miércoles, 26 de noviembre de 2014

Fwd: 26 de noviembre. Hojita de cedrón. El umbral de la puerta. / Mi adhesión, voluntariado y pasión por Capulí, Vallejo y su Tierra. Dra. Mara L. García.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 26 de noviembre de 2014, 8:31
Asunto: 26 de noviembre. Hojita de cedrón. El umbral de la puerta. / Mi adhesión, voluntariado y pasión por Capulí, Vallejo y su Tierra. Dra. Mara L. García.
Para:


 
 
 
 
 
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2014 AÑO
DE LA BATALLA DE LA LECTURA Y
ESCRITURA POR LA CONSTRUCCIÓN
DE UN MUNDO MEJOR
 
NOVIEMBRE, MES DE LA GESTA
DE TUPAC AMARU; LOS DERECHOS
DEL NIÑO; VIDA Y EJEMPLO DE
J.M. ARGUEDAS Y MANUEL SCORZA
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
*****
 
26 DE NOVIEMBRE
 
 
HOJITA
DE
CEDRÓN
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
EL UMBRAL
DE
LA PUERTA
 
 
Son dos viejos
caminos blancos,
curvos.
César Vallejo
 
 
1. Son dos
los pasos
 
Mis ojos como atraídos por un imán y un abismo al pasar se posan en el umbral raído y desvencijado de una puerta.
El umbral es un madero que amarra de extremo a extremo los parantes verticales por la parte inferior, y que se coloca horizontal, ligeramente elevado sobre el nivel del suelo.
Hay en el umbral de las puertas, hechas de aliso, eucalipto o nogal, dos hondonadas al centro del vano por donde se entra y se sale.
Son dos curvas en la madera gastada hechas por tantas pisadas de quienes han entrado o salido por sus marcos.
Son dos, porque al pasar por aquí o bien se ha puesto el pie derecho o bien el pie izquierdo, antes de dar el paso hacia adentro o hacia afuera.
Y que han desgastado el madero con una hendidura ligeramente combada hacia el centro del leño.
 
2. Como también
las voces
 
Por aquí pasaron el varón llevando en brazos a su dama a consumar la primera entrega en su noche de luna de miel.
Sobre esta madera se posó, en generaciones sucesivas, el primer anuncio o sospecha para la esposa de contener en su vientre el temblor de una vida nueva.
Este quicio registra el abrazo de dos hermanos felices o compungidos por tantos asuntos que nos depara la vida.
El alma de una madre anhelante por la hija o el hijo que yace enfermo y no se atina a saber qué lo aqueja.
Como también contiene las voces de los niños ilusionados en sus juegos. O acosados en sus desvelos por oscuros presentimientos.
 
3. Deudos
desolados
 
Aquí está el pie de la hija o la sobrina sonrojada por el primer beso.
En ese umbral ¿quiénes y cuántos se empinaron a ver lo que transcurría por la calle, invadida de luz o de penumbra?
¿Quién o quienes aquí se asomaron hacia la calzada para ver desfilar la comparsa de la fiesta?
Sea en los bailes de carnavales o ya sea en la fiesta del Patrón Santiago, nuestro Apóstol, donde son interminables las mojigangas que bailotean.
O las huestes de los sublevados de las jalcas por intentar aplicarles un impuesto a sus tierras de pastoreo.
O bien, ¿quién desde aquí no contempló pasar el dolor de un entierro y a los deudos desolados arrastrando sus pesares?
 
4. La calle
en lontananza
 
Aquí están los pasos de entrada y de salida, donde bulle la noticia buena o espanta el aviso que hiere y que castiga.
Este travesaño curvo de tanto haber sido pisado, lo contiene todo. Contienen el amanecer en que el hijo tocó la puerta ya de regreso, después de largos años de ausencia y sin saber por dónde anda, apareciendo con el rostro radiante de triunfo, y hecho ya un hombre.
Porque donde subsisten huellas hay vida y donde no las hay la vida desaparece.
Es aquí, exactamente en este punto donde se vivió ¡la satisfacción de una llegada, y el desgarramiento de una despedida!
Es aquí precisamente en este sitio en donde se conoció o desconoció a aquella persona que vino trayendo algo, y se fue robando el corazón de la hija más tierna y querida.
 
