miércoles, 2 de septiembre de 2015

Fwd: 2 de septiembre. Cómo construir el Perú. Régulo Villarreal Dolores: El poder comunal. / Convocatoria al Homenaje Mundial a Luis De la Puente Uceda en el 50 Aniversario de su Inmolación.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 2 de septiembre de 2015, 18:54
Asunto: 2 de septiembre. Cómo construir el Perú. Régulo Villarreal Dolores: El poder comunal. / Convocatoria al Homenaje Mundial a Luis De la Puente Uceda en el 50 Aniversario de su Inmolación.
Para:


 
 
 
 
 
 
 
    
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2015 AÑO
DE LA DEFENSA DE LA VIDA
Y DEL PLANETA TIERRA
 
SEPTIEMBRE, MES DE LA PRIMAVERA,
DE LOS DERECHOS CÍVICOS
DE LA MUJER, EL NIÑO Y LA FAMILIA
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
*****
 
2 DE SEPTIEMBRE
 
 
CÓMO
CONSTRUIR
EL PERÚ
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
EL
PODER
COMUNAL
 
RÉGULO VILLARREAL DOLORES
Comunero de la Comunidad
de San Juan de Pararín,
Recuay-Ancash-Perú
FRENTE DE DEFENSA DE
LOS INTERESES DE PARARIN
 
 
1. MACHU PICCHU
EXPRESION DE FUERZA COMUNAL
 
Al leer el bello y aleccionador relato del Dr. Danilo Sánchez Lihón acerca de "Cómo se construyó Machu Picchu", que se encuentra en internet, pensamiento que aflora de la mano de un "hombre con una filiación y una fe", como lo quería el Amauta José Carlos Mariátegui, peruano convencido del valor y peso de la cultura milenaria peruana, que hurga en el tiempo las savias nutricias que dieron sentido a la comunidad, con su extraordinaria fuerza creadora, con su remotos secretos de suspiros hechos de detalles, nos acerca a la verdad histórica de que Machu Picchu no fue obra ejecutada por los sacro santos "inversionistas extranjeros".
Lo que nos hace evidente que cuando la escritura es coherente con la vida y el escritor asume su rol de heraldo imbuido de ideales como de todas las iras santas, como de los silencios que se colman de sabiduría y los órdagos imbuidos de visiones hacia el porvenir, que exorcizan hasta a los mismos los fantasmas suicidas en las calles; cuando se hacen solidarios y hasta cómplices con los niños que miran de soslayo las golosinas destinadas para otros siendo para ellos, el pasado más lejano se torna en la esperanza más cercana y se logran obras como esta que comentamos. 
Como también con la misma actitud se alcanzan proezas comunales, de quienes trabajaron en turnos gloriosos cantando y bailando, como pago de tributo a sus ayllus y panacas que les brindaban las parcelas familiares llamadas topus, que son la vida y el germen de la cultura de consenso y participación para la paz social. La paz no como asunto policial sino de justicia y acción participativa entre dirigentes y dirigidos; dirigentes entendiendo y aceptando que sólo mandan por obedecer el mandato de las mayorías. Y, son dirigentes, mientras respeten y obedezcan la voluntad y confianza de las mayorías, de lo contrario dejan de ser dirigentes para pasar al bando de los delincuentes. 
Los artículos del Dr. Danilo Sánchez Lihón difundido a través de su ventana virtual apuntan más que al solaz consolador de la lectura a la reflexión de quiénes somos y de dónde venimos. así leyendo "Cómo se construyó Machu Picchu" se entiende la verdad de las comunidades, como realidad de piedras abrazando a otras piedras, y en donde la justicia es carne y espíritu de utilidad social, y no el antifaz chamuscado de legalidad de la hipocresía como garra oculta de usureros camuflados de autoridades.
 En mi niñez, presencié tres proezas comunales, cuatro en realidad con la apertura de la carretera Chaucayán-Pararín, que se hizo a pico, barreta y lampa en sus inicios, lecciones de grandeza inolvidable de mi Comunidad San Juan de Pararín-Recuay-Ancash.
 
