lunes, 17 de agosto de 2015

Fwd: 16 de agosto. Día del Niño en el Perú. Volver a ser niños. / Juan Oblitas Carrero: Plegarias de amor a la tierra. / Sábado 22 de agosto: Vallejo y ser hermanos.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 16 de agosto de 2015, 12:20
Asunto: 16 de agosto. Día del Niño en el Perú. Volver a ser niños. / Juan Oblitas Carrero: Plegarias de amor a la tierra. / Sábado 22 de agosto: Vallejo y ser hermanos.
Para:


 
 
 
 
 
 
 
  
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2015 AÑO
DE LA DEFENSA DE LA VIDA
Y DEL PLANETA TIERRA
 
AGOSTO, MES DE LOS NIÑOS,
DE LA JUVENTUD, LAS COMETAS,
EL DEPORTE, EL FOLCLORE Y
DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
*****
 
PANEL FORUM
 
22 DE AGOSTO
DÍA DE LA MUERTE
DEL HERMANO MIGUEL:
"ESTOY HERMANO EN EL POYO…"
 
VALLEJO
Y SER
HERMANOS
 
PANEL:
 
CARLOS CASTILLO MENDOZA
SIXTO RAMOS VÁSQUEZ
CARLOS ROJAS GALARZA
WALTER VÁSQUEZ VEJARANO
 
ACTUACIÓN ARTÍSTICA:
 
FREDERIK SOTOMAYOR
 
CONDUCCIÓN:
MANUEL RUIZ PAREDES
 
SÁBADO 22 DE AGOSTO
6:30 PM. CLUB ANCASH
 
*****
 
PLEGARIAS DE AMOR A LA TIERRA
Y A LOS SERES HERMOSOS QUE LA HABITAN
Maestro Danilo: Disculpe, mi insolencia de no haber agradecido hasta hoy, todas las plegarias de amor a la tierra y a los seres hermosos que la habitan. La incondicional filiación por lo andino, sus costumbres, su filosofía y las grandezas que se esconden en cada motivo, por más simples que sean. 
He nacido y he crecido entre las fragancias de los andes, en los verdores e inflorescencias  silvestres de una quinta o un huerto familiar. Cuán feliz me siento saber que en otros lares, hay gente que celebra como yo, la dicha de ser parte de este paisaje bucólico que se impregna en el último rincón de nuestro ser, sabiamente taciturno al compás de un yaraví. 
¡Gracias maestro!
Atentamente,
JUAN OBLITAS CARRERO
Docente - CEBA "Toribio Casanova"
Cutervo - Cajamarca
 
*****
 
HOY, TERCER DOMINGO
DEL MES DE AGOSTO
 
 
DÍA DEL NIÑO
EN
EL PERÚ
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
VOLVER
A SER
NIÑOS
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
1. Fácil
ver
 
Muchos pensamientos equívocos han afectado una relación lúcida de los adultos para con niños. Nada menos que Aristóteles decía que el niño era una página en blanco en donde podíamos escribir lo que nos ocurriera. De allí que sea muy lógico imponerle nuestros gustos, no dejando que él decida su destino por sí mismo.
De allí que pensemos que él debe aprender de nosotros y grabar lo que se nos antoje en su mente y en su carácter. De allí que debe ser tabla rasa o borde de playa mojada, válida solo porque allí podemos registrar nuestras pisadas.
De allí que pensemos que su cerebro es un recipiente vacío que nosotros hemos de llenar indiscriminadamente, como si guardáramos objetos en un almacén, o pusiéramos a cuajar adoquines en la nevera, concepción que ahora es fácil ver que no sólo es errada sino totalmente infame e inmoral.
Pero, en vinculación a todo esto, hay algo más perverso aún, cuál es que exigimos que él sea lo que nosotros no pudimos ser. Le decimos sin escrúpulos ni ambages: Yo quise ser médico (o ingeniero, o abogado o lo que sea), pero no pude. Tú tienes que llegar a serlo.
 