5. Espera
el regreso
 
Este leño tendido y lacerado sabe del temblor de la vida. Y esta es la medida de su asombro y de su abismo.
Ahora yace tendido y solo, mirando el horizonte de la calle en lontananza.
Y, ¿cómo es que aguarda inamovible?
En realidad vela, está vigilante a los pasos que se acercan y le recuerden los pasos que contiene.
Y vela.
Le preguntaré qué le ocurre y cuál es su expectativa.
Y su respuesta es lacónica para sumirse luego en la contemplación de la espera:
– Espero el regreso de alguien.
 
6. El temblor
de sus pasos
 
Es su única respuesta misteriosa.
¿A quién espera?
Espera a alguien que lo justifica todo. Y para quien tiene sentido lo que él guarda.
Y resiste leal, viejo y desgastado, en el sitio que el destino le tuvo siempre asignado: al pie, en la parte más baja de la puerta.
Y resiste y persevera aunque la casa esté en ruinas.
Aquí permanece y perdura esperando, como un perro fiel y amoroso.
¿A quién?
Aguarda el regreso de alguien. Y de ese alguien contiene el temblor de sus pasos y latidos.
 
7. Lo eterno
como lo efímero
 
Este leño sabe lo esencial y por lo cual dar la vida. Sabe lo que está perdido y lo que aún sobrevive.
En esta curva hacia abajo está todo lo que se resiste a morir, alega y lucha a muerte contra el olvido.
Sabe quiénes somos y en qué nos convertimos. ¿Dónde queda todo? ¿Hay una trascendencia?
¿Dónde queda lo vivido? Este leño es lo único que flota en el mar proceloso y lo único que queda de un naufragio. en ello se convierte la vida
Este leño sabe lo que es eterno como lo que fue efímero. Es suya la inmensidad, lo finito y lo infinito.
Y aguarda a alguien, transido de angustia y lloroso de pena, y de trémula esperanza.
 
 
*****
 
 
MI ADHESIÓN, VOLUNTARIADO Y PASIÓN
POR CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
MARA L. GARCÍA, PhD.
Professor of Hispanic Literature and Cultures
Presidenta del Instituto de Estudios Vallejianos, Utah, USA
 