2. TRANSPORTE DE MOTORES,
GENERADORES DE LUZ ELÉCTRICA
 
Es la primera proeza comunal a la cual quiero referirme. Se trató de transportar aquellos armatostes antiguos, inmensamente pesados, de hierros fundidos, cargados sobre los hombros de los comuneros, como si se tratase de una procesión de alguna deidad caprichosa, que exigía ese pago comunal como precio al progreso colectivo. Y la comunidad lo hizo, cumpliendo el sagrado Acuerdo Comunal, que había decidido que Pararín debía tener luz eléctrica igual que otros pueblos. Y mejor, que algunos.
Se acordó colectivamente ese reto y colectivamente se cumplió el acuerdo de transportar los motores desde el poblado de Chaucayán, en donde los había dejado un camión de carga para llevarlos en hombros hasta el pueblo de Pararín por caminos de herradura, para lo cual participamos todos los pararinos: los hombres cargando los motores, las mujeres preparando y llevando comida para el esposo, el padre o el hermano en faena comunal.
Los ancianos ayudando a cuidar a los nietos, los niños de las escuelas encabezados por nuestros maestros cumpliendo diversas faenas. Cuando supimos que la comitiva comunal ya había vencido la terrible cuesta Q'urq'u, fuimos a recibirlos a Llimkar, aproximadamente a tres kilómetros del distrito central, cantando y recitando poemas, para animar a los comuneros que hacían todo para todos. 
En las comunidades nadie se fija en el tiempo sino en los objetivos. Y el único y máximo objetivo de la comunidad es cumplir lo que los comuneros acuerdan, por consenso, en su Asamblea Comunal, máxima autoridad de la sociedad comunitaria.
La Comunidad de San Juan de Pararín por aquellos tiempos entendía así el progreso comunal: como resultado de la participación y el trabajo organizado de todos. Y no como "regalos" o "donaciones" que son corruptelas de corruptos que buscan amarrar al pueblo en la pasividad quitándoles la dignidad, para que en el futuro nadie diga nada de lo que puedan hacer contra la comunidad. Los corruptos con sus "regalos" corruptores, no buscan al "pueblo" sino al "público", o a cómplices que aplaudan sus canalladas anti comunitarias, ya sea por migajas o por un vaso de cerveza. Los regalos sin méritos menoscaban las conciencias y tienen su precio destructor.
 
3. REIVINDICACIÓN DE LAS TIERRAS DE LA COMUNIDAD,
MARGEN DERECHA DEL RÍO FORTALEZA, EN 1963
 
El Acuerdo Comunal, voz de la Asamblea General, había fijado la salida a la reivindicación de nuestras tierras para el día 25 de septiembre. La comunidad se preparaba. Las mujeres alistaban el fiambre y la ropa del compañero para el largo e insospechado viaje a la reconquistas de las tierras de la comunidad, en manos de múltiples usurpadores.
Pero tres días antes de la fecha fijada para la partida sucedió el terremoto de aquel septiembre del año 1963. Todos los postes del alumbrado público y los de telefonía se tumbaron por el frenético impacto del remezón. La mayoría de casas estaban derruidas, las calles bloqueadas por escombros; incluso el camino central que viene y va a la costa quedó partido por peligrosas grietas, añadiéndose a aquel ambiente de catástrofe el bloqueo de caminos con espinas de cactus, de esas carnosas y peligrosas puyas largas y filudas que los paisanos llaman "q'alta" o "wallanca", haciendo difícil el paso de las bestias de carga. 
Llegado el día 25 fijado por la Asamblea General como día de salida a la gesta de reivindicación, la Comunidad tras oscilar en silencio entre la necesidad de quedarse para refaccionar las casas o asumir la responsabilidad de encarar el futuro, y haciendo de tripas corazón optó por la responsabilidad que era forjar un futuro diferente y mejor para las generaciones sucesivas de pararinos; los de ahora, que tienen casas y plantaciones en los valles reivindicados.
Y cumpliendo el sagrado Acuerdo Comunal, Pararín partió a reivindicar sus tierras al amparo de su título ancestral que data del año de 1664. El día 25 de septiembre de 1963 la comunidad de San Juan de Pararín, abandonando su pueblo en "manos de Dios, de las mujeres, los ancianos y los niños", hizo una demostración de fuerza bíblica, de coraje y respeto a la comunidad, representada en su Asamblea Comunal, voz y conciencia de los comuneros.
Seguramente muy pocos pueblos, como el pararino, han escrito su historia con tanto coraje y amor. Por eso, el Frente de Defensa de los Intereses de Pararín por respeto a nuestros mayores que vivieron y murieron en esta comunidad grandiosa y de historia inigualable asume su defensa con pasión y mística, porque traicionar esa historia escrita con extraordinaria generosidad y valor sería lo último que pueden hacer seres humanos medianamente civilizados.
 