2. Irrumpirá
después
 
Si ese padre no tuvo valor para ser aquello que quiso, ¿Qué derecho tiene entonces para imponer esta obligación a otra persona?
Y es que esa es la cuestión: no damos todavía al niño la categoría de persona humana que le atañe y que le incumbe, con identidad, dignidad y capacidad de ir encontrando por sí mismo su propio rumbo. Creemos que son objetos, utensilios que forman parte de nuestra propiedad privada y seres de quienes nos cabe el derecho de estar bajo nuestro servicio.
Pero al niño no sólo le hemos abolido la condición de persona humana, sino que le negamos lugar, sitio y ambiente en donde estar, desarrollarse y vivir.
El no tiene espacio en nuestro mundo, en nuestra ciudad, en nuestro país. Lo hemos expulsado, confinado, arrinconado, y hasta hecho desaparecer. Irrumpirá después ya de mayor edad convertido en un salvaje, integrando pandillas y barras bravas.
Porque entre ceja y ceja hemos concluido o hemos adoptado el criterio de que éste es un mundo para nosotros los adultos, para hombres fuertes, de negocios y para "machos" funcionales.
O algo peor: actuamos así sin darnos siquiera el trabajo de tener la concepción, la conciencia y ni siquiera la idea, porque de lo contrario la debatiríamos.
 
3. A
punto
 
Contaré al respecto lo siguiente: Una profesora universitaria que vino de un país europeo a Lima y que contactó conmigo para una serie de entrevistas, me hizo la siguiente pregunta al tercer día de su visita, y de caminar por las calles de nuestra ciudad:
– ¿Dónde están los niños? –Fue lo que dijo.
Esa pregunta me reveló una realidad nacional de espanto, cual es el confinamiento en que los tenemos, su presencia mínima en los ómnibus y en los espacios públicos: no pasean por las calles, no ingresan a los restaurantes, no corretean por las plazas; no están en las agencias de viajes, no caminan en los aeropuertos, no acompañan a sus madres en los mercados.
Claro, en ese momento no habíamos pasado aún por las esquinas en donde sí hay niños, pero en condición de mendigos: lustrabotas, limpiadores de lunas de autos, infladores de llantas en los grifos o de vendedores lastimeros en los vehículos de servicio público; o de malabaristas, exorcistas, saltimbanquis y de cómicos ambulantes en cualquier paradero.
Pero a punto estaba de decirle, recurriendo a un lugar común:
– Están en sus casas.
 
4. Rol
y lugar
 
Pero felizmente me contuve, reaccionando a tiempo, porque íbamos a visitar a varios amigos en sus casas en donde temí por un momento que no encontraríamos allí tampoco a niños en ningún sitio, sino a "la familia" incluida a la abuelita en su mecedora o silla de ruedas, todos lógicamente adultos.
Dicho y hecho. Así fue. No estaban los niños. No los presentaron y ni siquiera los aludieron ni aparecieron por ningún lado en sus conversaciones. Tampoco hicieron ruido, lo que indica que los habían amenazado. Estaban, pero escondidos. Ya de vuelta hacia su alojamiento me preguntó:
– ¿Qué porcentaje de población infantil tiene el Perú?
– Es muy alta. Más del 50 por ciento en nuestro país somos niños. –Respondí.
– ¡No! ¡No puede ser! –Me dijo espantada–. Debe haber algún error. Pues se ven menos niños que en países en donde la población infantil es mínima, escasa y casi nula; al punto de ser el niño una especie que está desapareciendo.
Cuando dijo esto me conmoví a tal punto que entre mis adentros pensé: nos preocupamos porque están desapareciendo los glaciares, la capa de ozono, la tierra firme invadida por la subida de los mares, ¿y también los niños? ¿Y sin inquietarnos siquiera por ellos?
 
