lunes, 7 de septiembre de 2015

Fwd: 7 de septiembre. Día de los Derechos Cívicos de la Mujer Peruana. Mujer y madre tierra. Semilla y flor imperecederas. / Guillermo Ravelo Jara: Recuerdos de Luis Felipe de la Puente: amante de su terruño y visionario social.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 7 de septiembre de 2015, 9:59
Asunto: 7 de septiembre. Día de los Derechos Cívicos de la Mujer Peruana. Mujer y madre tierra. Semilla y flor imperecederas. / Guillermo Ravelo Jara: Recuerdos de Luis Felipe de la Puente: amante de su terruño y visionario social.
Para:


 
 
 
 
 
 
 
  
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2015 AÑO
DE LA DEFENSA DE LA VIDA
Y DEL PLANETA TIERRA
 
SEPTIEMBRE, MES DE LA PRIMAVERA,
DE LOS DERECHOS CÍVICOS
DE LA MUJER, EL NIÑO Y LA FAMILIA
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
*****
 
PRÓXIMA ACTIVIDAD
 
22 DE SEPTIEMBRE
 
100 AÑOS
DE LA SUSTENTACIÓN
DE LA TESIS
DE CÉSAR VALLEJO
 
PANEL:
 
JORGE KISHIMOTO
FRANCISCO TÁVARA
DANILO SÁNCHEZ LIHÓN
 
ACTUACIÓN
ARTÍSTICA
 
FREDERIK SOTOMAYOR
 
(* Local y hora
por confirmar)
 
*****
 
HOMENAJE MUNDIAL
A LUIS DE LA PUENTE EN EL 50
ANIVERSARIO DE SU INMOLACIÓN
 
RECUERDOS DE LUIS FELIPE DE LA PUENTE:
 AMANTE DE SU TERRUÑO Y VISIONARIO SOCIAL
Arduas lides en que nos empeñábamos siendo estudiantes de Santiago de Chuco que estudiábamos la educación Secundaria en Trujillo pero que regresábamos en vacaciones de enero a marzo y en las de medio año en julio y agosto. Vienen a mi memoria unas 0limpiadas que organizamos con la participación de otras instituciones de la ciudad, donde el pueblo santiaguino pudo complacerse viendo fútbol, básquetbol, vóleibol, salto alto y largo, carrera de postas, campeonato de billar, ajedrez y damas, entre otros cotejos que se dieron sin faltar una antorcha olímpica ni reina de belleza que adornaron este magnífico evento, todo organizado por la Federación de Estudiantes Santiaguinos, FES.
Gestionamos y obsequiamos unas bancas para la Plaza de Armas de nuestra querida ciudad, así como árboles ornamentales para la Avenida "Calderón". Eran trascendentales nuestros "cilulos" de carnaval y los ya famosos bailes de disfraces con premios y mucha emoción, así como la infaltable Kermesse de la FES al término de la "Feria Patronal". Nuestra fe al Apóstol Santiago El Mayor, fue inquebrantable, tanto así que siempre con las directivas de Luis Felipe de la Puente decidimos ser Mayordomos de la Gran Fiesta Anual del Patrón. La cordura del párroco y los buenos consejos de padres y amigos no nos permitieron realizar esta difícil misión. En compensación realizamos mucha actividad social y deportiva, y colaboramos en todos los actos tradicionales orientados a mantener la fe en nuestro Apóstol.
También fui partícipe con el "gringo" de hermosas y raras costumbres de nuestra tierra. Me refiero a las "Serenatas" y la tradición del "penitente", respectivamente. Dos anécdotas lo corroboran. Una noche salimos a "dar serenata" en la forma y costumbre establecidas, es decir previo "ensayo" y "calentamiento". Parece ser que este calentamiento fue excesivo para Luis Felipe pues se le dio por entonar una fracción de ópera clásica que le gustaba mucho. Como yo lo acompañaba con la guitarra me negué a seguirlo por no haber ensayado dicho fragmento. Sin embargo mi sorpresa fue saber que Lucho, previendo esta situación, había encontrado un nuevo acompañante a quien recuerdo como "Fidencio", y así pudo darse el gusto de cantar a su amada su famosa "Oh Mari".
Y respecto al penitente tratando de emular a los "Machos" de Santiago de Chuco decidimos sacar un penitente el Viernes Santo que es un día muy solemne en Santiago de Chuco. Conseguimos un fiel y lo preparamos al estilo del famoso penitente "El torito de Cachulla". Lo singular es que después de su primera intervención y al pasar por el local de la policía gritó consignas revolucionarias que era muy grave en esa época, con lo que comprobamos que Luis Felipe no perdía tiempo y ya lo había adoctrinado en la causa de la revolución y hasta el mismo penitente ya era un militante del cambio social.
GUILLERMO RAVELO JARA
 
