡Claro! Es lo más bello del universo. –Concluye él.

– Y, ¿cómo es? –surge entonces la pregunta inevitable.

¬– No se puede narrar. Pero un día voy a levantarlos de madrugada y veremos el amanecer. –Concluía mamá.

– ¡Pero cuéntanos! –Rogamos.

– ¿Para qué, si pueden verlo?

Más tarde recurrimos a preguntarle al primo mayor que tenemos en casa:


2. El sol

renace


– El sol se despedaza en los cerros, –Es su única, simple y tremenda descripción, que nos deja con el alma atónita, porque imaginamos al sol como un armatoste que se hace trizas en las rocas y en el firmamento.

Y para contemplar ese milagro que tanto afiebró nuestra mente de niños no era necesario un boleto de viaje por barco, tren o avión.

Sino que el secreto consiste en el hecho cotidiano de levantarse casi a oscuras y de madrugada, hecho a su vez tremendo aunque nunca imaginamos que fuera así.

– ¿Todos los días hay aurora, mamá?

– Todos los días el sol renace y vuelve a salir por el horizonte.

– Y, ¿por qué no nos haces ver?

– Siempre los despierto, pero otra vez se quedan dormidos en la cama.

Eso ocurría, es cierto.


3. Diente

con diente


Pero llegó un tiempo en que nosotros ya no pudimos soportar más postergaciones y nuestros padres tampoco, por el acoso en que los teníamos.

Y todos nos preparamos para ver la aurora como quien va a conquistar el polo norte, o el Océano Índico, o a cruzar de uno a otro confín el continente.

Es cuando, muy oscuro aún, susurra mamá en nuestros oídos que nos levantemos.

Pero es tan de noche y al principio da tanto sueño que protestamos y nos arrepentimos de haber pedido semejante barbaridad.

Mientras nos arrancan de la cama, yo me dejo caer por décima vez en ella y ruego que mejor sea después.

– ¡Ya, nada de otro día!

Es cuando mi padre me enfunda en un abrigo, me pone una gorra, me envuelve una chalina alrededor del cuello y, enfardado en una frazada, me deja chocando diente con diente en la grada del dormitorio, mientras terminan de arropar a mi hermano.


4. Nada

se ve


– ¡Abríguense que afuera está cayendo la helada! –Oímos decir a mi madre que  ayuda a ponernos doble media de lana y encima todavía otro pantalón más abrigado.

A esa hora, todavía honda la noche, la voz no es sonido sino apenas resuello y un aliento que se esfuma.

Despacio subimos luego por la escalera hasta la parte elevada de la casa. Hay allí un altillo, al nivel de los techos más empinados, y detrás una explanada que llamamos El Mirador, donde nos sentamos tiritando, y donde nos dan ganas de llorar.

– ¡Seamos valientes, hijos!

El frío con sus mil cuchillos tasajea la piel y los huesos y más allá del alero, adonde apenas llega la luz de la lámpara, la oscuridad es hosca e ilimitada.

– ¿Por qué levantarnos tan temprano cuando nada se ve? –Reclamo sollozando.

– ¡Parte de la aurora es la noche! –Es el comentario alarmista y tremebundo de papá.


5. Cumbres

lejanas


Es noche tupida y no se distingue absolutamente nada. Levemente titila, a esa hora, la luz última de una luciérnaga rezagada.

– ¿Y, por dónde sale el sol?

– Por ahí, al frente.

Y en la oscuridad no veo pero adivino la dirección a la cual apunta el brazo de mi padre.

 Nos vence el sueño, cuando oímos a mi madre que exclama:

– ¡Ahí! ¿Ven ahí, al frente?

Una línea muy fina se esboza como si alguien pintara, con una brocha hecha de un solo cabello y muy fino, una rayita de luz en el horizonte.

Es sobrecogedor ese trazo mínimo en la inmensidad de las tinieblas, que divide al mundo en dos: la tierra con el perfil de las cumbres lejanas y el cielo inconmensurable.


6. Un dardo

de luz


Es un rasgo leve que a ratos se apaga y enciende. Después es un temblor preciso, como debió ser el primer hálito de la creación.

Bajo nuestros pies aún todo es tenebroso. La tierra yace desvalida, exangüe. Y si hay en ella algo de intenso y profundo es la vida que late incipiente.

Arriba, una leve claridad se va expandiendo, remontando la dentadura afilada de la cordillera y avanzando por la bóveda sideral.

La tierra a esa hora se despierta, primero con el abrir lento de una ala de ave que se estira. O de un suspiro que se desahoga. ¡Una gota que cae desde un alero hasta un recipiente vacío!