5. El orden
y paradigma
 
Y es que al niño en nuestra realidad se le confina, porque se le trata como elemento de tercera, cuarta o quinta categoría.
Se lo esconde porque creemos que es impresentable, imprevisible y díscolo. Y el lugar adonde se le determina estar es en el patio trasero, o en la azotea junto a los trastos, los muebles y las cosas viejas, desvencijadas e inservibles.
O están junto a las "sirvientas", porque aún así llamamos a ciertas personas y esta palabra para muchos sigue existiendo y se la usa con desparpajo y con frecuencia sin ninguna vergüenza, existiendo aún aquí personas a quienes llamamos y tratamos de ese modo.
O tenemos confinamos a los niños al lado de las abuelitas y abuelitos ya enfermos, si a éstos se los trata mal, por supuesto.
El niño no puede estar en la sala porque está encerada, perfumada, lista para las visitas, las amistades; porque allí rompe la vajilla, desportilla los muebles, reordena las cosas a su modo.
Porque la consideración, el orden y el paradigma se ha establecido desde la perspectiva del adulto.
 
6. Pensar
y soñar
 
Tiempo después, al caminar con mis hijos por la ciudad, he comprendido por qué Lima, y en realidad todo el país, está deshabitado por los niños y es que no hay condiciones para que los padres lleven consigo a los pequeños; y que es otro aspecto de esta historia, arisca y penosa realidad.
Nuestras ciudades están hechas para hombres físicamente fuertes, agresivos y hasta inescrupulosos; porque cada paso en nuestras ciudades es una lucha a muerte que hay que sostener y ganar para vencer, si es posible arrollar y pasar adelante.
Es una batalla para apropiarse de un lugar, es una guerra a muerte donde hay quienes se imponen, que son unos cuantos, pero más hay los avasallados, heridos, contusos y perdedores. Y muertos, de los cuales están sembrados las pistas y los campos por donde andamos.
Tenemos que cambiar. Reconociendo en primer lugar que no hay bienes más preciosos que los niños. Que no hay joyas ni tesoros más grandiosos que ellos mismos, puesto que son promesas hacia lo más subyugante que se puede pensar y soñar como es el mañana.
 
7. Reino
de los cielos
 
Cupiéndonos trabajar como hace el horticultor, primero asegurando que la planta hunda bien sus raíces en la tierra buena; y que el suelo esté libre de piedras, de cascajo, o que se erosione, proveyéndole de agua, librándole de mala yerba y cizaña, refrescándole el terreno y poniéndole algún abono; de tal modo que crezca fuerte, vigoroso y bien arraigados al solar para que no lo sacuda ni abatan las tempestades.
En segundo lugar que tenga buen tronco y buenas ramas, que crezca derecho, que no se tuerza, que su follaje sea abundante y coposo; y que a su debida estación se colme de flores y de frutos. Que dé buena sombra y cosecha; y su aroma cubra y perfume el huerto y la casa en donde ha sido plantado y a los cuales cobija con su fronda.
Y en tercer lugar que avizore el cielo, que tenga sueños y visiones y le crezcan alas para remontarse y aspirar a crear mundos nuevos, inaugurar linajes, clanes, y una rica progenie, que de ellos se desprendan nuevos aires y nuevos paisajes, siendo nosotros incluso los que tenemos que hacernos niños, porque si no lo hacemos, como lo dijo el maestro, no entraremos al reino de los cielos.
 
 
*****
 
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
 
 
CONVOCATORIA
 
HOMENAJE
MUNDIAL
 
A LOS 50 AÑOS
DE SU INMOLACIÓN:
 
HÉROE DEL PUEBLO,
DIRIGENTE VISIONARIO,
BUEN CHUCO, DEVOTO DEL
APÓSTOL SANTIAGO, PAISANO
EJEMPLAR, Y HOMBRE HONESTO
 
LUIS FELIPE DE LA PUENTE UCEDA
 
2015: 22 DE OCTUBRE EN TRUJILLO
23-24 DE OCTUBRE EN SU TIERRA
NATAL, SANTIAGO DE CHUCO,
25 DE OCTUBRE EN JULCÁN
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2016
 
LIMA:
MARTES 24
 
TRUJILLO:
MIÉRCOLES 25
 
OTUZCO
JUEVES 26
 
HUAMACHUCO
JUEVES 26
 
SANTIAGO DE CHUCO:
VIERNES 27
SÁBADO 28
Y DOMINGO 29
 
TODO EN EL MES
DE MAYO, 2016
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.
                                         
 

 
 
 

 




--