*****
 
7 DE SEPTIEMBRE
DÍA DE LOS DERECHOS
CIVILES DE LA MUJER PERUANA
 
 
MUJER
Y MADRE
TIERRA
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
SEMILLA
Y FLOR
IMPERECEDERAS
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
1. Atuendo
de bayeta
 
– ¡Suéltenlo! ¡Suéltenlo policías!
– ¡Oye! ¡A ti, qué te pasa!
– ¡Adentro!
– ¡Métanlo adentro!
– ¡Ya, coge tú del otro brazo!
– ¡Ya, ya lo tenemos! ¡Al calabozo! –Gritan los custodios.
– ¿Por qué? Díganme, ¿Él qué ha hecho policías perniciosos?
– ¡Devuélvanme mis llaves, malnacidos! ¡Por qué me han quitado mis llaves!
¿Qué ocurre? Es un muchacho esmirriado, con atuendo de bayeta, ágil e impetuoso, quien se enfrenta junto a su mujer a los gendarmes que lo tratan de apresar.
– ¡Explíqueme guardias, por qué lo van a detener a mi marido! ¿Qué ha hecho?
 
2. Por ser
tan altos
 
De cabello ensortijado y abundante, el rostro encendido, él es apenas un adolescente quien forcejea con cuatro policías que no pueden doblegarlo.
Tiene a su lado a su esposa, una chiquilla de mejillas sonrojadas, con un bebé que carga en la espalda. Y que está cogida a él con brazos y piernas evitando que lo arresten.
– ¡Tendrán que llevarme presa a mí también! –Exclama.
Desde la puerta del convento, en donde ocurren estos hechos, se ven los andamios de carrizos de los castillos de fuegos artificiales, que se quemarán esta noche.
Pero también se divisan las estructuras renegridas de otros, que ya se quemaron esta madrugada por el Día del Alba del Apóstol, en la festividad del mes de julio del Patrón Santiago.
Por ser tan altos sobresalen sobre los techos rojos de la iglesia y el Palacio Municipal de Santiago de Chuco, casi a la altura de la bandera jubilar que ha izado la mayordomía.
 
3. Ya
lo alzan
 
Las calles están congestionadas de gente que visten de atuendos multicolores. Y lucen aires de fiesta.
Pero se siguen escuchando los gritos del tumulto del muchacho jalonado por los cuatro policías.
Y es que aquí, al frente de donde estamos, queda la comisaría a unos pasos de la Plaza de Armas.
Dos de los gendarmes lo empujan de atrás y otros dos lo jalan de adelante. Y no pueden llevarlo por la resistencia que pone la moza en impedirlo.
Quieren arrastrarlo hacia la puerta y la mujercita, cogida a él lo retiene con todas sus fuerzas.
Pero ya lo alzan en vilo. Allí mismo él apoya los pies en ambas jambas de la puerta de ingreso.
– ¡Al calabozo! ¡Al calabozo! –Gritan los uniformados.
 
4. Indómito
y agitado
 
– ¡Suéltenlo! ¡Oigan! ¡Suelten a mi marido! –Sigue gritando la chica.
También es apenas una adolescente de pollera escarlata, con una criatura que llora asustada en su espalda, pero quien arremete con toda furia.
Detiene a los policías y prendiéndose del muchacho lo jala para ayudarlo a zafarse de los custodios que ven arrancados sus uniformes verdes.
Por fin logran otra vez acercarlo al pórtico, lo reducen y logran introducirlo, desapareciendo por el callejón del puesto policial.
Ella queda afuera, atajada por otros guardias.
Pero la mujer se suelta, empuja y entra. Y logra, no sé cómo, sacarlo hacia fuera al jovenzuelo, quien se defiende que lo apresen con puños y patadas.
– ¡Suelten a mi marido! ¡Oigan! ¡Por qué van a detenerlo! ¿Qué les ha hecho? ¡Abusivos! ¿Qué falta ha cometido?
 
5. Y
otra vez
 
Pollera roja, blusa verde con bordes blancos y amarillos. Encarnado el rostro por la emoción y la cólera.
Sus pantorrillas lisas y límpidas evocan los arroyos cristalinos de los campos. Sus zapatos son llanos y pobres.
Revolotean por el aire sus dos trenzas negras, donde lucen bien sujetas unas peinetas estampadas de flores silvestres.
Otra vez los cuatro policías lo arrastran al muchacho, pero ella como una fiera, alzando los brazos se prende de él.
Y otra vez lo rescata, jalándolo calle abajo, tropezándose en las piedras.
Los policías se quedan anonadados.
– ¡Desgraciados, devuélvanme mis llaves! –Vocifera el mozo.
– ¡Ya cállate! ¡Déjalas! ¡Vámonos! –Le grita ella.
 
6. ¡Y
así!
 