4. ENFRENTAMIENTO DE MI MADRE CON LA POLICÍA
EN EL VALLE DE HUAQUISH, PARA DEFINIR LA POSESIÓN
DE LA COMUNIDAD EN ESE VALLE RECIÉN OCUPADO
 
Se evitó así que los gendarmes cumpliendo órdenes del sub arrendatario que se creía dueño de Huaquish, se llevaran a los varones a la cárcel, entre ellos su hijo Fortunato, acusados de invadir "propiedad privada", siendo aquel sub arrendatario el usurpador de las tierras comunales.
El referido enfrentamiento desigual entre la policía armada y la comunidad imbuida de coraje, me hizo entender que las organizaciones en momentos de lucha por su supervivencia se transforman en fuerza incontenible y en una unidad indisoluble, tal como fue Fuente Ovejuna, en donde desaparece la figura del "líder", porque cada comunero se transforma en su propio dirigente, porque la causa de la comunidad es su propia causa. Donde los adalides son pasajeros mientras que la comunidad es eterna, y defenderla es responsabilidad de cada quien, como se defiende la vida.
Las comunidades participan en la forja de valores comunes, vitalizados por su atipanakuy o competencia de habilidades que no es rivalidad destructiva de individuos ni mezquindades por conseguir el éxito individual. Ninguna sociedad esclavista, occidental u oriental pudieron haber construido santuarios como Machu Picchu, Ollantaytambo, Sacsaywaman y tantos otros, sino la participación de comunidades organizadas y animadas por su sagrado atipanakuy es demostración de orgullo comunitario, con comida suficiente y música y poesía como elixir del espíritu para espiritualizar la naturaleza.
 
5. TIENE EL NIVEL DE LA EPOPEYA
Y LA GRANDIOSIDAD DEL MITO Y LA LEYENDA ANDINA
 
La reconstrucción poética de cómo se edificó Machu Picchu que hace Danilo Sánchez Lihón, tiene el nivel de la epopeya y la grandiosidad del mito y la leyenda andina, hecho glorioso lamentablemente empuercado por el oficialismo que reconoce el supuesto "descubrimiento del santuario, por un aventurero norte americano", cuando esta edificación que es el corazón de los peruanos era ocupada, conocida, estudiada y valorada desde siglos por la gente del lugar.
Según aquellos que se sienten más judio-cristianos que ser peruanos a lo cual están obligados por haber nacido en el Perú y que se alinean en esa mentalidad de endiosamiento al extranjero, el norteamericano no sólo "descubrió el santuario", sino que casi lo "creó de la "nada", acto que según ellos debemos aplaudir.
Como debemos aplaudir que los niños cuzqueños no tengan niñez y en lugar de asistir a las escuelas deben pedir "one dólar" de limosna para ayudar a sus padres pobres, cuzqueños. O no es raro escuchar las sandeces de los "guías turísticos" vinculando la construcción de Machu Picchu con la presencia de seres extra terrestres que tienen la imagen de marcianos verdosos.
En todo caso, todo menos creer que esa arquitectura lítica como desafío a la eternidad es obra de "indios peruanos" de aquellos antepasados de los niños cuzqueños obligados a mendigar "one dólar" para sobrevivir en donde florecen empresas turísticas que amasan millones de dólares con la memoria de los peruanos, sobre todo por la visita a Machu Picchu.
Muchos "peruanos" creen que debemos agradecer también al único restaurante que se ha instalado en la puerta del santuario, de propiedad de ingleses, que cobra en dólares hasta los granos de sal adquiridos gratuitamente en el Cuzco, y que todo el dinero que ingresa por turismo lo exportan al extranjero, dejando a los peruanos sólo la humillación de ver a niños mendigando como pago por tener Machu Picchu en nuestro país.
Lo mismo, nos endilgan que los peruanos debemos sentirnos "orgullosos" del único tren que une la ciudad de Cuzco con Aguas Calientes al pie del complejo arqueológico de Machu Picchu, de propiedad de arrogantes empresarios chilenos que tratan con desprecio a los peruanos que los sirven de cholitos, mientras ellos, hacen sus relaciones sociales en el Perú con sus "iguales" europeos y norte americanos.
 