Al igual que toca a muchos de ustedes, quienes el 2015 participarán por primera vez en el Congreso Peregrinación Internacional Capulí, Vallejo y su tierra, para mí fue el año 2012 la primera oportunidad en que asistí a este extraordinario y original certamen.
No tenía conocimiento cómo sería la peregrinación y lo único que me motivó a colaborar en el equipo de la organización, representando al Instituto de Estudios Vallejianos de la ciudad de Utah en los Estados Unidos, fue la admiración desde mi niñez que tengo por el poeta liberteño César Vallejo y el prurito de conocer y estudiar la enjundia de su obra.
Fue una experiencia enriquecedora única, que no había vivido nunca anteriormente en otro evento literario. Desde la inauguración en Lima en la Capilla de la Virgen de Loreto de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, se pudo sentir la presencia del vate universal tanto que de la emoción declamé espontáneamente en ese acto un poema completo de César Vallejo.
El segundo día en la capital peruana tuve el privilegio de participar como ponente junto a otros colegas vallejianos de renombre, entre ellos los críticos: Max Silva Tuesta, Jorge Kishimoto y Roberto Beltrán Neyra en el Instituto Porras Barrenechea de la casa de estudios de la Decana de América, Universidad Nacional Mayor de San Marcos. 
Asimismo ser parte del público de las ponencias temáticas que se presentaron en la Casa de la Literatura Peruana y lectura de poemas a César Vallejo. En esa ocasión conocí en persona al vallejiano Jorge Kishimoto y me emocionó el apoyo que brindaba a Capulí. Después entendí que todos los que admiramos a César Vallejo formamos parte de este VOLUNTARIADO UNIVERSAL que apoya a Capulí Vallejo y su tierra cuyo presidente es el escritor y crítico nacido en Santiago de Chuco que es tierra del poeta, Danilo Sánchez Lihón.
No puedo olvidar el trayecto de Trujillo a Santiago de Chuco que en aquella oportunidad no tenía pista asfaltada como la tiene ahora.  El ómnibus de pasajeros, se transformó en una AULA RODANTE VALLEJIANA, donde todos los participantes nos enriquecimos con anécdotas y poemas sobre Vallejo y el mundo andino, bajo la conducción de los colegas Ramón Noriega Torero, Eriberto Galindo y Javier Delgado Benites.
La Jornada en Trujillo y Santiago de Chuco estuvieron preñadas de emoción y espíritu Vallejiano.  Además de las mesas literarias y culturales que se presentaron, fue impactante ver elevarse 12 globos gigantescos en donde los presentes trabajamos con denuedo y camaradería hasta que éstos se elevaron en el cielo de Santiago de Chuco. Según mi óptica, ese acto fue un ejemplo de solidaridad y trabajo que simboliza la tarea que realiza Capulí para organizar esta cita de honor que se realiza anualmente.
César Vallejo es un poeta de culto que convoca, hermana  y solidariza y gracias a Capulí, Vallejo y su Tierra he aprendido a conocer más al autor de Trilce, y a valorar el mundo andino. Por eso, desde el año 2012 colaboro Ad honorem representando al IDEV de Utah,  para que otros colegas disfruten de la bella experiencia de recorrer los caminos de Vallejo. 
Al igual que quien escribe estas líneas, hay muchos críticos, escritores, artistas, y público en general que regresan cada mes mayo como participantes asiduos nacionales e internacionales, y se suman a las filas de este voluntariado en homenaje a Vallejo. 
Así, el poeta chileno Alfred Asís desde el 2012 prometió no faltar nunca ningún Capulí y soy testigo que no solo lo está cumpliendo sino que desarrolla proyectos específicos como el Semillero Vallejiano incentivando la creatividad literaria en los niños de Santiago de Chuco. Y así son muchos los nombres que podría enumerar de colegas que he visto regresar religiosamente desde el 2012 en que yo participé.
El Congreso Peregrinación Internacional Capulí Vallejo y su Tierra tiene un valor espiritual, ritual, literario y cultural. Es posible que encontremos piedras físicas y metafóricas en este trayecto. Sin embargo al llegar al santuario de Santiago de Chuco, y ver al pueblo noble donde nació el vate universal, es todo un ensueño. Donde la ciudad nos da la bienvenida con sus aleros señoriales, su gente amable, el humo de sus hornos y la felicidad de sus niños, es un regocijo del alma que solo nos queda vivir y admirar, "sus campos humanos" y "sus surcos inteligentes" que tanto amó quien no pudo volver a él.
Busquemos esa esencia vallejiana que solo se encuentra en su tierra natal Santiago de Chuco donde se siente a Vallejo y a nosotros caminar con él porque cada ciudadano chuco lleva en su corazón y en su mirada algo del vate universal. No dudo que muchos de ustedes, después de este peregrinaje, se unirán a este VOLUNTARIADO UNIVERSAL que cada año engrosa las filas de legionarios que promueven el mundo andino y la vida y obra del poeta.  ¡Bienvenidos al XVI Congreso Peregrinación Internacional Capulí, Vallejo y su Tierra 2015!
 
*****
 
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
XVI ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2015
 
LIMA:
MARTES 19
 
TRUJILLO:
MIÉRCOLES 20
 
HUAMACHUCO
JUEVES 21
 
SANTIAGO DE CHUCO:
VIERNES 22
SÁBADO 23
Y DOMINGO 24
 
TODO EN EL MES
DE MAYO, 2015
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le solicitamos, por favor, hacérnoslo saber
 
 

 
 
 

 








--