Y pocas son las fuerzas de la chica para sostener el ímpetu del joven.
Este quiere soltarse y arremeter otra vez contra los guardias que se han quedado observando, sin atreverse a actuar.
– ¡Policías zainos, afuerinos! ¡Alliguangas!
Uno de los policías, el más corpulento, se adelanta amenazante, con la vara en alto:
– ¡Vamos! ¡Vamos todos a cogerlo! –Dice. Y anima a sus compañeros a seguirlo.
– ¡Devuélvanme mis llaves cachacos desgraciados!
– ¡Ya cállate! –Y ella hecha un revoltijo le tuerce la cabeza para que no mire hacia atrás, y así alejarse.
– ¡No me voy a callar los abusos! ¡Espurios! ¡Felones! ¡Bastardos!
 
7. Su anda
de oro
 
Y allí corren otra vez los policías enfurecidos, decididos a castigar al insolente.
– ¡Ya ándate! ¡Llévalo! –Grita una mujer con una fuente de vasos de gelatina en las manos.
Y otras se interponen también para defender a que no apresen al muchacho.
– ¡Ayuden a la chiquilla a llevarlo a su casa!
Grita una más, que también ya se ha involucrado.
Y ahora hay una muralla de mujeres que defienden al mozalbete.
La mujercita como sea jalonea a su esposo. Y lo sigue remolcando calle abajo.
Las bombardas en el cielo anuncian que ya está saliendo a la plaza la procesión del Patrón Santiago en su anda de oro.
 
8. Ya
quisiera
 
– ¿Cómo se llamará esta muchachita? –Escucho que dice el policía maravillado, sorprendido como si hubiera visto un prodigio.
– ¡Chucomama! –le digo.
– ¿Así se llama? –Me mira curioso e incrédulo.
– ¡Chucomama! Chuco por tierra. Y mama por madre.
– ¿Así se llama?
– ¡Claro!
– ¿Usted la conoce?
– ¡Por supuesto! ¡Todas las mujeres aquí se llaman Chucomama! ¿No ha visto cómo las otras les han atajado a ustedes?
– Y, ¿qué fuerza que tienen, no? –Dice otro.
– ¡Qué manera de pelear por su marido de esta mocosa! ¡Ya quisiera que alguna vez mi mujer me hubiera defendido de ese modo! ¡Jamás! Más bien me mandaba preso.
 
9. De
aquí
 
– ¡Es increíble! –Dice otro.
– ¡Nunca he visto! –Agrega el tercero.
– Yo, señor, me estoy divorciando, pero si alguna vez mi esposa me hubiera defendido como esta chiquilla ha defendido a su pareja, suficiente para yo dar la vida por la madre de mis hijos.
– ¡Es que Chucomama es madre tierra!
– Otras mujeres todo nos reprochan, por cualquier cosa. ¡Seguro que algo has hecho!, nos dicen. ¡Y se van!
– Es que a las Chucomamas las inspira la tierra.
– Y, ¿qué idioma es ese que hablan?
– Castellano antiguo, y culle, que es la lengua antigua de esta región en la cual chuco significa tierra.
– Pero he escuchado que chuco significa sombrero.
– En quechua, pero en la lengua originaria de aquí su acepción es: tierra.
 
10. Es
de ella
 
– ¿Y Chucomama, quién fue?
– Una divinidad que les enseñó a ser guerreras. ¿Ha visto cómo ya todas habían formado un cerco? Eso viene desde tiempos muy antiguos.
– ¿Y qué significa zaino, señor?
– Falso.
– Y dígame, qué es: alliguanga
– Es un ave que come carroña.
– Y, ¡qué manera de hablar tiene aquí la gente! ¿No?
– ¡Por algo aquí nacieron César Vallejo y muchos otros grandes poetas!
– ¡Y lo extraño es que son gente del campo!
– Precisamente, es por eso. ¡Es la madre tierra! ¡Es de ella que deviene toda virtud, sabiduría y coraje!
 
 
*****
 
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
HOMENAJE
MUNDIAL
 
A LOS 50 AÑOS
DE SU INMOLACIÓN:
 
HÉROE DEL PUEBLO,
DIRIGENTE VISIONARIO,
BUEN CHUCO, DEVOTO DEL
APÓSTOL SANTIAGO, PAISANO
EJEMPLAR, Y HOMBRE HONESTO
 
LUIS FELIPE DE LA PUENTE UCEDA
 
2015: 22 DE OCTUBRE EN TRUJILLO
23-24 DE OCTUBRE EN SU TIERRA
NATAL, SANTIAGO DE CHUCO,
25 DE OCTUBRE EN JULCÁN
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2016
 
LIMA:
MARTES 24
 
TRUJILLO:
MIÉRCOLES 25
 
OTUZCO
JUEVES 26
 
HUAMACHUCO
JUEVES 26
 
SANTIAGO DE CHUCO:
VIERNES 27
SÁBADO 28
Y DOMINGO 29
 
TODO EN EL MES
DE MAYO, 2016
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.
                           
 

 
 
 

 




--