lunes, 17 de agosto de 2015

Fwd: 17 de agosto. Parla el fogón. El viento de agosto. / Ernesto Kijano: Enseñó con su ejemplo. / Sábado 22 de agosto: Vallejo y ser hermanos.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 17 de agosto de 2015, 9:05
Asunto: 17 de agosto. Parla el fogón. El viento de agosto. / Ernesto Kijano: Enseñó con su ejemplo. / Sábado 22 de agosto: Vallejo y ser hermanos.
Para:


 
 
 
 
 
 
   
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2015 AÑO
DE LA DEFENSA DE LA VIDA
Y DEL PLANETA TIERRA
 
AGOSTO, MES DE LOS NIÑOS,
DE LA JUVENTUD, LAS COMETAS,
EL DEPORTE, EL FOLCLORE Y
DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
*****
 
PANEL FORUM
 
22 DE AGOSTO
DÍA DE LA MUERTE
DEL HERMANO MIGUEL:
"ESTOY HERMANO EN EL POYO…"
 
VALLEJO
Y SER
HERMANOS
 
PANEL:
 
CARLOS CASTILLO MENDOZA
SIXTO RAMOS VÁSQUEZ
CARLOS ROJAS GALARZA
WALTER VÁSQUEZ VEJARANO
 
ACTUACIÓN ARTÍSTICA:
 
FREDERIK SOTOMAYOR
 
CONDUCCIÓN:
MANUEL RUIZ PAREDES
 
SÁBADO 22 DE AGOSTO
6:30 PM. CLUB ANCASH
 
*****
 
HOMENAJE MUNDIAL
A LUIS DE LA PUENTE EN EL 50
ANIVERSARIO DE SU INMOLACIÓN
 
ENSEÑÓ CON SU EJEMPLO A LAS GENERACIONES FUTURAS
QUE ANTES QUE LO FRÍVOLO Y SUPERFICIAL ESTÁ LO PROFUNDO
DE LAS CONVICCIONES Y EL VALOR DE LOS IDEALES
A comienzos de 1965 mi padre escuchaba las noticias y hablaba emocionado de Lucho de la Puente, se le iluminaba el rostro y decía: "Yo me hubiera ido con Lucho, le haría los mensajes en clave con mis poemas" y conversaba con nosotros de sus dotes de líder y antes que nada de su caballerosidad. Mi padre no era aprista y menos comunista, pero se sentía emocionado con lo que hacía el comandante del pueblo, también nos hablaba de Gonzalo Fernández Gasco, de Luis Pita Díaz y otros que se entregaron con valor y heroísmos a la acción Guerrillera del 65.
Para muchos fueron románticos aventureros y para el gobierno abigeos, pero para un profesor de escuela como mi padre, que no era ningún político, Lucho eran un héroe. Como algunos dicen de otros, él pudo ser un abogado de éxito, tener su bufete de abogados y vivir tranquilamente sin ningún contratiempo. Pero más pudo la convicción de sus ideas, esos ideales en el que se inspiraron los trabajadores cañeros, los campesinos de Chepén, los revolucionarios de Julio del 32 con el Gran Búfalo Barreto a la cabeza, los marineros del 31 y el 48...
Luis Felipe de la Puente Uceda enseñó con su ejemplo a las generaciones futuras que antes que lo frívolo y superficial está lo profundo de las convicciones, el valor de los ideales y que se debe ser digno de las palabras y en el momento de los hechos se debe afrontar con valentía y heroísmo lo dicho. Las palabras de mi padre se grabaron en mi conciencia respecto a quien dejándolo todo se inmoló en Mesa Pelada por los pobres del Perú buscando quizás, inclusive, en su último suspiro, soñar en una nueva sociedad.
ERNESTO KIJANO
 
*****
 
17 DE AGOSTO
 
 
PARLA
EL
FOGÓN
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
EL VIENTO
DE
AGOSTO
 
 
Tal en tu aliento cambian
de agujas atmosféricas los vientos
César Vallejo
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
1. Su ritmo
y su danza
 
El hombre andino tiene en el viento un aliado para la cosecha como para la siembra.
Y en este mes de agosto para la trilla en que se ventea el grano de trigo, de cebada y de arveja al viento.
Y el viento es una exhalación, una deidad, un ímpetu imprescindible.
Porque todo en este mundo de estrellas y cometas, de pálpitos, oráculos y corazonadas está hecho de viento.
La semilla tiene viento, cuál es el de la mano del hombre que la deja caer en el surco con su pulso, su latido, su ritmo y su danza. ¡Que la danza también es viento!
Ese viento que se acuna, que se duerme en la semilla, luego nace, echa hoja, tallo, pétalo.
Y en ella cuaja el fruto, y en él la ilusión que también es viento.
 
2. Quienes
lo sienten
 
Y los frutos cuando se saborean, sean el maíz, la berenjena o alguna fruta extasiada.
Tienen en su centro el viento de las llanuras, las quebradas y las colinas.
Viento que es a la vez gemido y, además, ruego. Pero que igualmente es grito, proclama y que arde en el fuego.
En las parvas de trigo, de arveja o cebada hay un momento, cuando el trabajador rural ventea con su horqueta las gavillas, en que el viento repentinamente cesa.
Se va, se aleja hacia las cimas o desciende hacia las ensenadas de los ríos.
Y los primeros quienes lo sienten son los caballos que sujetos por las riendas trizan las espigas desenvainando el grano. Desaceleran entonces el paso y hasta se detienen.
 