Pero repentinamente el sol dispara su primer rayo fulgurante. Es un dardo de luz que traspasa los linderos y hiere a las sombras temblorosas.

¡Y se desencadena la guerra!


7. Conflagración

de colores


El suelo inerte se revuelve y un ¡ay! se exhala desde no sé qué escondrijo.

De pronto el grito altisonante de un gallo quiebra el espejo de tinieblas y hace que la serpiente quieta de la noche huya al monte de las horas infaustas.

En el horizonte se desata una lucha a muerte entre un rojo explosivo y un verde incandescente.

Mientras los amarillos llameantes se lanzan a los extramuros celestes, se expanden hacia las nubes tiñéndolas con matices violentos.

Se desvanecen y retroceden los grises y lilas y los oros y azules prenden sus broches resplandecientes en el perfil de la cordillera.

Hay una pugna encarnizada y feroz, un estallido de furia, una conflagración. Unos colores son desbarrancados en los abismos y otros se elevan a lo alto.

Unos se imponen con lanzas, estandartes y clarines, otros desaparecen huyendo o fugando encabezando sus tropeles de guerreros vencidos.


8. El diamante

de un nevado


A los techos de las casas que dormitan a nuestros pies los reboza una tenue penumbra.

Imaginar a los hombres dormidos es sentirlos desasidos e incautos, bajo el misterio en el cual viven o reposan.

Poco a poco la dentadura de los cerros se hace más nítida y surge despacio el diamante de un nevado lejano.

– ¿Y esos nevados, papá? –señalo hacia el fondo del horizonte.

– Este que parece una montura es el Huascarán, que es bifronte, es decir que tiene dos cabezas y es el picacho más alto del Perú.

– ¡Y ese otro!

– Aquel de más allá es el Huandoy y este otro el Huaylillas.


9. El prodigio

de la creación


– ¿Y el de más allá?

– Aquella puntita que sobresale como el diente de un niño de pecho es el Alpamayo, el nevado más hermoso del planeta.

Así conocimos el nacer de la aurora que es un misterio que acontece cada día, antes que nosotros nos levantemos de la cama y bajo el cual vivimos.

De este modo quedó grabado en mí y para siempre, que cada día, cada hora y cada instante habitamos un secreto, cuál es el prodigio de vivir algo maravilloso y sagrado: ¡la creación!

Que es imprescindible dormir y también soñar. Pero, que es más importante el despertar hacia el milagro de todo lo creado y de lo que aún está por descubrir.

Y que en dicha creación nada es más glorioso, útil para el trabajo y saludable para la vida que el sol.




*****


El texto anterior puede ser

reproducido, publicado y difundido

citando autor y fuente


Teléfonos: 420-3343 y 420-3860





Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:

Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com

Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe

Instituto del Libro y la Lectura: inlecperu@hotmail.com

Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es



*****


PLAN LECTOR 2014

CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA


OBJETIVO


Coadyuvar a construir en Santiago de Chuco una ciudadanía sensible, consciente, creativa y visionaria, cultivando la lectura libre, fecunda, orientada a transformar la realidad a fin de contribuir a la construcción y forja de la utopía andina y a la puesta en vigencia del Evangelio Vallejo.


ACTIVIDADES

EJES


1. Acceso al libro, principalmente de aquellos que propicien el arraigo a la tierra.

2. Formación de cuatro bibliotecas en los cuatro barrios tradicionales de Santiago de Chuco.

3. Formación de clubes de lectores infantiles, juveniles y de adultos.

4. Capacitación de maestros y formación de promotores de lectura.

5. Editar y distribuir libros que refuercen la identidad, la filiación y pertenencia a la tierra de Vallejo.

6. Promover concursos literarios y artísticos en general.

7. Realizar talleres de producción de textos poéticos, narrativos, periodísticos e instructivos.

8. Constituir la Asociación de Declamadores de César Vallejo.

9. Constituir la Asociación de Escritores y Artistas de Santiago de Chuco.

10. Promover el mayor conocimiento y adhesión a la vida y obra de César Vallejo.

CONSIGNA

2014


Propiciar un Aguacero de Libros y Publicaciones de autores presentes en la Telúrica de Mayo 2014, para ser distribuidos entre niños y jóvenes de Santiago de Chuco.



PÁGINA WEB

HACER CLIC AQUÍ:




*****


Teléfonos Capulí:

420-3343 y 420-3860

99773-9575





Si no desea seguir recibiendo estos envíos

le solicitamos, por favor, hacérnoslo saber




     



--
Luis Anamaría http://socialismoperuanoamauta.blogspot.com/
http://centenariogeorgettevallejo.blogspot.com/
http://socialismoperuano.blog.terra.com.pe/
cel 993754274