6. EDIFICADO COMO PARTICIPACIÓN
Y FAENA COMUNAL
 
El bello artículo del Dr. Danilo Sánchez Lihón me ha traído a la memoria las anécdotas que he referido de mi comunidad, que tan igual que Machu Picchu hubo de construirse como actos de participación, como parte de la faena comunal y no como imposición de sátrapas a pueblos esclavizados, a modo de egipcios, griegos y romanos; como han sugerido muchos intelectuales occidentales, incluso peruanos occidentalizados, para restar importancia al trabajo creador de los peruanos que siempre se han expresado a través de sus comunidades. 
El mensaje que busca comunicar el escritor Danilo Sánchez Lihón es como la mañana con sus vahos y aromas frescos, con senos aún pegadas a los cabestros de las últimas estrellas, para encender el faro de la dignidad nacional, abriendo labios a las flores de kantutas y orquídeas que los colibríes cierran en penetración de polen como cruce de caminos señalados por los vuelos y las músicas que cuentan leyendas de lunas ocultas en el río Urubamba, como ojos de ayllus, bellas almendras que arman misterios en coqueterías perceptibles a primer golpe de vista.
Los comuneros estamos seguros de que Machu Picchu, fue edificado tal y como lo expresa y recrea en su obra Danilo Sánchez Lihón, como participación o faena comunal, y no como imposición de sátrapas para grabar sus egos con la fuerza de otros. La comunidad es una fuerza razonable, se organiza para el trabajo y la alegría, pero nunca para despojar a otros pueblos como han hecho occidente y oriente en su devenir histórico.
 
7. MACCHAU PICCHU
COMO EXPRESIÓN DE PODER COMUNAL
 
Ojalá que le lloviera al Perú más café como es Danilo Sánchez Lihón, de peruanos que ayuden a amar el legado de todas las sangres para la forja de una nación peruana grande en justicia, libertad y democracia, vigorizada por el peso milenario de su cultura.
Donde Machu Picchu es una biblioteca de piedras, cuyo mensaje moral y ético está ahí, para quienes sepan leer significados y entiendan que la organización es el misterio del poder y el poder misterio de la organización.
Si las comunidades han pasado a Incas e invasores españoles, es por ese misterio de su poder que radica en el infinito orgullo y respeto a sus mayores, donde Machu Picchu está inmerso en el corazón de las comunidades andinas y amazónicas.
Y defenderlas es la máxima demostración de la sabiduría de los pueblos que entienden el trabajo como creación y no como castigo para armar a verdugos y mantener a canallas que no quieren pueblo sino público embobado.
Y ello para aplaudir sus payasadas usureras con efímeros: pan y circo financiado por las empresas transnacionales. Veamos Machu Picchu como lección de unidad de la diversidad y diversidad en la unidad. Máxima demostración de Democracia Participativa y de consenso que el Perú necesita y no sólo como espectáculo turístico con prismáticos extranjeros.
Porque Macchau Picchu es piedra abrazando a piedras y en la base la comunidad con su atipanakuy.
Porque Macchau Picchu es piedra abrazando a piedras y en el cimiento el ayllu, la panaca, los abuelos danzando con sangre y fuego como orgullo familiar para la trascendencia.
Macchau Picchu, fuerza de la unidad de la diversidad y diversidad en la unidad, para la democracia participativa y de justicia social y para la paz con pan. ¡Viva Macchau Picchu como expresión de poder comunal!
 
*****
 
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
HOMENAJE
MUNDIAL
 
A LOS 50 AÑOS
DE SU INMOLACIÓN:
 
HÉROE DEL PUEBLO,
DIRIGENTE VISIONARIO,
BUEN CHUCO, DEVOTO DEL
APÓSTOL SANTIAGO, PAISANO
EJEMPLAR, Y HOMBRE HONESTO
 
LUIS FELIPE DE LA PUENTE UCEDA
 
2015: 22 DE OCTUBRE EN TRUJILLO
23-24 DE OCTUBRE EN SU TIERRA
NATAL, SANTIAGO DE CHUCO,
25 DE OCTUBRE EN JULCÁN
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2016
 
LIMA:
MARTES 24
 
TRUJILLO:
MIÉRCOLES 25
 
OTUZCO
JUEVES 26
 
HUAMACHUCO
JUEVES 26
 
SANTIAGO DE CHUCO:
VIERNES 27
SÁBADO 28
Y DOMINGO 29
 
TODO EN EL MES
DE MAYO, 2016
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.
                      
 

 
 
 

 




--