3. Hacia
lo lejos
 
Y es que el viento juguetón cansado de soplar separando el cereal del rastrojo, se aleja a corretear suelto por lomas y barrancos.
Entonces la esposa del labriego –indoblegable cuando de hacer la tarea se trata– sube con su racimo de hijos a la piedra más grande que hay cerca de la parva.
Tiene que ser mujer la que lo requiera sino el viento no escucha.
Y con voz aguda, la más afilada y en punta que puedan hacer con sus gargantas siderales, lo llaman y convocan otra vez:
– ¡Viento! ¡Viento! ¡Vientoooooo!
El grito por lo punzante, urgente y familiar de las voces de la mujer y los niños alcanza al viento en cualquier pampa dando unos cuantos tumbos hacia lo lejos, tropezándose en algunos juncos, espinos y tacuaras.
 
4. Voces
inocentes
 
Se lo ve tambalearse y le gritan entonces con toda la fuerza del corazón, citándolo con sus voces cristalinas:
– ¡Vientooooooooo! ¡Vientoooooooo! ¡Apúrate! ¡No seas holgazán! ¡Ven! ¡Trabaja con nosotros! –Le gritan.
Y otra vez llega correteando tan cerca que los niños le han cogido de un borde de su poncho transparente, y lo tumban haciendo que dé vueltas.
Y, ¡cosa curiosa!, entonces vuelve al instante. ¡Yo lo he visto y lo he sentido! Empieza primero una brisa fresca y luego sopla ululante como un ventarrón con todo el aire de sus pulmones estelares.
Y, es más, a veces con tanto empuje –cuando se enoja– que quita el sombrero a la mujer y hace rodar a los niños por el suelo.
Pero las más de las veces son obedientes a esas voces inocentes de la madre y los hijos.
 
5. Al borde
de los océanos
 
Vuelve entonces a la parva a hacer volar la espiga que el padre, el esposo o el hermano campesino echa lo más alto que puede, hacia el cielo azulino cargado de nubes blancas
Haciendo que otra vez se vaya esparciendo en el redondel el grano núbil. Y allí empieza otra vez el quebrar de vainas, tallos y envolturas con el pisar de los caballos y burros que dan vueltas y vueltas.
Como si jugaran al tiovivo de los parques de diversiones. Y surge un vaho a manantiales desbocados y a tierra desflorada.
Así, el padre de familia va obteniendo el fruto bruno-amoroso del trigo, o el verde-fuente de la arveja.
O el amarillo–plata de la cebada, que luego alimentan la mesa aldeana y que luce también en la mesa de los señores de la comarca. Y de la gente que vive en las ciudades, sea en los valles de los andes o al borde de los océanos.
 
6. Dormido
entre los pétalos
 
¡Ah el viento de mi pueblo!
El viento que brama por las pampas, que baja y sube por las hondonadas y las cumbres.
Que es el mismo que se adelgaza, entreteje sus manos y su cabellera celeste entre los ramajes tiernos.
¡Y luego juega –oh, perdón–, ¡trabaja!, juguetón y solidario con hombres, mujeres y niños en las parvas!
Como pronto se desbarranca indomable y fiero por abismos, peñolerías y bajíos.
Es el mismo que se tiende, se place y se recuesta quedándose profundamente dormido entre los pétalos de las flores.
Es el mismo viento con que se reza y se clama porque se revierta y se sane alguna herida.
 
7. A lo alto
de un balcón
 
Viento trémulo de una confesión de amor mientras los enamorados se miran a los ojos que se estremecen con el viento en donde los ojos se posan.
Viento de los suspiros, de las quejas y los reproches.
Es el mismo viento del adiós del amado que anuncia su partida, y el mismo donde anuncia su regreso a la comarca y a la casa desde donde partiera.
Viento de las canciones con que una madre acuna al hijo tierno en sus mecidas y arrumacos.
Viento que emerge del corazón, se afina en las gargantas y se expande hacia lo alto de un balcón de antepecho en las serenatas.
Viento de agosto de las cementeras, de las trillas y las parvas de mi tierra.
 
 
*****
 
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
 
 
CONVOCATORIA
 
HOMENAJE
MUNDIAL
 
A LOS 50 AÑOS
DE SU INMOLACIÓN:
 
HÉROE DEL PUEBLO,
DIRIGENTE VISIONARIO,
BUEN CHUCO, DEVOTO DEL
APÓSTOL SANTIAGO, PAISANO
EJEMPLAR, Y HOMBRE HONESTO
 
LUIS FELIPE DE LA PUENTE UCEDA
 
2015: 22 DE OCTUBRE EN TRUJILLO
23-24 DE OCTUBRE EN SU TIERRA
NATAL, SANTIAGO DE CHUCO,
25 DE OCTUBRE EN JULCÁN
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2016
 
LIMA:
MARTES 24
 
TRUJILLO:
MIÉRCOLES 25
 
OTUZCO
JUEVES 26
 
HUAMACHUCO
JUEVES 26
 
SANTIAGO DE CHUCO:
VIERNES 27
SÁBADO 28
Y DOMINGO 29
 
TODO EN EL MES
DE MAYO, 2016
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.
                                        
 
 

 
 
 

 




--